lunes, 16 de julio de 2018

El silencio de Cristina y el miedo en Wall Street

Dice el portal de noticias filomacrista La Política Online:



"...todo puede ser peor. Los que siguen el caso argentino saben que el castigo de Wall Street a la Argentina, todavía no incorporó un riesgo que empieza a crecer: Si Cristina Kirchner regresara al poder, se cree que una de sus primeras decisiones sería plantear una renegociación de la "ilegítima" deuda externa que tomó Macri. No es poca cosa, en dos años y medio de mandato Macri sumó casi 140 mil millones de dólares de deuda externa. Monto al que se suman los 50 mil millones de dólares acordados con el FMI, para un programa que se extiende al primer tramo del próximo mandato presidencial. 

"El día que se conozcan números reales de intención de voto de Cristina y se internalice el riesgo de un nuevo default, el castigo sobre la Argentina va a ser muy duro", explicó a LPO un operador de Wall Street. 

En ese mercado estiman que la tasa que paga Argentina para tomar deuda en el exterior, que ya ronda un altísimo el 8 por ciento en dólares, podría irse al 10 por ciento, que es lo mismo que decir que nadie le quiere prestar al país".

Desmalecemos el terreno: no resultaría extraño que este relato empiece a propagarse en todos los medios oficialistas. La contradicción performativa de esta versión consiste en postular un "día que se conozcan los números..." cuando es la propia nota de LPO la que los echa a rodar. Sucede que el gobierno anda muy mal, no pega una desde hace rato, esa es la parte verdadera de la noticia, la parte no operable. Las "turbulencias", la "tormenta", según las metáforas climáticas y aeronáuticas que elige el macrismo, o el intento de "golpe financiero" al que la inabarcable Elisa Carrió atribuye la devaluación, recesión y la urgente necesidad de arrojarse a los mortíferos brazos del FMI son solo consecuencias de la falta de dirección política del régimen macrista.

Lo único que han hecho bien todo el tiempo es debilitar al estado argentino para favorecer sus intereses privados, esta es la descripción objetiva del "conflicto de intereses". El único conflicto de intereses es el que existe entre el macrismo y el pueblo: al pueblo le tiene que ir muy mal para que al poder económico que sostiene al macrismo le vaya bien. Visto desde el contraplano: al macrismo le empieza a ir mal en cuanto el pueblo recupera los reflejos políticos en defensa de sus intereses. Solo esto: la conciencia del daño que están haciéndonos y no un sigiloso y hermético crecimiento de Cristina en las encuestas es lo que puede preocupar en Wall Street, en la Rosada, en Olivos. Cuando el daño se percibe tiene que crecer la valoración del gobierno anterior casi como consecuencia natural. Como decía Perón, "no es que nosotros fuéramos buenos, es que los que vinieron después fueron mucho peores". El deterioro del macrismo no se manipula desde el Instituto Patria sino desde la misma mesa ratona del macrismo.

Las cosas van mal, pero digámoslo todo: van a ir muchísimo peor, como ordenan las condicionalidades del Fondo.

Al macrismo le falta épica, según dicen los columnistas de Clarín y La Nación. Pero ¿cómo podría tener épica el ajuste? ¿Quién podría dársela? ¿Las extravagantes maquinaciones de la jefatura de gabinete? ¿Rozitchner? ¿Fernández Díaz? ¿Andahazi? ¿Campanella? Mientras el régimen arroja familias a pasar el invierno en la calle, la única épica posible es la de la resistencia popular. Y el pueblo argentino tiene tradición resistente. Ergo, el silencio de Cristina no es un truco marquetinero, sino el resultado de la elocuencia de la verdad (porque en este blog todavía creemos en la verdad).

Como épica del ajuste despiadado no hay, el recurso macrista es reavivar el ajado fantasma de la "vuelta del chavismo". Todos ustedes saben: nos salvamos de ser Venezuela y ahora somos la Argentina macrista, es decir, algo mucho peor. Lo que no quita nuestra singularidad, porque a medida que el daño avanza la lucha en la calle crece. ¿Hay una técnica para borrar la tradición resistente del pueblo? Si la hubiera, el macrismo ya la habría comprado. Mientras no aparezca en Mercado Libre, la técnica de la derecha siempre será meter miedo. Y el miedo que meten ellos mismos quieren atribuírselo a un plan de Cristina.

Esta es la operación: dicen "En Wall Street preocupa la fortaleza de Cristina y temen por el futuro de la deuda", donde deberían decir "En Wall Street preocupa la fortaleza popular y temen por el futuro de la deuda". El macrismo anhela confrontar mediáticamente con Cristina para sacar de la agenda las movilizaciones populares, los paros, los cortes de ruta, el repudio constante a cualquier funcionarie oficialiste que tome contacto con el aire exterior. Necesitan reanimar una agenda imaginaria sobre los bolsos de López, el comando venezolano iraní que cometió el magnicidio de Misman, la Operación Yo Soy La Morsa, Hey Jude y Lucy in the Sky with Diamonds, en lugar de encarar la agenda real: tarifas, inflación, comercios cerrados, aumento de la indigencia, deterioro de la escuela y de la salud pública.

El Mundial terminó, el debate sobre la legalización del aborto fue un tiro en el pie que se pegaron los jeños de la comunicación líquida, el segundo semestre faltó a la cita. Como Cristina habla mucho más por el recuerdo de los bienestares perdidos que por cualquier frase que pudiera decir, intentan instalar una predicción suicida: que Cristina prepara una vuelta al poder y la declaración de la ilegitimidad de la deuda. El problemita es que la deuda es ilegítima aunque Cristina callara para siempre.

