lunes, 31 de marzo de 2014

Doce casas / Si estoy perdido, no es grave / La era de Loza

Cine, teatro, televisi√≥n... (a Santiago Loza solo le falta hacer un radioteatro: se lo propondremos). La otra.-radio para escuchar clickeando ac√°



"La de Loza, la nueva, es hermos√≠sima" me dice Roger Koza. Se refiere a la nueva pel√≠cula de Santiago Loza, Si je suis perdu, c'est pas grave (Si estoy perdido, no es grave), que se presenta en el BAFICI $26 este s√°bado (ver funciones ac√°). Y le creo, porque estoy acostumbrado a ver cosas hermos√≠simas hechas por Santiago Loza. Su pel√≠cula La paz, ganadora de la competencia argentina del BAFICI anterior, est√° todav√≠a en cartel. El a√Īo pasado me deslumbr√≥ la puesta que hizo Tantani√°n de Nada del amor me produce envidia, la obra de Santiago protagonizada por Solita Silveyra. Pero esto que digo es poco: esta misma semana se pueden ver cuatro obras teatrales de Loza: Mau Mau o la tercera parte de la noche,Yo te vi caer (en la que tambi√©n act√ļa), La mujer puerca y Todo Verde (ver cartelera ac√°). Y dentro de unos meses Tantani√°n pone otro texto de Loza, Almas ardientes, en la Sala Casacuberta. O sea: estamos ante una obra en pleno estado de expansi√≥n, en diversos terrenos y con resultados notables. Tenemos suerte: coincidimos en tiempo y espacio con un artista inspirado.

Anoche en La otra.-radio entrevistamos a Santiago Loza, que nos contó todo lo que está haciendo. Escuchen acá la entrevista.


Pero en realidad todav√≠a falta decir: porque desde hoy a la noche y durante 12 semanas consecutivas, de lunes a jueves a las 22.30, la TV P√ļblica presenta Doce casas. Historia de mujeres devotas, escrita y dirigida por Santiago Loza (despu√©s de la puesta al aire en la TV P√ļblica, se podr√° ver cada cap√≠tulo online). Es una serie que explora las posibilidades del g√©nero teleteatro, grabada enteramente en estudios y evocando la textura de la televisi√≥n de los a√Īos 80. En esta, que es su primera incursi√≥n en la tele, Loza nos va a contar los mundos √≠ntimos de doce mujeres devotas de la Virgen Mar√≠a que viven en un pueblo peque√Īo de provincia. Varios son los motivos por los que hay que prestarle atenci√≥n a este proyecto, que junta vocaci√≥n popular y actitud experimental. Vean los elencos que conforman cada una de las 12 historias:





1¬ļ semana -- Enero. Historia de Lidia y Ester.: Maril√ļ Marini, Claudio Tolcachir y Claudia Lapac√≥.
2¬ļ semana -- Febrero. Historia de Mercedes: Mar√≠a In√©s Sancerni, Jos√© Escobar, Rita Cortese y Patricio Aramburu.
3¬ļ semana -- Marzo. Historia de Teresa: Eva Bianco, Guillermo Arengo, Viviana Saccone y Marcelo Subiotto.
4¬ļ semana -- Abril. Historia de Magdalena: Mart√≠n Gross, Mar√≠a Marull y Julia Calvo.
5¬ļ semana -- Mayo. Historia del hijo de Aurora: Iv√°n Moschner y Ver√≥nica Llin√°s.
6¬ļ semana -- Junio. Historia de Dora y Marina: Julieta Zylberberg y Sus√ļ Pecoraro.
7¬ļ semana -- Julio. Historia de Andrea: Cecilia Ursi, Ail√≠n Salas, Alejandra Flechner y Mart√≠n Slipak.
8¬ļ semana -- Agosto. Historia de Tet√©: Cristina Banegas, Tina Serrano y Leonor Manso.
9¬ļ semana -- Septiembre. Historia de Delia y Omar: Gaby Ferrero, Juan Gabriel Mi√Īo y Mar√≠a Onetto.
10¬ļ semana -- Octubre. Historia de Romeo: Cecilia Rainero, Cecilia Rosetto, Alejandro Tantanian y Marco Antonio Caponi.
11¬ļ semana -- Noviembre. Historia de Nora: Laura Paredes, Luisina Brando y Esteban Meloni.
12¬ļ semana -- Diciembre. Historia de Lili: Ingrid Pelicori, Noem√≠ Frenkel, Luz Palaz√≥n y Emilio Bardi.

Los medios que alientan un nuevo genocidio #NoCuentenConmigo

La construcción del enemigo


Despu√©s de los linchamientos de estos √ļltimos d√≠as, los medios derechistas empiezan a mostrar que alientan un nuevo genocidio. La Naci√≥n hoy titula "...ladrones golpeados por vecinos...", delimitando desde el lenguaje el campo del otro a exterminar: "vecinos" (nosotros, la gente buena, los linchadores) contra "ladrones" (sin que medie ninguna condena judicial).


¿Y por qu√© prende ese discurso medi√°tico?


Ra√ļl Zaffaroni: Prende por estereotipo. Siempre hay que inventar un chivo expiatorio, siempre hay que inventar un enemigo. Si ten√©s el terrorista, bueno... Hace cuarenta a√Īos era el pibe de pelo largo, barba y que fumaba un porro y que era un subversivo. Y ahora es el pibe de barrios precarios. ¿C√≥mo te lo hacen? Te muestran un pibe de barrio precario que hizo una barbaridad, al lado te muestran otro que se le parece, tomando cerveza. “Este todav√≠a no lo hizo”. Es el mismo criterio del genocidio. En el genocidio pasa lo mismo: ¿por qu√© mato a todos los otros? Porque son iguales y todav√≠a no lo hicieron. (completo ac√°)

Para frenar la barbarie hay que eludir ese nosotros y asumirnos como el otro al que quieren exterminar. 


Clicke√° ac√° para sumarte a la campa√Īa nacional contra la barbarie linchadora.
Pensamiento penal en Facebook: ac√°.
En twitter: @pensapenal

No se trata de un caso aislado: es algo que se viene repitiendo cada vez con mayor frecuencia y peores resultados, como consecuencia de m√ļltiples factores que no tengo intenciones de negar ni desconocer pero que preocupan y duelen. Pero m√°s duele ver hacia qu√© clase de sociedad nos encaminamos --o algunos creen que nos deber√≠amos encaminar--, y qu√© fr√°giles son las estructuras que nos separan de la oscuridad que habita al hombre. Cuando el contrato social se rompe, pierde sentido el Estado de derecho y el derrumbe de las reglas de convivencia en lugar de atenuar la inseguridad la incrementa: frente a una legalidad incierta, la sensaci√≥n de riesgo no hace m√°s que amplificarse. La violencia engendra violencia. La cultura de la muerte, se sabe, s√≥lo puede combatirse con una contracultura de la vida. La ley de la jungla nunca puede ser la soluci√≥n.

Así que no.

No cuenten conmigo.

Aunque cumpla con muchos de los supuestos requisitos, tenga un trabajo digno con el que alimentar a mi familia, pague la hipoteca de mi casa y mis impuestos y deje propina en los bares; aunque tambi√©n me angustie cada uno de los hechos de violencia a los que asistimos a diario, y me indigne y me duela haber visto a mi abuela con la cara desfigurada por los golpes cuando la arrastraron por el suelo para arrebatarle la cartera desde una moto; aunque tambi√©n me haya abrumado la impotencia cuando vi llegar a mi vieja llorando porque la hab√≠an asaltado; aunque tiemble cuando mi hijo cuenta que lo enca√Īonaron para robarle un celular; igual no cuenten conmigo.

Si nosotros es esta turba que mata y estos cuantos que celebran la muerte, no cuenten nunca conmigo entre las filas del pronombre. (Texto de Javier Nu√Īez. Completo ac√°)

domingo, 30 de marzo de 2014

Charcas y Coronel Díaz. La gente casi lincha a un carterista.


Tuits de Diego Grillo Trubba ‏@diegogrillotrub

Fue todo muy angustiante, horroroso. Denme un rato y se los cuento.

A ver. Lo voy a contar ahora. Entero. No voy a dialogar hasta no terminar de contarlo, espero sepan disculpar.

Ocurrió en Charcas entre Coronel Díaz y Billinghurst. Yo acababa de bajarme del coche de mi jefa, que me había acercado a casa.

Cuando quiero cruzar Billinghurst hacia Coronel Díaz, veo un tumulto. Estaba empezando justo ahí.

Al principio, de lejos, lo que se veía, era eso, un tumulto de gente. Personas que de repente entraban corriendo hacia un edificio.

De repente salían para unirse al tumulto. Me termino de acercar y empiezo a ver lo dantesco.

Era un edificio ladrillo a la vista, con la puerta de ingreso metida hacia adentro, había unos 15 m cuadrados de espacio.

Ah√≠, un tipo grandote con uniforme de portero estaba arriba de un pibe de unos 16/7 a√Īos, inmoviliz√°ndolo.

De repente, una de las personas del tumulto se acerca corriendo y le mete una patada en la cara al pibe.

Los otros que entraban y salían debían haber hecho lo mismo, porque el pibe ya estaba con la cara medio deformada.

Para que se entienda: de la boca le salía un río de sangre que primero formaba un charco en las baldosas y luego un reguero hacia la calle.

Cada vez que el pibe daba signos de que recuperaba la consciencia, alguien salía de la multitud y le pateaba la cara.

En el medio de todo esto, el portero (supongo) teniéndolo fijo contra el piso.

Medio porque me asqueaba la cara del pibe, miré hacia la gente. Estaban todos sacadísimos.

Yo estaba petrificado, con la bolsa que compr√© esta ma√Īana para el casorio de mi hermana la semana pr√≥xima.

Realmente, no sabía qué hacer. Paralizado. No podía moverme. Parado, solo giraba la cabeza.

En el medio, obvio, seguían pateando al pibe. Algunos en la cara, otros en las piernas.

El resto del cuerpo se lo protegía (no sé si sin querer) el portero que tenía encima, inmovilizándolo.

Una mina de unos 55/60 a√Īos se acerc√≥ corriendo y empez√≥ a gritar "¡lo van a matar! ¡paren que lo van a matar!".

La mina reaccionó, yo no.

Era como ver animales. En los gestos no había restos humanos. Uno de los que lo pateaba hasta tenía un hilo de baba colgando de la boca.

De repente uno de los que pateaba se apart√≥ para tomar aire. Se sent√≥ en el cord√≥n de la vereda. Ten√≠a unos 30/35 a√Īos.

Me le acerco y le apoyo la mano en la espalda. "Ya est√°, flaco, basta, ya est√°."

El pibe alza la cabeza. Tenía los ojos llenos de lágrimas. Me dice "le afanó la cartera a mi mujer, el hijo de puta".

No sé, la frase me impactó y desvié la mirada hacia Coronel Díaz (estábamos a mitad de cuadra). Ahí vi lo que no me olvido más.


Sobre el pavimento, cerca del cordón de la vereda, dos zapatillas. Sueltas. A unos 5 metros de donde pasaba todo.

Miro hacia el edificio. El pibe estaba descalzo. Se ve que corría, le metieron una patada y el impacto al volar le sacó las zapatillas.

El flaco sentado en el cordón, el que le habían afanado la cartera a la mujer, se empieza a agarrar la cabeza y a llorar.

El que le había pegado al pibe. "Basta", decía, "basta de todo esto".

