s√°bado, 31 de agosto de 2013

El peleador




No soy m√°s que un chico pobre
cuya historia nunca se cuenta.
Eché a perder mi entereza
por un pu√Īado de rumores
en forma de promesas
todas mentiras y burlas
pero el hombre oye lo que quiere oír
y pasa de largo lo dem√°s.

No era m√°s que un chico
cuando dejé mi casa y mi familia
acompa√Īado de extra√Īos
en estaciones de trenes silenciosas
huyendo asustado, derrotado
rondando por los barrios m√°s pobres
donde viven los linyeras
en busca de eso que tan sólo ellos conocen.

Lie-la-lie.
Lie la lie la lie la lie.
Lie la lie,
lie la lie la lie la lie
la la la la lie.

Sin pedir m√°s que un jornal de obrero
vine buscando trabajo
pero no recibí otra oferta
más que la de las putas de la Séptima Avenida.
Confieso que hubo momentos en que me sentí tan sólo
que encontré consuelo en ellas.

Ahora duermo en la calle
tapado con mi abrigo
ojal√° pudiera volver a casa
donde los inviernos de Nueva York no me desangran
volver a casa.

En un rincón se mantiene de pie el boxeador
un peleador de raza.
Lleva las marcas de cada golpe que recibió
los que le hicieron sangrar
y lo mandaron a la lona
grita con rabia y verg√ľenza
me voy, me voy
pero el luchador aguanta.

"The Boxer" es una balada compuesta por Paul Simon en 1968 y lanzada como simple del d√ļo que integraba junto a Art Garfunkel. En ese momento, algunos pensaron que se trataba de un ataque contra Bob Dylan. El coro "Lie-la-lie/ Lie la lie la lie", podr√≠a traducirse como "mentira-la-mentira". ¿Simon quer√≠a decir que Dylan se inventaba un pasado legendario? ¿Que era un mentiroso?

Dylan hizo una versi√≥n en su √°lbum Self Portarit, un disco curiosamente integrado por canciones ajenas. Maestro del enigma, Dylan juega entonces con la idea del autorretrato y la autobiograf√≠a ap√≥crifa. Y finalmente logra potenciar el enigma. Una versi√≥n alternativa de "The Boxer" est√° inclu√≠da en el reciente Another Self Portrait (1969-1971), una recopilaci√≥n de rarezas, tomas descartadas previamentes y canciones in√©ditas de esos a√Īos.

Ma√Īana en La otra.-radio vamos a escuchar parte de estas joyas de la canci√≥n recientemente dadas a conocer por el gran Bob. FM La Tribu, 88,7, medianoche. Online.

Vientre profeta sin tiempo


Yo no soy de ning√ļn siglo.
Vivo ausente del tiempo. Soy mi siglo como soy mi sexo y mi delirio.
Soy el siglo liberado de toda fecha y penumbra.
Pero cuando muera, el profeta que hay en m√≠ se alzar√° como un ni√Īo sin moral y sin patria. Un ni√Īo loco con lengua de alaridos. Entonces amanecer√° en el mill√≥n de Galaxias.
Madres del futuro; cuidado; cuando muera puedo volver.
Entonces, ay, vientre que me aguardas, dulcísima catedral de tinieblas.

MIGUEL ANGEL BUSTOS, 1967

Hoy s√°bado 31 de agosto de 2013, a las 15 horas se colocar√° una baldosa en homenaje al poeta y periodista Miguel √Āngel Bustos, militante popular detenido-desaparecido por el terrorismo de Estado el 30 de mayo de 1976. Leer√°n poemas de Bustos, su Hijo Emiliano, Julian Axiat y Alejandro Ricagno. El acto se realizar√° en Hortiguera 1529, CABA.

BARRIOS X MEMORIA Y JUSTICIA ALMAGRO
memorialmagro@gmail.com

viernes, 30 de agosto de 2013

¿Ya est√° decidido el fallo de la Corte sobre la Ley de Medios?

El domingo Santiago Marino en La otra.-radio. FM La Tribu, medianoche


Entre amigos y compa√Īeros cund√≠a el escepticismo acerca del fallo de la Corte sobre la constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicaci√≥n Audiovisual. La tendencia mayoritaria era interpretar estas dos jornadas de audiencia p√ļblica como una maniobra dilatoria que por s√≠ misma favorece a Clar√≠n. Un pretexto para seguir estirando los plazos, ya escandalosos, como bien dijo Verbitsky antes de ayer: cuatro a√Īos que esta ley espera por su plena vigencia. ¿Hac√≠a falta esta audiencia? ¿No fue la Ley lo suficientemente debatida en el momento de su aprobaci√≥n? Mis amigos creen que la Suprema Corte, m√°s all√° de la decisi√≥n pol√≠tica de N√©stor de jerarquizar el Poder Judicial con la independencia de sus miembros, responde finalmente a la inercia de los poderes f√°cticos de la Argentina Normal y est√°n a punto de asestarle al gobierno una nueva derrota. Algunos indicios parecen favorecer el escepticismo: que la Corte no haya convocado a otros sectores de la comunidad que podr√≠an estar interesados en terciar en el debate y que todo se haya limitado a una equiparaci√≥n entre el estado argentino y una empresa con posici√≥n dominante muestra que la Corte hizo valer un criterio reduccionista: "hay un pa√≠s afuera" (de esta audiencia) reproch√≥ Verbitsky mirando a Lorenzetti.

Es cierto que resulta llamativa la ausencia de Zaffaroni, que el mi√©rcoles se levant√≥ despu√©s de escuchar solamente dos exposiciones y ayer jueves directamente no apareci√≥, sin dar explicaciones. Parece una sobreactuaci√≥n de su desinter√©s. ¿La importancia del tema en debate no ameritaba su participaci√≥n? ¿Su desplante responde a una interna politica de la Corte? Algunos creen que esa ausencia puede interpretarse como una evidencia de que todo est√° decidido y que por eso Zaffaroni no quiere prestarse a una puesta en escena para el lucimiento de Lorenzetti. No tengo una explicaci√≥n mejor, pero tampoco me termina de cerrar la idea de que es pura dilaci√≥n y que la inconstitucionalidad de la parte sustancial de los art√≠culos sobre adecuaci√≥n ya est√° jugada.

Esto es posible, pero no necesario. ¿Por qu√© tengo dudas? Porque estas audiencias han servido para reinstalar un tema que parec√≠a pol√≠ticamente agotado. Si la Corte quisiera simplemente liquidar al gobierno, ser√≠a m√°s f√°cil no hacer olas, esperar una derrota del kirchnerismo en octubre y en medio de un clima de desbande sacar el fallo. No es imposible que eso pase, pero la Audiencia P√ļblica no parece funcional a esa estrategia. La Audiencia sirvi√≥ para movilizar a la militancia y revivi√≥ una causa pendiente: un m√©rito indudable del kirchnerismo que cualquier gobierno futuro de otro signo debiera agradecer es que haya quedado visibilizado el poder de fuego de los medios y, de manera despiadada, el de Clar√≠n, como una amenaza extorsiva contra cualquier gobierno democr√°tico. A√ļn ganando Clar√≠n este pleito, la exhibici√≥n descarnada de sus intereses podr√≠a llevar a un descr√©dito irreparable de la m√°scara period√≠stica detr√°s de la que Magnetto se ocult√≥ por d√©cadas. Una victoria p√≠rrica. ¿Ser√° tan f√°cil volver atr√°s, aun cuando el kirchnerismo salga derrotado? Un amigo me dice que Clar√≠n va a salir fortalecido. Creo lo contrario.

Pero adem√°s, el desarrollo de las audiencias, y sobre todo la segunda jornada, permiten poner en duda que se trate simplemente de una puesta en escena. Cuando ten√≠an que exponer las partes en litigio, la Corte, sin previo aviso, someti√≥ a los representantes de ambas a un extenso cuestionario, con preguntas muy precisas e incisivas, que mostraban que Lorenzetti tiene un conocimiento profundo del caso. Y que repregunt√≥ con mucho rigor, sin permitirle a los expositores que se fueran por las ramas. El dato sorprendente es que este giro imprevisto mostr√≥ mejor parado al gobierno que a Clar√≠n en sus argumentaciones. Si Lorenzetti solo se propon√≠a legitimar una decisi√≥n en favor del Grupo, estas audiencias le restan argumentos y despu√©s de ellas un fallo de inconstitucionalidad dejar√≠a a la Corte m√°s en evidencia. El mal desempe√Īo de los representantes de Clar√≠n muestra que este giro los sorprendi√≥ y que no puede decirse que en este punto ellos estuvieran avisados.

Fue muy interesante seguir los pormenores de las audiencias a trav√©s de twitter, prestando atenci√≥n a algunos especialistas en derecho y en medios de comunicaci√≥n que emergen como las estrellas anal√≠ticas de las redes sociales, ahora que el brillo de los blogs parece estar apag√°ndose y que los grandes diarios se vuelven ilegibles. Los que explican con claridad, solvencia y rapidez estos asuntos son tipos como Gustavo Arballo (@GustArballo), Santiago Marino (@santiagomarino), Lucas Arrimada (@lucasarrimada) y Martin Becerra (@aracalacana). Son referencias imprescindibles. Ayer me interes√≥ mucho el seguimiento que hizo en twitter Gustavo Arballo. Es muy recomendable leer el post entero, pero ac√° cito el tramo de las conclusiones:

Audiencia mucho más interesante de lo que hubiéramos pensado, y de lo que pensaban escépticos. Mi evaluación es que Clarín la pasó realmente mal en varias preguntas. Esto también pasó en el mano a mano fuera de lo legal: el perito del Estado fue más escuchado y menos interrumpido que el perito de Clarín. Underperformance de los titulares de lo que debería ser un equipo triple A, y que demostró ser inferior a varios de sus amicus de ayer. Poca coordinación (y diré: poco feeling ente sí) entre abogados, claramente sacados de su zona de comfort. Sin el GPS de su exposición libretada, tardaron más en recalcular. Gelli funcionó mejor en este contexto (tengo entendido que no es titular regular en el equipo, sino un refuerzo invitado para este partido).

Punto alto del Estado: Con leves vacilaciones en el medio, estelar performance de Pe√Īafort que emerge como estrella absoluta de la Audiencia.

Claramente lo mejor del Estado, respondiendo con solvencia preguntas dif√≠ciles, que no eran pocas, sin agresiones gratuitas y con mucho background t√©cnico, y logrando -a nuestro juicio- lo que a priori parec√≠a improbable y que nadie consigui√≥: conexi√≥n emp√°tica con los jueces, a√ļn pas√°ndola no del todo bien al hacerse cargo de lo de licencia como "mero privilegio" (detalle: no se est√© discutiendo con eso un t√©rmino de la ley sino un t√©rmino utilizado en el Recurso que se present√≥ ante la Corte).
No es una pelea que debamos puntuar. Los dos cometieron errores que no juzgaremos, porque es mas f√°cil verlo desde una silla que jugar en grandes ligas, los dos se equivocaron diciendo cosas no del todo convenientes para su postura, y se deben estar reprochando no haber sido m√°s claros o expl√≠citos en cosas que no dijeron. Creo que al final de la audiencia Clar√≠n tiene m√°s cosas que lamentar (debieron hacerlo mucho mejor) en t√©rminos de su desempe√Īo, que el Estado. Dicho de otro modo: a Clar√≠n si hoy le daban a elegir un escenario en que la audiencia no exist√≠a, claramente lo preferir√≠a. Esto no significa que haya habido paliza de nadie a nadie, ni que est√© claro c√≥mo va a fallar la Corte. Puestos a especular, asumimos que lo har√° con un intermedio entre la resoluci√≥n pro-Ley que tom√≥ Alfonso en primera instancia y la resoluci√≥n pro- Clar√≠n que tom√≥ la c√°mara (y no, como muchos pensaban, con una categ√≥rica confirmaci√≥n de √©sta). [Completo ac√°]

¿Entonces? Entonces no s√©. Creo que el debate sobre los medios es un gran aporte de la d√©cada kirchnerista y que dif√≠cilmente este tema pueda salir de la agenda de discusi√≥n pol√≠tica cualquiera sea el resultado de las elecciones. En pol√≠tica del siglo XXI, el tema de los medios vino para quedarse. El fallo de la Corte entonces va a trascender la coyuntura, para bien o para mal. ¿Querr√° Lorenzetti ser el Cleto Cobos de la Ley de Medios? El ,kirchnerismo tuvo en 2009 una espectacular victoria pol√≠tica al sancionar la Ley y despu√©s fue dilapidando aliados y se enred√≥ en las trampas que le fue tendiendo Clar√≠n, que volvi√≥ a ganar terreno desde 2011 hasta hoy.

Lo que sea, lo sabremos pronto.

jueves, 29 de agosto de 2013

El rey de las rosas

Un bonus de la retrospectiva de Schroeter




La retrospectiva de Werner Schroeter que est√° terminando este fin de semana en la Lugones es muy amplia (19 pel√≠culas) pero no completa (hizo 40). Entre las que no se exhiben en esta oportunidad est√° Der Rosenk√∂nig (El rey de las rosas), cuya versi√≥n completa aqu√≠ incluyo para los visitantes de La otra.  Si Schroeter es siempre un director exc√©ntrico, este melodrama g√≥tico expresionista multi-ling√ľ√≠stico, oscuro y desmelenado bordea todo el tiempo la zona de la extravaganza, y a la vez modula una est√©tica queer como nunca antes lo hab√≠a hecho. Lo que lo distingue es su carencia de iron√≠a y su tono l√ļgubre, quiz√° conferido por la presencia terminal de su actriz fetiche, Magdalena Montezuma, quien estaba muy enferma durante el rodaje y muestra un rostro anguloso y demacrado que la embellece notablemente. Montezuma muri√≥ poco despu√©s de terminar de filmar y la pel√≠cula est√° dedicada p√≥stumamente a ella.

Es m√°s f√°cil enumerar las series de elementos que la componen (miradas anhelantes, roces homoer√≥ticos, √≠conos religiosos, animales vivos o muertos, fuego, mar, rosas, canciones, recitados y di√°logos en diversos idiomas, una paleta oscura de colores intensos, con predominio de las sombras azuladas y las explosiones de rojo sangre) que reducirlo a una narrativa lineal. No es que sea desestructurado, sino que tiene la estructura de una obsesi√≥n: la que siente un joven jardinero por las rosas rojas, pero tambi√©n por un ladr√≥n que entr√≥ a robar a su jard√≠n; y la obsesi√≥n que la madre siente  por las obsesiones de su hijo. Entre sus diversas canciones en varios idiomas, se incluye esta versi√≥n de un tema de Jacques Brel hecha por la cantante argentina Marikena Monti:



Acá está la película entera, con subtítulos en inglés:

miércoles, 28 de agosto de 2013

Bob Dylan tenía razón

Spanish is the loving tongue




El espa√Īol es la lengua del amor
suave como la m√ļsica, ligero como un suspiro
lo aprendí de una chica
que vivía en la ruta a Sonora.

Yo no parezco su amante
a pesar de que le digo palabras de amor
sobre todo cuando estoy solo
mi amor, mi corazón.

No la vi desde aquella noche
no puedo cruzar ese l√≠mite, ¿sabes?
me est√°n buscando por un problema de juego
así que mejor no ir.

Aun as√≠ la extra√Īo un poco
desde aquella noche en que la besé
rompí su corazón, perdí el mío
adiós, mi corazón.

Rompí su corazón, perdí el mío
adiós, mi corazón.