Ergo: el operador de Wall Street con el que habló LPO no existe: es el miedo a la verdad el que les dice al oído que la única opción se da entre el macrismo y el pueblo.

sábado, 14 de julio de 2018

Fulgor de los cuerpos, captura y liberación


Cuando estaba programando el nuevo ciclo de cine y pensamiento de La otra por una serie de asociaciones se me fueron ocurriendo películas que tenía ganas de pasar y después aparecieron ideas que ligaban esas películas, lo que me hizo desembocar en este concepto de "Cuerpos capturados". Elegí solamente ocho películas, pero a medida que lo iba pensando, vi que podrían ser ochenta u ochocientos. 

Quizás ya haya un montón de ensayos sobre esta cuestión y yo ni enterado estaba. El cuerpo como un eje organizador de la imagen cinematográfica: fondo y figura, ficción y documental, campo y fuera de campo, tamaños del plano, materia y forma, naturaleza y cultura, personal y político: todas estas encrucijadas conducen al cuerpo en el cine. ¿Es una idea muy común y yo la acabo de descubrir? Puede ser: no soy gran lector de teoría cinematográfica, la que me suele aburrir. Mis guías secretos o no tanto sobre esto han sido dos cineastas: Bresson y Pasolini, la forma en que ellos han filmado los cuerpos, la función que les asignaron y las breves y luminosas ideas que dejaron escritas sobre esta cuestión. Godard debe andar por ahí, como discípulo aventajado de Bresson. Después tengo muchos momentos en el cine que me llevaron a esto: el neorrealismo, los Dardenne, Favio, Fassbinder, Tsai, Tarantino, Perrone, Farina, Miike, Wong, películas de terror es lo que se me ocurre ahora desordenadamente, mientras me olvido de cientos de otros. Cuerpos capturados liga la cuestión de los cuerpos en el cine a la idea de captura, las marcas reconocibles del sistema político-económico, con la frase de Kafka sobre la ley escrita sobre la piel del condenado en la colonia penitenciaria y el cine como el arte más apto para mirar esas marcas. Pensé que toda la historia del cine podría ser repensada en esa clave.

Hoy a las 19:30 vemos en IWO (Ayacucho 483) I'm not your negro, en la que el haitiano Raoul Peck mira con sagacidad el modo en que el cuerpo de los negros ha sido visibilizado en la cultura norteamericana, basándose en un texto inconcluso del escritor James Baldwin. Faltan Into the abyss (Herzog), Paris is burning (Livingston) en la fase documental de este breve recorrido; y en agosto vendrán cuatro ficciones: La fille inconnue (Dardenne), Nebraska (Payne), Carol (Haynes) y Xiao Gu (Jia).

Como estuve esparciendo preguntas acá y allá, recibí algunas sugerencias y pistas. Y se conectó conmigo la gente que hace la revista platense Pulsión, de la que ya había subido al blog un post o dos y una entrevista radial. Yo también había colaborado con Pulsión en un dossier sobre No intenso agora

Esta vez me escribió Agustín Lostra y me contó que en el número 7 de la revista (2017) había tres notas sobre la corporalidad en el audiovisual, un tema que a él, me dijo, le interesa particularmente. Me mandó la revista y me puse a leer de a poco las notas. Y efectivamente en Pulsión habían estado trabajando sobre estas cuestiones el año pasado. La referencia al "audiovisual" se justificaba, porque en los textos se reflexiona no solo sobre películas sino sobre otros registros que pueden verse en la web, en clips y documentos que circulan, por ejemplo, en Youtube. Leyendo estas notas caigo en que estas indagaciones sobre el cuerpo pueden migrar desde el cine hacia otros dispositivos. No es lo que comúnmente aparece en los medios de crítica "cinematográfica". Ahora pienso que lo que lo vuelve materia cinematográfica es la mirada que se le dirige y no el soporte, los 24 cuadros, ni los géneros, ni el digital ni los festivales. Imagino que en ese terreno hay mucho por hacer. En Pulsión (de algún lado salía ese nombre) amplían el alcance de la mirada y parece que eso es lo que habría que hacer de ahora en más.

Como para empezar, le pedí al staff de Pulsión que me permitieran publicar uno de los textos que mucho me interesaron en el blog Un Largo. La nota de Lostra se llama El fulgor popular y acabo de subirla acá. Entre otros ejemplos se analiza la aparición de los cuerpos del pueblo en Los inundados (Ferenando Birri) y Crónica de un niño solo (Leonardo Favio). Cito un pasaje y envío a leer la nota entera a Un Largo:

¿Qué destella en Los Inundados y en Crónica de un niño solo con una belleza untada en historia? Los cuerpos morochos de sus protagonistas. En la secuencia del baile en Los Inundados se visibiliza el efecto de lo popular: en esa deriva del movimiento, en ese desorden del fluir llevado por la aventura desiderativa que los junta entre ellos, se vitalizan posibilidades inéditas para los cuerpos hegemónicos del cine y su andar recto por las ciudades o sus besos de corcho.

El baile: cuando el zarandeo amucha a las personas, mientras en las afueras Pilar se ve con su amado y se chantan un beso y un borracho arremete contra los instrumentos y es calmado por la muchachada que enseguida retoma el viaje, como corolario una parejita decide bailar pese a la desgracia y el muchacho arma una farola improvisada con una lámpara de aceite. Ese trato con desparpajo de los objetos y del espacio creo que tienen más densidad libertaria que la mayoría de las películas en cartel.

También en la secuencia del río de Crónica, secuencia ociosa, onerosa con el fluir del tiempo, podemos vislumbrar el fulgor popular. Esa belleza, ese halo de gracia que resplandece en el solazo dando contra las pieles de los pibitos perdidos en el disfrute de todo su cuerpo al agua, al sol, a la tierra. Su modo particular de ponerse en cuclillas, de recostarse, de mirarse.

Esos derroches, en ambas secuencias, esa improductividad de la celebración o del goce edénico dan cuenta de una deriva del cuerpo en el plano que abre un erotismo impensado, un brotar lúdico de las posibilidades y conquista una isla temporal donde es posible hamacarse por fuera del régimen productivista normalizante de la gran mayoría del cine, por los maniquíes erguidos de Hollywood o lxs apaticxs sin fin de los festivales. [Completo acá].

