Repudio popular a macri en su visita a Puerto Madryn

martes, 26 de junio de 2018

TELAM: Disculpen si no estamos festejando, nos están despidiendo


TÉLAM: PARO Y OCUPACIÓN POR DESPIDOS MASIVOS

Las trabajadoras y los trabajadores de Télam, la agencia pública de noticias y publicidad, se encuentran de paro total de actividades y con la ocupación y permanencia pacífica de sus dos sedes en Buenos Aires. El ministro Hernán Lombardi anunció por los medios de comunicación 354 despidos por “re-estructuración empresaria”.

Los trabajadores de la agencia, convocados por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) y el Sindicato de Trabajadores de Prensa (Sitrapren), celebraron una Asamblea General en la puerta del histórico edificio de Bolívar 531 apenas conocidos los primeros despidos. Se recordaron las exitosas experiencias que revirtieron los cierres de 1996 y 2000 (cuando la agencia también era presidida por Rodolfo Pousá, el actual presidente) y se exhortó a pelear por defender la existencia de Télam y los medios públicos.

Con un extraordinario nivel de cinismo y perversión, Lombardi anunció los despidos masivos como una buena noticia, con un llamado a construir una “nueva Télam” luego de promover una suerte de limpieza ideológica de aquellos trabajadores que -dijo- ingresaron en el gobierno anterior. Un discurso insostenible y falso. Los despidos consumados hoy responden a trabajadores de todos los sectores, de toda antigüedad, de todas las pertenencias políticas. Lo que hay es un desguace: un proyecto para desmantelar a los medios bajo gestión estatal y entregar el sistema de medios en favor del capital concentrado de la industria.

Las trabajadoras y los trabajadores de Télam convocaron a una nueva Asamblea General para mañana miércoles 27 a las 12 en la puerta del edificio de Belgrano 347.




 Rodolfo Pousá, vaciador de TELAM


Todos somos despedidos

por Rodolfo Luna, periodista de TELAM

Cada despido es una historia, un amigo, un compañero, un hermano de trabajo. Compañeras con hijos pequeños, único sostén de familia. Un compañero operado hace tres meses del corazón, con marcapasos. Un compañero con cáncer. Llantos, abrazos, bronca, desesperación. Nos arrojan al abismo. Nos cagan la vida y la de nuestras familias.

En mi sección no paran de llegar telegramas. Pepe, compañerazo, laburante de primera. Vicky, amiga, hermosa, talentosísima diseñadora, madre de dos niños. Fernando, 23 años de Télam, compañero de sonrisas. Marcelo, mi jefe, un tipo íntegro, viudo con dos hijas, 24 años de Télam. A los seis restantes, nos llega la carta documento en cualquier momento. Hoy dije en la asamblea que todos estamos despedidos, a los que les llegó el telegrama hoy y a los que nos va a llegar mañana, la semana que viene, el otro mes.

Dos veces impedimos el cierre de la agencia. Lo vamos a hacer de nuevo. ¡Viva la lucha de los trabajadores de Télam!

No hay comentarios: