sábado, 2 de enero de 2016

Scioli rompió el silencio y habló sobre los graves acontecimientos del país


DOS: ¿para qué lado mira?


La cosa es así:

El nudo discursivo de Daniel Osvaldo Scioli llega a un punto de torsión. De su parte encontraremos "el mismo espíritu y vocación, diálogo y consenso". Y dice esperar que el año que comienza venga acompañado de prosperidad y más posibilidades para todo el pueblo argentino. Pero a la vez él quedó como uno de los principales referentes opositores. O eso al menos se supone o se pretende. Incluso un sector del peronismo -gobernadores e intendentes "dialoguistas" o colaboracionistas, según se mire- lo postula como futuro jefe del movimiento. 

Scioli perdió las elecciones por dos puntos. Y los que lo votamos lo hicimos para que implementara un programa que es incompatible con los primeros 20 días del gobierno de Macri.

Lo que Macri hizo en 20 días (ya se tomó vacaciones) es:

- Devaluar un 40% el peso, depreciando simultáneamente el salario real de los trabajadores, que ahora con el mismo sueldo pueden comprar mucho menos.

- Anunciar que por tiempo indefinido no habrá cifras oficiales de inflación y que las paritarias no se harán considerando el poder adquisitivo perdido sino metas de inflación futuras fijadas por el propio ejecutivo.

- Prat Gay amenazó a los sindicatos: se encontrarán con el dilema de pretender aumentos de sueldos o mantener el nivel de empleo, de modo que, con la espada de los despidos sobre sus cabezas, los trabajadores se vean obligados a renunciar a luchar por sus salarios.

- Macri declaró la emergencia en seguridad, la emergencia penitenciaria y la emergencia estadística. Lo cual significa ampliar los márgenes de discrecionalidad del Poder Ejecutivo para hacer contrataciones por adjudicación directa, poner más dinero en manos de policías y carceleros corruptos y no informar sobre el alza de precios.

- Mediante una apabullante seguidilla de decretos simples o decretos de necesidad y urgencia, Macri declaró abolidas leyes, conculcó derechos adquiridos, impuso dos miembros a la Corte Suprema sin que pasen por la aprobación de sus pliegos  por el Senado de la Nación, disolvió organismos autárquicos que no dependen de su jurisdicción y se propone seguir avasallando los límites de la autoridad que le asigna la Constitución y avanzar sobre los otros dos poderes del Estado.

- Amenaza con despidos masivos de empleados estatales a nivel nacional, provincial y municipal.

- Silenció una radio haciendo caducar toda su programación.

- Liberó las exportaciones, atacando a la industria nacional orientada al mercado interno.

- Anuló el impuesto a los autos importados de alta gama.

- Eliminó o disminuyó sustancialmente las retenciones, lo que significa una enorme transferencia de ingresos en favor de sectores agroexportadores.

- Elevó fuertemente las tasas de interés, lo que beneficia al sectro financiero, encarece el crédito, desalienta el consumo y propicia una contracción de la actividad económica.

- Se propone reiniciar el ciclo de endeudamiento sin dar explicaciones del destino de esa deuda (los intentos de aprobar el presupuesto de la provincia de Buenos Aires son un ejemplo concreto de que se prioriza la deuda masiva y se oculta el destino de esos fondos).

Todas estas medidas favorecen a los sectores de más altos ingresos, fomentan la concentración de la economía, la subordinación al poder financiero internacional, la caída de los salarios, la disparada de la inflación y la suba del desempleo. No se conocen medidas que puedan atenuar los efectos negativos de esta contracción abrupta. No parece fomentar la prosperidad para todos los argentinos que Scioli anhela por twitter.

Macri en su primer día de gobierno se reunió durante unos minutos con sus rivales de las últimas elecciones. 15 minutos con Scioli, otros con Stolbizer, luego con Massa y con Rodríguez Saa. Los candidatos derrotados posaron para la foto en la Casa Rosada, se declararon complacidos por esta nueva etapa de diálogo. Ninguno de ellos fue consultado, ni siquiera advertido, de la andanada de decretos con los que Macri atropellaría en los días siguientes. Ninguno de ellos fue informado de la pretensión de completar la Corte Suprema por decreto. 

Es decir: los gestos de desprecio hacia el diálogo y la búsqueda de consensos del nuevo presidente son ostensibles, sin que ninguno de sus rivales derrotados diera claras señales de impugnar esos atropellos.