Esto continúa en otras notas de Pulsión n° 7. Y lo seguimos pensando los sábados de julio y agosto en Ayacucho 483, a las 19:30.

viernes, 13 de julio de 2018

Un montón de luz como una cara dorada nos inundó pero nunca nos dice nada

Dice Martín Reznik, también conocido en la escena musical porteña como El Gnomo:

"Hace un año y medio Alexey Musatov y Manu Cáreter me propusieron armar un trío para tocar mis canciones. La formación, inimaginada: bandoneón, violín y guitarra. Está es la base de 🔺FUTURO 🔻, disco nuevo de El Gnomo & La Filarmónica Cósmica".

El disco acaba de aparecer en las redes y sorprende y deleita el giro tímbrico que pega el Gnomo con esta formación inimaginada. Es el mismo Gnomo de antes (con varios discos editados en banda o solista), pero a la vez es mejor. El jueves 19 de julio lo va(n) a estar presentando en el CAFF - Club Atlético Fernández Fierro, Sánchez de Bustamante 772.

Pero antes, este domingo a las 12 de la noche el Gnomo viene a La otra.-radio (FM 89,3, Radio Gráfica, online acá o acá) a presentar 🔺FUTURO 🔻

Y como anticipo del anticipo, va esta bonita canción titulada "Computadora", que empieza diciendo

Bancá, bancá, bancá con la computadora
Pará, pará con el teléfono idiota
Seguramente ahora lo estarás usando
Será tal vez que el mundo no te gusta tanto...



Youtube: La Filarmónica Cósmica
Bandcamp acá.

jueves, 12 de julio de 2018

Micropolíticas (el muro macizo del régimen se va agrietando)

La otra.-radio del domingo pasado, para escuchar clickeando acá


En los primeros minutos del día de la independencia, durante la última emisión de La otra.-radio, fuimos hilvanando algunas actitudes y pensamientos que nos muestran cómo ir conquistando nuestra propia independencia, contra un sistema opresivo que se cree inexpugnable.

¿Por qué desnudo el hombre camina
Nada te explica Dios y examina
pero aprendí al final de la vida
no todo es callejón sin salida.
[Fernando Cabrera, "Futura cumbia"]

JUAN AMORÍN: Desde un canal de youtube dirigido por Roberto Navarro, Juan, un periodista de 27 años, hace una investigación que abre una enorme fisura en el macizo blindaje del que goza la niña mimada de este régimen de hambre y persecución, María Eugenia Vidal. Amorín descubre que la campaña electoral de Cambiemos del año pasado en la provincia de Buenos Aires fue financiada con fondos negros. Presenta pruebas irrefutables de que cientos de supuestos aportantes a esa campaña son en realidad beneficiarios de planes sociales que distribuye el Ministerio de Acción Social que comanda Carolina Stanley. Esos supuestos aportantes figuran como afiliados al PRO, pero ellos niegan haberse afiliado nunca a ese partido y muestran que es imposible que aportaran  un solo peso a sostener ninguna candidatura, ya que la plata que reciben de los planes sociales ni siquiera les alcanza para vivir. Se enteraron de que figuraban como "benefactores" del partido que en la provincia encabeza María Eugenia Vidal gracias a la investigación de Amorín y ahora se presentan a la justicia a exigir explicaciones por la usurpación de sus identidades. Como en la época infame, las clases dominantes se valen de los más pobres para instrumentar sus fraudes electorales. "Cambiamos futuro por pasado" había avisado la Vidal. Amorín encarna una ética periodística ubicada en las antípodas del boludeo habitual de columnistas como José Natanson, al que nos referimos en un post anterior.


- CLAUDIA, LA DE TELAM (La señora de TELAM que había votado a Macri, nunca hizo un paro y ahora fue echada junto con otros 350 compañeros). "A mí el hecho me conmovió, creo que es el hecho político más importante que sucedió en los últimos tiempos dentro del campo popular -dice Willy Villalobos en la última emisión de La otra.-radio]. En un lugar determinado, chiquito, pero que adquiere de pronto una trascendencia... Los que hacemos política desde el progresismo o desde la izquierda, creemos que por hacerlo desde ahí está todo bien. Lo que me conmovió es, por un lado, la respuesta fascista por parte de muchos compañeros o supuestos compañeros que la pateaban cuando estaba caída. Y ella estaba con un cartelito en la toma, no la entrevistaban en el comedor de la casa. Y estaba abrazada por sus compañeros, para mí ese abrazo es conmovedor, y en ese gesto chiquito uno puede ver la clave para resolver no solo las elecciones del año que viene sino la reunificación del campo popular".

- POESÍA Y MERCADO: "Por suerte no existe un mercado de la poesía. La poesía ha sido posiblemente la única cosa que el capitalismo no ha podido convertir en mercancía. Vender libros de poesía es una de las cosas más difíciles. Eso habla de que hay algo irreductible en ella, tiene valor de uso y no tiene valor de cambio. (...) El soporte material de la poesía no se puede reducir al libro. El libro aparece muy tarde en el desarrollo de la poesía, tiene que ver con la literatura y la poesía no es literatura. La literatura es un invento del siglo XVIII, el resultado del desarrollo de la imprenta y del desarrollo de un mercado literario. La poesía existía antes de la literatura. Grandes poetas como Shakespeare o Cervantes ni siquiera conocieron la palabra literatura. La poesía es anterior no solamente a la literatura sino a la escritura. (...) La poesía se puede leer, puede ser visual, pero es sobre todas las cosas oral. En fin, yo creo que una cosa es la literatura y otra cosa es la poesía, y que la literatura sí está relacionada con el mercado y la poesía no". (Victor Rodríguez Núñez, poeta cubano).

