miércoles, 30 de abril de 2014

1 de mayo de 2014: Europa y Argentina



por Lidia Ferrari

En el d√≠a del trabajo podemos mirar con otros ojos a esta Europa que est√° conociendo en serio el problema del desempleo. El desempleo es uno de los flagelos que impone la crisis. Parad√≥jicamente, el desempleo tambi√©n es producto de la soluci√≥n que propone, para salir de la crisis, entre otros, Berl√≠n, el capo de Europa: ellos proponen una pol√≠tica de austeridad. Una f√≥rmula que muchos dicen es contraproducente en un momento de baja inflaci√≥n. Pero as√≠ son las cosas, en esta Europa en la cual Portugal debe recibir las recomendaciones de Berl√≠n acerca de lo que debe hacer, pero sin ida y vuelta, ya que Portugal o Espa√Īa o Italia no est√°n en condiciones de decirle lo que debe hacer a Alemania. Una Alemania que, liderando la Uni√≥n Europea, se equivoca. Esto no lo digo yo, lo dice Soros: Alemania se equivoca con esta pol√≠tica de austeridad ya que: “el resultado es que la UE se ha transformado de un bloque "al que los pa√≠ses se integraban sacrificando parte de su soberan√≠a por el bien com√ļn" en "una relaci√≥n entre acreedores y deudores" [1], en que los deudores tienen dificultad para pagar.

La política de austeridad exigida es temida por muchos sectores. La receta es conocida. En Argentina la llamaron "ajuste" y sabemos cómo terminó la historia. Pero, bueno, no se sabe muy bien si no aprendieron de la historia o, precisamente, aprendieron muy bien, y la receta les sirve a algunos para debilitar a los otros. Total, sabemos que en el colapso siempre pagan los platos rotos los mismos: los más débiles.

No puedo dejar de recordar, en el d√≠a del trabajo, la pel√≠cula de Vittorio de Sica Ladrones de Bicicleta. Fue filmada en 1948, tres a√Īos despu√©s del final de la segunda guerra. Es desgarradora. Es el drama de un desocupado, que muestra muy bien lo que significa el trabajo en la vida de un hombre. Las generaciones italianas m√°s viejas vivieron esa √©poca y saben lo que significa. Pero las nuevas generaciones nacieron y crecieron arrulladas en la bonanza del Estado de Bienestar. Pareciera que Europa se dirige a hacia una √©poca que no hace tanto supo conocer: la de la desocupaci√≥n y la penuria. Obviamente, tienen combustible acumulado, por lo cual el piso que tienen les da para mantener cierto est√°ndar de vida durante un tiempo.

Pero la realidad es que falta el trabajo y tambi√©n va en aumento la pobreza. Muchos se preocupan ya que un posible aumento en los √≠ndices de ocupaci√≥n, no se refleja necesariamente en una reducci√≥n de la pobreza. Pero la creaci√≥n de puestos de trabajo con estas pol√≠ticas de austeridad son impensables. M√°s bien se empeora, pues reduce empleos. Adem√°s, no s√≥lo no hay creaciones de nuevos empleos, sino que se precariza el trabajo que existe, adem√°s de perder estabilidad en los puestos que se ocupan. Los j√≥venes son sometidos a condiciones de empleo precarias y a per√≠odos de prueba que pueden durar a√Īos. Al 1 de abril la desocupaci√≥n en Italia, que sigue subiendo, llega al 13% y la desocupaci√≥n juvenil al 42,3%. Los sin trabajo est√°n superando los 3.3 millones de personas.

La inflaci√≥n baja tambi√©n asusta. Los espa√Īoles, que conocieron la inflaci√≥n de los ’90, en la actualidad est√°n mucho m√°s preocupados por la baja. Lo dicen inclusive los gur√ļes econ√≥micos: un “largo periodo de baja inflaci√≥n da√Īar√° el proceso en marcha de reequilibrio de la econom√≠a europea”[2]. Hay temor a la deflaci√≥n por todo lo que implica.

Por eso, en este contexto, la desdicha de la desocupación se cierne sobre Europa. Yo vivo como en un dejà vu continuado en Italia. Sabemos que, cuando Argentina fue un modelo de políticas de austeridad y privatizaciones, los buitres se llenaron la panza. Si se trata de una fórmula para alcanzar los resultados que se siguieron en Argentina, no hay nada para decir. Pero, si en verdad quisieran construir una alternativa para salir de la crisis, es decir, si existieran quienes quisieran cambiar las cosas en verdad, podrían mirar a la América Latina, y al proceso de Argentina a partir de 2003. Tal vez algo aprenderían.

Santino Moyano en defensa de Covelia, la empresa de la famiglia: "Si tiene que haber un muerto, va a haber uno, dos o tres" (En cambio, Michael Moyano defiende a la empresa familiar con m√°s disimulo)






FRANCISCO GUTI√ČRREZ, INTENDENTE DE QUILMES, SE REFIRI√ď A LA MUNICIPALIZACI√ďN DEL SERVICIO DE RECOLECCI√ďN DE RESIDUOS: "Es absurdo que un sindicato diga que el Estado no debe hacerse cargo de su rol principal"

El intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez, habló ayer de la municipalización del servicio de recolección de residuos urbanos en su distrito y a la protesta que realiza el Sindicato de Camioneros liderado por el hijo de Don Moyano frente a la sede Municipal.

Guti√©rrez dijo que las puertas est√°n abiertas para todos los trabajadores de recolecci√≥n que quieran trabajar en el servicio que quedar√° a cargo del municipio. “Es absolutamente falso lo que dice Moyano de que van a cobrar la mitad”, dijo el intendente.

“En primer lugar, hay un sector del Sindicato de Camioneros que se ha movilizado por la Empresa COVELIA; parece que se trata de un reclamo por la empresa. En segundo lugar, lo hacen para tratar de imponer una decisi√≥n que est√° fuera del contexto legal, porque el contrato del Municipio con la empresa finaliza el pr√≥ximo 5 de mayo. El Concejo Deliberante, que ha prorrogado varias veces este contrato, hoy mismo determin√≥ que esa pr√≥rroga ha finalizado. Desde ahora la recolecci√≥n est√° en manos municipales y no en manos tercerizadas” asegur√≥ Guti√©rrez. “Decidimos no ser rehenes de esta situaci√≥n permanente por no tener el equipamiento necesario; por eso, solicitamos un cr√©dito al Banco Naci√≥n (...) para poder hacernos cargo del servicio de una manera m√°s eficiente que lo que ven√≠a haciendo COVELIA, que tuvo innumerables cr√≠ticas de todos los sectores de nuestra sociedad”.

“Lo que pretende Pablo Moyano -afirma el intendente de Quilmes- es que sigamos con el convenio de la empresa privada y esto no puede ser en el contexto que estamos planteando hoy. El Municipio de Quilmes no tiene responsabilidad contractual. COVELIA como empresa tiene la responsabilidad sobre sus trabajadores y, si quiere darles empleo, puede hacerlo en otras de sus plantas, porque no es una empresa que desaparece, sino que tiene servicio en otros municipios como Lan√ļs, Esteban Echeverr√≠a, Lomas de Zamora, donde puede absorber parte del personal, si esa es la preocupaci√≥n del Sindicato de Camioneros. Nosotros como Municipio vamos a necesitar choferes, recolectores y barrenderos, y para eso existe una categor√≠a  de trabajadores que, cuando se privatiz√≥ el servicio, quedaron en el Estado. Ellos cobran un salario similar al que cobra hoy cualquier recolector, porque entendemos que un recolector o un chofer que trabajan de noche, expuestos a las condiciones clim√°ticas,  no pueden cobrar lo mismo que un compa√Īero municipal que hace otra actividad municipal diurna de 6 horas; requieren una categor√≠a diferente, con un salario acorde al servicio que presta, eso est√° contemplado. Es absolutamente falso que van a cobrar la mitad, como dice Moyano”.

“Siempre hemos sido respetuosos porque venimos del mundo del trabajo -dijo Gutierrez- y de ninguna manera vamos a atacar a ning√ļn trabajador, pero tampoco vamos a aceptar imposiciones antojadizas [en defensa de una empresa privada como Covelia]. Y si vamos a una concepci√≥n peronista, es el Estado Municipal el que se est√° haciendo cargo, entonces es absurdo que un sindicato pretenda decir que el Estado no debe hacerse cargo de su rol principal”. Y agreg√≥: “Moyano me llama traidor, cuando estoy intentando poner las cosas en su lugar; otros se equivocaron en su momento, absorbiendo trabajadores de otros sindicatos, cuando est√°n trabajando en el Estado. ¿Por qu√© el Estado es rechazado por un sindicato, si no lo rechazan los Municipales, no lo rechazan los de UPCN, los de ATE, los docentes, los m√©dicos, que siempre luchan por tener la planta permanente, porque es garant√≠a de estabilidad?”.

Guti√©rrez asegur√≥ que “las decisiones que hemos tomado no tienen marcha atr√°s. COVELIA y el Sindicato de Camioneros lo sab√≠an desde hace tiempo, los telegramas han sido enviados, y los trabajadores tambi√©n lo sab√≠an, porque van a cobrar sus indemnizaciones. Nosotros les decimos que tienen la posibilidad abierta de seguir trabajando en el Municipio de Quilmes, con el contrato que corresponde a la Ley Org√°nica Municipal”.

***
¿Cu√°l es el inter√©s de Santino Moyano sobre COVELIA? Hace tres a√Īos el diario La Naci√≥n dec√≠a que un documento llegado de Ginebra, Suiza "informa que se bloque√≥ una cuenta de US$ 1.874.806,30 a nombre de Covelia porque se sospecha que recibi√≥ fondos de origen il√≠cito, provenientes de supuestos negocios espurios en los que podr√≠an estar implicados Hugo Moyano y su familia. Para determinar si eso es cierto, los suizos pidieron ayuda a la Argentina. (...) Covelia se cre√≥ en 1999, pero que "su crecimiento espectacular estar√≠a vinculado a la llegada al poder de Hugo Moyano", y que "seg√ļn art√≠culos de prensa, la atribuci√≥n de contratos p√ļblicos a Covelia ser√≠a el resultado de ofertas p√ļblicas falseadas y de corrupci√≥n". Con fundamento en referencias como √©sta, Moyano sostuvo que el exhorto era una 'persecuci√≥n medi√°tica'".

Cuando Don Moyano en 2011 se enter√≥ del pedido de informes proveniente de Suiza sobre sus supuestos negocios il√≠citos amenaz√≥ con movilizar todo el gremio de camioneros hacia la Plaza de Mayo. En ese momento, the Godfather se dec√≠a aliado al gobierno kirchnerista, pero con la difusi√≥n de esta investigaci√≥n empez√≥ a distanciarse. La otra dec√≠a entonces: Poder extorsivo: Salen a defender sus privilegios corporativos con los mismos m√©todos de Clar√≠n y la Mesa de Enlace. El da√Īo que le hacen al gobierno de Cristina es enorme.

ACTUALIZACI√ďN:


Lejos de la disculpa o le rectificación

Grave amenaza de Pablo Moyano: "Recuerden que un empleado ya mató a un intendente"


Pablo Moyano.
Pablo Moyano redobl√≥ la apuesta y volvi√≥ a deslizar otra grave amenaza de muerte contra el intendente de Quilmes, Francisco "Barba" Guti√©rrez, en medio del conflicto gremial por la "municipalizaci√≥n" de la recolecci√≥n de residuos en esa localidad del sur del conurbano.

"Si en Quilmes tiene que haber muertos, va a haber uno, dos o tres muertos", dijo este martes, intimidante, al programa radial El Term√≥metro, que sale al aire por emisora local RK 9.15. Hoy no dio marcha atr√°s. En di√°logo con la radio porte√Īa Rock & Pop, el hijo del jefe de la CGT opositora Hugo Moyano intent√≥ justificar sus dichos y empeor√≥ el panorama: record√≥ el crimen del intendente de la localidad de bonaerense de Lober√≠a, Hugo Rodr√≠guez, en manos de un extrabajador municipal. 






Ahora, Santino, furioso por el fin del convenio del Municipio de Quilmes con la empresa COVELIA, salió a amenazar con que va a haber uno, dos o tres muertos. Michael Moyano, el hijo alfabetizado de la famiglia, defiende sus intereses con modales más refinados.





martes, 29 de abril de 2014

"El diálogo" entre Graciela Fernández Meijide y Héctor Leis no es tal diálogo sino un monólogo al unísono de dos traidores




Meijide dice: "Me pareci√≥ agresivo sacar el cuadro de Videla. 
Yo creo que hay que dejarlo porque fue. En la historia, no tiene sentido eliminar"
NOTA DEL EDITOR DEL BLOG: Y pensar que a este mamarracho yo la voté alguna vez...

No tuve est√≥mago para ver El di√°logo, la pel√≠cula dirigida por Pablo Racioppi y Carolina Azzi (que anteriormente perpetraron la vergonzosa El Olimpo Vac√≠o, que s√≠ tuve el disgusto de ver). Pero acerco a los lectores de este blog una interesante rese√Īa sobre esta pel√≠cula presentada por toda la crema de la derecha porte√Īa en el BAFICI, con Panozzo, Porta Fouz, Cecilia Pando y Hern√°n Lombardi en lugares destacados. Creo que la rese√Īa ser√° mucho inter√©s para los que la hayan visto y para los que no la vayamos a ver nunca. Fue publicada originalmente en Radiografica y lleva como t√≠tulo

Un demonio de muchas cabezas o la derecha en el Bafici




por Paz Bustamante

Del 2 al 13 de abril se llev√≥ a cabo el festival de cine independiente m√°s grande del pa√≠s, el BAFICI. Se trat√≥ de su edici√≥n n√ļmero diecis√©is, segunda vuelta con direcci√≥n art√≠stica de Marcelo Panozzo*. Hablaremos de una pel√≠cula presentada en la secci√≥n Panorama, importante al momento de pensar la relaci√≥n entre el festival y la pol√≠tica del Pro. El di√°logo, dirigida por Pablo Racioppi y Carolina Azzi** fue realizada con el apoyo del gobierno de la ciudad no s√≥lo monetario ya que funcionarios macristas estuvieron presentes en las proyecciones realizadas en el Village Recoleta, y la promocionaron en las redes sociales***.

Los protagonistas son H√©ctor Ricardo Leis, ex – militante de la agrupaci√≥n guerrillera Montoneros y Graciela Fern√°ndez Meijide, activista en la lucha por los derechos humanos desde que Pablo, uno de sus hijos, fuera secuestrado de su casa y desaparecido. Tiempo despu√©s se dedic√≥ a la pol√≠tica, lleg√≥ a ser funcionaria del gobierno de De la R√ļa, hasta su renuncia en 2001. Meijide viaja a Florian√≥polis para encontrarse con Leis. En el living de la casa de Leis opinan a partir de videos cortos reproducidos en una netbook. Los recursos formales utilizados para narrar son b√°sicos: im√°genes fotogr√°ficas de archivo en blanco y negro, en general montadas a trav√©s de fundidos encadenados, por momentos sobre voces en off. Esas fotograf√≠as dan el contexto de la dictadura militar en la Argentina de modo muy general porque no se entiende de d√≥nde fueron sacadas, ni en qu√© a√Īo exacto, ni qui√©nes aparecen. Tambi√©n utilizan im√°genes en movimiento de Florian√≥polis para recrear el contexto actual del di√°logo. Esas im√°genes se mezclan con el registro del encuentro, filmado en tono televisivo, sin una idea formal clara; s√≥lo podemos vislumbrar por qu√© se eligieron algunos planos cortos cuando Leis y Meijide se emocionan, para generar golpes bajos y empat√≠a con el espectador.

Resulta interesante atender a un pensamiento escrito por la directora en v√≠speras del estreno: “En los √ļltimos a√Īos este per√≠odo se utiliz√≥ como forma de legitimar el presente y, como consecuencia de eso, el discurso se volvi√≥ m√°s esquem√°tico y homog√©neo. Sobre los setenta, especialmente en el cine y la televisi√≥n subsidiados por el Estado, se termin√≥ por decir casi siempre lo mismo buscando perpetuar una idea preconcebida, repitiendo una tesis que de antemano decidimos acertada.” **** Debe notarse que El dialogo vendr√≠a a cuestionar esas “ideas preconcebidas”, repasemos. Meijide y Leis sostienen no avalar la teor√≠a de los dos demonios, pero qu√© pueden significar las siguientes frases de Leis, “Firmenich es Videla”, “En Argentina todos somos Videla”, “No hay dos demonios, hay uno con varias cabezas”. Frases acompa√Īadas por la idea de que el Estado utiliz√≥ todas sus fuerzas en contra de la poblaci√≥n civil, pero que de todos modos se trat√≥ de una guerra. Para Leis los militantes de las organizaciones armadas fueron v√≠ctimas de sus c√ļpulas y pide de manera m√°s o menos directa que sean juzgadas. Llega a sostener que Montoneros cometi√≥ cr√≠menes de lesa humanidad puesto que reclut√≥ a menores para la guerra. Es decir, se siente capaz de explicar la decisi√≥n de cada militante de actuar org√°nicamente, de tomar las armas y habla como si nunca hubiera existido un proceso de autocr√≠tica de las organizaciones guerrilleras respecto de la militarizaci√≥n extrema. Quiz√°s Leis no puede comprender o aceptar (porque las ausencias duelen y la experiencia del fracaso tambi√©n) que muchas de las v√≠ctimas eran j√≥venes militantes que, equivocados o no, hab√≠an decidido aut√≥nomamente luchar hasta las √ļltimas consecuencias por lo que consideraban justo. √Čl mismo lo hab√≠a hecho. Meijide no cuestiona.

Los dos est√°n enojados con las pol√≠ticas de derechos humanos implementadas desde el 2003 por el kirchnerismo, para ellos representan una l√≥gica dicot√≥mica de h√©roes y villanos. Al contrario, creemos que fue en los primeros a√Īos post-dictadura en donde esa l√≥gica tuvo mayor difusi√≥n, en gran parte porque era necesario convencer y mostrar lo que hab√≠a pasado a quienes hasta ese momento dec√≠an no haberse dado cuenta, ignoraban o negaban los cr√≠menes cometidos. Incluso esa caracterizaci√≥n maniquea se puede observar en las primeras pel√≠culas sobre la tem√°tica – por ejemplo, en La noche de los l√°pices. La misma Meijide recuerda que al principio, cuando las fichas de los desaparecidos se confeccionaban a mano y en la clandestinidad a partir de los testimonios de familiares o sobrevivientes, a nadie se le ocurr√≠a preguntar por afiliaciones pol√≠ticas. Tuvieron que pasar muchos a√Īos para que se pudieran reconstruir las identidades de manera compleja, dejar a un lado la cuesti√≥n de la cantidad y preguntar por qu√© ideas lucharon los militantes desaparecidos. Sin embargo, Meijide tiene una especie de obsesi√≥n por la cantidad, por defender la idea de que no fueron treinta mil. En este documental recuerda que la primera organizaci√≥n de derechos humanos formada fuera del pa√≠s por exiliados, utiliz√≥ esa cifra para justificar jur√≠dicamente la figura de genocidio. Luego, la cifra se convirti√≥ en bandera de las madres que buscaban a sus hijos, pero para ella hablar de treinta mil es faltar a la verdad que, por otro lado, afirma es una verdad que desconocemos porque no hay cifra exacta de las v√≠ctimas. Entonces, ¿por qu√© le molesta tanto hablar de treinta mil? ¿Ser√° que tampoco est√° de acuerdo con la figura jur√≠dica de genocidio, preferir√° hablar de cr√≠menes de guerra?

Otro cuestionamiento y reclamo de los protagonistas es que todos, militares y guerrilleros, cuenten lo que vieron o hicieron sin juzgar, para que las generaciones futuras puedan interpretar los hechos. Viejo argumento de objetividad, viejo adalid de la derecha, la idea de una posible mirada sin perspectiva, ¿acaso se puede contar un hecho sin interpretarlo? Probemos, en el caso concreto de El di√°logo ¿Qu√© nos estar√°n diciendo Leis y Meijide, qu√© podemos interpretar? ¿Nos estar√°n diciendo que concuerdan con la pol√≠tica macrista? ¿Por qu√© y c√≥mo habr√°n decidido participar en una pel√≠cula financiada por el Pro? o al rev√©s, ¿por qu√© el Pro decide financiar una pel√≠cula con Meijide y Leis? Probablemente porque sus ideas concuerdan con la pol√≠tica que profesan los amarillos, puro slogan vac√≠o, sin √°nimos de escuchar a quienes piensan distinto. Esta pel√≠cula va en contra de la idea primordial de di√°logo, en donde los argumentos de uno y otro lado son puestos a debate para en el mejor de los casos llegar a un consenso. Al contrario, en este no-dialogo el punto de vista est√° pactado desde el principio, no hay una tercera posici√≥n (casi no hay una segunda), el √ļnico conflicto es la angustia de estas dos personas que pasados los a√Īos no encontraron una perspectiva desde la cual, mirar hacia atr√°s, no implique quedarse encerrados en la queja, no encontraron la forma de resignificar el pasado en pos de un mejor futuro.

Una sola idea pone a Meijide por encima de este modo bizarro de comprender la historia, no acepta la idea del perd√≥n. Leis sostiene que es necesario perdonar y reconciliarse para dejar atr√°s “la l√≥gica del eterno retorno” de la venganza, seg√ļn la cual las j√≥venes generaciones tomar√≠an como herencia las deudas de los que estuvieron antes y buscar√≠an ajusticiarlas por el camino de la violencia. Aunque parezca obvio es necesario volver a decirlo, nunca los organismos de derechos humanos buscaron venganza, Meijide lo sabe, por eso no se entiende que no discuta con Leis, al contrario, soterradamente lo avala diciendo que s√≥lo por un acto de venganza se puede tener en la c√°rcel a militares viejos y enfermos, como si ella supiera que existen personas con esos deseos. Si est√° tan segura de que es as√≠, es una l√°stima que en la pel√≠cula no aparezcan las voces de esos supuestos otros, para ofrecer sus r√©plicas.

Para terminar quiero contar algo sucedido en la funci√≥n a la cual asist√≠, cuando deliberadamente se escucha fuera de campo la voz de N√©stor Kirchner, el d√≠a en que hace entrega de la Esma, ambos protagonistas ponen cara de agobio, de apat√≠a, de burla. Y Leis propone darle stop al video, hasta que lo detiene alegando falta de bater√≠a, en una especie de acci√≥n ani√Īada, de gag c√≥mico, de hecho los espectadores rieron. Ese efecto buscado por los directores y productores de El di√°logo, da cuenta del objetivo de la pel√≠cula, horadar la construcci√≥n pol√≠tica de quienes no piensan como ellos. √önica raz√≥n que justifica la programaci√≥n de esta pel√≠cula en el Bafici, porque razones est√©ticas no hay.

(*) Aqu√≠ se pueden leer las cifras oficiales del festival: 

(**) El a√Īo pasado presentaron El Olimpo Vac√≠o, al estreno asisti√≥ el jefe de gobierno porte√Īo. Marcelo Panozzo hab√≠a escrito en el cat√°logo del festival “la pel√≠cula pol√≠tica m√°s importante de las √ļltimas d√©cadas”.

(***) Recopilaci√≥n de tweets realizada por el periodista y cr√≠tico de cine Oscar Cuervo, en su blog La Otra: 

(****) Declaraciones de la directora en Infobae 

lunes, 28 de abril de 2014

Plenario de la Militancia: el kirchnerismo que viene

Frente a la payasada de FAUNEN y el fracaso de los planes desestabilizadores de la derecha. Un programa con el P√°jaro Salinas y Hank Soriano para escuchar ac√°

Ayer en el Plenario de la Militancia. Fotos tomadas por Vatayón Militante



Frente a la pat√©tica farandulizaci√≥n de lo helechos de cable devenidos gran esperanza blanca de la derecha llamada FAUNEN, impulsados con admirable tes√≥n por Pagni y todos los que son como √©l pero un poco peores, condenados a inflar un globo que se va a pinchar m√°s temprano que tarde (porque algunos estar√°n enojados con el kirchnerismo, despu√©s de 11 a√Īos de una gesti√≥n cotidianamente desgastante, por errores propios y por la continua conspiraci√≥n de Poder Econ√≥mico Acostumbrado a Mandar en la Argentina), frente al conmovedor esfuerzo por hacer llegar a la segunda vuelta a esa panda de in√ļtiles de la "centroizquierda republicana" (je), el kirchnerismo ha dado ayer otro paso en la direcci√≥n correcta.

Muchas veces hablamos en este blog del plan que la derecha tenia preparado para despu√©s de las elecciones de octubre pasado: lenta erosi√≥n de las reservas del BCRA mediante una sostenida corrida cambiaria, efecto garrocha de los peronistas que pasar√≠an a alinearse con Massa despu√©s de su triunfo en la provincia de Buenos Aires, sedici√≥n de las polic√≠as provinciales, aliento a los intentos de saqueos que no prosperaron (la derecha buscaba muertos porque su naturaleza es imponer el miedo y sus intereses mediante cad√°veres), la disparada del dolar blue que en enero parec√≠a no tener techo, el aliento al poder financiero internacional para que declare nuevamente al pa√≠s en default, las especulaciones de "acefal√≠a" cuando Cristina tuvo un problemita de salud, el que ella se dedic√≥ a superar estrictamente durante un par de semanas (recuerdo a Panqueque Carrasco, ahora amigo de Ceferino Beato, regocij√°ndose en enero, pron√≥sticando ba√Īos de sangre y la renuncia de Cristina para que asumiera Capitanich, pobre Carrasquito, qu√© mal lo dej√≥ su propio desmanejo existencial, en qu√© mu√Īeco triste e irrelevante se convirti√≥); el fantasma de la hiperinflaci√≥n, una megadevaluaci√≥n que mandar√≠a el dolar a $20 y que har√≠a imposible el funcionamiento de las paritarias libres, un aumento desbordado de la conflictividad social que produjera muertos, c√≥mo no, el gran argumento de la derecha. En perspectiva puede verse paso a paso el plan que la derecha prepar√≥ para forzar una salida anticipada de Cristina, no ya para castigar a la Presidenta, ni siquiera a los propios kirchneristas, sino para aleccionar a la sociedad a que por d√©cadas renuncie a apoyar alg√ļn programa pol√≠tico reformista, incluso tibiamente reformista como viene siendo la d√©cada larga del kirchnerismo. Este proyecto es una anomal√≠a porque en el mundo reina el paradigma neoliberal en toda la l√≠nea, y eso es lo que m√°s irrita a la derecha vern√°cula: que el estado est√° comandado por un poder pol√≠tico ind√≥cil, que sienta precedentes intolerables, que no se les arrodilla, que el liderazgo democr√°tico se sostiene en los votos como fuente de autoridad, que no hace lo que hicieron todos los gobiernos lacayos del establishment desde el 83 hasta el 2003. Por eso no les basta que el mandato de Cristina termine en los plazos constitucionales, la quieren ver de rodillas, quieren que se cumplan todos los sangrientos vaticinios con que se regodeaban Pagni y Panqueque Carrasco hace poco, con decenas de muertos en las calles, que es el componente indispensable de la derecha para imponer un programa disciplinador (como mat√≥ la dictadura, o con saqueos y desgobierno como el desastroso final de Alfons√≠n, con confiscaci√≥n de los dep√≥sitos y muerte como termin√≥ el delarruismo que ahora amenaza con volver de la mano de Binner, Sanz, Carri√≥ y Solanas).



