K

K

sábado, 10 de enero de 2015

"Charlie Hebdo desde hace años se ha desviado al campo del pensamiento dominante y participa en el desarrollo de una islamofobia de izquierda"


Riss, de Charlie Hebdo, dibuja a las niñas de Boko Haram embarazadas y diciendo « No toquéis nuestras ayudas sociales ». Claro reflejo de racismo y de antifeminismo. (se replica el epígrafe deñ blog de )

Nota de la redacción; Contextualicemos, hagámosle caso a Florencia Saintout que antes de ayer hizo dos tuist que fueron motivos del escarnio de la derecha racista argentina. 

Contextualicemos: esta nota que sigue fue publicada en un blog Tus piolets, Mi fresadora, de una feminsta marxista que se hace llamar  griottewuornos,

La chica se presenta acáhttp://tuspioletsymifresadora.wordpress.com/a-propos/ y lo que sigue es su nota:

Hace mucho que Charlie Hebdo no nos hacía reír, hoy nos hace llorar (Quartiers Libres)

Son las doce menos cuarto en este siglo. Estamos en un punto de inflexión histórico de la islamofobia y su consecuente racismo en Francia y mas ampliamente en Europa. La lectura extremadamente simplista de los medios de comunicacion en este 7 de enero del 2015 va a resumirse e imprimirse en muchos cerebros como « ataque mortal de unos musulmanes contra un periódico ‘de izquierdas' ». Esto va a desestabilizar y poner del revés muchos posicionamientos políticos. El miedo, la rabia, la tetania, la incomprensión y el pánico moral van a dejar en muchas personas mucho espacio para que el odio se instale.

Más allá de los parámetros de oportunidad militar que han podido justificar la elección de este periódico por este comando, este ataque corresponde a una lógica y a una visión política de los takfiríes (conocidos en francés como tak-tak): Precipitar el enfrentamiento y la radicalización de fracciones importantes de la población. Charlie Hebdo beneficia de un capital simbólico pero importante en la izquierda: Éste todavía se considera antirracista y encarna la « libertad de expresión » entre muchas personas. No ha sido atacado ni Le Figaro, ni Le Minute [dos periódicos abiertamente de derechas, n. de la T]

Los takfiríes saben que si el dique antirracista de izquierdas salta, entonces es Europa entera la que bascula en el desencadenamiento de una violencia racista simbólica y física en la cual los musulmanes son las primeras víctimas. En este escenario los guerreros tafkiríes que fantasmean con ser defensores del Islam esperan que la población musulmana entonces violentamente oprimida, irá a buscar protección en ellos. Un poco como los sionistas siempre dispuestos a instrumentalizar las olas de antisemitismo para justificar la existencia del Estado de Israel y que la población judía oprimida se refugie en ellos, pues esto es lo mismo; los takfiríes necesitan que el Islam esté oprimido para conquistar el corazón de lxs creyentes.

No seamos hipócritas. Charlie Hebdo no es un amigo político. Desde hace años, se ha desviado al campo del pensamiento dominante y participa en el desarrollo de una islamofobia de izquierdas. En cambio, NADIE puede ni debe alegrarse de la ejecución de estxs periodistas. Nada puede justificar este acto en el contexto actual de Francia. Pero este ataque no debe hacer callar tampoco las críticas que se pueden hacer a Charlie Hebdo y a la prensa en general acerca de su línea de redacción y su humor islamófobo.

Hoy día, hacer la guerra en el salón de prensa de Charlie Hebdo es como lo que fue en su día el atentado en la estación de trenes de Bolonia. Es un acto de terror para desorientar.

A cuenta de este acto, complotismo e islamofobia van a prosperar. El ataque contra Charlie Hebdo permite la toma como rehenes de millones de personas de confesión musulmana en Francia y en Europa.

Los únicos ganadores en este ataque son los reaccionarios de todo tipo, islamófobos a la cabeza. Y enfrente, los tafkiríes (que quieren el repliegue de una comunidad musulmana heterogénea) se frotan las manos. Este ataque, es un candado que sirve para ponernos entre la espada de los takfiríes y la pared del neo-liberalismo.