Scioli apenas emitió leves y casi inaudibles rezongos por algunos de los atropellos perpetrados por Macri en pocos días. No se pronunció por el intento de derogación de facto de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual ni por la inconstitucional disolución de Afsca y Aftic. Murmuró sin volumen ni convicción algo sobre el avance sobre la Corte y el Senado.

Macri deja abolida de hecho cualquier posibilidad de diálogo y consenso. Scioli insiste en su vocación de diálogo y consenso. 

¿Puede considerárselo jefe de la oposición? ¿Pretende ganar así legitimidad para ello?

Uno diría: el que calla, otorga.

Una de las pocas declaraciones de Scioli que permiten entrever su posicionamiento político respecto de la dirección inicial del gobierno macrista fue decir que estaba dispuesto a acompañar al presidente a Davos para conseguir inversiones para el país.

Va a ser interesante ver si ese viaje conjunto se produce. Scioli habla por fotos y gestos. Su célebre parquedad lo llevó a perder las elecciones ante un rival avasallante, que en el debate electoral lo humilló: "¿En qué te han convertido, Daniel? ¡Parecés un panelista de 678!". Si Scioli va a Davos en respaldo de Macri, en nombre del consenso y el diálogo, por esa misma acción habrá avalado internacionalmente las políticas anticonstitucionales del presidente.

Entonces se habrá agotado todo margen para las ambigüedades.

9 comentarios:

hosebe dijo...

QUE OTRA COSA SE PUEDE ESPERAR DE SCIOLI, CON BEIN Y BLEJER COMO ASESORES, CON CASAL DE MINISTRO DE JUSTICIA.....ECT,ETC. NUNCA EN DEFINICIÓN CONTUNDENTE

María Clara Podestá dijo...

En todo de acuerdo, subiré con permiso de uds esto a mi muro de FB.
Una recomendación/sugerencia por otros lectores: la humillación no tiene que ver con 678 en sí, sino con la pregunta denigratoria y ultra manipuladora expresada en la frase "en qué te has convertido", que quiere decir "te has convertido en otro".

Unknown dijo...

Si no se impone el dialogo y como vemos este gobierno no dialoga sino que impone, entonces debe haber un trato de reciprocidad pomo en las relaciones internaconales. Deben poner limite o volvera el 2001 mas rapidamente de lo que se imaginan. Señores a ponerse los pantalones y decir basta. El pueblo los necesita.

Marta dijo...

Referente??? de quien? referente las pelotas!!!

Juan Guillermo Cocina dijo...

Si vamos al caso, salvo Nuevo Encuentro, nadie está haciendo un joraca.

Michael Madison dijo...

Este señor Scioli no me representa como opositor a esta dictadura. ¡Que se vaya al carajo!

Carlos G. dijo...

Se ha dicho y repetido en blogs muy informados que Scioli era el mejor candidato que podía presentar el FPV.
Y era "el mejor candidato" porque era el único que podía ganar, sumando al caudal propio del FPV un caudal adicional de votos "independientes"
Y porque representaba el "diàlogo y el consenso" y "los modos" que la sociedad requería.
Los resultados de la primera y segunda vuelta han sido suficientemente claros respecto de aquellas afirmaciones.
Obvio que no es el único culpable de la derrota.
Pero "ésto" es Scioli y nunca ha sido otra cosa.
Y por eso hubo tantos que no lo apoyamos, aunque en última instancia lo votamos.
Hace años sostuve que DOS sería, en caso de ganar, no ya el continuador y profundizador de los gobiernos del NK y CFK, sino el epílogo del proyecto nacional del FPV.
Ahora habrá que participar en las internas del Justicialismo si queremos que el FPV cuente con representantes que puedan llevar el proyecto nacional y popular adelante.
Que es lo que Scioli por naturaleza e ideología no puede hacer.

Ricardo Hernández dijo...

Los invito a mi blog. www.laexcusa.blogspot.com.ar

jfc dijo...

" Los candidatos derrotados posaron para la foto en la Casa Rosada, se declararon complacidos por esta nueva etapa de diálogo. Ninguno de ellos fue consultado, ni siquiera advertido, de la andanada de decretos con los que Macri atropellaría en los días siguientes"
¿¿¿sei sicuro, caro amico???