Pero no: ya lo hemos dicho, uno a uno los pasos de la derecha se fueron dando sin los resultados esperados, con da√Īos acotados, mucho menores que lo que ellos calculaban: el efecto garrocha no se dio y Massa trat√≥ de llamar la atenci√≥n con una campa√Īa contra un debate en base a una mentira instalada por los medios que lo promueven (un recurso de politiquer√≠a tan bajo que demuestra el nulo margen de Massa para construir una pol√≠tica aut√≥noma de los poderes permanentes, la necesidad que tiene el tipo de mentirle al electorado para llamar la atenci√≥n); los saqueos no prendieron (Panqueque de Soja qued√≥ en rid√≠culo una vez m√°s); los cambios que Cristina dispuso en la Jefatura de Gabinete, en el Ministerio de Econom√≠a y en el Banco Central lograron domar el potro de la inestabilidad econ√≥mica, planchar el dolar, hacer subir las reservas despu√©s de meses de tendencia a la baja, desacelerar el ritmo inflacionario, dejar que las paritarias transcurran normalmente. Todo esto tuvo costos pol√≠ticos y econ√≥micos que pagaron principalmente los m√°s pobres (y no esas clases medias quejosas que nunca estuvieron mejor que ahora pero coquetean con volver, S√≠ndrome de Estocolmo mediante, a ser castigadas por el neodelarruismo de FAUNEN o el neomenemismo de Massa). El gobierno tuvo que hacer una devaluaci√≥n controlada, producto tambi√©n de errores propios y del fracaso de las pol√≠ticas de Guillermo Moreno, a quien se sostuvo caprichosamente m√°s all√° de lo prudente. El peso se hab√≠a devaluado en relaci√≥n a otras variables econ√≥micas y se lo sostuvo artificialmente hasta que no se pudo m√°s. La transferencia de ingresos hacia los m√°s ricos contra los m√°s pobres fue el costo que se pag√≥ por los errores propios y por el boicot permanente del enemigo. Pero junto con la devaluaci√≥n se tomaron medidas de claro caracter heterodoxo, esas que sacan de quicio a la derecha. Dice Alfredo Zaiat en su nota de ayer:
Fueron varias las iniciativas para reducir el impacto negativo de la devaluaci√≥n y la suba de tasas que se alejan del deseo por derecha e izquierda de colgarle el cartelito de ortodoxo a Kicillof. El gasto p√ļblico, o sea la pol√≠tica fiscal, mantuvo su necesario signo expansivo para no debilitar a√ļn m√°s la demanda agregada. La reducci√≥n de subsidios no se traducir√° en una baja del gasto, sino en una menor tasa de crecimiento de ese rubro. El economista Marcos Leonetti, del Centro Estrat√©gico para el Crecimiento y Desarrollo Argentino (Cecreda), escribi√≥ que “el gobierno nacional continu√≥, seg√ļn sus propias definiciones, con las prioridades puestas en la inversi√≥n social e infraestructura”. Menciona como ejemplo el lanzamiento del plan Progresar, que tiene un presupuesto para 2014 de 11.200 millones de pesos; el Pro.Cre.Ar en plena ejecuci√≥n de 90.000 viviendas y 17 nuevas adjudicaciones de predios para la continuidad del plan; los cr√©ditos subsidiados a pymes; la quintuplicaci√≥n de los montos nominales de los aportes no reintegrables a parques industriales; la autorizaci√≥n del Banco Central para que parte de los cr√©ditos subsidiados que deben otorgar las entidades sean destinados al descuento de cheques (en el primer bimestre sumaron 4051 millones de pesos a una tasa del 17,5 por ciento anual); el Programa Precios Cuidados como parte de una pol√≠tica de ingresos que tuvo impacto positivo en frenar la inercia de aumentos desmedidos de precios; el resistido por las empresas r√©gimen aplicativo de la Resoluci√≥n 29 de la Secretar√≠a de Comercio, la cual establece que las firmas deben informar en forma mensual al Estado los precios de los productos. Adem√°s no hubo un congelamiento de salarios; por el contrario, las principales paritarias se han negociado con aumentos (en promedio del 30 por ciento) en l√≠nea con la inflaci√≥n prevista para este a√Īo, si se mantiene la tendencia a la desaceleraci√≥n de las subas de precios como se est√° verificando en estos meses. Hubo un aumento en las jubilaciones en marzo, habr√° otro en septiembre y la Asignaci√≥n Universal por Hijo como el Salario M√≠nimo Vital y M√≥vil tendr√° su tradicional actualizaci√≥n anual pr√≥ximamente. Y en los peores meses de los costos de la devaluaci√≥n y alza de tasa de inter√©s no ha habido un deterioro importante del empleo.
La tasa de inter√©s es elevada pero tanto como la inflaci√≥n esperada, y la administraci√≥n de su nivel (baj√≥ un punto porcentual desde su m√°ximo) como la liquidez del mercado (la reducci√≥n de la base monetaria es de apenas 15 mil millones de pesos en el acumulado de este a√Īo, con una base total que suma 362 mil millones de pesos) es una estrategia vinculada con recuperar el control del mercado de cambio (el blue se desti√Ī√≥ y la brecha se ubic√≥ por debajo del 30 por ciento), recomponer el stock de reservas del Banco Central (se revirti√≥ la tendencia negativa) y a desalentar la corrida contra el peso disminuyendo la expectativa de devaluaci√≥n futura.
Evaluar la pol√≠tica monetaria y fiscal de estos meses como ortodoxa, como tambi√©n la negociaci√≥n para cerrar conflictos externos (Ciadi, FMI, Repsol, Club de Par√≠s), es un acto reflejo de economistas ansiosos por aplicar ellos el ajuste tradicional, como el que est√° sugiriendo el Fondo Monetario. [COMPLETO AC√Ā]
Como el plan no le funcion√≥ satisfactoriamente, la derecha hizo dos movidas pol√≠ticas que muestran la precariedad de su armado y la imposibilidad de declarar francamente lo que le proponen al pueblo: inflar la figura de Massa con la patra√Īa de la "ley que propone soltar a todos los chorros, asesinos y violadores", instigaci√≥n a los linchamientos mediante (la derecha apuesta a los muertos, ¿ya lo dije?); y ahora lanzar a la caterva de esperpentos de la "centro izquierda" de los elencos de los programas de cable FAUNEN.



Ante estas movidas, y frente a una banal especulaci√≥n alrededor de candidatos a presidente que no pueden decir cu√°l es su programa pol√≠tico y econ√≥mico porque si no no los votan, el kirchnerismo dio ayer un paso en la direcci√≥n correcta: el Plenario Nacional de la Militancia convoc√≥ a m√°s de 15000 militantes que son la gran fortaleza de este proyecto, algo que ning√ļn otro pelele de los que promueven Pagni o TN puede exhibir. La Naci√≥n, el diario que es vocero infalible del poder permanente, advirti√≥ el peligro que significa este encuentro para sus planes y sali√≥ inmediatamente a satanizarlo: "Duro mensaje de Zanini a la militancia de cara a la situaci√≥n". Con el P√°jaro Salinas y con Hank Soriano estuvimos hablando de esto en el programa de anoche. Tanto uno como otro se mostraron muy afines a la perspectiva de que el futuro del kirchnerismo se abra hacia la militancia. Con el P√°jaro intercambiamos ideas sobre las perspectivas y los desaf√≠os futuros del kirchnerismo; Hank estuvo con  Vatay√≥n en el Plenario y nos cont√≥ de su experiencia in situ: este encuentro, organizado por la C√°mpora, fue encarado con una amplitud y un respeto hacia las otras organizaciones que adhieren al gobierno que es in√©dito y se√Īala un camino a seguir. Y tambi√©n nos relat√≥ que en un momento de la jornada intercambi√≥ un interesante di√°logo con Daniel Scioli de cuyos detalles pueden enterarse escuchando el programa, clickeando ac√°.

domingo, 27 de abril de 2014

En tantos vuelve a nacer, me gusta sentirlo así

Lo nuevo de Pedro Aznar el domingo a la noche. Y el regreso del P√°jaro Salinas a La otra. FM La Tribu. 88,7. Online


He visto el otro país
descalzo en el arenal
con ojos de cunumí
pregunt√°ndonos por la dignidad.

