K

K

lunes, 12 de enero de 2015

El liberalismo occidental declama la paz y declara la guerra

El problema no es el Islam, somos nosotros

En Panamá Revista, Dardo Scavino, escribe "¿Quién era Charlie?".una nota destinada a remarcar la tradición anrco-libertaria en la que se inscribe la revista Charlie Hebdo, que a partir de la horrenda matanza de la semana pasada quedó colocada en el ojo de la más inhóspita tormenta. Dice Scavino

...desde los años ’60, Hara-Kiri y Charlie Hebdo encarnan lo que podríamos llamar el espíritu del Mayo Francés: una izquierda insolente, anárquica, blasfema y deliberadamente procaz, en la línea de los goliardos medievales, de la carnavalización rabelesiana y de los libertinos ilustrados.
El mensual Hara-Kiri va a dejar de publicarse en 1986. Pero a pesar de algunas disensiones internas, y de los conflictos suscitados por la asunción del ambiguo Philippe Val como director,Charlie Hebdo seguirá apareciendo hasta nuestros días con muchos de los dibujantes de los setentas y el mismo humor provocativo e impío, como ocurre con esta portada de hace un par de años en la que se burlaban de los católicos que se oponían al matrimonio homosexual:


Con las mejores intenciones, Panamá Revista y Scavino abarcan una parte muy pequeña del asunto, el de la presunta irreverencia de Charlie Hebdo, que se remite a la tradición del Mayo Fraancés, es decir: a otra era, lo que no permite mensurar qué distancia existe entre aquella revuelta estudiantil y la Europa actual. Una Europa que ahora, detrás de la pancarta "Je suis Charlie" ya no tiene a Dany le Rouge, Jean Eustache no Michel Foucault, sino a Angela Merkel, David Cameron, François Hollande, Nicolas Sarkozy, Mariano Rajoy, Benjamín Netanyahu, Manel Valls y Matteo Renzi entre otros masters of war. No precisamente un grupo de estudiantes díscolos (aunque alguno de ellos lo haya sido altri tempi).

Muchos  sienten melancolía con el idilio del Mayo francés, pero lamentablemente el presente tiene componentes más oscuros. Occidentales, no orientales.

El eje fundamentalismo vs. irreverencia, que se ha querido sobreimprimir rápidamente sobre las imágenes televisivas de la masacre para provocar un alineamiento instantáneo de la sociedad global con las banderas civilizatorias de occidente, lejos de contener una clave para salir de la encrucijada actual, impone un aseguramiento para quedar cautivos de una trampa y no ayuda a entender lo que está pasando. El centro de la cuestión no está ni el fundamentalismo ni en la irreverencia, aunque ambos elementos sean componentes de una fórmula explosiva, mucho más compleja y peligrosa.

Las primeras expresiones de la reacción (quiero decir de los reaccionarios) ha sido inhibir cualquier análisis de contexto, bajo la sospecha de que un análisis esconde la complicidad con la matanza. Los que lo dicen, por lo general, recusan el contexto para recomendar un endurecimiento de la islamofobia.

La negación a revisar el contexto de la actual crisis tiende a cerrarse en la reivindicación de valores abstractos a los que se pretende dar una validez metafisica. En ese lugar se colocan las reivindicaciones principistas de la irreverencia juvenil del Mayo Francés, llevándolo a un status de sublime conquista civilizatoria definitiva e irrecusable, que se puede ejercer contra sectores sociales estigmatizados. Se trata de un fundamentalismo ilustrado o una ilustración fundamentalista, una verdadera paradoja política. Esta obsecación tiende a agudizar la satanización del Otro y es por eso una apuesta a agudizar el conflicto.

Que yo blasfeme contra el dios de otro no me hace particularmente irreverente, sino apenas un xenófobo. La auténtica irreverencia es blasfemar contra mi propio dios. Y si me jacto de no tener dios, lo irreverente no sería burlarme de los que lo tienen, sino deshacerme de mi hacienda.

