domingo, 14 de febrero de 2016

Cuatro horas de amor (nada que ver con San Valentín)

Dos programas de La otra.-radio del invierno de 2007, que se pueden escuchar clickeando acá y acá



En julio de 2007, ¡invierno pleno! (no tenía que ver con ningún San Valentín) le dedicamos dos programas consecutivos al tema del amor, amor romántico, canciones de amor, películas de amor, poemas, celos, posesión, amor y odio... Un par de programas con un staff muy poblado: estaban Willy, Maxi, Erica Vainscheinker, Julieta Manterola, Alejandro Ricagno y el editor de este blog. Productoras: Celia Coido y Natalia Rizzo.

En el programa del 2 de julio entrevistamos a Gabo Ferro, quien siempre ha tenido una perspectiva aguda sobre las canciones de amor, como lo evidencia esta:

¿Están dopados los enamorados?
Están dopados o algo así ha de ser.

Se deforman perfectos, se mueven violento,
se suspiran por turnos, pierden el parpadeo.

¿Están dopados los enamorados?
Están dopados, algo así ha de ser.

Pierden la perspicacia, se les va el ingenio,
se sospechan, confían que ahora todo será bueno.

¿Están dopados los enamorados?
Están dopados, o algo así ha de ser.

No piensan, no razonan, no analizan;
se proyectan, se estudian, se visten y se desvisten.

¿Están dopados los enamorados?
Están dopados, o algo así ha de ser.

Alteran su conciencia de vacíos a llenos,
de complejos a simples, de mortales a eternos.

¿Están dopados los enamorados?
Están dopados, o algo así ha de ser.

En la entrevista, Gabo nos decía:

"Digamos que yo soy un usuario de la cosa y, respecto del tema del amor, estoy tratando de ser un poco más técnico para ver si lo termino de entender. Pero no, no, no, debe ser otro el camino, porque no. El amor te pone en un estado que sin duda no es el estado ordinario de todos nosotros. Y uno piensa que lo más cercano a ese estado extraordinario es estar un poco drogado, ¿no? Porque uno está casi siempre con una sonrisa ante casi cualquier cosa. Frente a cosas que antes te hacían llorar, te reís, o llorás pero siempre de alegría... Estoy grabando otro disco que tiene que ver con este tema. Y hoy pensaba que en el campo de la música, muchísimo más dentro del pop que del rock, el amor debe ser una de las figuras más utilizadas para nombrar temas y para nombrar discos. Para escaparle a eso, al ponerle título al disco, tiene que ser algo que no recurra a los lugares clásicos. Y muchos de los títulos que se me ocurren muy probablemente ya existan, hasta en discos de los Parchís".

- ¿Vos sos de esos que piensan que hay algún riesgo cuando el amor se institucionaliza y se encuadra en una pareja establecida? -pregunto.

- Yo pienso que el amor va más allá de eso -dice Gabo. Ahí entra más la cuestión del compromiso y de la honestidad, algo que es un desprendimiento del amor y entra en juego. No sé si la formación de una pareja. El amor y la verdad, esos serían los dos temas. Si en una relación de pareja el amor corre por un lado y la verdad por otro, habría que firmar dos contratos ahí, un contrato por el amor y un contrato por la verdad. Lo que pasa es que, claro, el de la verdad es tan difícil de firmar... Entonces firmamos el del amor: "yo te querré toda la vida hasta que la muerte nos separe, etc., etc.".

- Ahora se me vino a la cabeza una canción por la cual yo te conocí, "El amigo de mi padre", que no recuerdo si nombra la palabra "amor", pero plantea un interesante conflicto entre la verdad y un amor que no osa decir su nombre.

- Claro. Ahí es la verdad. La verdad dicha, la no dicha, y las relaciones que "por amor" tienen que seguir adelante. Y creo por eso, ahora pensandoló, que la verdad es más importante que el amor.

- ¡A la flauta! Mirá a las conclusiones que estamos llegando a esta altura del programa...

- ¡Es muy tarde -ríe Gabo-, eso es lo que pasa!


Para introducirnos en los recovecos del tema, comentamos algunas memorables películas atravesadas por la cuestión: Vertigo, Los puentes de Madison, Con ánimo de amar (con esa musiquita que acompaña desde siempre a nuestro programa...).



Las canciones de esos programas: Depeche Mode, The Cure, Coldplay, Pulp, Rebekah De Río, Jacques Brel, Billie Hollyday, Nat Kikg Cole, Caetano Veloso, Pablo Dacal, Albert Pla.

Ricagno leyó un texto poético encontrado entre sus papeles muy viejos, que empezaba diciendo:

Gastos de la semana del 14 de febrero

a continuación una lista de precios, 
mejor dicho, de objetos con sus precios
14 de febrero de 1988
y se da cuenta, casi tres meses desde entonces
esa lista fue hecha para el control de gastos de aquel fin de semana que pasamos juntos
y luego tres meses sin verte...


[Nota del editor: la escansión la hago ahora que transcribo, no sé si es reflejo fiel de aquel viejo texto de Ricagno].

[Y curiosamente, 2007, nada que ver con el amor, le dedicamos un tramo digresivo del programa a Macri y Durán Barba. Tiempos dichosos aquellos, nos preocupaba que Macri, basura, gobernara tan solo la ciudad de Buenos Aires.]

Primer programa, 2 de julio de 2007: acá.
Segundo programa, 9 de julio de 2007, acá.

1 comentario:

julieta eme dijo...

ja qué loco... 2007... estuvo bueno...