He visto al otro país
vestido de soledad
durmiéndose en el andén
sin tener a qué puerta golpear.

He visto el otro país
pidiendo la libertad
de aquellos que encarceló
sin explicación tanta impunidad.

Lo he visto jug√°ndose
entero por los dem√°s
de blancos pa√Īuelos va
déjenlo pasar, déjenlo pasar.

He visto al otro país
en nuestros hijos, mi amor
en la tremenda ilusión
de creérmelo, de creérmelo.

Me duele, debo decir
en la cantora que soy
en la maestra de ayer
una y otra vez, una y otra vez.

He visto al otro país
busc√°ndose el porvenir
de adolescente lo vi
por la primavera queriéndose.

En tantos vuelve a nacer
me gusta sentirlo así
que nadie pueda con él
déjenlo vivir, déjenlo vivir.

Lo miré soltar su esperanza al viento
como una pandorga de sol en vuelo
lo miré volver del trabajo incierto
con el pu√Īo alzado lo sigo viendo.

Lo mir√© pelear defendiendo un sue√Īo
lo mir√© en tus ojos, che compa√Īero
tan intensamente lo sigo viendo
lo sigo viendo.

s√°bado, 26 de abril de 2014

La Salada


por Oscar Cuervo

Entre las pel√≠culas argentinas que no pude llegar a ver en el BAFICI estaba La Salada, del Juan Mart√≠n Hsu, argentino de origen taiwan√©s. La pel√≠cula es una de las tres que participaron en la Competencia Internacional y la sobreoferta de esos d√≠as de locura me impidieron verla. El jueves a la noche pude reparar esa falta en la muestra organizada por los cineastas de Dise√Īo de Imagen y Sonido de la UBA.

Alguna vez hace varias décadas La Salada fue un balneario para pobres, ubicado al borde del Riachuelo. Desde los 90, neoliberalismo mediante, fue transformándose en un centro comercial regenteado por inmigrantes provenientes de muy diversos lugares del mundo, un efecto de las migraciones globales, la economía informal y el trabajo en negro. Hsu se aproxima a ese espacio de cruces culturales y de marginación con delicadeza, melancolía y gracia, sin sordidez ni paternalismo. Su virtud es ponerse a la altura de sus personajes, no sobrevuela una idea genérica de los inmigrantes ni tiene una tesis que ilustrar. Aprovecha el cine para algo mucho mejor que eso: para acercarnos a la experiencia de otros.



Las historias de inmigrantes que se cruzan (la joven hija de un comerciante coreano viudo y conservador, un adolescente boliviano que llega a la Argentina acompa√Īando a su t√≠o buscando trabajo, un muchacho taiwan√©s que vive solo, habla por tel√©fono con su madre en Taiwan y quiere conseguir una novia, y todos los personajes que los rodean) fueron recogidas por Hsu en sus incursiones en La Salada o reflejan en parte su propia experiencia. El director las ficcionaliza sin forzarlas. Los personajes se cruzan sin amoldarse a un cepo narrativo; el director privilegia la contingencia de esos cruces antes que una forma a priori que los abarque. 



La especialidad de este director parece ser la delicadeza: la realidad impone preocupaciones econ√≥micas, laborales, soledad y opresi√≥n, pero Hsu busca en sus personajes gestos de amor, de desahogo e incluso de goce. Filma con delicadeza la intimidad amorosa, la amistad entre personas de distintas generaciones, procedencias y posiciones sociales; e incluso encuadra con justeza los momentos de encuentros sexuales (algo que suele deschavar las imposturas de muchos cineastas), como parte de la experiencia de los personajes y no para premiarlos o juzgarlos. Las canciones que atraviesan el espacio en el que los protagonistas se mueven (entre Virus, el pop oriental, los karaokes, las cumbias y Genesis) est√°n usadas con gracia y emoci√≥n. En personajes que no encuentran muchas oportunidades para ser escuchados, las canciones funcionan como veh√≠culos de usos m√ļltiples.



Hsu es m√°s preciso en los espacios √≠ntimos y un poco m√°s difuso al mostrar el espacio general de la feria comercial al borde del Riachuelo. Uno de sus mayores aciertos es el recurso del humor y la calidez que extrae de un elenco muy d√ļctil (que incluye con eficacia una cara del nuevo cine argentino, Nicol√°s Mateo, entre muchas caras y acentos extranjeros). La Salada podr√≠a haberse desarrollado como un drama miserabilista o como un exponente del g√©nero negro. La dureza del contexto habilitar√≠a todo tipo de crueldades con la excusa de la denuncia, hasta un regodeo c√≠nico en salidas degradantes. Pero el director opt√≥ por un tono sutil de comedia rom√°ntica con ternura y melancol√≠a, sin dejar de mostrar a estos personajes vulnerables en un mundo dif√≠cil.

Tiene todo lo necesario para que los jurados de un festival como el BAFICI la pasaran por alto.

viernes, 25 de abril de 2014

Notición: hay vida

A 500 a√Īos luz tenemos una estrella enana y una tierra hermana... ¡Ay, vida!

jueves, 24 de abril de 2014

Inseguridad porte√Īa: por falla de sem√°foros el choque de un colectivo con una camioneta provoca 50 heridos

 Los heridos

El colectivo y la camioneta chocados

 El √°rbol derribado, varias horas despu√©s

La esquina de la escuela: los sem√°foros a√ļn no funcionan

por Oscar Cuervo

A una cuadra de mi casa: Av. Rabanal y Carlos Berg. Justo en la esquina hay una escuela. El sem√°foro no funciona desde hace una semana. Yo hice en los √ļltimos d√≠as tres reclamos, igual que otros vecinos. Sin resultados positivos. Hace dos d√≠as hubo en esa esquina un choque entre autos con varios heridos. Volvimos a reclamar. Nada.

Hoy a la tarde un colectivo de la l√≠nea 28 choc√≥ con una camioneta. Para esquivarla, el colectivo se subi√≥ a la plazoleta, derribando un √°rbol a√Īoso. Hay 50 heridos, entre ellos 4 menores de edad.

Esa esquina es una desgracia: el a√Īo pasado Macri puso ah√≠ una parada del metrobus, algo notoriamente innecesario en avenida Rabanal, donde apenas circulan 4 l√≠neas de colectivos. Las paradas de metrob√ļs son muy peligrosas, ya que la circulaci√≥n de veh√≠culos desorientan a los peatones: hay que mirar para todos lados porque los carriles muy pr√≥ximos entre s√≠ tienen distintas direcciones.

Adem√°s, en esa parada de Rabanal y Carlos Berg las luces no funcionan desde hace meses. La parada, durante la noche, queda completamente oscura.

Los cineastas de la universidad p√ļblica, libre y gratuita

Segunda Semana de Imagen y Sonido en el Cine Cosmos UBA: del jueves 24 al domingo 27 de abril

 Boxing Club

 Habitat

 La Salada

Liberen a García

Los cineastas formados en la universidad p√ļblica, libre y gratuita siguen filmando y a partir de ma√Īana presentan sus obras en una muestra en el Cine Cosmos UBA. El Centro de Graduados y Ex-Alumnos de Dise√Īo de Imagen y Sonido de la Universidad de Buenos Aires (CEGEADIS) organizan la Segunda Semana de Imagen y Sonido. Esta nueva edici√≥n est√° compuesta por largometrajes y cortometrajes recientes que presentan diversidad de miradas, g√©neros y formatos.