No sé si estaba horrorizado del robo, de la golpiza o de todo. Pero lloraba y decía "basta".

En el medio se acercaba más gente. La gran mayoría gritaba "mátenlo". La amplísima mayoría. "Mátenlo así no jode más".

La cosa ya se había ido a la recontra mierda. Dos viejas pedían calma.

Un pibe, veintipico, barba larga, rapado, planteaba que era de cagones pegarle al pibe entre todos. "Peguémosle de a uno, nos turnamos."

Otro asentía y decía "tiene razón, peguémosle de a uno, es más justo".

A la mina que ped√≠a que no lo maten le empiezan a gritar "¡usted debe ser la madre y lo quiere proteger, hija de puta!".

Ahí empecé a llamar a la cana. 911. Imposible.

Me entré a angustiar mal. La sensación era que si la cana no llegaba al pibe lo mataban.

25 minutos, tardó en llegar la policía.

En el medio, la gran mayoría que seguía gritando que había que matar al pibe.

No puedo explicar cómo, no lo sé, no sé por qué, pero en un momento las patadas se empezaron a espaciar hasta que terminaron.

Me acuerdo de un tipo que los frenó. Gordo, barba, pelirrojo, medio pelado, por los 50.

Su explicación para frenarlos era absurda, pero efectiva.

"No lo maten, no vale la pena. Si por mí fuera le vacío una 9mm en la cabeza. Pero ya está, no vale la pena."

Una vieja me mira y me dice "esto es el hastío, estamos hartos, nos vamos a matar entre todos en cualquier momento."

Yo no podía hablar. Creo que le asentí.

Cuando llegó la cana, los que más habían fajado al pibe empezaron a rajarse a la mierda. Fueron los primeros.

Uno la mira a la vieja que más había pedido que frenen y le dice en voz baja (al lado mío) "a vos también te doy, hija de puta".

Nada, la cana medio que calmó la cosa. La gente se desperdigó. A mí me temblaban las piernas.

Estoy seguro de que cualquiera de los que patearon al pibe, en otra situación, uno les habla y parecen gente, buena gente.

A ver si se entiende: eran tipos normales, como ustedes o como yo. Y estaban dispuestos a matarlo.

Esto pasó, también, porque todo indica que la cana liberó la zona hace unos meses.

Son una sumatoria de locuras, una sumatoria de horrores. No sé cuál fue el primero, pero sé que no quiero pasar por esto nunca más.

¿Qui√©n pone el pie en el freno? ¿Nadie se aviva de que estamos fuera de control?

Nada, eso. Disculpen si fui desordenado. Quería contarlo ahora, ver si así me lo sacaba de adentro.

Ezequiel Meler explica las bondades del fascismo con mucha simpatía

s√°bado, 29 de marzo de 2014

BAFICI $26: Que el cine nos golpee y el mundo se presente

por Martín Farina

Luego de revisar intensamente las primeras listas de recomendaciones, voy a sugerir algunos t√≠tulos argentinos que por diversos motivos no quisiera perderme en esta pr√≥xima edici√≥n del Bafici. Como suele suceder en un espacio de festival, la informaci√≥n que tenemos sobre muchos films es fragmentada e imprecisa, pero siempre con una gran carga emotiva que suele llegar hasta nuestros o√≠dos a partir de m√ļltiples razones dif√≠ciles de explicar en un sentido l√≥gico y ordenado.

Hay algo de esta inconsistencia en la información que manejamos respecto de muchas de todas estas películas, que me gusta imaginarlo -parafreaseando apócrifamente a la hermenéutica gadameriana- como el suelo poco firme de la percepción. Así las cosas, y con estas breves coordenadas vacilantes, estamos preparados para que el cine nos golpee y el mundo se presente.

Estas son las películas (clickear sobre los títulos para más información):


La Salada
de Juan Martin Hsu, Argentina Competencia internacional




El rostro
de Gustavo Fontan, Competencia Argentina




Si estoy perdido, no es grave
de Santiago Loza, Competencia Argentina




Mauro
de Hernan Roselli, Competencia Argentina

NOTA DEL EDITOR: Todas las notas de nuestra cobertura sobre el BAFICI van a ir encabezadas por la etiqueta BAFICI $26. Ante el brutal aumento del precio de las entradas dispuesto por Panozzo y Lombardi, toda cobertura del festival merece recordar que muchos cin√©filos tendr√°n que optar por ver pocas pel√≠culas, porque no les alcanza el dinero para m√°s. No queremos olvidarnos nunca de este detalle. As√≠ que este no ser√° el BAFICI [16] ni el BAFICI 2014, sino el BAFICI $26.

Les pedimos a nuestros amigos que nos se√Īalen algunas pel√≠culas, ya sea porque las vieron y las recomiendan, o porque tienen una intuici√≥n de que pueden ser interesantes. 

¿A cu√°ntos artistas populares reconocen cantando en este video? (Hay 60)

El artista popular, la canción de Pablo Dacal y el video de Ignacio Masllorens



Paseo por la calle
San Telmo, Buenos Aires
a pie o en bicicleta
en bondi, taxi, subte o tren
Si alguno me saluda
ya no tengo dudas
estoy metido en este baile
vine para continuar
la vida del artista popular
que no tiene lugar, no tiene principio,
no tiene ataduras ni final
puede terminar
pero su canción no callará.

Si afuera hay una guerra
cantamos en las fiestas
de cumplea√Īos, casamientos
y hasta defunción
Mientras vamos andando
te escucho y voy silbando
le puse melodía a la función
en que un actor vivió
la vida del artista popular
que no tiene lugar, no tiene principio,
no tiene ataduras ni final
puede terminar
pero su canción no calla.