Voy descubriendo azorado la incre√≠ble belleza de este tesoro musical que Bob Dylan acaba de liberar: Another Self Portrait. The Bootleg Series Vol. 10, (1969-1971), con versiones alternativas y canciones in√©ditas del per√≠odo que hasta ahora hab√≠a sido m√°s subvalorado de su obra, en el que se recluy√≥ en su granja de Woodstock y se dedic√≥ a rescatar canciones ajenas y algunas propias como si fueran de otro. La cr√≠tica musical de aquel momento fue despiadada, se ve que no estaban preparados para entender este regreso a la simpleza, todav√≠a demasiado impresionados por el shock el√©ctrico de la etapa anterior. Bob se dio el gusto de esperar 40 a√Īos para terminar de revelar esta maravilla. Y vuelve a quedar claro que √©l tenia raz√≥n.


Bob Dylan - Another Self Portrait Documentary Short from Columbia Records on Vimeo.

martes, 27 de agosto de 2013

El pasado siempre est√° a la vuelta de la esquina

La pulsión golpista de la sociedad argentina



Se vienen d√≠as interesantes: en las pr√≥ximas semanas van a ir configur√°ndose realineamientos pol√≠ticos que explicitar√°n el grado de compromiso del pueblo argentino con la democracia y su vocaci√≥n de avanzar hacia una superaci√≥n de la experiencia pol√≠tica de estos a√Īos kirchneristas o por el contrario desandar el camino y volver a la normalidad argentina, la que desemboc√≥ en 2001. Todos tendremos una tarea que hacer. Todos seremos responsables de lo que resulte. Todos tendremos que pagar alg√ļn costo por nuestras decisiones.

Martín Caparrós exige rendición incondicional desde El País

Que se vashan todos

Por: 

"Vienen tiempos confusos. Un gobierno que ya no tiene el favor y se niega a registrarlo: un ciego que se cree tuerto y, por lo tanto, rey –o reina. Si este gobierno pierde en octubre estilo de la R√ļa 2001 y se sigue haciendo el opa; si sigue acumulando error tras error, necedad tras necedad, inepsia tras inepsia; pero, sobre todo: si realmente tiene vocaci√≥n de servicio, si quiere hacer un sacrificio que la Patria sabr√° reconocerle, tendr√≠a que irse antes de terminar. (...)

"Si este gobierno no terminara su mandato le har√≠a su mejor servicio a la posibilidad de una democracia verdadera en la Argentina. Si no lo terminara no solo mostrar√≠a la falsedad del mito del poder peronista; tambi√©n, m√°s ac√°, en el terreno de las ideas y los proyectos, mostrar√≠a que lo que no funciona no es tal o cual partido sino el sistema de delegaci√≥n por el cual los ciudadanos no tenemos forma de discutir actos de gobierno, de intervenir cuando un gobierno est√° haciendo cosas muy distintas de las que llevaron a elegirlo, cuando la est√° pifiando fiero, cuando ya no tiene apoyo, cuando no sirve por falta de consenso. (...)"


Jorge Yoma: "O Cristina cambia o va a tener que dejar el Gobierno"

"O Cristina Kirchner cambia o va a tener que dejar el Gobierno". Con esa frase, el diputado nacional Jorge Yoma, ex aliado del kirchnerismo, analiz√≥ los efectos de la derrota que sufri√≥ el oficialismo en las elecciones primarias con miras a los dos a√Īos de mandato que tiene por delante la Presidenta.

""La gente no va a soportar dos a√Īos m√°s de inflaci√≥n, de erosi√≥n del salario, de la calidad de vida de la gente, de postergaci√≥n de las provincias, de aislamiento exterior y de cepo en la econom√≠a", analiz√≥. (Fuente: La Naci√≥n)

Elisa Carrió: "Cristina Kirchner es Isabel Perón"

La candidata de Coalición Sur comparó a la presidenta con la anterior mandataria peronista; "Ella es una persona abandonada por el PJ y por el sindicalismo", dijo

La diputada nacional y candidata a renovar la banca por la Coalici√≥n Sur de la Capital,Elisa Carri√≥ , compar√≥ hoy a la presidentaCristina Kirchner con la anterior primera mandataria peronista Isabel Per√≥n, debido a que fue "abandonada por el PJ y el sindicalismo", al tiempo que advirti√≥ que por las denuncias de corrupci√≥n en contra de la administraci√≥n nacional "est√°n rodeados".
En una entrevista con radio Mitre, la legisladora nacional aclaró que en la Argentina "no hay golpe" o amenaza de desestabilización institucional, como denuncian referentes de la Casa Rosada, aunque reconoció que existe "una pelea de facciones en el seno del propio PJ". (...)
"Deben estar preocupados. Que se sepa la verdad molesta. Se est√° investigando en Suiza, se est√° investigando en Estados Unidos. Est√°n rodeados", inform√≥. (Fuente: La Naci√≥n)

LANATA AMENAZ√ď A CRISTINA TRAS LAS ELECCIONES

El vocero del Grupo Clar√≠n, Jorge Lanata, dio por sentado que en dos a√Īos habr√° otro partido en la gesti√≥n nacional. Mirando a c√°mara increp√≥ a Cristina. Le dijo que tiene que "escuchar" y que de ella depende que la transici√≥n sea "tranquila o un caos".
La pregunta de hoy es obvia, ¿podr√° el gobierno escuchar? ¿Podr√° el gobierno escuchar? A Cristina le faltan dos a√Īos. Dos a√Īos es mucho tiempo. De ella y solo de ella depende que estos dos a√Īos que faltan sean una transici√≥n tranquila o un caos. Ojal√° la presidente esta noche haya aprendido a escuchar. (Fuente: Diario Registrado)

Carro√Īeros


 Por Alfredo Zaiat
Los fondos financieros de alta especulaci√≥n dedicados a cobrar v√≠a la acci√≥n en tribunales amigos, como el de Thomas Griesa y el de la c√°mara de apelaciones del segundo circuito de Manhattan, denominados buitres en la consideraci√≥n internacional, no son protagonistas ingenuos de la globalizaci√≥n del capital, ni acreedores de buena voluntad ni actores interesados en participar del juego del mercado de deuda, espacio donde se gana y se pierde con apuestas m√°s o menos arriesgadas con el sube y baja de las cotizaciones. A esos fondos no les interesa ser parte de las reglas del negocio de bonos soberanos, donde interviene la oferta y la demanda, sino que el m√©todo para contabilizar ganancias fabulosas es hacer juicios a acreedores vulnerables. Los adoradores del libre mercado, que exponen al burs√°til como el paradigma de la concurrencia de diferentes operadores para la definici√≥n del precio de equilibrio de los activos, quedan descolocados con los carro√Īeros de las finanzas. Los buitres no pretenden cobrar por mecanismos del mercado de deuda, sino por v√≠a judicial. Son grupos con mucho poder construido desde su riqueza financiera, utilizada para pagar las cuentas de organizaciones de lobby y ganar el apoyo de congresistas republicanos y dem√≥cratas con aportes para campa√Īas electorales. Tambi√©n les sirve para obtener sentencias de amigables jueces de Nueva York. Es tan notable esa comuni√≥n de intereses que Argentina est√° peleando en diferentes tribunales de potencias econ√≥micas contra esos fondos, en casi todos con √©xito, salvo en el de Nueva York. (Completo ac√°)
Mientras tanto, dado que no encuentra temas de mayor importancia, en alguna encrucijada del Conurbano, en conexi√≥n con las Usinas Internacionales, el impasible Manolo sigue con su cruzada sin descanso contra los √≠nfames frepasistas: ac√°, ac√°, ac√° y pr√≥ximamente ac√°, ac√° ac√° y ac√°....

lunes, 26 de agosto de 2013

El placer del amor dura sólo un momento, la pena del amor dura toda la vida

Un programa para descarga, clickeando ac√°
Primera parte del programa
Segunda parte del programa