Los directores de las películas programadas participarán en debates posteriores a cada proyección.

Valor de la entrada: General $15 / Estudiantes y Jubilados $10

SEGUNDA SEMANA DE IMAGEN Y SONIDO
Cine Cosmos UBA: Av. Corrientes 2046
JUEVES
24
ABRIL
18.00 hs
El valle interior (16´) de Alejandro Tarraf
Nosilatiaj – La belleza (81´) de Daniela Seggiaro
20.00 hs
El piensa, ella piensa (11´) de Pozzi & Stoessel
Liberen a Garc√≠a (82´) de Mar√≠a Boughen
21.30 hs
BRINDIS DE APERTURA
22.00 hs
Yo te quiero (8´) de Nicol√°s Conte
La Salada (91´) de Juan Mart√≠n Hsu

VIERNES
25
ABRIL
18.00 hs
Corea (23´) de Melina Serber
Peque√Īas delicias de la vida conyugal (4´) de F.Basso - Grimberg - Gutman
Habitat (40´) de Ignacio Masslorens
20.00 hs
Perseo (10´) de Mar√≠a Florencia Sosa
Puerta de Hierro (108´) de Fern√°ndez & Laplace
22.00 hs
Blanco (7´) de Nacho Gatica
Polvareda (101´) de Juan Schmidt

S√ĀBADO
26
ABRIL
18.00 hs
Nocturnos (13´) de Nebuloni & P√©rez Cobo
A√Īos de Calle (74´) de Alejandra Grinschpun
20.00 hs
ACTIVIDAD ESPECIAL
22.00 hs
√ćntimos Extra√Īos (18´) de Lara Persano
La Mettrie (55´) de Calder√≥n Quesada & Lestard 

DOMINGO
27
ABRIL
18.00 hs
De c√≥mo Hip√≥lito Vazquez encontr√≥ la magia… (15´) de M. Rubio
Boxing Club (67´) de V√≠ctor Cruz
20.00 hs
Yo y Maru (12´) de Juan Renau
Qui√©n mat√≥ a Mariano Ferreyra (97´) de Rath & Morcillo
22.00 hs
A Cassette (12´) de David Valverdi
Imprescriptible (103´) de Alejandro Ester

Contacto: cegeadis@gmail.com

Comisión Directiva CEGEADIS: Joaquín Daglio, José Zang, Luciana Ferreccio, Jorge Leandro Colás, Emiliano Serra, Ariana Aisenberg, Sabrina Lugo, Víctor Cruz, Carolina M. Fernández y Andrés Cedrón.

Programadores de la II Semana de Imagen y Sonido: Jos√© Zang  / Jorge Leandro Col√°s 

miércoles, 23 de abril de 2014

Hawaii, la película de Marco Berger, en el CC Ricardo Rojas





por Oscar Alberto Cuervo

Hawaii es la pel√≠cula m√°s simple y m√°s bella de Marco Berger. Y ac√° la simplicidad juega un papel esencial. Su l√≠nea argumental es tan sencilla que hasta da pudor escribirla, por eso no voy a hacerlo. La sinopsis est√° en el cat√°logo online del festival. Pero resulta que yo odio contar las l√≠neas argumentales de las pel√≠culas, tanto como que odio que me las cuenten. Esto vale no solo para las pel√≠culas de amor (cuya l√≠nea argumental suele ser m√°s simple cuanto mejor es la pel√≠cula, como sucede con Hawaii) sino tambi√©n para esas pel√≠culas cuya l√≠nea es tan complicada que uno se enreda tratando de seguirla (me pas√≥ con El topo, otra pel√≠cula excelente). Ante todo, porque el poner la l√≠nea argumental por delante de la experiencia cinematogr√°fica es siempre un menoscabo del cine y de sus posibilidades, que dif√≠cilmente puedan ser reducidas a una sinopsis.

Los sucesos que relata Hawaii son de una sencillez rotunda, la misma vieja historia ("me gust√°s, pero tengo miedo de decirlo, y si te lo doy a entender de otra forma... etc.,etc.") que, cuando se percibe en exterioridad, se ve tan desprovista de √©pica que parece, como dir√≠a Pessoa, rid√≠cula; pero que al percibirla en interioridad guarda los estremecimientos m√°s terror√≠ficos que vivir se puedan: "para el enamorado, todo es signo, la debacle es siempre inminente". Entonces el repertorio del l√©nguaje amoroso se expande en gestos √≠nfimos, rubores, amagues, gambetas, avances y retrocesos, frases truncas, tragar saliva, escrutar al otro, mirar sin que se note, moverse con la majestad de un cisne o con la torpeza de un adolescente ezquizoide, p√°nico, zozobra, ca√≠das de ojo, parpadeos, sonrisas, roces y todas esas cosas de las que hablan las canciones de Gardel y Lepera. Miedo de todo, desasosiego por cualquier cosa, son instancias que pueden durar segundos u horas, pero expulsan al enamorado hacia la intemperie existencial, fuera del ente. Esos peque√Īos trances sin espesor √©pico son una materia ideal para el cine. No tienen lugar en las sinopsis, est√°n hechas para ser vistas y padecidas con goce sumo.

Marco Berger en Hawaii encuentra la manera de poner esta situaci√≥n en escena. Se anima a radicalizar el estado de abstracci√≥n amorosa mediante una dramaturgia extrema: en la pel√≠cula, apenas si aparecen, en tramos muy fugaces, un par de personajes, aparte de los dos protagonistas. En t√©rmino t√©cnicos, se trata de un tour de force. La tensi√≥n dram√°tica ha de acumularse hasta el √ļltimo plano, sin ceder ni un palmo, para estallar al final, dulcemente. Hawaii lo termina de demostrar: Berger es un cineasta virtuoso, de esos que ya no se consiguen con facilidad, capaz de manejar con tacto justo todos los recursos de que dispone: la posici√≥n de c√°mara (siempre un esp√≠a gozoso), la duraci√≥n, el movimiento dentro del plano, la erotizaci√≥n de los bordes del cuadro, el corte, la gravitaci√≥n del fuera de campo, el efecto de suspensi√≥n que estos recursos crean. Pero en el fondo no se trata de t√©cnica, sino de una pulsi√≥n esc√≥pica que organiza el campo de lo filmable.

Hay una marcación de actores de una precisión asombrosa. Manuel Vignau (Eugenio) y Mateo Chiarino (Martín) están perfectos. (Para leer la nota completa, clickear acá)

Godard y Perrone, a mano

*


Me llegan por v√≠as distintas sendos papeles manuscritos en los que Jean Luc Godard y Ra√ļl Perrone describen sus nuevos proyectos cinematogr√°ficos. El de Godard, Adieu au langage, est√° por verse en la competencia oficial de Cannes en pocas semanas. Es su primer largo en 3D y la sinopsis y el t√≠tulo son suficientemente elocuentes y no hace falta agregar mucho m√°s: es Godard, sigue creando, empieza una nueva etapa en su obra y punto.