La vida del artista popular
no tiene lugar, no tiene principio,
no tiene ataduras ni final
puede terminar
pero su canción no callará.

viernes, 28 de marzo de 2014

El recorte de subsidios es justo, necesario e impostergable

El ingeniero Sbariggi, Gerardo Fern√°ndez, el Lic. Baleno y yo lo reclam√°bamos en enero en El Vermucito (audio ac√°)



Ayer el Lic. Baleno me record√≥ que el domingo 26 de enero, en El Vermucito de Radio Cooperativa, junto a Gerardo Fern√°ndez, el Ingeniero Sbariggi y Guille Di Baja, est√°bamos pidiendo la quita de los subsidios. Baleno, que vive en Olivos, estaba pagando $ 240 por a√Īo por el servicio del agua, el  mismo monto que viene pagando desde hace 12 a√Īos. Y el Ingeniero, que vive en La Plata, dec√≠a que √©l paga $ 200 por un mes del mismo servicio. Baleno dec√≠a: "cualquiera se da cuenta de que esos desequilibrios son insostenibles en el largo plazo". En el comienzo del gobierno kirchnerista, los subsidios eran formas de salario indirecto que se justificaban por el colapso de la econom√≠a. En estos casos, dec√≠a Gerardo, no hay que tenerle miedo a la palabra "ajuste". Y yo acotaba que era un error haber postergado tanto tiempo la decisi√≥n de quitar estos subsidios que producen tanta inequidad, que se deber√≠a haber hecho en un momento de mayor fortaleza pol√≠tica y que ahora resultar√≠a m√°s dif√≠cil. "Hubo un mont√≥n de aplicaciones que se le fueron poniendo a las computadora en el 2003 -dec√≠a Gerardo-, que fueron dando respuesta, y ya en los √ļltimos tiempos eran viejas. Y el tacto del dirigente es ver cu√°ndo se venci√≥ el tiempo hist√≥rico de determinadas pol√≠ticas, y cu√°ndo hay que ir a las nuevas". La sinton√≠a fina que se plante√≥ a fines de 2011, y que qued√≥ trunca despu√©s de que el accidente de Once cambiara dr√°sticamente el clima pol√≠tico. El fragmento del programa donde hablamos del tema se puede escuchar clickeando ac√°.

A alguien que estaba escuchando el programa le pareció que estábamos demasiado opositores.

Pero, claro, las cosas cambian r√°pido, a fines de enero la situaci√≥n pol√≠tica del gobierno nos parec√≠a de mucha precariedad, la corrida del dolar todav√≠a no se hab√≠a frenado, incluso hab√≠a incertidumbre sobre c√≥mo abrir√≠an los mercados el lunes siguiente. Dos meses despu√©s, el gobierno pasa por un per√≠odo de relativa calma econ√≥mica, la hecatombe hiperinflacionaria que auguraban los profetas del desastre no se produjo, el dolar se planch√≥ alrededor de los $ 8 y la brecha con el blue va decreciendo de a poco. El gobierno parece que logr√≥ recomponerse, en un trance a√ļn delicado, pero con la suficiente firmeza como para anunciar una quita gradual de los subsidios que nosotros reclam√°bamos en enero.

Hoy algunos se muestran muy escépticos sobre el efecto que va a producir la quita de subsidios: "hay que ver cómo se implementa el recorte", dicen.

Yo pienso que no hay que esperar la implementación del recorte de subsidios para saber que está bien. Los subsidios tal como están hoy están mal, el gas que no pagamos lo esta pagando un pobre, el consumo suntuario de que gozamos, los viajes al exterior, los shopping que explotan, los celulares al pedo, la cuota de cablevision, la guita que pone el tesoro nacional para importar gas, los pobres que cargan con garrafas carisimas, la diferencia del costo de los servicios entre CABA y el resto el país, la clase media que se pasó a la escuela privada: todo eso había que ajustarlo. Terminar con esos privilegios está simplemente bien.

El estado estaba regal√°ndole recursos a gente que no los necesita y encima es quejosa. Si tiene que cuidar el gas para que el pa√≠s importe menos, mejor. Si se equipara con el pobre que tiene que comprar garrafas car√≠simas, es muy justo. Si se equipara con el que vive en provincias lejanas, excelente. Si algo se implementa mal, se reclama. Si adem√°s se reasignan recursos a Pymes y AUH, mejor a√ļn. Pero el recorte del subsidio es justo. Lo que seguro estar√≠a muy mal es seguirlo manteniendo como est√°.

jueves, 27 de marzo de 2014

Recorte de subsidios: el fin de una injusticia

Clase media consumista, despilfarradora y quejosa: ¡a ahorrar o a ponerse!



El Gobierno anunció una quita parcial del subsidios en torno al 80% para las tarifas de gas y agua potable para usuarios residenciales y comerciales, con "premios" para quienes legren reducir el consumo y sin afectar a las industrias y a los habitantes de la Patagonia, entre otros sectores. El nuevo programa de subsidios se aplicará en tres etapas en los meses de abril, junio y agosto, y desde la Casa Rosada proyectan una reasignación de recursos para la Asiganción Universal por Hijo (AUH) y al plan Progresar, de entre $ 5.000 millones y $ 10.000 millones.

Se crea un "Registro de Exceptuados" que siguen recibiendo el subsidio:

- Beneficiarios de Asignación Universal por Hijo.

- Quienes cobren jubilaciones mínimas.

- Beneficiarios de subsidios por desempleo.

- Casos de multiplicidad de familias en una misma vivienda.

- Beneficiarios de asignaciones familiares por ingresos inferiores a los 5.200 pesos.

- Personas con enfermedades crónicas o capacidades diferentes.

- Exentos de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL).