- ESTADO Y PUEBLO: [Cuando todavía era Ministra de Cultura durante el gobierno anterior, en noviembre de 2015, Teresa Parodi respondió a una entrevista que le hizo Maximiliano Diomedi para Patologías Culturales y entonces dijo: "El Estado mira lo que el mercado expulsa, potencia lo que el mercado expulsa, da herramientas ahí, da luz ahí, va a buscar eso, no se queda, es protagonista, cuida, defiende, protege, potencia. ¿Quién es ese Estado? Nosotros. Por eso es posible en este proyecto un ministerio".

- CUERPO Y MERCADO: "El activismo gordo es una manifestación en contra de las jerarquías corporales de normalización. Quiere decir que existen -en la cultura y en la sociedad- políticas y formas de limitar a aquellos cuerpos que son normales de aquellos que son anormales. La gordura hoy aparece como una patología y hay una política de impugnación bastante fuerte en contra del gordo. (...) Hoy la obesidad es un problema de estado. Lo que tenemos que pensar primero es qué es la salud, si realmente es un concetpo tan objetivo y de verdades absolutas, que si rascamos un poquito nos vamos a dar cuenta de que no, De hecho sabemos que hay una serie de saludes alternativas, de procesos de sanación alternativas. ¿Y cómo esa salud está todo el tiempo mediada por una exigencia de mercado?". (Luz Moreno, una de las principales referentes del activismo gordo).

- MERCADO Y PUEBLO: "Para mí hay que encontrarse con los otros y las otras. Hay que saltar el cerco de las posibilidades que dejaron los medios de comunicación, con esta cosa hegemónica, la toma de la televisión, de las radios, del mercado, con todo el bombardeo de música, de contenido... Siempre pienso mi voz resonando en las voces de los otros y los otros resonando en mi propia voz. Y es también mi marco para no perderse de estar con el otro. (...) Somos músicos populares sin pueblo. Es extraño, ¿no? ¿Para quién estamos cantando?, ¿para quién tocamos?, ¿quién es nuestro pueblo?, ¿quiénes son nuestros oídos? Siento que perdimos el pueblo, nos han robado el pueblo. El mercado nos robó el pueblo y es para afligirse". (Nadia Larcher, cantante catamarqueña).

Para escuchar el programa completo, clickear acá.

miércoles, 11 de julio de 2018

No era la ancha avenida del medio, era la ancha avenida del pueblo


Dijo Alejandro “Coco” Garfagnini, referente del Frente Milagro Sala, mirando a la multitud que se congregó el lunes 9 de julio en la 9 de Julio:

“Esto no es causal: acá no hay gente que apaga la televisión, sale a la calle y viene. No. Son compañeros que están organizados. Esto es posible porque hay miles y miles trabajando en el territorio, una militancia que está surgiendo y se está haciendo cargo de la agenda de este país”.

Yo pienso que en estas plazas convergen todas las plazas que venimos haciendo desde enero de 2016, tan despreciadas por la ortodoxia peronista que bancó al Triunvigato, que a su vez bancó que el macrismo nos llevara a esta situación dramática de la que vamos a salir haciendo estas plazas cada vez más anchas. Recuerdo a los desencantados que se reían de las mateadas de Kicillof en el verano del contento macrista. Recuerdo la sorna con que poetastres y lemondiplomatistas se referían a las plazas de la resistencia que crecían desde el pie. Recuerdo a uno de esos poetastres que, al enterarse de los resultados de las elecciones de octubre pasado, se resignaba con celeridad: "empecemos a pensar en 2023", cosas que solo se les pueden ocurrir a los que creen que van a llegar a 2013 haciendo versos. Yo en cambio encuentro una clara continuidad entre estas plazas multitudinarias de hoy y las primeras mateadas en Parque Chacabuco, Parque Centenario o Bariloche, que en el zenith del macrismo despertaban las burlas de los que apostaban por la ancha avenida del medio. Al final la única ancha avenida la fuimos construyendo desde las plazas de la resistencia que los ortodoxos del orto y los poetas desencantados ninguneaban.

martes, 10 de julio de 2018

No soy tu negro (Cuerpos capturados II)

Las películas son buenas, pero si las pensamos son mejores
Sábado 14 de julio / 19:30 / Ayacucho 483






Cine y pensamiento

Cuerpos capturados II: (ciclo coordinado por Oscar Cuervo)

I'm not your negro (Raoul Peck, EEUU, 2017)

Evento de Facebook: acá

James Baldwin es un escritor nacido en el Harlem de la década del 20.

En sus novelas y ensayos atestigua la dura experiencia de portar su condición de intelectual negro y homosexual en una sociedad que practica el odio hacia las minorías hasta en los pequeños actos cotidianos. Las imágenes circulantes a través de la publicidad, el cine y la televisión naturalizan la opresión y consolidan la supremacía blanca. Por su posición como lúcido vocero de las minorías oprimidas, Baldwin fue espiado por el FBI hasta sus últimos días, a fines de los años 80.

En 1979 Baldwin se puso a escribir un ensayo con mucho de autobiográfico sobre la historia de los Estados Unidos desde la perspectiva de los luchadores que impugnaban la supremacía blanca. Él había sido amigo de tres de los principales exponentes de esas luchas en los 50 y 60: Malcolm X, Martin Luther King y Medgar Evers, quienes, a pesar de haber sostenido y debatido distintas modalidades para encarar sus militancias contra el racismo y el fascismo blancos, fueron igualmente asesinados.

Baldwin solo llegó a escribir unas 30 páginas del texto, con un tono que combina una emoción grave y una crítica incisiva hacia las prácticas sociales naturalizadas por la sociedad norteamericana. En esas pocas páginas Baldwin cuenta el odio que pudo percibir desde chico hasta en esas películas y afiches publicitarios en los que los negros aparecían como personajes simpáticos, pintorescos y dóciles. Pero también sintió y luchó contra la ferocidad de los movimientos racistas blancos que resistían cualquier avance hacia una sociedad integrada. Su texto inconcluso llevó el título "Remember this house".