Las múltiples sensibilidades presentes en los barrios van a hacer frente a, encima, tener que elegir entre el adoctrinamiento en la causa nacional, o la marginalización y la criminalización.

Todas las condiciones que puedan permitir la llegada de una catástrofe ya están reunidas, y eso nos da miedo.

El Partido « Socialista » ha liquidado durante años a cualquier oposición de izquierdas, y sobre todo aquella que intentaba construírse desde los barrios populares. Esto ha contribuído a dejar terreno libre a todo lo peor que se pueda imaginar en materia de nihilismo. Porque más allá de la línea reaccionaria, lo que marca este tipo de acción, es el impass político, económico y social en el cual Europa se encuentra en cada crisis económica. El nihilismo de una parte de los nuestros prospera sobra la miseria que siembran los gobiernos capitalistas en Europa.

Lo que ha pasado este 7 de enero, es la posibilidad (ofrecida por los takfiríes a aquellos que nos oprimen) de cortar los hilos de la solidaridad y de destruír una comunidad de destino entre creyentes y no-creyentes. Es la posibilidad de condenar cualquier cosa en función de su creencia o de sus facciones.

Los rodeos que han servido de propaganda a los peores reaccionarios, las « llamadas al orden republicano y la unidad nacional », a la « laicidad », a la « libertad » de expresión, a la democracia parlamentaria como bastión frente a la « barbarie del enemigo interior », etc… nos caen encima como una fuerte ola del mar. En este contexto la cantinela del simplismo en el cual la « izquierda culpable » ha hecho pruebas con la inmigración y lxs musulmanxs corre el riesgo de bascular en personas con uso de razón en el campo del odio del ‘otro’.

La población que vive en Francia se encuentra arrinconada en este contexto de crisis económica entre la pared neoliberal que sólo le da soluciones a nivel individual, y la espada reaccionaria que habla de orígenes culturales o biológicos para que las clases populares compitan. Lo único que tenemos que hacer es conservar la línea que nos permitirá salir de esta trampa: Esto es, luchar colectivamente por la justicia económica y social. Si estamos entre la espada y la pared, hay que parar al herrero. En este período oscuro nos tenemos que inspirar de lo que pasa en otras partes del mundo como por ejemplo en Kurdistán, arrinconado entre el imperialismo occidental y los reaccionarios del Estado Islámico. Aquí como allá, tenemos la posibilidad de crear condiciones para nuestra liberación.

Fuente: Quartiers Libres

Traducción: Griotte Wuornos. Originalmente publicado acá: http://tuspioletsymifresadora.wordpress.com/2015/01/07/hace-mucho-que-charlie-hebdo-no-nos-hacia-reir-hoy-nos-hace-llorar-quartiers-libres/


Epigrafe de Grotte WuornosFemmes en Lutte du 93 (colectivo feminista no-mixto de la banlieue de París) se solidariza con las mujeres kurdas, demostrando que se niegan a estar entre la espada y la pared.

------------------------------

Fin de la nota de Grotte. Ahora sigo yo, Oscar Cuervo. Creo que la frase ""Los takfiríes saben que si el dique antirracista de izquierdas salta, entonces es Europa entera la que bascula en el esencadenamiento de una violencia racista simbólica y física en la cual los musulmanes son las primeras víctimas" se puede aplicar con toda lógica no solo a extremistas musulmanes sino a servicios secretos occidentales a los que le conviene alentar el peligro del terrorismo islámico e involucrar a toda la sociedad civil francesa, incluso a la izquierda divina, en una escalada islamofóbica. ¿O acaso sería la primera vez que la derecha industrial-militar-financiera participa en el armado de acciones terroristas para luego aprovechar a dar otro zarpazo bélico? Si los servicios secretos querían ponerse a Europa en el bolsillo, lo más provechoso era atacar a Charlie Hebdo y no a la prensa de derecha. Así convencería a los neutrales, como razonaba nuestro general Ibérico Saint Jean.