Estoy muy contento de que se le recorten los subsidios a esta clase media quejosa y consumista. Tambi√©n con que esos recursos se reasignen hacia los sectores que mas lo necesitan, como los beneficiarios de los planes sociales. La clase medio quejosa merece este ajuste, no tengamos miedo de llamarlo as√≠. Es el fin de un privilegio enojoso que ni siquiera gozaban en todas las regiones del pa√≠s. Era hora, los subsidios sirvieron en determinado momento para reactivar la econom√≠a, pero a la altura de 2011 deber√≠an haberse recortado. Era una medida que ped√≠an a derecha y a izquierda, as√≠ que es probable que ahora salgan a poner el grito en el cielo, como corresponde a su imbatible incapacidad pol√≠tica. Alg√ļn pequebu que en estos a√Īos despilfarro' dinero en consumos suntuosos, alg√ļn  ofuscado no podr√° viajar mas a Europa, Miami o Brasil. Esta bien, me alegro por eso. Y si alguno nos abandona, no nos pondremos tristes. Por perder un voto no nos vamos a poner tristes, dec√≠a Peron.

Escenas de la plaga en el hospital

(Francisco de Goya y Lucientes, 1798-1800)
Visuales LXXV



por Liliana Pi√Īeiro

Del otro lado de la ventana, el universo. Adentro, la batalla perdida. El sudor de los cuerpos, las lenguas hinchadas: un rumor de quejidos se alza por momentos, como una oración sin destino. El altar es pavoroso, y los dioses están sedientos.

Por todas partes se extiende la ferocidad del desconsuelo. El llanto se vuelve rabia y el otro es un espejo sucio, deformado, intolerable.

Desconfiad del zumbido de las moscas - parece decir el silencio. A su manera, ellas saben y esperan.

miércoles, 26 de marzo de 2014

BAFICI $26: Geografía Humana, Cheatin, Han Gong-Ju

Una recomendación y dos pálpitos *



por Gabriela Zubiría


Marc Aug√© acu√Ī√≥ el concepto de "no-lugar" para referirse a aquellos espacios transitorios que no tienen la importancia antropol√≥gica o vital en la vida de las personas -esos espacios en los que nos relacionamos- como para ser consderados "lugares". Las estaciones de tren est√°n comprendidas entre lo que Aug√© en su formulaci√≥n considera un no-lugar.

Claire Simón, en la mirada, y su amigo Simon Mérabet construyen en Geografía Humana una tesis que se enfrenta directamente con la tesis Augé, pero no sólo con ella, a partir de tratar de conocer las historias de las personas que trabajan y de las que pasan por la estación.

Durante el d√≠a el ritmo es impresionante, como en todas las estaciones de tren de las grandes ciudades, imagino, hay turistas, usuarios locales y trabajadores. Es sobre estos √ļltimos que Simon se detiene y ser√°n ellos los que construir√°n su tesis de Clare du Nord como una "aldea global" en la que se cruzan los que pasan y los que permanecen.

Pero no s√≥lo se trata de migrantes: est√°n las historias de los locales que, en la mayor√≠a de los casos, tambi√©n est√°n de paso por su terru√Īo. J√≥venes profesionales que emigran a los m√°s variados destinos en busca del mismo futuro promisorio. Y Geograf√≠a humana sigue derribando mitos, no s√≥lo el mundo subdesarrollado expulsa a los suyos. El primer mundo tambi√©n lo hace.

La estación de noche es otro paisaje, guardias con perros, la galería cerrada. Todos afuera.

Hace frío. Ingresamos a la prácticamente desierta Clare du Nord y nos encontramos con una homeless jovencísima y con muletas. Ella contará que es británica, que llegó a Francia en busca de mejores oportunidades laborales (eso será una constante), y que las cosas no salieron tan bien y ahora no tiene los medios como para regresar a su país. Hoy duerme en la calle. Sobre por qué no busca ayuda a través de alguna organización contestará: "las cosas están difíciles".

Son las 4:30 de la ma√Īana y la estaci√≥n se va poblando. M√©rabet siente que se le hace dif√≠cil interpelar a la gente, que "en la estaci√≥n siempre tienes la sensaci√≥n de que la gente se est√° yendo, son tan r√°pidas (urgentes) las conversaciones, como si fuera el √ļltimo momento..."; a lo que Claire Simon responde: "eso es lo hermoso, un √ļltimo momento antes de que las personas desaparezcan, dicen solo unas pocas palabras y desaparecen".

Otro mundo es el de los que trabajan en la estación de Gare du Nord, allí hay una constante marcada por el desplazamiento de su tierra natal, por lo general en busca de una vida mejor. Aunque no siempre sea ese el resultado. Es notable que la mayoría de los entrevistados tengan grados universitarios y que, en la mayoría de los casos, estén ocupados en empleos para los que están sobrecalificados.

Un buen ejemplo de esto es la entrevista al guardia de seguridad congol√©s: formado en pol√≠tica internacional en B√©lgica y Francia, tuvo un cargo ejecutivo en Alcatel en el Congo, hasta que la situaci√≥n pol√≠tica lo oblig√≥ a volver a Francia con el estatus de refugiado pol√≠tico; y es ah√≠ d√≥nde su vida es otra: el √ļnico trabajo al que puede acceder es el de guardia de seguridad... Su signo es la decepci√≥n.

Geograf√≠a humana es una pel√≠cula visceralmente pol√≠tica y a la vez luminosa. Se derriban mitos universales como el de la formaci√≥n, el estudio como el medio de llegar a una vida en mejores condiciones (algo indiscutido desde "Mi hijo, el dotor" hasta hoy) y, por otro lado, se habla de los sue√Īos, la alegr√≠a y los lazos que van transformando espacios est√©riles de relaci√≥n humana en mundos globales a escala. (Nota: adem√°s de este documental de Claire Simon, tambi√©n se proyecta Gare du Nord, un largo de ficci√≥n situado en la misma estaci√≥n de trenes.


