Foto: Nadia Albarracin


domingo, 21 de febrero de 2016

Nunca estuve aquí, lo siento por mí (algunas de las canciones más lindas del mundo)

La otra.-radio - Especial Spinetta - 19/11/2007, para escuchar clickeando acá


Nunca estuve aquí, querida
nunca estuve aquí ni nunca estaré
no me canso no, querida
nunca tuve sueño, nunca estaré
ah, qué duende no es tu puerta
nunca estuve aquí, lo siento por mí
halo de la hierba verde
dale que tu canto pasa por mí
por mí, por mí, oh, yeah!

Cuiden de la nube viento
la querida sol querida saldrá
nunca me abandones, nena
sola sin el sol ceguera tendrás
cuiden a su perro blanco
trepa por su cama en la oscuridad
nunca estuve allí querida
trepo por los sueños que están de más
de más, de más, oh, yeah!

Antes del tiempo era todo azul
leve de suspensión
al no haber gente no había bien ni mal
no existía esperar
antes del fruto la noticia corrió
luego del día el dragón vomitó
el fuego el fuego.

Era año día mes minuto.
Era año día mes minuto.

Antes del cuerpo un narcótico
explotó con los dioses
y con los hombres el demonio entró
escapando de dios
presa del miedo el reloj se apuró
hojas del árbol cayendo en suspensión.

Es una de las mejores canciones de todos los tiempos y forma parte de éste, el segundo programa de La otra.-radio que dedicamos a Luis Alberto Spinetta. Lo hicimos el 19 de noviembre de 2007. El primero había sido en 2006 y habíamos llegado a abarcar su discografía hasta Artaud. En este que subo hoy partimos desde Invisible. Estábamos Maxi Diomedi, José Miccio, Erica Vainscheinker (a quien Spinetta ¡¡¡no le gusta!!!)  y migo. La tesis que sostuvimos (no demasiado original) es que el sonido que el Flaco logró con sus diversas formaciones (sobre todo las de sus primeros años) no se parece a todavía nada en el mundo. "Suspesión" es un ejemplo difícil de refutar.

En el program,a dice Miccio: "Spinetta forma parte de mi biografía. Uno llega a cierta edad y se empieza a escribir un poco su historia. Y cuando alguien me pregunta por qué estudié literatura o porqué me gusta el cine, yo siempre digo que porque escuché música rock. El momento en que cambié por revistas de rock mis viejas historietas me parece que es señero del cambio drástico de lo que fue mi vida. Yo en ese sentido soy un clásico, un lugar común detrás de otro, y fueron García y Spinetta los dos que tuve primero. En realidad era un poco freaky en el colegio porque, mientras todos tenían con cierta razón fotos de los Fabulosos Cadillacs en sus carpetas, yo tenía una foto de Almendra".

Esto que dice José le ha pasado a miles de personas en Argentina, te lo puedo asegurar.  Spinetta, algo más que un autor de canciones, es alguien que marcó la vida de muchos de nosotros y nos hizo hacer cosas que quizás sin él no se nos hubieran ocurrido.

Esta noche de luna grande hay muchas radios en el aire. La otra hoy no (volvemos la medianoche del domingo 6 de marzo en Radio Gráfica FM 89,3). Pero es muy difícil, si no imposible, que esta noche algún programa de radio del universo pase canciones tan hermosas como estas:

"Qué hermosa estás", "Suspensión", "Durazno Sangrando" (versión unplugged), "Que ves el cielo" (con Charly, versión sublime) y Spinetta cantando "Cuando ya me empiece a quedar solo" (ambas en vivo en Obras en 1980), "Canción para los días de la vida", "Alma de diamante", "La herida de París", "Parvas", "Basta de pensar", "Tu amor es una vieja medalla", "Resumen porteño", "Será que tu canción llegó hasta el sol", "Todos estos años de gente" (vivo en Obras 1986), y "Grisel" (del La la la, por Spinetta y Páez).

Se pueden escuchar clickeando acá.

1 comentario:

Daniel dijo...

Cuando aparece ese álbum me vi realmente impresionado.
El Flaco había extendido una pátina de prolijidad altamente significativa para lo que era entonces el rock nacional.
Machi y Pomo provenían de Pappo's Blues y el cambio fue increíble.
Detrás del rock and roll había dos músicos virtuosísimos. El caso de Pomo es para tener más que en cuenta. No se si el rock nacional produjo un batero tan sofisticado y talentoso como él.
La tapa de Escher! Los temas eran herméticos pero tan bien logrados que configuraron una gratísima sorpresa. Y luego del intenso "Diluvio" con su clima cálido extendido, cortaba Suspensión, con la fuerza del mejor rock progresivo de época.
Y en el lado B, la enorme "Azafata" con el suplicante "Irregular" como cierre.
Si algo ha caracterizado al querido Flaco es que nunca dejó de sorprendernos. Y la salida de este álbum puede visualizarse como un cambio más que singular. Pescado fue muy creativo pero desprolijo y el contraste con la puntillosidad de Invisble resultó muy impresionante. Tres tipos que además sonaban como una verdadera orquesta.