Dice Eduardo Febbro en Página de hoy: "Quedan ciertos momentos confusos por aclarar. Primero: cómo es posible que un comando tan aguerrido, entrenado y decidido como el de los hermanos Kouachi llevara con ellos los documentos de identidad que fueron encontrados por la policía en el auto con el que cometieron el atentado en la revista francesa. Dos: no se entiende aún por qué Amedy Coulibaly se expuso a que lo reconocieran al asesinar el jueves en la localidad de Montrouge a una mujer policía. Fue precisamente su identificación la que les permitió a los servicios de seguridad establecer con certeza que Coulibaly formaba parte de la banda de los Kouachi".

Fin del contexto, por ahora.

5 comentarios:

Carlos Balmaceda dijo...

Francia interviene militarmente en la República Centroafricana.
Lo hace porque sus empresas (Bolloré, que tiene el monopolio de la logística y del transporte fluvial, Castel, bebidas y azúcar, CFAO, vehículos, Telecom, telefonía y Total, petróleo) necesitan una cabecera de playa militar para sus negocios.
Francia interviene en Malí.
No es la primera vez. De hecho, Francia destruyó toda potencialidad de Malí en el pasado, incluyendo las intelectuales, asesinando a miles de profesores.
Francia lucha en Malí contra los mismos yihadistas que entrenó para que ataquen a Libia y Siria.
Francia interviene del mismo modo en Costa de Marfil, siempre bajo el ropaje de "fuerzas de paz".
Y es que Francia necesita seguir teniendo influencia sobre zonas de las que se apoderó en el pasado.
Francia ha tenido fluida relación con gobiernos de la región, como el de Habyarimana, de Ruanda, al que siempre favoreció pese a que era un dictador con treinta años en el poder.
Y es que Francia ha sido pragmática en este sentido. Cuando le convino, Libia dejó de ser un "estado paria" y Gadafi dejó de ser un dictador, que según documentos secretos financió a Sarkozy; pero cuando también le convino, invadió a Libia con otras potencias, provocó una guerra civil y redujo, entonces sí, a estado paria al que era el país africano con mejor nivel de vida.
Allí están peleando, entrenados por Francia, los yihadistas que desguazan lo que quedó de esa nación.
Francia masacró a 400 argelinos en las mismísimas calles de París en 1961.
Nadie entonces dijo "yo soy argelino".
Tal vez porque no existía Facebook.
Pero esta masacre, llevada adelante por el jefe de la policía, que fue condenado por crímenes de lesa humanidad (no por estos, sino por los que cometió durante la Segunda Guerra, es decir, París tenía al frente de la policía a un nazi) palidecen frente a la represión llevada adelante contra los propios argelinos en su territorio.
Cientos de miles, aberrantes torturas y la técnica de las desapariciones.
Si les suena de algún lado, es porque los militares franceses luego adoctrinaron a los argentinos.
Francia envía tropas y entrena yihadistas que combaten en Siria en estos momentos.
200.000 muertos ya se llevó esa guerra civil atizada por Estados Unidos y Francia.
Yo no vi a nadie poner "yo soy sirio".
Tampoco vi a nadie poner "yo soy palestino".

Carlos Balmaceda dijo...