No me basta con una reivindicación de la venerable Ilustración europea nacida hace 3 siglos, porque esa tradición no ha venido sola. El laicismo irreverente francés no es más inocente, ni más limpio, ni más ligero que ningún dogma religioso. Al contrario, forma parte de un dispositivo técnico que desde Europa impuso con ríos de sangre un modelo global en el que hoy habitamos, modelo tan violento como el de cualquier época historica. La irreverencia laica no mostró ser más pacífica que los fanatismos religiosos, porque desde la Revolución Francesa han rodado cabezas y, desde entonces, las matanzas masivas, ejecutadas por los ilustrados, no cesaron de prolferar. Los campos de concentración alemanes y soviéticos, las bombas de Hiroshima y Nagasaki, el napalm en Vietnam, los bombardeos de Plaza de Mayo o en los campamentos de Gaza, los drones sin tripulación que derriban con limpieza a sus presas, Guantánamo, ese limbo moral del mundo ilustrado, no son productos de la Yihad, sino del liberalismo irreverente que ayer marchó en París. 

Si Occidente se parapeta en esa identidad irrecusable como en un dogma, muestra que ha decidido declarar la guerra a la humanidad, formada por muchas otras tradiciones con las que hay que convivir si de verdad se quiere la paz.

Si Occidente quiere la guerra (y sabemos que gran parte de los líderes que ayer marcharon tras la pancarta "Je suis Charlie" son señores de la guerra), entonces sería mejor que la declare sin más y no que diga que quiere la paz mientras nos invita a prepararnos para la guerra.

El problema no es el Islam. Somos nosotros.

16 comentarios:

jfc dijo...

Perdon , no entiendo el planteo. Vos dirías que la revista es culpable de que ya sean islamistas extremos o agentes encubiertos o vaya una a saber, los hayan ametrallado?

Oscar Cuervo dijo...

Otra vez con la misma cantinela. Dije el problema no es el Islam, somos nosotros.. ¿vos sos de la revista Hebdo?
No dije eso, estoy hablando de otra cosa.
Dale, hacé un esfuerzo por entender un planteo un poco más complejo que el culpable/inocente que maneja la tele. Hacé un esfuercito por pensar en el rumbo de nuestra cultura sin creer que estamos investigando policialmente el hecho. Yo sé que la tele impone esa simpleza, pero acá estamos tratando de hablar no de Hebdo, sino de los valores instituídos en nuestra cultura y de la violencia imperante en ella, de todos los discursos que circlulan estos días alrededor de un hecho, hecho que en este ámbito no pretendemos resolver policialmente. Nuestro problema se manifiesta precisamente en esa falta de coprensión de nuestros problemas como civilización y en reducir todo con una sencillez pasmosa al dilema culpable/ inocente de un delito penal. Si lo leés varias veces, oración por oración, capaz que lo terminás entendiendo, capaz que volvés a decir la simpleza que escribiste.
Releé las seguidillla de los post, frase por frase y pensalas una por una, y marcame dónde se culpa a los periodistas por el atentado. Si dice "nosotros", no se está hablando de los periodistas, sino de vos, de mí, de nuestros fundamentalismos soterrados y no necesariamente religiosos.
En fin, no sé si repitiendo todo el artículo de nuevo ahora, voy a lograr que salgas de ese reduccionismo atroz con que concluís. Pero no sería raro que persistas, dado que impera esa negativa a pensar de la que hablo en el propio articulo.

MC Productora Audiovisual dijo...

Excelente nota, yo hace tiempo creo que toda esta movida del estado islámico y los terroristas son algo pensado estrategicamente desde occidente, hacen falta unas buenas torres gemelas para avanzar con un estado fascista en europa

Razz dijo...

mas abajo hay un posteo donde habla de como la revista supuestamente había virado formando una islamofobia de izquierda (???). Al leer la nota uno se da cuenta que quien la escribió no leyó un solo número de la revista o justamente hace lo contrario de lo que pedís. Tus notas hablan de contextualizar en medio de una nota que descontextualiza la revista. Este posteo emparcha ese otro, pero agregás (creo que sos vos, corregime sino) que quien se rie de otro dios es un xenófobo, confundiendolo todo otra vez (al menos yo me confundo al leer tu análisis). La revista es xenóba? el chiste? el autor de ese tipo de chistes? estigmatizan minorías? en nuestro país le he leido a Langer decenas de chistes parecidos (mejores y peores) lejos estoy de pensar que por reirse de un dios ajeno es xenofobo, bajemos varios cambios. La irreverencia en el humor no la podes determinas vos ni yo, te excede y eso en algún punto veo que molesta para levantar el dedito de que cuales son los limites del humor.

