domingo, 31 de enero de 2016

El furor del verano: los grandes diarios del domingo remplazan los análisis políticos serios por columnas humorísticas


NOTA DEL EDITOR: En línea con la nueva era política que empezó en Argentina el 10 de diciembre pasado, dejando atrás los enojosos enfrentamientos entre los vecinos que promovía el viejo régimen, los grandes diarios han comenzado a impulsar una nueva tendencia que ya es furor: las adustas columnas políticas, que ensombrecían las mañanas dominicales con lúgubres admoniciones que finalmente se cumplieron, han sido reemplazadas por piezas de humor. Uno de los que hicieron punta de lanza en esta tendencia es el ex-sociólogo Manuel Mora y Araujo, que aquí revela un manejo desopilante del sarcasmo, lo que nos hace celebrar su cambio de profesión:

REALIDAD PENDULAR

Volatilidad y dificultad

El país pasó rapidamente del proyecto K a la aceptación amplia del nuevo gobierno. Desafíos locales y globales.


por Manuel Mora y Araujo

Esta sociedad notablemente volátil parece hoy haber aceptado de pronto que hay otro destino posible: el de un país normal, realmente normal, parecido a la mayor parte de los países del mundo que constituyen referencias para los argentinos. Volvemos a imaginarnos más cerca de Europa, de Estados Unidos, de la mayor parte de los países de América Latina, no de Cuba, o de Venezuela. La sociedad ha renovado un crédito a esta clase empresarial que ha reemplazado la fantasía de la ficción igualitarista por una expectativa de aproximación al mundo normal, y a un presidente tranquilo que se siente cómodo con este mundo tal como es, que practica técnicas para relajarse y habla en inglés con los dirigentes del planeta, que parece saber adónde quiere ir y adónde nos lleva su gobierno, que no pelea todos los días con los enemigos del país y con los personeros de la antipatria. Cada tantos años, esta Argentina reaparece en la escena, para pronto volver a esconderse detrás de la otra Argentina demandante, conflictiva, exaltada y necesitada de líderes, que tan bien conocemos.

En el mundo, más allá de nuestras fronteras, el Gobierno encuentra igualmente una acogida expectante. Con excepción del caso de Venezuela, no hay en la región expresiones hostiles al nuevo gobierno argentino. En Davos, según lo expresa un comentarista internacional calificado, “el presidente argentino fue muy bien recibido y logró una audiencia calificada en mayor medida que otros dirigentes políticos allí presentes”. La Argentina recibe estos días muestras de buena voluntad de parte de otros gobiernos para discutir asuntos complicados pendientes y recoge expectativas favorables y buena disposición.

[Completo acá]