El placer del amor dura sólo un momento
la pena del amor dura toda la vida
T√ļ me dejaste por la bella Sylvie
ella te dejó por otro amante
El placer del amor dura sólo un momento
la pena del amor dura toda la vida
A medida que el agua fluye suavemente
por este arroyo que bordea el prado
"te amaré" te repite Sylvie
el agua fluye y por lo tanto cambia.
El placer del amor dura sólo un momento
la pena del amor dura toda la vida.


www.mariachemes.site90.net


Cuando nos encontramos con Mar√≠a Chemes en la previa del programa de radio de anoche, le pregunt√© cu√°l de las canciones de su disco cre√≠a que pod√≠a vincularse m√°s directamente con la figura del cineasta Werner Schroeter (de quien ella ven√≠a a hablar). Sin dudarlo me respondi√≥: "Plaisir d'amour". No s√© o no recuerdo si me explic√≥ cu√°l era la relaci√≥n entre esta canci√≥n y Schroeter. Pero el relato que Mar√≠a despleg√≥ durante el programa, el recuerdo que guarda de Schroeter, el entusiasmo con que nos trasmiti√≥ la experiencia de haberse cruzado en la vida con √©l, pueden ser la respuesta, en apariencia parad√≥jica. Si solo tomamos el t√≠tulo de la canci√≥n, est√° clar√≠simo el placer del amor que ella siente por este hombre ("mi director, mi maestro, mi amigo") que la se√Īal√≥ a comienzos de los a√Īos 80, primero como una de sus interlocutoras privilegiadas en la Argentina, siendo ella jovenc√≠sima ("a los 20 a√Īos yo era irreductible, no ten√≠a dudas"), luego como la cantante l√≠rica que √©l la conmin√≥ a ser, mediante la escucha atenta de los discos de pasta de Mar√≠a Callas.

Parad√≥jicamente: porque de lo que la canci√≥n habla es del placer del amor que dura un instante para despu√©s convertirse en el dolor del amor que dura toda la vida, un t√≥pico que puede condensar el sentido de la filmograf√≠a de Schroeter: las mujeres apasionadas por una intensidad amorosa que termina doliendo. Sin embargo, anoche cerramos el c√≠rculo: si Mar√≠a conoci√≥ a Wermer a sus 20 a√Īos y ah√≠ empez√≥ a filmarse la pel√≠cula De la Argentina que esta semana ella va a ver finalmente por primera vez (y nosotros con ella), toda su experiencia de Werner, que ella revivi√≥ ante nosotros, es una prueba de que el placer del amor que los une dura toda la vida. Y el dolor, en todo caso, se ha transfigurado en placer por la certidumbre de que el amor sigue y sigue. 

Asi ser√°.

(En el tramo del final del programa, escuchamos junto a Maxi Diomedi algunos nuevos temas de Lucas Martí ,de su disco El gran desconocido popular).



POR EL VERTIGO

Tengo tanto que hacer que anularme es lo mejor
ya he salido del ring y decir perdi es muy poco .
Tan adverso fue el sorteo que he ligado lo peor
me entretengo con rodeos e imaginacion.

Sé elegir para mi una idea, una vision
elegir y seguir hasta hacerlo tuyo un poco
nunca cerca, nunca un foco
siempre es una foto gris
como naves del espacio que jure que vi .

Veo a mis amigos
sus preguntas nunca estrechas
no se matan ni castigan por vivir.

Muéstrame el camino que aunque sea peligroso y tenso
quiero estar contigo y ese vértigo.
Algo fue elegido, la matriz fue todo hasta que hicimos
cosas con sentido persiguiendo amor.

Una mas para mi y una buena para vos
repartidos asi nos turnamos con los otros
si exigimos, conseguimos alterar lo que se pasó
nadie quiere estar tranquilo con lo que heredó.

Veo a mis amigos
sus preguntas nunca inquietas
no se matan ni castigan por vivir .

Muéstrame el camino que aunque sea peligroso y tenso
quiero estar contigo y ese vértigo .
Algo fue elegido, la matriz fue todo hasta que hicimos
cosas con sentido persiguiendo amor.

domingo, 25 de agosto de 2013

No encajes: necesitan que te quedes así, que no entiendas que se puede salir

Lo nuevo de Lucas Martí hoy a medianoche en La otra.-radio. FM La Tribu. Online



No encajes
no vas a ir
aunque haya que morir
no bajes
no vas a ir
aunque haya que morir.

Necesitan que te quedes así
que no entiendas que se puede salir
esposado para no resistir
con temores para no pedir
a través de lo que pienses y sientas
todos somos locos inestables
potenciables blancos de control
no se justifica ni el desgano el egoísmo y el horror.

No bajes
no vas a ir
aunque haya que morir
no bajes
no vas a ir
aunque haya que morir.

Necesitan que te quedes así
que no entiendas que se puede salir
esposado para no resistir
con temores para no pedir
a través de lo que pienses y sientas
todos somos locos inestables
potenciables blancos de control
no se justifica ni el desgano el egoísmo y el horror.

Vas a morirte de pena
morirte de pena
va a morirse de pena
morirse de pena.

Necesitan que te quedes así
que no entiendas que se puede salir
a través de la verdad
est√° en tus ojos
todo en el amor
todo en el dolor.

Lucas Mart√≠ presenta el disco El gran desconocido popular el 7 de septiembre en LA OREJA NEGRA. Las primeras 100 entradas que se vendan se llevan el nuevo disco de regalo. Valor de la entrada $ 60 . Informaci√≥n ac√°.  (Uriarte 1271 / Mi√©rcoles a s√°bados de 11:00 a 17:00 hs, y de 20:00 a 22:00 hs.) y en RGS DISQUERIA (Corrientes 5233 Villa Crespo). Hoy a medianoche adelantamos las canciones en La otra.-radio, FM La Tribu, 88,7.

Un arte del desajuste

El cine de Werner Schroeter en La otra.-radio
Medianoche FM La Tribu - online





Un poco tard√≠amente y gracias a la gran retrospectiva que presenta el Instituto Goethe en la Sala Lugones, estoy descubriendo a este incre√≠ble autor cinematogr√°fico, evidentemente uno de los m√°s grandes del cine moderno, Werner Schroeter. Como ha contado Ricagno, Schroeter vino dos veces a la Argentina, una en el 83 -se tuvo que ir corrido por las amenazas de los fachos- y otra en 2001, al BAFICI, donde el propio Ricagno lo conoci√≥ (cuenta esta historia en revista La otra 24); a√Īos despu√©s Schroeter se enferm√≥, se muri√≥ en 2010 (Ricagno escribi√≥ su emocionante texto al enterarse) y yo lo vengo a ver reci√©n ahora. Las cosas suceden cuando suceden.

Y el cine de Schroeter invita al goce, el ensue√Īo y el √©xtasis, su galer√≠a de mujeres apasionadas -que muchas veces tienen la cara de Magdalena Montezuma, pero tambi√©n de otras-, su exploraci√≥n de los bordes de lo sublime, como buen rom√°ntico, quiz√°s el ante√ļltimo, desliz√°ndose en la iron√≠a, a punto de volcar en el rid√≠culo, volvi√©ndose de pronto un poco extremadamente grave, sometiendo a los elementos de la sintaxis cinematogr√°fica, que descompone y recompone mediante un arte del desajuste, a una presi√≥n inusitada, como pocos cineastas se animan a hacer con total resoluci√≥n (pienso que Ra√ļl Perrone lo amar√≠a, o al menos admirar√° su actitud): por eso Fassbinder dec√≠a de √©l:

"Cuando se lo consideraba un cineasta underground, fue el realizador m√°s importante y valiente de Alemania. Va a ocupar sin duda un lugar important√≠simo dentro de la historia del cine, solo comparable, en la literatura, con una suerte de s√≠ntesis entre L√°utremont, C√©line y Novalis... Werner Schroeter tiene, como muy poca gente en esta tierra, el don de la mirada art√≠stica y tambi√©n, qui√©n sabe, el extra√Īo privilegio de entrar en los misterios del universo": lo dice el m√°s grande, Rainer Werner, un tipo con una mirada afilada como casi nadie en este puto mundo.