Los p√°lpitos

Gracias a la existencia de las redes sociales hemos podido disfrutar de los avances del √ļltimo trabajo de este genial animador (y guionista y, por qu√© no, contador de cuentos). Realizador purista y cl√°sico, casi un fundamentalista, cada fotograma est√° dibujado y coloreado por √©l mismo, due√Īo de un humor mordaz y una inteligente y divertida visi√≥n del mundo y de las relaciones humanas. Siempre un placer, el querido Bill.




Opera prima de Lee Su-Jin, me gustan particularmente las óperas primas y creo que allí los directores ponen en juego todo lo que son, lo que piensas y en lo que creen y dan cuenta de cuestiones que flotan en el espíritu de sus sociedades. Siempre son una sorpresa, aunque no siempre grata.

NOTA DEL EDITOR: A partir de ahora todas las notas de nuestra cobertura sobre el BAFICI van a ir encabezadas por la etiqueta BAFICI $26. Es tan brutal el aumento de las entradas que impusieron Panozzo y Lombardi que cualquier cobertura del festival merece recordar que muchos cinéfilos tendrán que optar por ver pocas películas porque no les alcanza el dinero para más. No queremos olvidarnos nunca de este detalle. Así que este no será el BAFICI [16] ni el BAFICI 2014, sino el BAFICI $26.

Les pedimos a nuestros amigos que nos marquen algunas películas, ya sea porque las vieron y las recomiendan, o porque tienen una intuición de que pueden ser interesantes. En cada caso se indicará si se trata de una recomendación o un pálpito. Clickeando sobre los títulos pueden ir a la página del BAFICI $26 en busca de más información.

En los blogs kirchneristas se habló mucho de los docentes bonaerenses y se los escuchó poco: acá tienen una


Nota del editor: creo que el conflicto docente toca un nervio sensible del kirchnerismo y por eso es interesante ver c√≥mo se fue tratando en los blogs k y peronistas. Yo detecto que ac√° se juega algo m√°s que la pauta salarial docente de la provincia de Buenos Aires, o incluso que la incidencia que ello tenga para la negociaci√≥n de las paritarias de otros gremios. Concretamente, lo que se pone sobre el tapete es c√≥mo se puede profundizar el modelo reconociendo con honestidad sus insuficiencias y obst√°culos. Si toda nuestra respuesta es que con este conflicto perjudicamos a Scioli y favorecemos a Massa, entonces perdemos la oportunidad de pensar qu√© es lo que realmente queremos para la Argentina de los pr√≥ximos a√Īos. Esto que transcribo lleg√≥ al blog como comentario, pero como quien lo escribe es una docente bonaerense y como plantea problemas muy concretos, en los que el trabajo cotidiano en la escuela muestra su densidad pol√≠tica, creo que merece destacarse en un post independiente. Ni siquiera hace falta adherir a todo lo que dice Calamares para admitir que nos da una perspectiva desde el coraz√≥n mismo del problema. Puede que haya otros docentes que piensan parecido o totalmente distinto: si aparecen los iremos publicando. 

A ver si dejamos de pensar que los profesores de la provincia de Buenos Aires son gordas balbinistas que est√°n operadas por TN o por los troscos. 

Habla al país Calamares, profesora bonaerense:

Buenas noches Oscar: como Prof. de Historia quisiera agregar que paramos los docentes de la Pcia. de Bs. As. justamente por las cr√≠ticas al modelo que usted tan bien hace. Es la mejor nota que he le√≠do y me siento sinceramente identificada. Le cuento que he votado a los K siempre. Soy una peronista bastante cr√≠tica de este modelo, a pesar de mi apoyo. Es cierto que se deja entrever una l√≠nea dura k que har√≠a temblar a cualquiera. 

Hay que ser conscientes de que siempre fuimos los postergados, que si bien gozamos de beneficios que otros trabajadores no tienen, 40 d√≠as de vacaciones (NO 3 meses), licencias por enfermedad, etc., cada vez m√°s se nos exige conceder un tiempo extra a los planes sociales como la Asignaci√≥n Universal por Hijo, el Progresar, y cada vez m√°s derechos van adquiriendo los estudiantes en detrimento nuestro, (ll√°mese mesas de ex√°menes en marzo, mayo, agosto, septiembre, diciembre, hay que aprobar al chico a como d√© lugar, eso viene sugerido desde las altas esferas DGCyE), y nosotros, los docentes, adem√°s de nuestro trabajo, que elegimos y es una bendici√≥n, tenemos que soportar en el sistema a alumnos que solo vienen cada tanto para no dejar de cobrar. Pareciera que se desdibujara el objetivo √ļltimo de los planes sociales, que en vez de alentar al estudiante para que estudie y pueda, a futuro, acceder a carreras superiores, lo empujan dentro del sistema educativo, para poder seguir "cobrando" y maneja altas estad√≠sticas de alumnos alfabetizados. Es lamentable y estresante tener cursos con m√°s de 35 alumnos. Tambi√©n pareciera que no importa c√≥mo ese alumno permanece en el sistema, mientras permanezca. Nosotros podemos dar c√°tedra de esa situaci√≥n. 

Sin intenci√≥n de hacer extensa mi nota, quiero tambi√©n dejar en claro que Scioli y su Directora de Educaci√≥n De Luc√≠a, que dicho sea de paso, no es docente, mienten descaradamente con el tema del aumento. Se propuso el mismo en cuotas como si fu√©ramos electrodom√©sticos, a la maestra que reci√©n se inicia hasta menos de un a√Īo de antig√ľedad, se le otorgar√≠a el 30,9%, a los dem√°s el 23%. Todos los a√Īos se solicitan paritarias en noviembre, es el Estado quien debe citar a los dirigentes gremiales, nosotros no podemos parar en enero, como he leido por ah√≠, ¿a qui√©n le importar√≠a?

