lunes, 29 de julio de 2013

Bergoglio equipara la despenalización del aborto y el derecho al matrimonio igualitario con la estafa y la mentira

Para la iglesia católica, está cerrada la puerta a las mujeres (excepto para una mujer virgen muerta hace 2000 años)


"La Iglesia se ha expresado ya perfectamente sobre eso (aborto y matrimonio igualitario), no era necesario volver sobre eso, como tampoco hablé sobre la estafa, la mentira u otras cosas" dijo Bergoglio ante la pregunta de los periodistas.

PREGUNTA: La sociedad brasileña ha cambiado, los jóvenes han cambiado. Usted no ha hablado sobre el aborto ni sobre el matrimonio ente personas del mismo sexo. En Brasil se ha aprobado una ley que amplía el derecho al aborto y otra que contempla los matrimonios entre personas del mismo sexo. ¿Por qué no ha hablado sobre eso?

-La Iglesia se ha expresado ya perfectamente sobre eso, no era necesario volver sobre eso, como tampoco hablé sobre la estafa, la mentira u otras cosas sobre las cuales la Iglesia tiene una doctrina clara. No era necesario hablar de eso, sino de las cosas positivas que abren camino a los chicos. Además los jóvenes saben perfectamente cuál es la postura de la Iglesia.

PREGUNTA: ¿Pero cuál es su postura en esos temas?

-La de la Iglesia, soy hijo de la Iglesia.

PREGUNTA: ¿Qué piensa de ordenación de las mujeres?

-En cuanto a la ordenación de las mujeres la Iglesia ha hablado y dice no. Lo ha dicho Juan Pablo II, pero con una formulación definitiva. Esa puerta está cerrada. Pero sobre esto quiero decirles algo: la Virgen María era más importante que los apóstoles y que los obispos y que los diáconos y los sacerdotes. La mujer en la Iglesia es más importante que los obispos y que los curas. ¿Cómo? Esto es lo que debemos tratar de explicitar mejor a través de una profundización de la Teología de la mujer.

(Pregunta mía: La forma que tiene Bergoglio de evadir las frases más odiosas y discriminatorias que subyacen en su pensamiento, ¿no se parece a la estrategia de marketing de Massa para ganar votos sin decir lo que piensa? ¿Será por eso que para Manolo Barge con Bergoglio vuelve el peronismo?)

12 comentarios:

julieta dijo...

lo detesto. por supuesto, "las mujeres son más importantes pero están muy bien en los puestos subordinados que los hombres les damos". no entiendo cómo alguna mujer que se respete a sí misma puede ser o decirse católica. o cómo algún hombre que diga respetar a las mujeres puede ser católico. institución totalmente medieval, retrógrada, hipócrita, cínica, corrupta, asesina. sólo tengo desprecio.

rib dijo...

la ciencia ha refutado el paradigma de las religiones patriarcales
papá ya no "pone una semillita en la panza" de mamá

que pasará cuando se empiecen a clonar las mujeres ???

libreriabeker dijo...

reportaje a teresa forcades

P.- Como teóloga feminista, ¿le duele especialmente la actual situación de la mujer en la Iglesia?

R.- La situación de la mujer en la Iglesia tiene una historia compleja que incluye tanto la discriminación como la promoción. La discriminación le duele a cualquier persona que esté por la justicia y que entienda que el Evangelio implica crecimiento humano a todos los niveles. En el Evangelio se aprende también el realismo de saber que cuando una persona intenta vivir el mensaje de Jesús, suele quedarse en los márgenes. En ese sentido, la situación de las mujeres es testimonio de que hay verdades cuyo lugar estará siempre en los márgenes hasta la escatología final.

P.- Es decir, que se siente usted preparada para seguir en los márgenes o en la frontera y sin aspirar al altar.

R.- La dinámica de los márgenes evangélicos consiste, a mi juicio, en la promoción de la justicia a todos los niveles, pero con el realismo de saber que, en cuanto se consigue un paso hacia adelante, se genera un proceso en el que el que no quiera quedarse instalado, seguirá encontrando razones para seguir caminando hacia los márgenes. De ahí mi defensa teológica de los márgenes.

P.- ¿Y la prohibición de la presencia femenina en el altar?

R.- La conclusión de la comisión bíblica pontificia, a la que Pablo VI pidió que estudiase el tema fue que no hay razón bíblica alguna para privar el acceso de las mujeres al ministerio ordenado. Eso era en el año 1976. En 1974, se habían realizado las primeras ordenaciones de mujeres en la Iglesia episcopaliana. Pablo VI vio venir que se iba a producir la misma demanda en la Iglesia católica y, por eso, pidió a la comisión pontificia que estudiara el tema.

P.- ¿Qué dice, en concreto, el documento de la comisión pontificia?