Perrone habla de su pulsi√≥n creativa. Lo que est√° haciendo a partir de P3ND3JO5 es deslumbrante. Tiene varias pel√≠culas a√ļn in√©ditas, yo vi algunas de ellas y doy fe de que son incre√≠bles. ¿Qu√© haremos con todas ellas? ¿Cu√°ndo las conocer√° el mundo?

Pero lo que me llam√≥ la atenci√≥n es la coincidencia en el recurso de ambos al manuscrito. No encuentro casualidad. Creo que los dos hacen cine a mano. Fuera del circuito de los formularios online que recorre el cine actual, los dos, irreductibles, se afirman en sus m√©todos de producci√≥n artesanales. Sue√Īan y hacen el cine en sus propias rec√°maras. Muy distintos entre s√≠ y m√°s distintos a todo lo otro, se parecen en algo: extempor√°neos, se retraen en la intimidad de su memoria (que es la memoria del cine) para proyectarse en un futuro inc√≥gnito. Se desligan de la gram√°tica habitual y someten a la propia materia de la que el cine est√° hecho (fantasmas, reflejos, sombras, destellos, humo, tempos, trayectos, rel√°mpagos, dissolves, loops, palabras) a una presi√≥n en la que dejan sus huellas digitales. 

--------------------------------

* Traducción del manuscrito de Godard:
Adios al lenguaje
sinopsis

La propuesta es simple
una mujer (casada) y un hombre (libre) se encuentran
se aman, se pelean, los golpes llueven
un perro erra entre ciudad y campo
las estaciones pasan
el hombre y la mujer se reencuentran
el perro se encuentra entre ellos
el otro est√° en uno
uno est√° en el otro
y son tres personas
el ex marido hace estallar todo
una segunda película comienza
la misma que la primera
y sin embargo no
de la especie humana se pasa a la met√°fora
todo terminar√° con ladridos
y gritos de bebé


Jean-Luc Godard

martes, 22 de abril de 2014

La inseguridad: ellos o nosotros

La exclusión social, la cárcel, el empleo en negro... La otra.-radio para escuchar clickeando acá

Los pastizales que antes combatió se revelarán, él no los verá crecer...

"Hay 13 puertas entre la entrada al penal de José León Suárez y la entrada al aula del CUSAM [Centro Universitario de la Universidad de San Martín dentro del penal] ", dice David Rubio, director de 13 puertas, la película.

Con esa cuenta Rubio mensura la continuidad que nos une y nos separa de los presos y los guardiac√°rceles que estudian una carrera universitaria en esa c√°rcel.

"Se cree que el espacio de la cárcel es infranqueable, pero sus límites son porosos: entran y salen personas y cosas".

Lo que más nos cuesta, a los que estamos afuera de la cárcel, es sentir esos grados de separación. Que son posibles de atravesar uno a uno.

Es decir: el interior de la c√°rcel es un pliegue de nuestro mismo espacio.

Luis, guardiac√°rcel del Penal n° 48 de m√°xima seguridad, tiene la llave para abrir esa puerta. √Čl entra y estudia junto a los presos. Despu√©s sale y va a su barrio de casitas precarias.

Es posible entrever que en esos barrios los pibes eligen un proyecto para abrirse camino en la vida: un trabajo mal pago, el choreo o entrar a la cana.

Es notorio que el guardia que tiene la llave de la puerta n° 13 del Penal de m√°xima seguridad proviene del mismo sector social que la enorme mayor√≠a de los presos.

Es notorio que la enorme mayoría de los presos, tanto como los guardias, son morochos y pobres.

Nos resulta difícil, a los que estamos afuera de la cárcel de máxima seguridad, percibir la continuidad que liga nuestra situación con la de los que están en la cárcel, como guardias o como presos.


El discurso hegem√≥nico nos  incita a pensar el asunto en t√©rminos de seguridad / inseguridad. Nos vinculamos con ellos como con fantasmas que nos asechan. Que asechan nuestras pertenencias.

"Si salís a la calle, estos son capaces de matarte por sacarte el celular".

Este asedio es constitutivo de nuestra existencia actual. Determina nuestros movimientos, dise√Īa nuestra forma de habitar la calle y la casa.

La radio nos confunde a todos.

La paranoia nos convence de que a ellos los necesitamos adentro.

"Que se pudran adentro" piensa el ciudadano asechado que no es lo bastante fascista como para reclamar linchamientos.

Es época de neoliberalismo: a no olvidarlo.

En la guerra fría la amenaza interior era el subversivo. Hoy es el chorrito.

"Nosotros" somos los que no queremos ser ellos, los que no queremos vivir con ellos. "Ellos" son lo que no queremos ser.

La gente vs. los delincuentes.

Esta separación es constitutiva del orden actual. No solo acá: en el mundo.

Pero hay tan solo 13 puertas que atravesar para llegar a ellos. Y un guardiac√°rcel que cierra la puerta y se va a un barrio pobre.

Los beneficiarios de esa separación en la continuidad no están ahí. También a nosotros nos cuesta percibirlos.

El 70 por ciento de las empleadas de casas de familia realiza sus tareas para el 20 por ciento de las familias de mayores ingresos de la población.

Ellas entran por la puerta de servicio.




Reimon, Rodrigo Moreno

Pertenecen al mismo sector social que puebla las cárceles y del que salen la mayoría de los guardiacárceles.

El 74,2 por ciento de las empleadas no terminaron los estudios secundarios, el 11,6 por ciento no cuenta con el título primario.

Una de cada cuatro viene de lejos. Tuvo que venir a nosotros.

Nos cuesta percibir en qué lugar estamos nosotros respecto de ellas.

Ahí en el medio, sin sentirlo, sin poder pensarlo.

Anoche en La otra.-radio conversamos con David Rubio (director de 13 puertas), Vanesa Parziale (guionista) y Santiago González Casares, profesor de Filosofía del CUSAM. Ellos atravesaron las 13 puertas (que tanto nos cuestan pensar) para hacer la película o para dar clases de Filosofía.

En el programa también hablamos con Federico Kucher (economista) sobre el sector de los trabajadores informales: los que trabajan "en negro": empleadas domésticas que están lejos de su ciudad de origen, que no han terminado la escuela, obreros de la construcción que arriesgan sus vidas en andamios, sí, inseguros.

Lo que m√°s nos cuesta es pensarnos entre todos ellos.

Para escuchar el programa, clickear ac√°.

Durante el programa de anoche escuchamos las nuevas canciones de Fernando Cabrera.



La muerte a veces puede titubear
también ella enfrenta a su rival
tampoco es esta la primera vez
que se medir√°n.

Un hombre piensa y duda en soledad
su fortuna da tranquilidad
los pastizales que antes combatió
se revelar√°n
él no los verá crecer.

Inaugurando la riqueza van
hijos bobos de la abundancia
tonto botín maltrataron
la prosperidad.

Son hijos que cultivan al revés
con sus ojos pisan sin mirar
llevan caretas por caparazón
oraciones que no se oir√°n.

La muerte a veces puede titubear
también ella enfrenta a su rival
tampoco es esta la primera vez
que se medir√°n.

Un hombre piensa y duda en soledad
su fortuna da tranquilidad
los pastizales que antes combatió
se revelar√°n
él no los verá crecer.