La medida es extrema, pero fue la √ļnica forma de hacer escuchar nuestra voz. No se reclama solo salario, es la infraestructura, las malas condiciones en que nuestra obra social IOMA opera, ya no tenemos m√©dicos que nos atiendan porque NO PAGA. Y algo m√°s para aclarar: el piedrazo a la Ministra, ya en 678 se dijo que lo propin√≥ un muchacho ya identificado que pertenece a una agrupaci√≥n de Derechos Humanos. Creo que podr√≠a contar m√°s cosas, pero ante todo, agradezco el tiempo que, seguramente, se tom√≥ para leer mi comentario, ¡muchas gracias! Antes de despedirme, le cuento que este a√Īo voy a seguir perfeccion√°ndome y ya estoy anotada para estudiar la Licenciatura en Gesti√≥n Educativa. Saludos



Actualización: en El blog de Abel se recoge nuestro debate:


En el blog de Abel dedicamos la mayor parte del espacio, y del tiempo, a la discusi√≥n pol√≠tica. Y por qu√© no? Como no somos ni dioses ni animales – apuntaba Arist√≥teles – es una parte inescapable de nuestra realidad. A√ļn de los que creen que ellos “no hacen pol√≠tica”.

Claro, la pol√≠tica tiene muchos niveles: convencer y sumar voluntades; luchar por el poder – en el pa√≠s, el sindicato, la familia…; buscar lo que se entiende por bien com√ļn o por valores irrenunciables;… En el problema de esta huelga de los maestros de la provincia de Buenos Aires todos los niveles se mezclan, y por eso hasta ahora no me hab√≠a decidido a subir algo.

Hoy le√≠ en el blog de mi amigo Oscar Cuervo el comentario de una docente bonaerense que me pareci√≥ que hablaba por (algunos de) los que llevan adelante esta larga huelga. Sin las banalidades pol√≠ticamente correctas. A Oscar le pareci√≥ lo mismo: lo subi√≥ como posteo. Por mi parte no le doy la raz√≥n, ni se la quito; no me corresponde. La profesora Calamares est√° peleando, y dice porqu√©. Despu√©s, mi comentario: (completo ac√°)

martes, 25 de marzo de 2014

Golpe



por Willy Villalobos

Bum, bum, bum, (golpes en la pared).

¿Qu√© pasa?, le digo al compa√Īero de la celda de al lado a trav√©s del ca√Īo de la pileta que nos comunicaba.

¡Golpe militar, los milicos dieron el golpe!

¿Como sab√©s?, le pregunt√©.

Me dijeron que un compa√Īero lo escuch√≥ de la radio del pasarela del muro. (Estos tipos son los que caminan por un pasillo que rodea toda la c√°rcel).

Así nos enteramos los cuatro que convivíamos en una celda de tres por tres que los milicos habían tomado el poder el 24 de marzo de 1976 en el celular primero de la cárcel de Devoto. Después fueron llegando "bembas", así le llamábamos a las noticias que no podíamos confirmar; que venían los militares, que los milicos estaban rodeando el penal, que los del servicio penitenciario de Devoto se negaban a dejar el penal en manos de los milicos, que nos iban a trasladar a todos, y qué sé yo cuantas cosas mas.

Estábamos nerviosos, no sabíamos que iba a pasar y decidimos anotarnos para el médico, el dentista, o cualquier otra cosa que nos permitiera salir de la celda para tratar de averiguar algo, nos mataba la incertidumbre.

Era gracioso el relato de los compa√Īeros que hab√≠an ido al dentista y trataban de hablar con el torno en la boca.

No fue una sorpresa el golpe c√≠vico militar y eclesi√°stico. Sab√≠amos que en cualquier momento pod√≠a pasar, los asesinatos de la Alianza Anticomunista Argentina, cuyo jefe era L√≥pez Rega, el hombre m√°s cercano a Per√≥n y el quilombo que hab√≠a en el pa√≠s, nos hac√≠an pensar que en cualquier momento los milicos iban a pegarle una patada en el orto a Isabelita. Muchos pens√°bamos que·la agudizaci√≥n de las contradicciones entre el pueblo y los sectores reaccionarios iba a ser favorable para acelerar el proceso revolucionario.

También sabíamos que en cualquier momento podían entrar los milicos y matarnos a todos.

De pronto, en el medio de una discusi√≥n tensa con los compa√Īeros de celda, en el fondo est√°bamos todos cagados, se me ocurre proponer cantar el estribillo de una canci√≥n de Manal que dice: "Cada minuto es un minuto menos", del tema que, si no me equivoco, se llama "Necesito un amor". Era muy gracioso ver a esos cuatro presitos encerrados, a horas del golpe militar, cantando. Mi esperanza era que pasaran las horas, que no nos mataran de una.

El mejor análisis político, la mejor conclusión de lo que estaba pasando en la calle, me la dijo mi vieja en la visita unos días después. "Qué suerte que estas acá, hijo", me dijo ante mi sorpresa, "la calle es un horror", concluyó Cholita, así la llamábamos.

Nunca pensamos que se venía la noche como se vino, pero a medida que nos fuimos enterando de la masacre tampoco se nos ocurría imaginar que un día uno de nosotros iba a sentarse en el sillón de Rivadavia para impulsar el juicio y castigo a los culpables.

Ojal√° ahora podamos juzgar a los civiles que aprovecharon para amasar fortunas y a los curas que confesaron a los torturadores, confundieron a nuestros familiares con noticias falsas y bendijeron las armas con las que asesinaban a los compa√Īeros.

La mejor manera de celebrar la democracia sería arreglar con los docentes.

Día Twin Peaks: la noche de Laura Palmer

La otra.-radio para escuchar hoy, antes del festival Twin Peaks. Clickear ac√°.