Treinta años después de la muerte de Baldwin, el cineasta negro de origen haitiano Raoul Peck -que llegó a ser ministro de cultura de su país durante 1996 y 1997- retoma el manuscrito de Baldwin y lo convierte en la base de su film I’m not your negro.







El texto de Baldwin es dicho por la voz en off del actor Samuel L. Jackson y sostiene el hilo narrativo de la película, pero es intervenido por Peck con el aporte de archivos documentales de los conflictos raciales, con entrevistas, debates en los medios y actos políticos de Baldwin, Malcom X, Luther King, y con la fugaz aparición de otras figuras del arte, la cultura, la política y el activismo de los años 50 y 60, como Marlon Brando, Harry Belafonte, Bob Dylan, Sidney Poitier, Bob Kennedy o Muhammad Ali. Peck cita también fragmentos de films en los que se pone en evidencia la manera en que la industria mainstream quiso visibilizar a estos “otros” de los que Baldwin hablaba en primera persona.

La película I’m not your negro interpela desde su mismo título al sujeto opresor y trae la discusión hasta la actualidad, con los todavía irresueltos conflictos de la Norteamérica racista y el movimiento de resistencia contra la violencia institucional “Black lives matter”.

I’m not your negro es un texto fílmico de un interés extraordinario, que pone a dialogar imágenes y palabras en las que los cuerpos y los pensamientos de las minorías oprimidas dejan ver la cara más fiera del sistema americano, con fragmentos de la más maravillosa música creada por los negros en el blues, el jazz, el soul y el hip hop.

"La historia de los negros en América es la historia de América" dice Baldwin a través de la voz de Jackson y es ahí donde el “problema racial” norteamericano gana una resonancia más amplia, que concierne a todas las minorías oprimidas en su lucha contra un sistema que se sostiene siempre desde la exclusión de un otro.




Próximas funciones. Siempre a las 19:30 en Ayacucho 483:

Sábado 21 de julio: INTO THE ABYSS (Werner Herzog, 2011, EEUU))

Sábado 28 de julio: PARIS IS BURNING (Jennie Livingston, 1991, EEUU)

lunes, 9 de julio de 2018

Natanson es una marca pero ¿qué merca viene envuelta en este paquete?

JN como pretexto para encontrarnos en el banderazo de hoy



Por las presiones del régimen que amenazaba con encarcelar a Víctor Santamaría, titular del Grupo Octubre que edita Página 12, el diario perdió a su columnista principal, Horacio Verbitsky, y recuperó la pauta oficial. Sigue siendo el mejor diario que se edita en Buenos Aires, pero eso no dice gran cosa, porque los otros diarios son peores.

Algo que puede ensombrecer la calidad de la actual etapa de Página es que ahí todavía publique notas José Natanson, después de que él escribió hace pocos meses en ese mismo diario su tesis de "la derecha democrática y moderna" y luego de que publicara el libro ¿Por qué? La rápida agonía de la argentina kirchnerista y la brutal eficacia de una nueva derecha. No es que yo desee que se le cierren oportunidades laborales a un analista político fallido y fayuto, hay tipos en ese gremio mucho peores que José, pero por lo menos habría que rememorar su yerro descomunal para medir la relevancia de sus dichos actuales y su pericia analítica.

El motivo por el cual vale la pena perder 10 minutos de tiempo leyendo una nota suya es indagar por las condiciones de posibilidad y los límites del periodismo profesional, con toda la carga irónica que se le pueda adjudicar a estos vocablos, sin esperar que de su lectura surja alguna indicación decisiva sobre la pelea de fondo.

La pregunta que se puede plantear leyéndolo es: ¿cómo se producen las condiciones de verosimilitud [no de veridicción, foucaultianos del orto, no confundan] de la opinión publicada? [Atenti foucaultianos del culo: doxa, no aletheia]. ¿Por qué un tipo que quiso ponerse a tono con el espíritu de la época comete una pifiada descomunal e igual sigue oficiando como analista político? Digamos: Natanson es una marca pero ¿qué merca viene envuelta en este paquete?

La columna de ayer domingo de José puede ser leída como síntoma. ¿Cómo hablar de la situación argentina omitiendo el clima de la calle? ¿Saldrá a la calle José? ¿Por qué calle caminará? ¿Qué tiene José Natanson en el bocho? ¿Quiénes serán sus interlocutores, si es capaz de escribir una nota que empieza con una frase como esta:

"Sumido aún en la densa atonía a la que lo empujó la derrota electoral pero desperezándose porque huele sangre, el peronismo ensaya alternativas".



No voy a reproducir el artículo entero, pueden leerlo acá, pero basta con decir que las alternativas de peronismo átono están expresadas en el titulo de la nota: "La hipótesis Tinelli /la hipótesis Felipe".  [Felipe es Solá]. Digamos que de movida da un poco de morbo leer cómo entiende Natanson el vínculo entre el peronismo sumido en una densa atonía y Marcelo Tinelli. Como decía Sandro, José tiene un mundo de sensaciones que te quiere regalar. ¿Qué peronismo será el que ensaya la alternativa Tinelli? ¿El peronismo racional? ¿El peronismo empirista? ¿El peronismo idealista absoluto? ¿El peronismo positivista? ¿El peronismo huelesangre? ¿El peronismo perdoname?

En pocos renglones se advierte que Natanson se dirige contra lo que él imagina "el progresismo que detesta a Tinelli y disfruta las metáforas de Ricardo Forster". Qué finura de análisis. Uno diría que Natanson sangra por la herida autoinfligida cuando se escribió encima su último best seller. Un parteaguas de la política argentina se daría hoy entre los que disfrutan las metáforas de Ricardo Forster y los que se esclarecen leyendo a Natanson acerca de la brutal eficacia de la nueva derecha.