Y el propio Schroeter hablaba así de Fassbinder:

"Tuve una relación estrecha con él, desde 1969 hasta su muerte. Es la más importante amistad que he tenido en Alemania. También estaba basada en el contraste. El me llamaba 'el ángel blanco', y a sí mismo 'el ángel negro'. Es el título de un texto teatral alemán. En aquella época él tenía un carácter muy difícil, y la imagen que tenía de mí era la de alguien muy lindo, blanco, también más naif tal vez. Aunque eso no es verdad" y reía.

De reputaci√≥n dudosa, Schroeter pertenece a una tradici√≥n art√≠stica que hunde sus ra√≠ces h√ļmedas y oscuras en el romanticismo, mezcla la cultura alta y la baja, hibrida, comenta, distancia, glosa, tajea y exalta la √≥pera y el follet√≠n, la danza contempor√°nea y las vanguardias mudas, kistch por sobre todas las cosas, de una vitalidad f√ļnebre y un humor desconcertante.

De su paso en dos etapas por Argentina queda una película que se llama, precisamente, De la Argentina, y se va a ver este viernes en la Lugones:

"Era una pel√≠cula muy subjetiva, que hablaba de mis experiencias previas en este pa√≠s. Por ejemplo, del seminario que vine a dar en 1983, sobre el tango y la realidad social argentina de ese entonces. Pero era po√©tico como lo son todos los documentales, en una cierta manera. Ese filme cuenta un poco la historia de todos esos a√Īos. [En el primer viaje] Cada una hora recib√≠a un llamado telef√≥nico. 'Habla la muerte', me dec√≠a una voz desde el otro lado. Esos se√Īores quer√≠an matar a mis alumnos. Cuando las amenazas llegaron al director del Instituto Goethe, su mujer y sus ni√Īos, tuve que irme. No pod√≠a hacerme cargo de esa responsabilidad. Las amenazas no fueron nunca contra m√≠. Eran muy inteligentes. Iban dirigidas a la gente que me rodeaba. Yo no sent√≠a miedo. Aquella gente, a todo esto, todav√≠a est√° en contacto conmigo. En medio del peligro, el sentimiento hacia el otro se fortalece".

Cuando en 2001 volvió para participar en el BAFICI se reencontró con el Abasto: "Este shopping es una locura. Recuerdo cuando vine a filmar aquí, en el Abasto. Una de las actrices cantaba en voz alta el Himno Nacional Argentino y el eco de su voz repercutía en la inmensa estructura. Ahora esto es un shopping".

Esa actriz que cantaba el Himno y qued√≥ registrada en la pel√≠cula estar√° esta noche en La otra.-radio. Se llama Mar√≠a Chemes. Fue amiga de Werner por m√°s de 20 a√Īos, y ademas de trabajar en el documental tambi√©n hizo teatro con √©l, en una puesta de El Mis√°ntropo de Moli√®re, en la Shauspielhaus de Hamburgo. Mar√≠a Chemes es cantante, performer y poeta. Y junto a Alejandro Ricagno recordar√° la figura de Schroeter hoy a medianoche en FM La Tribu.

Los distra√≠dos: ya se perdieron la mitad de una retrospectiva extraordinaria. Los afligidos: a√ļn pueden ver una semana m√°s de pel√≠culas de Schroeter en la Lugones.

s√°bado, 24 de agosto de 2013

Los blogueros desnudados por sus pretendientes



Muchos ofendidos por la nota de Demi√°n Selci, "Cr√≠tica del analista pol√≠tico", y creo que es porque toc√≥ alg√ļn nervio sensible.

No lo conozco a Selci y no s√© qu√© hace, hizo o har√°. Pero lo que sac√≥ en Revista Planta sobre el ciclo vital de los blogs del kirchnerismo (que no han sido todos blogs kirchneristas) es un an√°lisis considerable. No digo que sea para el Nobel de Literatura ni para el Pulitzer, pero tiene un filo que, precisamente, los blogs del kirchnerismo hace tiempo han/hemos perdido.

La prueba del ácido serían las reacciones que mereció: "comisario político", stalinista", "clasemediero, snob: cuándo un virgo blanquito como vos habla de peronismo se nota tan careta, se huele tu Puan", "chupame la pija", fueron algunos de los más medulares argumentos para impugnarlo. Y después, las previsibles objeciones del tipo "no todos los blogs son así" o "qué casualidad que vos escribís en un blog", que podrían servir para tirar abajo cualquier apreciación que intente marcar alguna tendencia general sobre algo escrita desde un blog.

Ya se hizo com√ļn entre el establishment bloguero y sat√©lites tildar de comisario pol√≠tico a cualquiera que los critique. Lo cual revela tan poca tolerancia a la cr√≠tica como la que tuvieron en su momento los periodistas del establishment cuando se sintieron victimas de aquellos duros embates de los blogueros k. Selci no tiene de comisario pol√≠tico m√°s que lo que cualquier bloguero que durante este lustro se involucr√≥ en cuestionar la opini√≥n publicada. Eso es lo que hicimos: escribir desde una perspectiva singular, interrogar lo que el enunciador quer√≠a tapar con sus enunciados, se√Īalar las trayectorias. ¿Por qu√© no ser√≠amos pasibles del mismo tipo de an√°lisis?

Hace poco yo tuite√© algo sobre la trayectoria de las intervenciones pol√≠ticas de Mart√≠n Rodr√≠guez desde 2009 hasta hoy, que vino a parar a este asordinado encono de analista pol√≠tico que hoy exhibe, que cuando habla de la "sobrepolitizaci√≥n" que promueve el kirchnerismo, no difiere del estilo de intervenci√≥n de Fern√°ndez D√≠az o Fidanza en sus columnas de La Naci√≥n. ¿Qu√© es sobrepolitizar? ¿Qu√© objeci√≥n es esa, sino una intervenci√≥n pol√≠tica enroscada sobre s√≠ misma? Cuando le pregunt√© directamente a Rodr√≠guez qu√© ser√≠a sobrepolitizar, le dije que lo suyo me parec√≠a demasiado impreciso como categor√≠a de an√°lisis. Y me respondi√≥: "lo m√≠o es la imprecisi√≥n". Gambeta amable para esquivar el bulto. Escrib√≠ entonces que todo lo que dice Mart√≠n Rodr√≠guez en los √ļltimos meses est√° te√Īido de un disgusto soterrado, simulado bajo varias capas de distancia anal√≠tica: ninguna declaraci√≥n de guerra, ning√ļn escrache: una simple interpretaci√≥n. Y me recrimin√≥, ya m√°s hoscamente, a qu√© se deb√≠a mi obsesi√≥n por √©l, que si no me gustaba lo que √©l escrib√≠a no lo siguiera. Se hab√≠a cerrado toda posibilidad de intercambio, el tipo no quer√≠a discutir sobre su posici√≥n. A Mart√≠n Rodr√≠guez parece que le gusta ser analizado en su escritura tan poco como a Ernesto Tenenbaum: en seguida puede sentirse stalkeado. Estaba a un tris de decirme "comisario pol√≠tico", pero su elegancia literaria o el soterramiento de su encono se lo impidieron. Yo, como vi que no quer√≠a lola, la cort√© ah√≠...

Una anécdota, nomás.