Dificil contextualizar una revista de sátira con tanta solemnidad, con apenas un par de tapas que aparecieron en los medios (obviando centenares de ejemplos contrario a lo que afirma esa nota como islamofobia de izquierda)

La intención de Panamá revista es justamente que Charlie Hedob se reía de todo y de todos, pero que siempre mantuvo su línea a favor de las minorías, en contra del racismo y de la xenofobía, contextualizandola a través de sus propias páginas e historia, algo que los posteos anteriores no hacen, obviando decenas de tapas a favor de esas minorías que supuestamente estigmatizan. Nada mas.

Puerteador De Enanos dijo...

A mi me jode mucho que exista una sacralización de la cultura francesa en nuestra Región, que obedece a simplificaciones, banalidad o directamente tilingueria
Por otro lado no hay mayores cuestionamientos, nadie se escandaliza, si se presenta a los yanquis como torpes e ignorantes (aunque no así en temas economicos)

Hay cuestiones que en Argentina parecen naturales, por distintos motivos estoy familiarizado con la bibliografias de ciencias sociales, en particular Historia
En castellano es abrumadora la proporción de estudios sobre Francia, su feudalismo, su absolutismo, su Revolución
(Esto se observa muy claramente en la UBA)
Resumiendo, y para dar un ejemplo imperial, si queres leer algo mas o menos bueno sobre la Guerra Civil de EEUU tenes que aprender ingles de prepo (en caso de que consigas algún libro usado sobre el tema)
O, si queres leer algo bueno sobre Uruguay, te tenes que ir a Montevideo

Oscar Cuervo dijo...

Razz: la chica que escribió la nota que atribuye a Hebdo un desvío hacia el pensamiento dominante y la islamofobia de izquierda es una bloguera francesa que firma Griotte Wornos, quien se presenta así:
"Me llaman Griotte Wuornos. Griotte es, por un lado, por lxs trovadorxs del Sahel, que digamos que son lxs abuelxs del rap. Por otro lado es por la cereza ‘griotte’, un tipo de cereza parecida a la picota, una mezcla de colores, entre negra, roja y violeta. Wuornos es un homenaje a Aileen Wuornos, una piba que mataba solamente violadores, pederastas y machirulos. Y a mí me gustaría matar a algunos, dado que la justicia burguesa jamás nos salvará. Ambas palabras dicen mucho de mí. Sueño con la utopía, con la construcción de una sociedad marxista libertaria donde todAs podamos caber: Mujeres proletarias, trabajadoras, precarias, y explotadas en general; lesbianas , en proceso de serlo, o simplemente que tengan el principio de sororidad como máxima; musulmanas, ateas, judías, deístas…etc".

Es posible que Griotte conozca la revista y que no esté de acuerdo con tu interpretación. No toda diferencia de interpretación radica en que una de las partes ignora de qué habla, sino que simplemente dos personas pueden interpretar cosas diferentes de una misma obra.

En cuanto mí, considero que burlarse de las creencias de otros pueblos no es irreverencia sino xenofobia. Es lo que hacen todos los xenofobos desde que existe la humanidad. Los alemanes nazis en 1933 se burlaban de las creencias judías. No creo que se trate de irreverencia sino desprecio al otro. Lamentablemente creo que en Europa se está naturalizando esa fobia ahora contra los musulmanes. Es simple racismo.

Oscar Cuervo dijo...


Yo sostengo que la auténtica irreverencia la comete aquel que es capaz de burlarse de las creencias de su propia comunidad, y mejor aun, de su propio grupo social y de sí mismo. Y sobre todo, de las clases poderosas, no de los sectores pobres y estigmatizados. Burlarse de los sectores pobres y marginados no es irreverencia, es clasismo burgués.

Interpreto que unos cuantos dibujos de Hebdo que vi caen en esa discriminación. Por ejemplo la tapa que dibuja a un egipcio acribillado después de una masacre real y que dice que el Corán es una mierda, me parece no solo un chiste malo, sino irrespetuoso y discriminador. Fue después de una masacre real, con 50 muertos y 150 heridos. No creo que ningún occidental tolerará hoy que se burlen del asesinato de los dibujantes de Hebdo y que se haga un chiste sobre ellos. Y si lo hiciera sería un cretino. La vida de esos egipcios masacrados vale tanto como la de los dibujantes franceses masacrados. Una burla a estas víctimas no es irreverencia, sino desprecio al Otro.

Langer se ríe frecuentemente de su propia comunidad y por eso es acusado muchas veces. Si Langer alguna vez se burla de la comunidad boliviana, eso seria xenofobia y no irreverencia.