No sé con qué peronistas Natanson habla, ni qué será en el interior de su cráneo el peronsimo, pero esos fantasmas lo llevan a distraerse de la calle. Porque en todo su análisis parece que el futuro político argentino se dirimiera entre los peronistas de Tinelli y los peronistas de Solá, mientras los progresistas zonzos leen a Forster y los piolas bárbaros siguen las pistas que José nos tira cada muerte de obispo. No considera ni por un instante que lo que está haciendo tambalear al régimen macrista es la resistencia del pueblo en la calle, todos los días, porque cree que el centro de la cuestión es que el "peronismo" está sumido en una densa atonía y en algún cuarto encaramado está debatiéndose acerca de las posibles continuidades entre Perón y Tinelli. Si los peronistas átonos no se avivaron, Natanson les deja un indicio: Perón y Tinelli son detestados por los progresistas que leen a Forster

"La relación de Tinelli con la política ha oscilado históricamente entre el desdén y el ocasional interés. El progresismo lo subestima tanto como lo detesta, y no es difícil detectar detrás de este rechazo epidérmico una reacción similar a la que genera el populismo: la idea de que Tinelli, como en su momento Perón, engrupe narcóticamente a las masas, que deberían estar disfrutando de las metáforas de Ricardo Forster en lugar de intoxicarse de Morias y Pampitas. Hábil constructor de escenas públicas, Tinelli es vandorista: golpea para negociar, usualmente a través de las caracterizaciones, no siempre malas, que despliega en sus programas".

Ossea, Tinelli vendría a encarnar a un peronismo vandorista, antiprogresista, huelesangre. No evitista sino pampitista.

Natanson está tan convencido de su sagacidad que se permite un gaste a "los socios del club yo te avisé". Lo dice el tipo que escribió un libro fascinado por la eficacia brutal de la nueva derecha, al que no se le conocen textos en los que haya tratado de repensar esta caracterización. Todo sujeto de enunciación tiene un punto ciego. El punto ciego de Natanson es su propia prosa. El muchacho no se relee, se olvida de lo que escribió hace cinco minutos.

Natanson concibe la política como una mercancía temática para ganarse el puchero y construir escenas, no siempre malas,  a veces solo boludas. Desconoce completamente cómo vibra la calle y hace temblar al sistema cada vez que cientos de miles le mueven el piso a unas figuritas que ensayan la hipótesis Tinelli.

Mientras tanto, en otra parte de la ciudad gótica, Verbitsky en su cohete a la luna, escribe:

"No depusieron en forma ilegal a Dilma Rousseff para devolverle la presidencia a Lula, es la conclusión de la tormentosa jornada del domingo 8, en que un juez dispuso dejar en libertad al ex Presidente, pero luego de intrincados recursos y gestiones la orden no se cumplió", en una nota titulada "Sin pueblo en la calle no hay juez que valga: Lula seguirá preso y en agosto la justicia electoral proscribirá su candidatura". Que termina con estas frases: "La decisión del poder económico, que con respaldo castrense sostiene al presidente títere Michel Temer, cuyos índices de aprobación no pasan del 2%, está tomada. Y del otro lado, la movilización popular no alcanza una envergadura que equilibre la balanza, pese al efecto positivo de la victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador en México. El mes próximo el tribunal electoral resolverá la inhabilitación de Lula como candidato para las elecciones del 7 de octubre, y AMLO asumirá en México recién el 1° de diciembre".

Lo cual no deja de ser una invitación a movilizarse hoy hacia el banderazo de 9 de Julio y Moreno, frente a la efigie de Evita (no de Pampita). Porque el peronismo átono de Natanson ensayará la alternativa Tinelli, pero la Patria no se rinde.


domingo, 8 de julio de 2018

Emergencia Cultural en la Biblioteca Nacional



Luego de dos años de gestión, Alberto Manguel renunció al cargo de Director aduciendo problemas de salud. Según sus palabras, no habría detrás de tal decisión un pedido de despidos masivos. Sin embargo, despierta gran preocupación entre los trabajadores y trabajadoras porque se produce en un contexto de profundización del ajuste realizado por el Gobierno nacional.

Además de la amenaza de despidos, el cuadro de situación de la Institución se completa con los profundos cambios y recortes que sufrieron las políticas públicas que supieron dar vitalidad y protagonismo a la Biblioteca Nacional en la escena pública cultural. En ese marco, las trabajadoras y trabajadores declaramos la Emergencia Cultural.

Para denunciar el vaciamiento cultural en curso y rechazar cualquier intento de realizar más despidos por parte del Gobierno, las y los invitamos a realizar un Abrazo a la
Biblioteca Nacional el Jueves 12 a las 14 hs.

Junta Interna de ATE en Biblioteca Nacional.

sábado, 7 de julio de 2018

El cuerpo del futbolista solo aparece en la tele de acuerdo a pautas muy rígidas: es un cuerpo agónico, de músculos potentes o lacerados. Los jugadores de Fulboy son carnosos. Su piel merece toda clase de esmeros, propios y del personal técnico que los acondiciona para la faena.

En el encierro previo a cada partido, los jugadores son masajeados, se acicalan, se visten, se desvisten, se perfuman, se peinan, se miran al espejo o se miran en el espejo de su compañero de habitación o de ducha. Se miden el talle del buzo o el modelo de celular. ¿Vos decís que visto bien? -le pregunta uno a otro, probándose remeras, tatuajes, zapatillas- ¿no parecen las de Jessica Cirio? La presencia de la cámara capta el ablandamiento de los límites rígidos de los estereotipos straight y hace aparecer una zona de ambivalencia.





jueves, 5 de julio de 2018

Lecturas salvajes, vol. III. Vonnegut, el spoiler

La otra.-radio, segunda parte, para descargar acá



por Naza Brain y Rodrigo Videtta

En la segunda parte del programa del domingo pasado nos inmiscuimos en el universo Vonnegut (anticipo acá, primera parte del programa acá), donde la tragedia es resistida activamente con humor y dilemas éticos, sin perder de vista el lugar de la escritura. Allí donde el autor es consecuente con su oficio de escritor, es como un pájaro enjaulado puesto al fondo de un túnel por un grupo de mineros. Cuando el oxígeno empieza a escasear, es el primero en avisar al resto con su canto, para luego esperar el final.

