domingo, 17 de enero de 2016

¿En qué anda Daniel Scioli?


Hace semanas reproduje una serie de tuits de la cuenta oficial de Scioli en la que, más Scioli que nunca, su palabra se evaporaba en el calor de enero sin decir nada claro sobre el ajuste económico ni sobre los desbordes autoritarios del gobierno macrista. El título de mi post era irónico (Scioli rompió el silencio y habló sobre los graves acontecimientos que vive el país), aunque algunos lectores apurados lo tomaron literalemente. Pero hay algo específico en el personaje: Scioli maneja un estilo que hace que entre la lectura literal y la irónica quede un margen indiscernible. Uno siempre se queda pensando: ¿este hombre es o se hace?

Ayer fue detenida Milagro Sala, diputada electa para el Parlasur por la boleta que Scioli encabezaba como candidato a presidente. Sobre este hecho muy grave (Sala es la primera presa política de la era macrista) se pronunció un arco amplio de la dirigencia política argentina, desde Jorge Taiana y todo el Bloque FPV del Parlasur hasta diversas fracciones del trosquismo. Scioli todavía no. Hoy tuiteó esto:


Lo cual no implica que no lo vaya a hacer en las próximas semanas. Es el ritmo que él maneja, el que lo llevó a salir segundo, ni tercero ni primero, en las recientes elecciones. En los últimos días estuvo tuiteando así:





La semana pasada Scioli sí había hablado y sentado algunas posiciones significativas sobre el gobierno macrista y la interna peronista. Sus palabras aparecieron en un medio nuevo: el blog del periodista Ignacio Zuleta, que hace poco renunció a su puesto de secretario de redacción del diario Ambito Financiero. Muy pocos le dieron pelota a estas declaraciones. No fue título en ninguno de los grandes medios. Es llamativo: el hombre sacó el 49% de los votos hace un par de meses. ¿Hay poca predisposición a escucharlo? ¿Los grandes medios no quieren mostrar a un Scioli que da alguna definición clara y prefieren mantenerlo en el limbo de "la fe, la esperanza y el optimismo"? ¿Lo están preservando o lo invisibilizan? ¿No le dan crédito al blog de Zuleta? 

Scioli se refirió a un encuentro panperonoide -el engendro verbal es culpa mía- al que él no fue: un asado en Pinamar en el que sí estuvieron Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa, Felipe Solá y un panquequeante Diego Bossio. Todo esto pasó hace más de una semana pero lo rescato del olvido por la escasa repercusión que tuvo y un cierto interés que ofrece:


Periodista: ¿Qué esperaba de esa reunión?
Daniel Scioli: Diego Bossio me llamó para avisarle que iba a concurrir, que creía que era importante estar ahí.
P.: ¿Ud. qué le dijo?
D.S.: Que me parecía bien, y que esperaba que hubiera alguna declaración de los asistentes sobre lo que está haciendo el gobierno Macri…
P.: ¿A qué se refiere?
D.S.: A una declaración, que no he visto, que condene la represión del viernes a los empleados públicos en La Plata, o a la caída de designaciones de empleados sin examinar con cuidado de qué se trataba y qué tareas desempeñaban. Pero no he visto ninguna declaración de ese tipo.
P.: Más bien se trataba de una reunión de organización partidaria…
D.S.: Me parece bien. Después de las elecciones he tenido también reuniones con gobernadores, con intendentes, con sindicalistas. Y muchas veces con dirigentes que estuvieron en esa reunión de Pinamar, como Urtubey, con quien hablamos siempre.
P.: ¿Tiene algún proyecto para la organización partidaria?
D.S.: Lo que les he dicho a gobernadores, intendentes y sindicalistas, que soy a estar en todos los proyectos que vayan a la unidad. Si se avanza en la unidad me van a ver con ellos, no lo dude. Pero ahora hay también otras preocupaciones.
P.: Dígame cuáles son las suyas.
D.S.: Tengo tres. Una, es que la provincia de Buenos Aires tenga pronto un presupuesto. No es posible que no haya cálculo y previsión de gastos. Pero veo que se está avanzando de a poco a que haya presupuesto. Segundo, que atrapen a los que se fugaron de la cárcel de general Alvear. Eso va a terminar con todas las presunciones que se han dicho sobre ese caso. Todo se va a aclarar cuando queden de nuevo detenidos.
P: ¿Hay una tercera preocupación?
D.S.: La principal, la actividad económica y la preservación del empleo. Ya se están viendo las consecuencias de lo que decía que iba a hacer Macri si ganaba con la devaluación y la desprotección del empleo. Estamos viendo una caída de la actividad en la costa, adonde tenemos la temporada más baja de los últimos 30 años. ¿A qué se debe? A las medidas que ha tomado este gobierno desde que asumió. Era esperable. De esto también pudo haber una declaración de esa cumbre de Pinamar, pero no he escuchado nada.

Eso es todo. No difiere demasiado de lo que Scioli decía en el último tramo de la campaña presidencial. Al contrario, se parece más a ese Scioli -el que le hizo decir a Macri: "¿en qué te han convertido, Daniel?"- que al de la primera vuelta. Más opositor que colaboracionista. No es mucho, pero es lo que hay.

6 comentarios:

profemarcos dijo...

Le faltó decir que espera que incorporar a 100.000 policías más y qeu tiene fe en dios de que así será

jfc dijo...

No soy ni remotamente afin a las tendencias demostradas en ocho años por quien fue gobernador de la provincia que debió darle el triunfo, pero ¿qué debería haber dicho en el reportaje de zuleta? ¿un ejemplo?

jfc dijo...

sí espantoso el ritmo de los twa

Juan Guillermo Cocina dijo...

Es su estilo, me gustaría que fuese más violento en la crítica. De todas maneras, me preocupa menos la tibieza de DOS, que mal que mal, se mantiene en el mismo lugar, que el panquequeo de tipos otrora talibanes K como Bossio. Con razón lo trataban tan bien los opos en ese entonces.

Oscar Cuervo dijo...

JFC: Por mi parte, si leés con atención el post nuevamente, no pretendo que Scioli diga nada. Solo digo lo que dijo. Cada lector puede contarle las costillas. Y cada uno puede pensar qué le gustaría que diga, si es que lo votó o si está bien su desempeño como referente de la oposición.

La cuestión de lo que tuitea me parece que es algo más que rítmica. O al menos, el ritmo que le está imponiendo el macrismo a este verano es algo más que una cuestión musical. Macri sacó el 51 y Scioli el 49. No creo que fuera porque a los que votaron a Scioli les gusta bailar lentos. En las 3 semanas previas a las segunda vuelta, los autoconvocados aceleraron bastante el tempo. Quizás sin ellos, Scioli habría sacado el 40 y Macri el 60.

Pero yo no pretendo nada de él. Lo tomo cuando y viene y lo dejo cuando va.

Cocina: Yo creo que las palabras y gestos de Scioli son mucho más importantes que las de Bossio. Por una sencilla razón: a él lo votó el 49%. Si Bossio panquequea es él y solo él quien se zambulle en la cloaca.

De todos modos, es importante tener en cuenta lo que hacen y dicen todos y cada uno.

Julia Farfan dijo...

Hay que pensar en el PJ. Cual es la jugada y con quienes alli