Por otro lado, en nuestro país hubo varios episodios donde expresiones que satirizaban a la iglesia católica o a la judía recibieron sanción social o legal. Yo creo que alguien puede quejarse si se siente discriminado y el estado debe velar por el respeto a todas las comunidades. Decís que a veces en nuestro país se hacen burla a comunidades inmigrantes o a minorías? Que suceda no quiere decir que esté bien o que nadie lo pueda criticar. Hay que analizar caso por caso.


Nadie tiene derecho a hacer justicia por mano propia. Estoy además en contra de la pena de muerte. Por todo eso, repudio la masacre contra Hebdo, lo que no quita que no concuerdo con su idea de la irreverencia, así como tampoco me agrada la línea editorial de Barcelona, tampoco la de Perfil, La Nación, Clarín, C5N y Paparazzi, entre tantos otros medios. Eso no significa que pretenda censurarlos, sino expresar mi discrepancia.

Lo mismo me sucede con algunos chistes islamófobos que vi en las tapas de Hebdo.

Creo que, si la sociedad europea quiere buscar una salida pacifica a esta crisis, tendrá que tratar de no herir la respetabilidad de los sectores que viven y trabajan en su territorio. En aras de la convivencia y para restañar las heridas. En cambio, si las clases blancas europeas quieren seguir aumentando la violencia, la desconfianza del diferente y el odio al Otro, seguirá incurriendo en errores así y se hundirá en su propia intolerancia.

Obviamente que todo lo que yo digo es lo que yo pienso, así como lo que vos decís es lo que vos pensás. Así que no me hace falta aclararlo en cada post: lo que escribo acá es lo que yo pienso.

Alfre dijo...

De paso de todo esto, por ahí es útil para que la izquierda que se sostiene más que nada sobre posturas "anarco", "libertarias", etc., piense una vez más qué lugar está ocupando en el cuadro general de lo social, más que en el detalle de su propia imagen de sí mismos.

El mayo '68 resultó efectivamente disruptivo en aquella circunstancia; ahora, esa "disrupción" no es más que un momento algo autosatisfactorio de la ideología dominante: "¡que plurales que somos, si hasta tenemos a todos estos loquitos en nuestra sociedad y los... "toleramos"!

Ellos congelados, creyendo que todavía libran las mismas batallas del pasado, mientras que los ganadores de aquellas hace rato los tratan no más que como trofeos de guerra.

julieta eme dijo...

me gustó tu último comentario, oscar. me queda más claro. saludos.

Carolina dijo...

Para los que siguen sosteniendo que la libertad de expresión es un valor universal sin límites, vean cómo no es así ni siquiera para los que dicen profesarlo:
"Detenido en Francia el humorista Dieudonné por apología del terrorismo"
http://www.elmundo.es/internacional/2015/01/14/54b62726268e3e2a0a8b456b.html
"El racismo, el antisemitismo, el negacionismo, la apologia del terrorismo no son opiniones, es un delito", remarcó ayer el primer ministro, Manuel Valls, al ser consultado sobre el humorista.
"Manuel Valls anuncia medidas excepcionales contra el terrorismo"
Valls recalcó que las futuras medidas pondrán un énfasis especial en internet y las redes sociales.

Razz dijo...

Hola Oscar. Continuo a tu respuesta.
Otra vez hacés el recorte, das el ejemplo de la tapa del acribillado por el corán, no se de donde sacás la conclusión de que se rie de las victimas, se rie del fanático que dice que el corán para las balas, (también le cabe al católico con la biblia y la biblia sería una mierda...para parar las balas) No sería lo mismo al revés, porque al menos los de charlie no decian que su revista parara las balas. Te podrá parecer un chiste malo, pero es cualquiera decir que es xenófobo por criticar al fanatico religioso.
Decir que se está burlando de las victimas de la masacre es o no entender el chiste (que repito, puede ser malo en todo caso)o hacer un recorte medio mala leche, no tiene mucho sentido eso de la revista no es xenofoba pero el chiste si, termina siendo una excusa, un recorte para decir algo de la revista, que no es.

