viernes, 1 de enero de 2016

La pelea de la década


Es el día de año nuevo en New Orleans
y voy caminando hacia el Rib Room con la chica de mis sueños
y mientras caminamos tengo pensamientos que seguro que otros no tienen
por ejemplo,
cómo puede ser que el actor más subvaluado del mundo sea Steve Railsback
hizo de Manson en Helter Skelter e hizo de Ed Gein
también estuvo en un par de películas de Rob Zombie, estoy bastante seguro, creo
ayer estuvimos en el pantano de Honey Island
y yo pensaba en el año que empieza y lo que voy a hacer
y pensé en la película Southern Comfort con Keith Carradine, Fred Ward,
Peter Coyote y el soundtrack con la guitarra slide de Ry Cooder
Powers Boothe podría haber hecho de Vicente Bugliosi
el famoso fiscal de Manson en Helter Skelter
yo podría haber sido actor o compositor de soundtracks
pero soy songwriter y escribir canciones es mi vocación hasta el día en que muera
voy a escribir canciones que hagan que la gente se ría, llore, sea feliz
canciones rabiosas que hagan que los tipos se caguen en los pantalones
como si fueran bebitos
canciones sobre un gatito perezoso que duerme en un porche de la circunscripción 9º
o sobre un pitbull que ladra en la jaula de la comisaría
mientras los canas procesan al cafishio que es dueño del perro.

El primer capítulo de un libro sobre Maurice Ravel
él nació pocos años antes de que construyeran mi casa y eso me hechizó
pensando en Marx, Freud y Einstein y el final del siglo 19
y a la tarde nos dio sueño y nos quedamos dormidos
con toda esa comida sureña rica que habíamos comido
sopa de tortuga, sémola, salmón con crema, camarones y filet de pescado.

Anoche vimos los fuegos artificiales en la rivera del Mississippi
y recibí una llamada de mi amiga de Tennessee y era el cumpleaños 97 de su abuela
ella es lo más parecido a una abuela que yo tuve
hace ostras rellenas cada Acción de Gracias
pero la última vez que la vi, en 1990, me quedé dormido en su sótano leyendo Ridders in the Storm
estaba obsesionado con The Doors
Pero no me interesaba la perspectiva de John Densmore.

En navidad murió Dan Engelberg, un amigo de papá
en la cama de un hospital, a los 99 años
a semanas de cumplir los 100
el sábado anterior él había hablado con papá y le dijo que estaba listo para irse
y que lo quería y que había sido el mejor amigo que había tenido
y llamé a mi papá la noche de navidad, estaba tranquilo y me dijo que no se sentía tan mal.

Y anoche le hablé a mi amiga
que estaba sola en su casa de tejas
sola en la noche de fin de año
alguien cuidaba a sus hijos
porque ella no tenía ánimo de lidiar con ellos
se distraía mirando True Detective
ahora yo y mi chica vamos a buscar un lugar donde comer
tratando de esquivar a los borrachos de las hinchadas de los equipos de fútbol de Ohio y Alabama
que juegan en el Superdome mientras estoy escribiendo esto
es difícil salir de esta cama grande y suave esta noche.

Volvemos de la taberna de Saint Charles, donde estaban haciendo quilombo
ella comió budín de pan y yo panqueques con chocolate
ella me habla de adoptar un perro o un gato
y me pregunta qué guitarrista voy a llevar a Japón
cuando finalmente me voy a dormir, espero soñar algo lindo
sobre mi viejo gatito oliendo el árbol de navidad
no una pesadilla en la que esté perdido en un mar de Malasya
con peces con cabezas de serpiente destrozándome con sus horribles dientes
nunca sabés si vas a tener un buen o un mal sueño
pero nada mejor que quedarse dormido con el sonido del tranvía de New Orleans.

Y soñé que era 1978
y vivía en el centro y era un día tibio de otoño
y yo y mis amigos íbamos a ver la pelea de Alí y Spinks en el Dome
e íbamos a la casa de alguien, exaltados por haber visto la pelea de la década
y nos reímos toda la noche en el porche hasta que el sol salió
y el sueño cambió al fondo de una casa, yo buscaba algo en la habitación
las paredes era púrpuras y doradas
la radio estaba prendida, entonces me desperté
era el 2 de enero y agarré la guitarra que compré en una tienda de empeños.