Pero una evidencia a favor de lo que dice Selci. Los jóvenes insolentes y frescos que hace un lustro proliferaron en las redes sociales para cuestionar los lugares tradicionales de la enunciación política se acartonaron y ya no soportan la discusión franca que ellos promovían con su frescura,

Dice Selci:

"Por todo lo anterior, no es raro que la figura de Massa encarne el nuevo objeto de pasi√≥n de muchos blogueros, devenidos analistas pol√≠ticos de profesi√≥n. En efecto, Massa es el discurso del miedo: no en el sentido de que genere miedo, sino de que el enaltecimiento desideologizado de su candidatura palia el temor de comprometerse directamente y arriesgarse a ser considerado un “impresentable” en el porvenir –porvenir que avizoran negro. Pero con esto se pierden de hacer la experiencia hist√≥rica de su generaci√≥n. Lo cual resulta dif√≠cil de entender, ya que con ello (y contra lo que parecen suponer) van perdiendo inter√©s. Lucas Carrasco era un provocador cuando estaba en el kirchnerismo; afuera, parece un periodista m√°s. Perdi√≥ la "locura" constitutiva del kirchnerismo. Ahora es sensato. Este moderantismo generalizado termina en funcionalidad directa con Clar√≠n. Hoy, a diferencia de lo que ocurr√≠a hace un par de a√Īos, Luciano Chiconi puede ser citado como una referencia por Clar√≠n (su post sobre el "municipalismo"). Es dif√≠cil ver el inter√©s provocador, rejuvenecedor y refrescante de ser utilizado por los poderes f√°cticos. O sin ir tan lejos, el de hacer comentarios pol√≠ticos a las doce de la noche en una FM cualquiera, y publicar textos en medios opositores. En otras palabras, se desprendieron de su aspecto novedoso, contracultural, y van camino a formar parte del elenco estable de la cultura conservadora argentina –aunque sin el peso de figuras como Ricardo Roa o Mariano Grondona: un an√°lisis pol√≠tico no es interesante por la lectura que presenta sino por el poder real que representa; en otras palabras, el an√°lisis pol√≠tico, o bien expresa la postura de la fuerza social en la que se apoya, o bien es un juego cansador de ocurrencias. Cuando los blogueros eran kirchneristas, expresaban algo concreto, la fuerza social popular. Ahora no expresan eso, y entonces expresan una versi√≥n descafeinada y confusa de la ideolog√≠a dominante. Lo cual constituye una p√©rdida para todos... ahora tenemos que volver a leer a Morales Sol√° –dado que los analistas blogueros escriben lo mismo que √©l: el peronismo es camale√≥nico, al argentino le encanta el d√≥lar, la izquierda peronista es peligrosa, se debe terminar con la in√ļtil confrontaci√≥n, no se puede vivir mirando el pasado, Clar√≠n en realidad es un gran diario".

Ok, este p√°rrafo dice demasiadas cosas y cada una de ellas merecer√≠a ser puesta en discusi√≥n. Para eso sol√≠an existir los blogs hace 3 o 4 a√Īos. Esa discusi√≥n aluvional y bastante atolondrada era su mayor encanto.

Eso hoy pasa solo de vez en cuando y cada vez menos en los blogs de aquel entonces. Una nota de Beatriz Sarlo en La Nación suele ser mucho más estimulante que la prosa burocrática de las jóvenes promesas de antes de ayer (en sus diversos tonos burocráticos: burocracia del encono larvado, burocracia de la nocturnidad pasada de rosca, burocracias de "bancamos los trapos", etc).

Esta semana un post hizo hablar al microclima bloguero con sa√Īa y pasi√≥n y fueron aquellos blogueros los que se sintieron tocados y reaccionaron  como Morales Sol√° y Magdalena cuando se sent√≠an escrachados.

Mientras tanto, en el mundo, las cautelares a favor de Clarín y de los fondos buitres, las mentiras cada vez más grandes que se dan por verosímiles y la ofensiva de la Argentina Normal por forzar un final aleccionador de la experiencia kirchnerista, para que todos en unos meses nos mostremos un poco hastiados, como Martín, de la sobrepolitización, para volver, como reclama Esteban Schmidt, a que la gente tenga derecho a vivir su vida privada sin que la política nos moleste...

viernes, 23 de agosto de 2013

El poder de las im√°genes y las im√°genes del poder




Dentro del marco del ciclo “El racismo al div√°n en el pa√≠s del olvido” que viene organizando la Fundaci√≥n Centro Psicoanal√≠tico Argentino desde hace varios a√Īos, el curso de este a√Īo est√° dedicado a Leni Riefenstahl (1902-2003), una de las cineastas m√°s importantes de todos los tiempos. Se trata de una artista tab√ļ, algunas de cuyas obras, todas de una calidad est√©tica excepcional, invitan a pensar las complejas relaciones entre el arte y la propaganda y, sobre todo, entre el arte y el poder; pues su filmograf√≠a, entre los a√Īos 1934 y 1936, tuvo como contenido la propaganda nazi. Excelente oportunidad, entonces, para poner en cuesti√≥n algunos de los m√ļltiples v√≠nculos entre el “poder de las im√°genes” y las “im√°genes del poder”.




Pero lo cierto es que Riefenstahl no comienza ni culmina su carrera art√≠stica con el nacionalsocialismo; era artista antes y lo fue despu√©s. En este ciclo mostraremos los aspectos olvidados de su biograf√≠a profesional, sus inicios en la danza; luego, como actriz principal en el cine de monta√Īa de la √©poca, bajo la direcci√≥n del maestro Arnold Fanck; m√°s tarde, como directora de su primera pel√≠cula, La Luz azul, joya del romanticismo y del expresionismo, heredera de Murnau, de Fanck, de Pabst (√ļnica que se proyectar√° en forma completa); su vida junto a los Nuba, las fotos y grabaciones de aquella poblaci√≥n, material que hoy constituye un invalorable patrimonio antropol√≥gico y un documento de enorme relevancia cultural; y finalmente la belleza ext√°tica de los paisajes submarinos a los que dedica sus √ļltimos trabajos…




En cada reunión la mayor parte del tiempo estará dedicada a la proyección de fragmentos fílmicos de todos sus períodos. Las reuniones son coordinadas por Mónica Giardina y Oscar Cuervo, con el aporte de las diferentes perspectivas de los panelistas invitados: Fabio Grementieri, Leandro Pinkler, Esteban Ierardo y Luis Barbieri. El recorrido del curso nos conducirá desde la arquitectura hasta la filosofía, pasando por el cine y el psicoanálisis.





COMIENZA: S√ĀBADO 21 DE SEPTIEMBRE | 16:00
DURACI√ďN: 4 REUNIONES - FRECUENCIA SEMANAL
ARANCELES REDUCIDOS PARA ESTUDIANTES Y JUBILADOS
SE OTORGAR√ĀN CERTIFICADOS DE ASISTENCIA. HORARIO DE ATENCI√ďN DE 9:00 A 22:00
INFORMES EN LOS TEL√ČFONOS: 4822-4690 | 4823-4941 | 4821-2366. E-mail: fcpa@fcpa.org.ar
INSCRIPCI√ďN EN: Pte J. E. URIBURU 1345 Piso 1° (y JUNCAL). CIUDAD AUT√ďNOMA DE BUENOS AIRES.

jueves, 22 de agosto de 2013

El asco


por Julieta Eme

Lo primero que vino a mi mente fue un “no, gracias… ac√° estoy bien…”, pero √©l lo dijo por segunda vez:

- Acercate.

Sabía que no se iba a ir sin llevarse lo que quería. La cuestión era resolver por qué medio se lo llevaría: mediante la humillación (la mía) o la violencia (la suya).

Me qued√© unos segundos pensando. No quer√≠a su violencia otra vez sobre m√≠. Ahora soy m√°s fuerte que antes, pero no tan fuerte como √©l. Por otra parte, hab√≠a un sentimiento extra√Īo en m√≠. Un sentimiento de curiosidad. Sent√≠a curiosidad por saber c√≥mo funcionaba un vampiro.

Me acerqué.