En la misma nota tenés la tapa de Charlie en contra de la intervención de Francia en Mali (son ellos hablando de su comunidad) me parece que queda bastante clara cual es la posición viendo esa tapa. Aquí no me quedaría muy claro si leo La Nación :)

Por otro lado no creo en el humor sin ofensa, eso es una mentira de chespirito je, siempre se ofende a alguien, a un petiso, a un alto, a un gordo, a un católico, a vos mismo, de eso se trata. Asi como no existe el país unido y los 4 o 5 puntos en los que todos nos ponemos de acuerdo, como decía Duhalde. Tampoco existe esa abstracción llamada humor blanco (!) Pero seguramente no es tan tremendo reirse de un petiso, de última es uno solo (mas minoría que eso imposible) pero capaz que a esa persona no le gusta nada, pero bueno, de eso se trata el humor, nada es sagrado, empezando por uno y luego por los petisos, altos, gordos, flacos, hombres, mujeres, niños, animales, etc, etc.

El que te lee hablando de esa tapa y obviando la que está en contra de Francia interviniendo en Mali, o la fuerte posición de la revista contra Sarkozy, le está pifiando repitiendo algo que la revista no es, esa tapa está en la nota que pegaste, pero cuando reflexionás sobre ella la obviás. Por lo tanto no creo que la revista haya virado hacia la derecha, lo mas probable es que mucha gente se enteró de la revista por los dibujos de mahoma o alguna tapa suelta y nunca se haya interesado por haber leido algo mas. Asi como el lector de la Barcelona ya entiende el código de la revista y no se escandaliza por las tapas.

Dejo aqui un link a una columna escrita por el director de la revista, es del año pasado y donde reafirma una vez mas cual es la posición de la revista:
http://www.elmundo.es/opinion/2015/01/07/54ad5cc1e2704e1c228b4594.html

Saludos!

GrouchoMarx dijo...

Gracias, Carolina. Me ganaste de mano. Iba a publicar algo sobre Dieudonne, que larga polémica generara, y justo encuentro tu comentario.
Yo empecé la discusión con el tema de la “doble vara”. Ahora Valls acaba de darme la razón. Su explicación de lo que es delito encuadra tanto a Dieudenne como a Charlie Hebdo.
Doble vara “a la française”.

Oscar Cuervo dijo...

Razz, no sé de dónde sacaste vos que la tapa no se ríe del acribillado y si del fanático, o sí lo se, lo sacaste de tu interpretación. Yo lo interpreto de otra manera, está permitido interpretar? Yo veo a un acribillado diciendo el Corán es una mierda, porque no para las balas. Vos afirmas que el Corán dice que para las balas? Me podes citar el versículo? Respecto de la Biblia estás completamente errado. En ninguna parte dice que para las balas. Aunque estos libros lo dijeran, me parece horrible hacer un chiste con la víctima de una masacre, incluso si el personaje dibujado fuera un nazi. No creo que esté bien. Quizás vos seas un tipo de fanático inesperado, el que se cree con derecho a ofender a un sector que no profesa tu fe ciega en que nada es sagrado. Es el fanatismo iluminista, que lleva a burlarse de un sector de la población pobre y estigmatizado... Gran coraje el de burlarse de los inmigrantes, provenientes de culturas extranjeras. Y más si SOS parte de una pequeños burguesía ilustrada que tiene a los musulmanes en los empleos basura, mientras se burla de ellos. Te recomiendo que leas al marxista Pier Paolo Pasolini acerca de esa falsa desobediencia que hace una cultura del desprecio, la burla y la impiedad, sobre todo con los pobres.
"...para todos estos jóvenes es válido el modelo del “desobediente”. Ninguno de ellos se considera “obediente”. En realidad, las palabras han invertido su significado: de acuerdo con la ideología destructora del nuevo capitalismo, el que se cree desobediente y se exhibe como tal, es en realidad obediente. El que disiente de este proceso destructor -y se considera obediente por creer en los valores que el capitalismo está destruyendo- resulta ser, por tanto, el auténtico desobediente. La destrucción es el signo dominante de este modelo de falsa desobediencia (falta de respeto, burla, desprecio por la piedad) en que consiste hoy la obediencia de siempre".Completo acá: http://tallerlaotra.blogspot.com.ar/2014/06/la-falsa-desobediencia_12.html

Razz dijo...

Oscar, claro que sos libre de interpretar lo que quieras, pero repito, si decís que son xenófobos por tu interpretación del chiste, obviando la historia de la revista estás haciendo lo mismo que no te gusta cuando alguien te dice que kirchner es igual a menem porque dijo que era el mejor presidente (entre otros argumentos que se suelen dar)
¿Aplicamos entonces los límites de la libertad de expresión, como dijo el Papa de la religión genocida por excelencia?

