Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

jueves, 8 de noviembre de 2012

En Argentina está emergiendo un pinochetismo que aún no encontró su Pinochet

Hace unos años conocí a unos chilenos simpáticos, cultos, que justificaban el golpe a Allende. Me dicen que el 50% de los chilenos es así.

Eran pinochetistas semi-encubiertos. No hablaban bien de Pinocho pero justificaban haber volteado a Allende. Me llamó muchísimo la atención.

Me preguntaba cómo era posible que en el siglo xxi hubiera pro-golpistas, macartistas, pequeño-burgueses clasistas identificados con el gran burgués. Me parecían un anacronismo.

Los veía como ciudadanos civilizados, pero capaces de bancar golpes de estado y persecusión política.

Ahora veo que la derecha argentina se está chilenizando.

Su problema es que no están dadas las condiciones para un Pinochet, aunque sí existe su base social.

Tienen la base social para el pinochetismo pero quieren aparentar modernidad.

Tienen su diario El Mercurio pero no tienen cuarteles que golpear.

Es un fenómeno social al que habrá que prestarle atención.

6 comentarios:

Marmaduke/Eddie/Matt dijo...

Es un comentario inquietante pero, lamentablemente, muy lógico.
Eddie

Ladislao dijo...

Interesante. Me hizo acordar de una vieja estadía que tuve en La Serena, Chile. Los jovatos justificaban el golpe hasta por la "falta de alimentos" y seguían justificándolo cuando sus propios hijos les recordaban que esa falta fue provocada justamente por los golpistas y pavotes desorientados que les hicieron de claque.

Hoy resultan analógicos contra lo digital. Como si de pronto, un tipo sacara de un bolsillito su reloj con cadenita y tapa para ver la hora, justo ahora que muy pocos usan reloj pulsera porque cargan el celular.

Pero luego recordé más de una discusión... Y no, acá los hay, y no es una cuestión de modernidad. Se trata más bien de falsa conciencia: intuyen que es mal visto decirse de derecha y además no saben exactamente que lo que reclaman (cuando se sabe qué es) lo es.

Algunos reivindican cuestiones puntuales y por falta de praxis, por carencia de aprendizaje (no de formación eh, aprendizaje de vida) no les importa con quién hacen una marcha, porque "todo es lo mismo". Y ahí al lado de ellos va lo más rancio del golpismo en extinción, el oso pandismo. Esos, justamente esos son los que no vieron que el desabastecimiento a Allende fue el preparativo del golpe. Pero después debieron seguir con la parodia, porque en caso contrario hubieran debido aceptar su enorme error. Enorme, en estos casos de dictaduras reales que eran, quería decir vidas.

Me parece excelente que salgan y manifiesten. Lo único es que cuando se les contesta, cuestiona, critica, y un largo etcétera, no me parece correcto que me vengan con que los estamos censurando o que ellos no pueden hablar.
Hablen, marchen, pataleen, caceroleen. Pero bánquense su posición cuando muchos otros que tampoco son K les da verguencita ese caceroleo (conozco un par), bánquense que le pregunten por sus reales intenciones, que les reclamen por sus definiciones políticas y sobre todo, si salís al ruedo, bancate que te critiquen.

Bastante menos que lo que la "critican" a Cristina.

Saludos
Ladislao

Iván Silvero Salgueiro dijo...

Hay un querer volver a una nueva versión del autoritarismo. Si hubiese perdido Chávez en Venezuela hubieran tomado nuevos bríos en América Latina.
Que en Paraguay el golpe fue con vista a lo regional, y salieron victoriosos.

julieta dijo...

son las 19.42 y no se escucha nada acá en caballito... raro...

igual ahora tengo que salir y caminar hasta almagro. veremos qué me encuentro por el camino...

julieta dijo...

son las 20.07 y ahora sí se escucha... maldición, y yo tengo que salir....

julieta dijo...

los detesto... derechistas asquerosos/as...