Madre Noche es libro paradigmático en la obra de Kurt Vonnegut. En esta novela nos detuvimos especialmente durante La otra del domingo.


Madre Noche nos interpela desde el comienzo. Desligándose de la cronología de los sucesos, el narrador nos cuenta la vida de Howard W. Campbell Jr. empezando por el final.  Howard es un escritor norteamericano que al mudarse a Alemania se encuentra con la inminente explosión de la segunda guerra mundial. Allí se convierte en locutor de radio y escritor aliado al nazismo; trabaja para el ministro de propaganda Goebbels y su esposa es una hermosa actriz, Helga. Juntos forman "su nación de dos", eso que el creía verdaderamente importante, el motivo que lo sujetaba a Alemania.

Detrás de esta primera apariencia, incluso en el mismo espacio radial, Howard es otro. Por encargo de un grupo de agentes estadounidenses, cumple su rol como emisor de mensajes cifrados cuyo significado él mismo desconoce, mensajes destinados a otros agentes americanos que operan en Alemania. Howard intercala voces, acentos y silencios que esconden un mensaje para estos agentes, mientras el resto de su audiencia escucha simplemente un programa de radio. Howard es doble agente y su programa son dos programas a la vez, depende de quién lo escuche. ¿Cuál es su verdadero lugar de pertenencia? ¿A quién sirve? Por un lado, a Alemania. Por otro, ligado al primero aunque no equivalente, vive en su nación de dos junto a Helga. Y por otro, a los Estados Unidos, su pais de origen, al que secretamente ayuda sin él saber con precisión lo que transmite.´Howard es dos o bien tres.

Al terminar la guerra, es tomado como prisionero y juzgado. Ya sin Helga, su alma gemela, la vida en Alemania pierde todo sentido para él. Pero los norteamericanos lo rescatan. Vuelve a empezar en Greenwich Village, en las afueras de Nueva York.

Cuando el lector ya consideraba esta historia dotada de la cualidad del vértigo y lo variopinto, alcanzada cierta calma, una partida de ajedrez a manos de un vecino, agente ruso encubierto él, conducen al protagonista y al lector al lugar donde termina, o empieza, la gran historia. Es capturado por Israel y vuelto a procesar. ¿Quién ha sido Howard W. Campbell Jr., más allá de toda apariencia? ¿O solo ha sido apariencias? De esta forma, aportando caos a una posible historia lineal, aparece una voz prologadora, entre narrativa y autoral:

“Esta es la única novela mía cuya moraleja conozco. No creo que sea una moraleja espectacular, es sólo que sé cual es: Somos lo que fingimos ser, así que debemos tener cuidado con lo que fingimos ser”.

Más allá de las moralejas, en cierto disloque de las formas de exposición de sus historias, la literatura de Vonnegut nos invita a encontrar otros sentidos.



En el programa del domingo también anticipamos el ciclo de cine y pensamiento que organiza La otra a partir de este sábado a las 19:30 en Ayacucho 483, con la proyección de Fulboy (Martín Farina). La música que sonó fue el anticipo del nuevo disco del Indio Solari ("Stranger Danger, siniestro ladrón/ ladrón de todo el globo, ese sos vos/ predicador itinerante, estás aquí/ te recibimos con honores de virrey/ divertido sos/ como un toque de queda sos/ todo lo valioso vos te llevás/ mis enemigos me van a asustar/ cuando comiencen a tener razón..."), Gabo y Serio Ch ("La estación") y Prince, cuyo disco aún inédito, Piano & A Microphone 1983, tiene un anticipo extraordinario en el feeling de un blues titulado"Mary don't you weep". Todo esto acá.


miércoles, 4 de julio de 2018

Cuerpos capturados I: Fulboy

7 de julio de 2018 a las 19:30: FULBOY
Ayacucho 483


FULBOY (Argentina, 2014) Guión, producción, cámara y dirección: Martín Farina. Música: Pedro Irusta. Montaje: Marco Berger y Martín Farina. Sonido: Nicolás de la Vega, Adam Sosinski y Martín Farina. Género: Documental.

Fulboy es una película sobre un equipo de fútbol en su intimidad. El vínculo del realizador con su hermano Tomás, que en el momento de filmar la película era jugador de Platense, le permitió acceder a un punto de vista inédito sobre este deporte, algo que la televisión no muestra: los tiempos muertos de las concentraciones en los hoteles, las charlas sobre el reparto de dinero en el equipo, la incertidumbre por el futuro de una carrera que dura pocos años, la pendularidad de éxitos y fracasos, los recelos hacia las autoridades del club, las presiones del público y el periodismo, el homoerotismo larvado en los vestuarios.

Dado que el vínculo entre los hermanos Farina es la condición de posibilidad del registro de esas imágenes, Fulboy es también una película sobre la hermandad. El propio director fue, durante varios años, jugador de las divisiones inferiores de Ferro, carrera que terminó abandonando. El hermano jugador habilita la entrada de la cámara del hermano ex-jugador y ahora cineasta en lugares sólo permitidos a jugadores. La tensión de identidad y diferencia entre hermanos rige la puesta en escena de la película y configura su particular punto de vista. La presencia material de la cámara entre los jugadores es el nervio del film. Por eso, Fulboy es también una película que se desnuda a sí misma ante nuestros ojos mientras va haciéndose.