Tuve que vencer el asco. √Čl sab√≠a que me estaba forzando pero sin embargo actuaba como si no lo estuviera haciendo. Y yo sab√≠a que estaba siendo forzada, pero con mi consentimiento, lo cual suena contradictorio o al menos raro. Pero creo que las mujeres sobre todo, y m√°s que los hombres sin duda, entendemos y sabemos c√≥mo alguien puede ser forzado a√ļn consintiendo y c√≥mo el consentimiento no significa que no haya coacci√≥n. Que fuera una vampira no hac√≠a que dejara de ser una mujer.

Los vampiros funcionan igual que cualquier hombre de la especie humana, lo cual me pareció bastante inentendible, ya que el corazón no late ni la sangre fluye. Pero, de todos modos, ese hecho no era más inexplicable que el hecho de que hablamos y caminamos. De alguna forma, sucede.

Me sent√≠ humillada. De ning√ļn modo nada de lo que hab√≠a hecho val√≠a la pena. Y me sent√≠ est√ļpida por haber pensado que si lo hac√≠a para satisfacer mi sentimiento de curiosidad, no iba a sentirme humillada.

Apenas se fue, me desvest√≠ y puse la ropa a lavar. Me met√≠ en el ba√Īo y me di una ducha. Me cambi√©. Agarr√© las llaves y sal√≠, como si estuviera huyendo.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Pensaste que eras una chica piola, que estabas en la cresta de la ola. Pero no podés volver y ser la primera de la fila: estás obsoleta, nena.

Un programa para escuchar clickeando ac√°


Vos ya no sabés lo que está pasando
estuviste ausente demasiado tiempo
no pod√©s volver y pensar que a√ļn sos m√≠a
no est√°s en contacto, nena
mi pobre nena descartada
te lo digo, nena, est√°s fuera de tiempo.

Nena, nena, nena
est√°s fuera de tiempo
fuiste dejada de lado, por completo
est√°s afuera de todo
nena
te lo digo, nena, est√°s fuera de tiempo.

Pensaste que eras una chica piola
que estabas en la cresta de la ola
pero no podés volver
y ser la primera de la fila,
est√°s obsoleta, nena
Mi pobre nena de otra época,
pobre nena fuera de tiempo.

Sí, te dejé de lado
fuera de ahí, sin ninguna duda
te digo, nena, est√°s fuera de tiempo.



En el √ļltimo programa de La otra.-radio empezamos con esta canci√≥n indestructible de los Stones, que pasamos a prop√≥sito de nada m√°s que s√≠ misma. 

Hablamos de The Renegades, una banda con unos temas buen√≠simos que perdi√≥ en su distrito y venci√≥ en el conurbano finland√©s, escuchamos algunas de sus grandes canciones, que Kaurismaki suele incluir en sus pel√≠culas. 

Vino Alejandro Ricagno y habl√≥ con su comprensi√≥n profunda y su contacto de primera mano del cine de Werner Schroeter, el director del que se est√° haciendo una muy interesante retrospectiva en la Sala Lugones, "Superar la insoportable realidad". Ricagno conoci√≥ en persona a Schroeter cuando vino hace unos a√Īos a un BAFICI y dio pistas imprescindibles para orientarse en su cine. Y a prop√≥sito del cine de Schroeter, escuchamos la voz de su adorada diva, Mar√≠a Callas.

Y por supuesto, una semana despu√©s de las PASO, echamos una mirada retrospectiva hacia lo que fue y una prospectiva hacia lo que viene. 

Todo eso se puede escuchar ac√°.

martes, 20 de agosto de 2013

Porque defiendo a Cristina, la critico

Oscar Cuervo dialogando con Gerardo Yomal y Hugo Presman - Blog Puede Colaborar







"El director de la revista de Arte y pensamiento La otra, analizó en EL TREN (19-8-13) la derrota del kirchnerismo en las PASO, criticó a los talibanes K y también, entre otros temas, cuestionó al periodista Lucas Carrasco".

Explicaciones posibles de una derrota

Nota del editor de La otra: Anoche estuve en el muy interesante programa El tren, que tienen en Radio Cooperativa (AM 770) los periodistas Hugo Presman y Gerardo Yomal. No había tenido muchas ocasiones de escuchar el programa con anterioridad, ya que se emite en un horario (de lunes a jueves a las 20:00 hs.) en el que generalmente no puedo escuchar radio pero, in situ, pude advertir lo interesante y provechoso que resulta la existencia de estos espacios para quienes adherimos al kirchnerismo. Porque Yomal y Presman plantean en forma muy franca sus distancias con algunas decisiones del gobierno, pero lo hacen desde el lugar de quien cree que es necesario criticar los errores de Cristina pero para ayudarla a gobernar mejor. Los oyentes del programa no siempre entienden esta sutil pero precisa diferencia y muchas veces sus mensajes son de una defensa exaltada y cerrada de todo lo que hace el gobierno, bajo el presupuesto de que el fuego mediático al que es sometido por la derecha obliga a estrechar filas detrás de todas las decisiones que la Presidenta toma. Los conductores del programa permiten esas opiniones de sus oyentes pero asumen el riesgo de contradecirlos si lo creen necesario. Creo que es un esquema muy productivo desde el punto de vista comunicacional, porque tiende a dejar flotando en el aire muchos interrogantes. Y constato también que lamentablemente espacios con esta apertura escasean entre los medios oficialistas.

Los diagn√≥sticos que plantean Presman y Yomal son a veces duros y no siempre agradables, pero invitan a pensar. No caben dudas de que para operar sobre la realidad hay que hacer buenos diagn√≥sticos y que no basta repetir como un mantra que se apoya a Cristina y se la sigue a todas partes, sino que hace falta dejar abierta la posibilidad de que una l√≠der pol√≠tica tan valiosa para la democracia como ella (y como antes fue N√©stor) no son infalibles y que se√Īalarles los errores fortalece el movimiento que se apoya en sus l√≠neas decisivas. Yomal y Presman no son menos duros en sus cr√≠ticas al gobierno que, por ejemplo, Lucas Carrasco, pero, a diferencia del twitstar paranaense, expresan sus diferencias sin exabruptos personales y sin ponerse en el centro de la escena, como un personaje excluyente de un despliegue histri√≥nico muchas veces da√Īino (el de Lucas) para lo que dice defender. Posiblemente Presman y Yomal tengan menos seguidores que Carrasco, pero seguramente ayudan a plantear preguntas m√°s fruct√≠feras y no promueven una confusi√≥n entre lo principal y accesorio y una desmoralizaci√≥n da√Īina de la militancia kirchnerista, como lo hace √ļltimamente Carrasco. (De paso: Yomal y Presman est√°n tan atentos a los medios de la derecha y a la prensa oficialista como al variado universo de blogueros y tuiteros a los que siguen con tanta atenci√≥n cono a la prensa mainstream).