(viene del anterior)
Es más, lo podrían hacer ahora, porque siguen matando gente.
Es mas, lo podrían hacer ahora, porque 17 de los 2000 muertos de la masacre sionista, son periodistas.
O sea, que fue, además de un genocidio que se llevó las vidas de 500 chicos, un atentado a la libertad de prensa.
Si se relee con cuidado todo lo que motorizó Francia, los intereses que defiende, las oscuras alianzas que hizo, se verá que hay motivos para contextualizar, esa palabra que a los simples les suena a complicado, a manipulación.
Y es que contextualizar nos saca de la modorra de los slogans, de la certeza de la manada, y nos coloca en el vértigo del pensamiento crítico y propio que en algún momento se unirá a otras cabezas y se convertirá en militancia.
Contextualizar nos enfrenta a un escepticismo brutal que no debería caer en el nihilismo ni en la antipolítica.
Contextualizar nos humaniza y, si estamos dispuestos a seguir la brújula de nuestra coherencia hasta las últimas consecuencias, es decir, que el conocimiento se vuelva acto y viceversa, es posible que nos deje en el más lúcido de los desiertos.
Contextualizar nos compromete.
Hace algo así como un año, grupos golpistas en Venezuela salieron a la calle.
Miles de Facebook se horrorizaban por la "dictadura" de Maduro.
Todos ellos ignoraban que en Colombia la guerra civil más larga del continente se llevó cientos de miles de víctimas, y que el país registra la mayor cantidad de refugiados del planeta.
Jamás hablaron de Colombia.
Y jamás hubieran hablado de Venezuela, en los términos en que lo hicieron, hasta que los medios lo hicieron y Facebook y su poder mimético los avaló, los unió en su prédica, los hizo sentir militantes políticos por diez minutos.
Así de clara es la confrontacion entre el contexto y la labilidad ontológica, ese ser que se escurre de opinión en opinión según los cantos de sirena.
Si veo los negocios de Francia, sus atropellos, su perversión, el entrenamiento a yihadistas, su intención de exterminar poblaciones enteras y destruir estados, cargar las tintas sobre Mahoma es una provocación adolescente, que le saca el culo a la jeringa de lo que verdaderamente importa.
Y si me defino como un medio de izquierda, contestatario y antisistema, mi contextualización da como resultado un grupo de pequeños burgueses que provocan pero no molestan, salvo a los que estúpidamente han reducido un pensamiento religioso a fundamentalismo asesino.
Fundamentalismo asesino que, como vimos, tiene sus motivos, patrones y financistas.
Yo sigo contextualizando porque no quiero caer en el nihilismo de suponer que la gente es ignorante, pelotuda y se deja manipular por comodidad y para poder integrarse.
Yo soy Carlos.
Pero no soy Charlie.

Julia dijo...

agregando a lo comentado por balmaceda, quisiera saber si alguien sabe algo de lo posteado por rucio, donde ilustra algo mas que "escraches" a islamistas, mas bien pareciera según lo informado en el blog, que el semanario incluia caricaturas para todos y todas. http://lacolumnaderucio.blogspot.com.ar/2015/01/charlie-hebdo-resignificando-terrorismo.html

Julia dijo...

En Jaque al Neoliberalismo, también opinan o informan, que el semanario hebdo, era irreverente con todxs

http://mamvas.blogspot.com.ar/2015/01/el-equipo-de-charli-hebdo-martir-en-su.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+feedburner/Dqyr+%28Jaque+al+Neoliberalismo%29

Oscar Cuervo dijo...

Un punto de vista distinto sobre Hebdo en The hooded utilitarian:

Estas son, incluso para la mirada más generosa, caricaturas increíblemente racistas. La meta de Hebdo es provocar y estas caricaturas dejan en claro a quien el staff editorial formado por blancos estaba interesado en provocar: a la comunidad inmigrante musulmana de Francia, increiblemente marginalizada, incluso atacada.

En conclusión: nadie puede ser asesinado por estas caricaturas.
Al carajo con estas caricaturas.

These are, by even the most generous assessment, incredibly racist cartoons. Hebdo’s goal is to provoke, and these cartoons make it very clear who the white editorial staff was interested in provoking: France’s incredibly marginalized, often attacked, Muslim immigrant community.

In summary:

Nobody should have been killed over those cartoons.

Fuck those cartoons.

- See more at: http://www.hoodedutilitarian.com/2015/01/in-the-wake-of-charlie-hebdo-free-speech-does-not-mean-freedom-from-criticism/#.dpuf
- See more at: http://www.hoodedutilitarian.com/2015/01/in-the-wake-of-charlie-hebdo-free-speech-does-not-mean-freedom-from-criticism/#.dpuf