Lo mejor que puede pasar con estas cosas, es lo mismo que pasó con esa tapa de Noticias(salvando las distancias de su nefasta línea editorial) sobre el goce de Cristina, NADA.

Todo el resto, es verso para justificar lo que a uno no le gusta o entiende a partir de lo que le causa mas o menos gracia, y cuando ya estamos hablando de los límites que tienen que tener el humor, mejor levantarse y retirarse para seguir haciendo chistes y dejarlos solos debatiendo con el papa francisco.

Oscar Cuervo dijo...

Razz:

Los dibujos me parecen xenófobos y ofensivos para los musulmanes y esa voluntad de herir no me despierta ninguna simpatía. No me interesa perder tiempo analizando la trayectoria de la revista, entiendo que un inmigrante musulmán en Europa, que vive en un clima de discriminación y estigmatización, encuentra en estos dibujos un motivo más de penuria. La irreverencia que a veces se cita como motivo para ensalzar el "humor" que practica la revista no me parece un valor superior al agravio que produce. No me baso en una analogía como la que vos forzás con Kirchner sino solo en lo que los dibujos me muestran. Otras personas que me merecen respeto, como Baremboim, también se niegan a reivindicar esa irreverencia.

Quien caracteriza a la revista como sistemáticamente islamofóbica es esta bloguera feminista, Griotte; sus argumentos me parecen más convincentes y cercanos a mi percepción de los dibujos que los que vos planteas.

Nada de lo que digo lleva a aminorar la gravedad de la matanza de estos dibujantes. Sería igualmente grave si ellos fueran neonazis: nadie merece ser asesinado. Tampoco hablé en ningún momento de censura. Que a mí un dibujo me parezca nefasto no quiere decir que quiera censurarlo. La linea editorial de Clarín o la revista Noticias me resultan nefastos y no pido que los censuren. Yo nunca voy a pedir la clausura de Noticias, pero tampoco jamás voy a decir "Yo soy Fontevecchia". No soy Fontevecchia y no soy Charlie. Creo que Charlie con sus provocaciones ha resultado funcional a la escqlada de persecución xenófoba que vive Europa. Por eso me considero un adversario político de esas actitudes y de los que las reivindican en nombre de la irreverencia. Una verdadera política emancipatoria y liberadora de la humanidad no tiene que ser irreverente con los perseguidos. Hoy todos los perseguidores, los lideres de la OTAN, se encolumnan detrás de Charlie y en su nombre salen a cazar musulmanes. Si ellos están con Charlie y Charlie acepta estar con ellos, yo estoy del otro lado. Es mi opción política y me resulta necesario declararlo.

Oscar Cuervo dijo...

Cuando te quieras retirar, Razz, podes hacerlo. De hecho yo no te llamé así que tampoco lamentaría tu retiro. Pero el Papa en esta ocasión está colocado a la izquierda de las potencias europeas, que instrumentan la matanza para redoblar sus políticas xeñofobas y su imperialismo bélico.

En cuanto a vos, me pareces un fundamentalista liberal. No está en juego la libertad de expresión, solo lo estaría si el estado francés hubiera atacado a Charlie. Si yo critico a Charlie, eso forma parte de la libertad de expresión y no de su menoscabo. Si Charlie puede burlarse del Corán permitirme al menos que yo pueda criticar a Charlie. Si no, el que quiere imponer censuras sos vos.

Pero tu fundamentalismo consiste en la hipertrofia de un valor hasta límites idolátricos. El derecho a la libre expresión no es absoluto: la gente que no tiene para comer no tiene tampoco medios para expresarse; los grandes polos mediáticos tienen recursos para expresarse a los que yo no puedo oponer una potencia equivalente. Ergo: no existe libre expresión que no esté condicionada por las diferencias económicas. Ergo, la libertad de expresión separada del resto de las libertades y derechos, es una idea abstracta.

Por ejemplo: en Argentina existe el delito de discriminación; o la apología del delito. Entonces la libertad de expresión entra en colisión con otros derechos. Vos pareces inquietarte por la vigencia absoluta de la libertad de expresión y parece que confias que el resto de los conflictos (diferencias de clase, discriminación étnica o sexual, violencia de genero) van a ser resueltos por la mano invisible del mercado. Esa obsesión por reducir un clima social complejo e injusto al tema de la libertad de expresión te transforman en un fundamentalista liberal.