Lo que yo dije en el programa es bastante parecido a lo que digo ac√° y en nuestro programa de La Tribu, as√≠ que prefiero reproducir un fragmento de uno de los post que public√≥ Hugo Presman en su blog, sobre las causas de la derrota pol√≠tica que significaron las √ļltimas PASO (m√°s all√° de las piruetas aritm√©ticas en las que caen tanto Artemio L√≥pez como Horacio Verbitsky para dibujar que esa derrota pol√≠tica no ocurri√≥). Reproduzco entonces una parte de la nota de Presman, aunque voy a tratar de conseguir el audio de mi participaci√≥n para subirlo en un pr√≥ximo post. Ac√° va Presman:


EXPLICACIONES POSIBLES DE UNA DERROTA

por Hugo Presman
Es posible que el gobierno haya le√≠do equivocadamente el resultado del 55% en las elecciones presidenciales del 2011, consider√°ndolos suyo. Sostuve entonces que los votos propios alcanzaban a lo sumo a un 35%. El 20% restante es fluctuante. El gobierno deb√≠a retener por lo menos 7 puntos de ese total de dos d√≠gitos. No solo no lo hizo, sino que su drenaje perfor√≥ incluso su propio piso. Cuando Cristina Fern√°ndez afirm√≥ “Vamos por todo”, su lectura correcta era por todo lo considerado pendiente y no como interpret√≥ o simul√≥ entender el establishment que significaba un arrasamiento institucional. Esa estrategia entr√≥ en contradicci√≥n con la construcci√≥n pol√≠tica que se despleg√≥. La Presidenta fue expulsando seguidores y simpatizantes y radicalizando a sus opositores de clase media. Se enfrento con la CGT de Hugo Moyano con da√Īos fuertes para ambos. Cristina perdi√≥ representaci√≥n y capacidad de movilizaci√≥n y el l√≠der camionero extravi√≥ su GPS y termin√≥ abrazado con los que esperan la oportunidad para ser sus verdugos. Cristina se acerc√≥ a un sindicalismo gordo y sin capacidad movilizadora como el que expresa Gerardo Mart√≠nez, impresentable hasta desde el punto de los derechos humanos, mientras que  Moyano decidi√≥ transitar por la pol√≠tica donde est√° m√°s desorientado que camionero en la niebla, utilizando un lenguaje neoliberal y un arco de alianzas que contrasta con su valorable posicionamiento en los noventa.
Un movimiento nacional y popular con la clase obrera organizada fuera de ese campo, necesariamente padecer√° de una debilidad costosa que se expresa en las calles y en las urnas.
El ensayista Ernesto Laclau, cuya defensa del populismo es meritoria, ha incorporado la  teor√≠a del papel secundario del proletariado, desplazado por las organizaciones sociales y las juveniles. Si la Presidenta adscribe a esta postura, la realidad empieza a demostrarle la equivocaci√≥n. Si a esto se suma que franjas crecientes de las clases medias, fundamentalmente las m√°s favorecidas, desembarcaban de la aceptaci√≥n pasiva para pasar a la oposici√≥n activa, la base de sustentaci√≥n se debilitaba significativamente. Los masivos cacerolazos fueron un alerta que la Casa Rosada minimiz√≥ y algunos de sus ministros ridiculizaron.
He manifestado reiterada y obsesivamente mis dudas sobre la construcci√≥n pol√≠tica de la Presidenta. El hostigamiento a Daniel Scioli intensificado en los meses previos a las elecciones, cuestionando incluso su capacidad de gobierno para luego recurrir a √©l con el objetivo de sostener a Mart√≠n Insaurralde,  desconocido fuera de Lomas de Zamora, revela una contradicci√≥n dif√≠cil de explicar. Haber especulado con la alta probabilidad que Sergio Massa no iba a romper, limit√≥ el esfuerzo de mantenerlo dentro del redil. Massa y Scioli eran necesarios para estas decisivas elecciones presentadas como plebiscitarias, tanto por el gobierno como para la oposici√≥n, y de su resultado  depende la continuidad m√°s o menos tumultuosa de los √ļltimos dos a√Īos de gobierno, y la proyecci√≥n o no del proyecto, m√°s all√° de la finalizaci√≥n del presente mandato. Si se ten√≠a pensada la ruptura, la misma deb√≠a concretarse a posteriori del 27 de octubre. Si se hace un ejercicio de historia contraf√°ctica, es f√°cilmente imaginable la derrota estruendosa que hubiera sufrido el Frente para la Victoria si Scioli romp√≠a y se aliaba con Massa.  
Hay una tendencia creciente en el gobierno hacia el enclaustramiento en los considerados leales, y un sistema de promoci√≥n que premia a los que se despojan de toda observaci√≥n cr√≠tica, lo que potencia a los alcahuetes.       
Hay adem√°s una metodolog√≠a parlamentaria y econ√≥mica que levanta polvaredas de disconformidad. La primera se vio, por ejemplo, en las seis leyes de democratizaci√≥n de la justicia,  a las cuales se las impuso. Teniendo fuerzas suficientes para sancionarlas, se abort√≥ el debate previo, para darle un tratamiento veloz. Se prescindi√≥ del conocimiento social donde se debe librar la batalla del convencimiento y de la aceptaci√≥n. En el orden econ√≥mico suceden situaciones inadmisibles  en diferentes √°reas, donde la oscuridad de los procedimientos y la arbitrariedad producen en muchos casos irritaciones justificadas.
Una cosa es la necesaria confrontaci√≥n para llevar adelante transformaciones que han sido en muchos aspectos la marca en el orillo del kirchnerismo. Muy diferente es usar un discurso revulsivo, incluso necesario y luego esterilizar o incumplir lo prometido. Por ejemplo, el pretendido control de precios con apoyo activo de la C√°mpora, dur√≥ lo que la luz de un f√≥sforo.
Dejar que la lista de los artículos las confeccionaran los supermercados, fue una torpeza de principiantes. Amenazar con un control radicalizado para dejarlo en las gateras, es un error político.
Provocar la reacción del establishment por algo que se amenazó y no se concretó como el accionar de la Cámpora en los supermercados, forma parte del manual de lo que no se debe hacer.
No encarar el saneamiento del INDEC, de aquí para adelante, es un desgaste en la credibilidad que puntualmente llega en los primeros días de cada mes.
Medidas como el control cambiario, imprescindible en un contexto como el actual para tratar de soslayar escenarios mucho m√°s graves,  debi√≥ comunicarse  como una  cruzada en defensa del pa√≠s y de sus ciudadanos y no como ha sido considerado finalmente, aunque en forma falaz, como una restricci√≥n de la libertad. Incluso que el establishment y sus servidores pol√≠ticos, econ√≥micos y medi√°ticos lo califiquen de cepo cambiario es haberle dejado la batalla idiom√°tica de fuerte contenido cultural al poder econ√≥mico que desde sus or√≠genes no escatim√≥ los medios de tortura como el cepo. 
El actualizar los sueldos sin el correlato en las tablas y deducciones del impuesto a las ganancias es una obstinación poco inteligente. Lo mismo sucede con diferente intensidad en las categorías del monotributo.
La prensa favorable s√≥lo llega a un limitado n√ļmero de simpatizantes y jam√°s ha sido una mediana competencia de los medios dominantes. De todos los productos period√≠sticos engendrados, s√≥lo 6-7-8, Duro de domar y TVR, han tenido influencias destacadas como ant√≠doto a la distorsi√≥n y falsedades de los medios dominantes, aunque la receta y el encapsulamiento ideol√≥gico sufra cierto desgaste. La carencia de programas period√≠sticos cre√≠bles en la televisi√≥n p√ļblica que incluya una audiencia que supere largamente a los convencidos, es una ausencia injustificable. La aplicaci√≥n de la ley de medios, en la parte no judicializada, es otra materia pendiente.           
El atraso cambiario y sus consecuencias sobre las economías provinciales, puede explicar las derrotas en territorios tradicionalmente ganados.
La tardanza en poner en la agenda gubernamental como temas prioritarios la inflación, la inseguridad, el mejoramiento del transporte ferroviario son facturas que segmentos importantes de la población pasan. No alcanza con explicar las calamidades del punto de partida. Lo que el gobierno revirtió ya es considerado derecho ganado e incorporado.
Gobernar se parece al trabajo de las empleadas de casas particulares. No terminan de limpiar cuando alg√ļn ambiente se vuelva ensuciar. El gobierno se ha enamorado de sus √©xitos y retras√≥ las respuestas a las nuevas demandas.
Al desgaste lógico de una década de gobierno se le ha sumado las denuncias de corrupción, que más allá de sus grotescas exageraciones, han sido efectivas y a las cuales el gobierno no les ha dado respuesta, en aquellos casos que lo ameriten.
El haber realizado la mejor campa√Īa publicitaria electoral tuvo, sin embargo, el d√©ficit de apuntar hacia lo logrado sin proponer medidas que enamoren a futuro. (Ver el post completo de Presman ac√°)