martes, 24 de febrero de 2015

Palo Pandolfo: "Una de mis contradicciones es mi amor por la música inglesa y lo intragable que me resulta la política inglesa"

Antojo unforgettable


En su paso por Antojo (programa indeleble ACA) Palo dijo que 20 años después de componer "Antojo" aún no sabe si es un reggae, una tatantela o qué. Es como un folklore o una fusión de cosas, o la influencia inconciente de su abuelo Pandolfo... Como la Argentina, que es una fusión no asumida, como una fusión que se resiste a que nos fusionemos en paz, esa lucha que hay en nosotros, racial...

En una época Argentina era un país muy europeizante, después pareció surgir una conciencia latinoamericana, y ahora estamos de vuelta en el tironeo de sentirnos europeos...

- Sí, yo qué sé, no sé quién se puede sentir europeo, pero en mi caso soy fanático de la música inglesa: una de mis contradicciones es el amor que tengo por la música inglesa y lo intragable que me resulta la política exterior inglesa en los últimos 300 años, como una especie de fisura en mí.

- Es compartida, porque todos nos sentimos un poco hermanos o hijos de los Beatles.




- Sí, o Artic Monkeys... Por cualquier banda que suene ahora en Inglaterra yo siento devoción. Tengo un amigo de hace mucho tiempo, que tocó conmigo en Don Cornelio, que se llama Daniel Gorostegui Delhom, tecladista de Cornelio, con el cual armamos un dúo ahora, tecno. Y hace 30 años que él me baja lo último del brit pop. Y el año pasado me hizo... ¡ughjjj! y me dio una bola de cosas que me está rompiendo la cabeza, por ejemplo un tal Owen Palllett, de una banda Final Fantasy, y es un violinista gay, apasionado y muy inglés, y muy genniaaalll, y totalmente rupturista, pero hiper formal. Y de alguna manera siempre estoy volviendo a la música pop inglesa...







Nota del editor: se termina febrero y se está terminando la tercera temporada de Antojo. Se pasó volando, cada programa y todo el ciclo. Pero si me pongo a pensar en esa fugacidad inapresable es simplemente la del tiempo mismo y el encanto que logra expresar el concepto radial de Antojo. Hacer este Antojo 2015 fue como hacer 5 revistas La otra al hilo, como un polvo diferente cada noche. 

Y es increible pensar que por ese lugarcito de la medianoche pasaron Fernando Martín Peña, Juan Mayo con su bolerazo, las canciones de Caetano Veloso, Javier Galarza, Lilián Cámera, Carlos Juárez Aldazábal, todos ellos poetas, el resultado de la encuesta sobre música argentina del siglo xxi, otra historia de la filosofía, esta vez con el eje "Pensar, comunicar, politizar", con otra mirada sobre el pensamiento y la acción de Sócrates, Platón, Kierkeggard y Wittgenstein, anoche mismo Nicolás Prividera, con su libro El país del cine, programa que voy a subir en los próximos días, más lo que aún falta: un especial dedicado a uno de los más grandes músicos argentinos, Dino Saluzzi (hoy) y los primeros puestos entre los discos y los músicos argentinos del s xxi (miércoles y jueves). 

Y a eso le podemos sumar los que pasaron este verano en La otra:-radio: Jorge García y su balance del cine del año 2014, Esther Díaz (y su libro La filosofía de Michel Foucault), Marcos Vieytes (y su libro Subjetiva de nadie), Marco Berger, Emilio Bernini hablando del cine contemporáneo y del número 12 de la revista Kilómetro 111, el especial de Robert Plant a cargo de César Colman y el escuchadísimo programa con el Pájaro Salinas y su mirada sobre el caso Amia, la bomba en la Embajada, los encubrimientos y el caso Nisman.

Y Palo, con ese entusiasmo que pone en cada sílaba que dice o canta.

Si me pongo a pensar, me siento orgulloso de esa intensidad y esa fugacidad (pueden escuchar todos y cada uno de esos programas acá, más los que aún nos quedan por subir). Pero este Antojo 2015 fue algo hermoso para todos los que lo hicimos: Maxi Diomedi, Carmen Cuervo, Sofi Grenada, Anto Diomedi, Martín Farina, Santiago Segura y todos los nombrados con anterioridad. Esa manera de tomarle el pulso a la noche estival es algo que hallamos un poco por casualidad hace un tiempo y eso es lo que para mí logró hacer más lindo a este ardiente verano sudoso y sudaca.