El cuerpo del futbolista solo aparece en la tele de acuerdo a pautas muy rígidas: es un cuerpo agónico, de músculos potentes o lacerados. Los jugadores de Fulboy son carnosos. Su piel merece toda clase de esmeros, propios y del personal técnico que los acondiciona para la faena (los viejos empleados del club, cuyos cuerpos ya aparecen bien tapados). En el encierro previo a cada partido, los jugadores son masajeados, se acicalan, se visten, se desvisten, se perfuman, se peinan, se miran al espejo o se miran en el espejo de su compañero de habitación o de ducha. Se miden el talle del buzo o el modelo de celular. ¿Vos decís que visto bien? -le pregunta uno a otro, probándose remeras, tatuajes, zapatillas- ¿no parecen las de Jessica Cirio? La presencia de la cámara capta el ablandamiento de los límites rígidos de los estereotipos straight y hace aparecer una zona de ambivalencia,


En este narcisismo hay otra vestidura invisible, una intimidad dentro de la intimidad más difícil de captar, porque está siempre presente, incluso cuando ellos están desnudos. Astutos e incautos, dueños de una ambigua autoconciencia, en su devenir mercancía ellos consagran su cuerpo al mercado y se resignan a encarnar lo que el mercado espera de ellos. Sus cuerpos se preparan para aparecer ante las cámaras de la tele, para ser vistos como modelos deseables de juventud y potencia. También como portadores de logos publicitarios. Los cuerpos de los chicos cuando el mundo los cautiva: hacen números, suman, restan, dividen, multiplican. Calculan cómo repartir el dinero de los premios de acuerdo con jerarquías internas que nadie cuestiona. No forman una clase social que lucha por su emancipación sino que se buscan un cautiverio suave, seguros de vida depositados en bancos que nunca quiebran. Los cuerpos de los jugadores de fútbol viven el sueño de otro (¿esos obreros de la construcción que trabajan en andamios al lado del hotel donde concentran, por ejemplo?). ¿Saben esto los fulboys? ¿Tienen miedo del despertar de ese sueño ajeno? ¿Tienen rabia?







En este encuentro se va a proyectar también El liberado, el cortometraje de Martín Farina que recientemente ganó la Competencia Argentina de Cortometrajes del 20 BAFICI. También en este rito de liberación hay cuerpos capturados.


CINE LA OTRA:

Las películas son buenas, pero si las pensamos son mejores

Un ciclo de cine de cuerpos capturados. La noción de captura funciona en un sentido doble: la cámara captura una imagen del cuerpo, pero a la vez ese cuerpo está capturado por poderes que lo exceden, que exceden al cine mismo porque son los poderes que rigen el mundo. Como en la colonia penitenciaria entrevista por Kafka, cada cuerpo lleva escrita la ley en la superficie de su piel. Y la cámara lo capta.

El cinematógrafo nació como un dispositivo de captura del mundo para dominarlo mejor, en la época en la que los inventos se proponían transformar las imágenes en objetos manipulables. Pero el devenir de la historia hizo derivar ese invento en una extensión de la percepción humana y en una oportunidad para investigar sobre la mirada -y después sobre la escucha- como modos de estar en el mundo. El cine es el arte de pensar la mirada y la escucha. Con los desarrollos tecnológicos, también pudo diferenciarse de la imagen hipercodificada de la televisión y de la inflación de las pantallas en la vida cotidiana.

En el cine, el cuerpo tiene una función organizadora: cuando en un plano cinematográfico aparece un cuerpo, el resto de los elementos de la pantalla se organizan en torno a él. El cuerpo en el plano determina la figura y el fondo, permite percibir la escala de la imagen, establece las dimensiones del espacio y las distancias. A partir de los cuerpos, se clasifican los tipos de plano: plano entero, plano medio, primer plano, gran plano general se determinan en función de la posición de los cuerpos. Un plano subjetivo remite a la mirada de un cuerpo situado en el espacio fílmico. La voz en off indica la presencia de un narrador en un espacio situado afuera del plano. Un plano vacío evoca una ausencia. El cuerpo también vincula la potencia de la ficción cinematográfica con la capacidad ineludible del registro documental: siempre el cuerpo que aparece muestra más que lo que el cineasta se propone mostrar. También el cuerpo en el plano impugna las estériles oposiciones metafísicas entre forma y materia o naturaleza y cultura: el cuerpo es siempre materia enmarcada y forma encarnada.

En correspondencia con esta función crucial del cuerpo, el cine devuelve gentilezas: solo en el cine son visibles las marcas concretas del sistema en los cuerpos singulares que aparecen, con una concretitud incomparable con la que podrían otorgarnos los tratados sociológicos: el cine no habla de los cuerpos, los cuerpos hablan en el cine. En las marcas de los cuerpos del plano aparece el sistema mismo y no su representación. La presión del sistema se hace visible y audible para el que pueda percibirlas.

Programación y coordinación: Oscar Cuervo

Próximas funciones . Siempre a las 19:30 en Ayacucho 483:

Sábado 14 de julio: I'M NOT YOUR NEGRO, (Raoul Peck, EEUU, 2016)

Sábado 21 de julio: INTO THE ABYSS (Werner Herzog, 2011, EEUU))

Sábado 28 de julio: PARIS IS BURNING (Jennie Livingston, 1991, EEUU)

Una noche de sol

Era una noche de sol
la estación
te acompañé hasta el andén
vos y yo.

No era una tarde de sol
la estación
entre una estrella y un sol
aquí estoy.

Voy a subir a ese tren
no me subo a ese tren
quién me mandó ese tren.


Era una noche de sol
la estación
te acompañé hasta el andén
vos y yo.

No era una tarde de sol
la estación
entre una estrella y un sol
aquí estoy.

Voy a subir a ese tren
no me subo a ese tren
quién me mandó ese tren.

Sergio Ch y Gabo Ferro, "La estación".