K

K

miércoles, 11 de febrero de 2015

Palo y Palo: El Antojo más deseado

"Para mí la política es la gran palabra": Palo Pandolfo en La Tribu, para escuchar acá



Trasnoches gloriosas estas de febrero en La tribu

Tenemos el privilegio de recibir a algunos capos, los mejores en lo suyo, y eso garpa para nosotros más que un millón de dólares: ser anfitriones de Palo Pandolfo... ¿cuánto vale eso? ¿cuántas veces podemos hacer posible abrir nuestra casa para que entre a ella, se adueñe de ella, un artista a quien venimos admirando desde hace muchísimo, admiración que aumenta cuando año a año sigue cultivando una belleza inclaudicable?

Palo habló de la canción "Antojo" como una extraña tarantela, de Argentina como fusión no asumida, de su fanatismo por la música inglesa, de la abominación de la política exterior inglesa , del dúo tecno que está preparando con Daniel Gorostegui Delhom, de Owen Pallett de la banda Final Fantasy, de "La Rebelde" (El inglés es la ley/ duerme ya el burgués./ Una vez, cuna de cielos abiertos,/ hoy, huella de muerte, sin sentido/ y sin honor del asesino./ Canto de la pampa envenenada, de la pampa mancillada,/ del dolor y la pasión austera y europea./ Esa especie tan colgada de los huevos de la corona británica...),  de los libros de Liborio Justo, de las armas inglesas en el genocidio del siglo xix en la pampa argentina, de los 20.000 años del arte paleolítico, del cacique Calfucurá, de la piedra azul, del esfuerzo de hacer letras que estén a la altura de las melodías, de cantar a viva voz "Ando adelante", de la inspiración fulminante de "Oficio de cantor", del automatismo en la escritura y la composición, de los cinco temas iluminados que hizo, de La Hermandad ("ya me hincha las pelotas poner Palo, somos una banda"), de los remiseros que escuchan Arjona, de la compañía de Baudelaire, de una nueva canción que es una biografía cantada completa de su viejo, de Draculaura, de su vínculo con Estela de Carlotto, del encuentro de Estela con su nieto Ignacio Guido, de la canción que compuso para ellos (de la cual nos adelanta la letra completa), del nada yoga, de su presencia en la Mansión Seré y en la Casa Rosada, de cantar con todo el Estado Nacional a su espalda, del arte y la política y de la posibilidad de fundirlos, de su viejo atrozmente comunista prosoviético, del reencuentro final con su padre ("¿por qué le pusiste Patria o Muerte?"), de Patria o Muerte como sin salida, de su compromiso político, de la canción "Renacer" que compuso con Alfonso Barbieri...

"Yo desde el principio de 2003, cuando surgió el kirchnerismo, tuve una visión crítica. Pensaba: 'es un acomodo de Duhalde, viene de un peronismo rancio, y empecé a ver afinidad con el kirchnerismo a partir de mis amigos músicos. Todo el mundo empezó a ver afinidad con la Ley de Géneros, la Ley de Medios Audiovisuales. Es muy delicado, porque hay gente muy levantisca y agresiva, entonces tenemos que cuidarnos. Pero: ¡hay que hablar, también! Yo lo que veo es que en mi entorno, entre los músicos, mis amigos, todos se fueron poniendo muy kirchneristas. Queda bien estar en la oposición y ser un crítico, porque toda la vida estuvimos en la vereda de enfrente. Eramos críticos de mi viejo, críticos de esto, críticos de la concha de tu hermana. Nosotros somos la cría del proceso: yo hice la secundaria desde el 78 al 83. O sea, me morfé toda la dictadura. Empezamos a hacer militancia política en el 81. Somos una generación para la que la palabra "política" es la mejor palabra que existe. "Política" es libertad, es liberación. Amamos la política. Para mí la política es la gran palabra".

Para escuchar el programa completo, clickear acá.

En las próximas horas subo los programas con Emilio Bernini, Lilián Cámera y Javier Galarza. Hoy seguimos con otro Antojo Filosofía.

1 comentario:

jfc dijo...

para mi hay que reunir a muchos , para aclarar un poquito, que a todos los que abjuran de la marcha de marijuan y sus amiguitos, por lo menos de palabra, dicen que es "política" peyorativamente, y ??? no era que esa etapa la habíamos superado?
vamo, vamo, que el ser humano que mas o menos sobrevive, es político.
Quizás la marcha oculta la intención de los que quieren desarrollar políticas de exclusión, marginalidad y foraneidad, como en los 90, pero las marchas FPV, son igualmente políticas, sólo que en gran medida propenden a generar inclusión, bienestar y ciudadanía.