R.- Asegura que en las Escrituras no hay nada en contra. Tras conocer las conclusiones de la comisión, Pablo VI publicó un motu proprio en el que decía que consideraba que no debía ordenarse a mujeres en la Iglesia Católica.

P.- Y más adelante vino el intento de cierre definitivo de la cuestión por parte de Juan Pablo II.

R.- Sí, pero ningún Papa se ha atrevido a proclamar esa prohibición ex cathedra.

P.- ¿Esta flagrante discriminación de la mujer en la Iglesia es un escándalo?

R.- Sí. Recomiendo a quien quiera profundizar este tema el libro del profesor Gary Macy ‘La historia oculta de la ordenación de las mujeres'.

P.- ¿Y cómo vive esa situación, en un momento en el que, además, la sociedad civil avanza hacia la paridad?

R.- No me gusta el esquema que se plantea colocando a la sociedad civil en la vanguardia y a la Iglesia en la retaguardia en algo en lo que debería ser pionera. Entiendo que la situación entre varón y mujer y la manera de concebir lo femenino y lo masculino en la sociedad contemporánea occidental dista mucho de ser satisfactoria. Lo que más me interesa debatir teológicamente actualmente son las teorías críticas de Lacan y de algunos postestructuralistas contemporáneos. Porque, de momento y reconociendo que puede haber otras personas que hayan vivido la experiencia contraria, donde me he sentido más respetada en mi ser mujer es en la Iglesia y, en concreto, en mi monasterio. En comparación con otros ámbitos, como pueden ser el hospital o la Universidad, me quedo con el monasterio, pero con mucho, como espacio de libertad y de respeto. En mi relación con los monjes de Montserrat, por ejemplo, descubro unas posibilidades de interacción más ricas que las que en general he vivido o he observado entre varones y mujeres que son colegas en el hospital o en la universidad.

P.- Luego, la Iglesia no es tan anti-femenina como suele decirse.

R.- Mire, hay que empezar a hablar de este tema con veracidad, porque, de lo contrario, pareciera que aquí tenemos, por un lado, una sociedad liberada, oasis o meca para las mujeres y, por el otro, la Iglesia que es una institución de opresión y de desastre. Mi experiencia atestigua todo lo contrario. Porque, si fuese así, quizás ya no estuviese donde estoy.

federico nahuel rosa dijo...

No me sorprendería q le busquen la vuelta de voltear al papa con distintos puntos de diversos ambitos ya sean politicos o como es en este caso del matrimonio igualitario o por el aborto... let it be y el tiempo pondra a cada cosa en su lugar.

libreriabeker dijo...

no entiendo la papolatria , si voltean al papa hay miles haciendo la cola .

Oscar Cuervo dijo...

Querida librería: pobre esta teóloga que se resigna a permanecer en un contexto donde es ninguneada por su condición de mujer, por obra de un hato de viejos misóginos...

Oscar Cuervo dijo...

Querido Rosa: ¿Voltear al Papa por nuestras críticas? Si cuando más quema-brujas y mata-putos fueron los papas (incluso siendo algunos pedófilos) más éxtio tuvieron en la iglesia... Andaaaaa!

libreriabeker dijo...

Es una martir

libreriabeker dijo...

Es una martir

julieta dijo...

la iglesia vive al margen de la historia, como si la humanidad nunca hubiera abandonado el siglo XIII. se pasan las leyes de igualdad por el ort*. sólo es posible que una institución medieval como la iglesia católica perviva actualmente porque la sociedad que la contiene sigue siendo profundamente misógina y homofóbica.

Lukas dijo...

En diferentes ámbitos escucho comentarios tratando de entender al monarca del vaticano, creo que el machismo chovinista de esta argentina no tiene remedio...por un lado se vota la ley de matrimonio igualitario, pero no alcanza si no logramos un estado laico, pleno. Me dio mucho desagrado la foto de Cristina y Dilma en la escenografía viendo al monarca...que necesidad, podrían mandar a los cancilleres o a cualquier otro. A esto me refiero a las grandes contradicciones de nstrs mandatarios, imaginen las de doña María? Mucha bronca este fanatismo tonto...

porlaverdad3 dijo...

qué tendría de malo un papa pedófilo?

No es un crimen haber nacido con esa parafilia. Necesitamos más respeto, más comprensión, más empatía, no más discriminación, más exclusión. Lamentablemente las personas que nacieron con esta parafilia son infinitamente más discriminadas y estigmatizadas que los homosexuales, pero con un apoyo popular literalmente nulo.


Claro, defender a los gays es fácil, facilísimo. Probá a defender a los pedófilos. No se puede ser pretendidamente progresista y al mismo tiempo marginar a las personas que tienen o tuvieron esta atracción.