K

K

martes, 20 de enero de 2015

Es posible que el suicidio de Nisman haya sido instigado: habrá que investigar a quiénes lo contactaron durante sus últimos días


"Que Nisman estaba bajo una presión insoportable era fácil de adivinar: quienes lo trataron en los últimos días pueden dar testimonio de esa ansiedad que lo llevaba a hablar con una velocidad que convertía su discurso en algo casi incomprensible".
Carlos Pagni (¿y còmo lo sabe? ¿no tendría que testificar?)

El tipo se mató, ya descansa en paz, la paz que no tuvo cuando presentó su denuncia disparatada. Los que no tienen paz ahora son los sectores politicos que quieren hacer decir a su cadáver lo que él no iba a decir ayer en el Congreso, porque no tenía nada. Tenía 330 cds, o 660, creo. Era más liviano ponerlo en un pendrive, pero bueno. Ya Lanata calculará cuántos cds entran en una bóveda.

La carrera de Nisman fue curiosa. Fue fiscal del caso AMIA durante 10 años y no averiguó nada. Nestor Kirchner lo nombró fiscal especial del caso. Convengamos que Néstor no estuvo muy acertado. Pero Néstor no tenía mucho ojo para elegir personal para misiones delicadas: Redrado, Cobos, Lousteau. Cosa rara los Kirchner: tan desconfiados para delegar el poder y en los puestos màs complejos pusieron a los tipos menos indicados. Al asignarle una fiscalía especial , Néstor le dio a Nisman un presupuesto millonario.  Alberto no avanzó en la obtención de una sola prueba y terminó inculpando a Cristina.

Una operación de acción psicológica sostenida por varios días por el grupo Clarín transformó al investigador fracasado en héroe de los extraviados sin proyecto. 

La semana pasada Nisman presentó una denuncia que invierte el orden de la lógica judicial, Aunque no logró demostrar la culpabilidad siquiera de una persona, denunció a la Presidenta por encubrimiento de culpables que él mismo no sabía quiénes eran. Sus argumentos para demostrar un pacto de impunidad entre el gobierno argentino e Irán se basaban en un incremento del intercambio comercial entre los dos países. Pero el intercambio comercial entre Argentina e Irán no se incrementó, Y todo así. Pero para Clarín fue un capo de la investigación. Nisman habló de una pista armada contra fachos locales, pero nadie de los que lo entrevistaron le preguntaron quiénes eran esos inculpados, ni ante qué fiscal habían sido denunciados.

El viernes, después de ser desmentido por el ex jefe de Interpol y desautorizado por el juez de la causa en la que trabajaba, luego de que Servini de Cubria consideró su denuncia carente de pruebas, Nisman se encerró en el mutismo: Antonio Laje el lunes a la madrugada, cuando recién se confirmaba que Nisman estaba muerto, decía que el fiscal ya no quería presentarse este lunes en el Congreso. Decía Laje que Patricia Bulrich habló varias veces con él para convencerlo. ¿Nadie investigará las conversaciones de Pato con Nisman? ¿Nadie le preguntará a Laje de dónde sacó esa versión? ¿No andan diciendo que fue un suicidio inducido? ¿Quiénes podrían inducir a Nisman al suicidio? ¿Los mismos que lo hicieron venir en medio de una feria judicial con los 330 cds? ¿los que tuvieron contacto frecuente con él sus últimos días? ¿Los dueños de los medios que anoche se restregaron las manos diciendo "es ahora o nunca"?

El tipo se pegó un tiro, todo lo que dejo es una espesa humareda. Ahora se convirtió en el primer agente de a CIA con club de fans.

La derecha, impaciente para la construcción política, cuando quiere copar la escena, mata. La derecha hace política con muertos. Por eso, para ellos, la muerte, incluso cuando se mata uno de ellos, es una buena noticia. Imagino el entusiasmo del domingo a la noche en la reunión de redacción de Clarín. Un muerto que no alcanza para desestabilizar al gobierno. ¿Habrá más muertos, para lograr cacerolazos un poco más concurridos? ¿Esto escala? ¿O se les agotaron los recursos?

5 comentarios:

F dijo...

Muy buena la foto de portada. ¿cuál es la fuente?

Daniel dijo...

También es posible que se haya suicidado por una causa sentimental si vamos a especular. Qué no? Cualquier afectación emocional puede potenciarse por el agravamiento de la cotidianeidad. No sabemos nada por ahora. Pero hay que escuchar el llanto de los cínicos como Macri danzando su miseria sobre el cuerpo de un muerto.

Politico Aficionado dijo...

Lamento que ya no esté, la muerte le da una pátina de respetabilidad que nada hizo para ganarse en vida.

Carlos Balmaceda dijo...

Yo no soy un agente de la CIA.
Yo no soy un judío sionista.
Yo no soy un servidor de los monopolios mediáticos.
Yo no soy un servidor de agentes de inteligencia locales.
Yo no soy un encubridor de la masacre de 86 personas.
Yo no soy un falsificador de pruebas.
Yo no soy un servidor de la dirigencia judía encubridora del asesinato de 86 personas, la mayoría, judíos.
Yo no soy un lamebotas de la embajada de Estados Unidos.
Yo no soy un parásito que vivió durante diez años de un presupuesto extraordinario del estado.
Yo no soy servidor de un servicio de inteligencia que secuestra, mata y tortura como el MOSSAD.
Yo no soy servidor de ese mismo servicio de inteligencia que planta pruebas e inventa culpables en atentados criminales contra judíos.
Yo no soy un agente distractivo del atentado a la AMIA por más de diez años.
Por si no queda claro.
Yo no soy Nisman.

GrouchoMarx dijo...

Salvo con el caso de Redrado (que Néstor explicó en 678 por qué lo puso y que le fue útil durante varios años), no sólo coincido sino me parece muy buena lectura de todo el hecho.

Y los últimos e impecables párrafos sobre la derecha me recordaron la famosa frase de Millán Astray, “Viva la Muerte”