I’ll See You Again In 25 Years” le dijo en sue√Īos la joven Laura Palmer al agente Dale Cooper, quien se hallaba en Twin Peaks investigando el asesinato de ella. Era a fines de marzo de 1989. "Nos vemos en 25 a√Īos". El d√≠a lleg√≥.

Es hoy, es ahora.

A 25 a√Īos de la promesa de reencuentro de Laura Palmer al Agente Cooper, hoy se celebra el Primer Festival Argentino de Twin Peaks, FUEGO CAMINA CONMIGO. A las 19:00 en el Sal√≥n Pueyrred√≥n, Santa Fe 4560.

El domingo pasado vinieron a La otra.-radio las organizadoras del Festival, Salomé Grunblatt y Mala Ludwig. Y contaron de qué se va a tratar, qué proyecciones va a haber, qué fetiches, qué mcguffins, con qué personajes cruciales de la serie creada por David Lynch se contactaron y qué mandaron para este festival.



It is happening again, it is happening again...

Yo voy a estar ahí a las 20:30, compartiendo una charla con Guillermo Hernández de revista La Cosa y Pablo Suarez, crítico especializado en Lynch.

Y el domingo pasado en el programa, como buenos fans de Lynch, nos entusiasmamos y empezamos a contar la experiencia personal que cada uno de nosotros tuvo con el mundo art√≠stico de este gran cineasta que en la d√©cada del 90 revolucion√≥ la televisi√≥n con Twin Peaks. Y escuchamos algunos de los m√°s lindos temas musicales que el gran Angelo Badalamenti hizo para la serie. Y algo m√°s: ¿vuelve Twin Peaks? ¿De qu√© manera? Clickeando ac√° pueden escuchar nuestra charla twinpeaksiana con Salom√© y Mala en La otra.-radio.


lunes, 24 de marzo de 2014

Contra los maestros, el kirchnerismo no tiene destino

Un debate con el P√°jaro Salinas. La otra.-radio de anoche para escuchar clickeando ac√°


Si insisto tanto con el tema es por un par de cosas que exceden la mirada coyuntural de dos puntos m√°s o dos puntos menos de aumento obtenidos o concedidos en las paritarias. Creo que, as√≠ como para el kirchnerismo era decisivo poner todo el esfuerzo en que se haga justicia en el caso del asesinato de Mariano Ferreyra, cosa que N√©stor comprendi√≥ muy bien y a la que le dedic√≥ sus √ļltimos d√≠as de vida, as√≠ tambi√©n es decisivo para la proyecci√≥n futura del kirchnerismo retomar el gesto inicial de N√©stor en mayo de 2003, cuando se involucr√≥ personalmente en la resoluci√≥n de un largo conflicto que sosten√≠a la provincia de Entre R√≠os con los docentes. En ese gesto inicial de N√©stor se jugaba algo m√°s que una cuesti√≥n salarial, algo m√°s decisivo a√ļn que la restituci√≥n de la confianza en el ejercicio de la autoridad presidencial. Se jugaba el sentido de un nuevo modelo, el pa√≠s que viene, dec√≠a N√©stor. Lo que hab√≠a que apuntalar antes que nada era la educaci√≥n p√ļblica, y los que le ponen el cuerpo cada d√≠a son los docentes. Entonces N√©stor entendi√≥ con id√©nticas dosis de generosidad y de picard√≠a pragm√°tica que un modelo de crecimiento con justicia social puede prescindir de muchas cosas, pero no de los maestros.

La Asignaci√≥n Universal por Hijo necesita no solo de la cuota mensual (que ha quedado bastante desactualizada, por cierto) sino que necesita que esos chicos beneficiarios del plan sean recibidos en las escuelas por maestros dignamente retribuidos y pr√°cticamente consustanciados con las l√≠neas estrat√©gicas del proyecto. Que se entienda bien: no importa tanto que voten K o que sean radicales, liberales o gorilas: que sean lo que quieran ser; importa que est√©n bien en su trabajo, que no se sientan explotados, que no se los tome como los guardianes de un dep√≥sito de chicos (lo que les piden muchos peque√Īos burgueses ofuscados cuando los maestros paran), ni como los √ļltimos orejones del tarro que tienen que absorber el costo de las devaluaciones y de la inflaci√≥n. Lo mismo con el reciente plan Progresar: los j√≥venes beneficiarios tienen la obligaci√≥n de integrarse al sistema educativo. Es una broma macabra que los kirchneristas que se precian de estos avances innegables cultiven prejuicios ofensivos. ESto es lo que yo le discuto a la nota de Teodoro Boot en el blog del P√°jaro,  y lo que le discut√≠ al P√°jaro en el programa La otra.-radio de anoche. Anoche el P√°jaro en un momento dijo:

"...la caracterizaci√≥n de SUTEBA no deja de ser cierta: es una mayor√≠a de se√Īoras gordas de delantal blanco, con una ideolog√≠a lo m√°s parecida al radicalismo de Balb√≠n, activistas troscos y un dirigente como Baradel que no dirige nada..." (Escuchar el audio del programa ac√°)

Con el P√°jaro tengo esta discrepancia fuerte, me duele encontrar esa ceguera ideol√≥gica que se manifiesta en sus palabras y no solo en las suyas. Basta ver el nuevo post de Daniel en El Aguante Populista: reconoce la justicia de las cr√≠ticas que yo le hice ayer acerca de los prejuicios infundados contra los trabajadores docentes. Lo reconoce e inmediatamente reitera los mismos prejuicios con renovada convicci√≥n:

Quiz√°s fui apresurado -dice Daniel- en identificarme con el art√≠culo de Teodoro pero seguro que eso ocurri√≥ en funci√≥n de tantas cosas que vemos censurables a trav√©s del tiempo en el accionar de los maestros y las guardamos de decir por miedo de caer en el prejuicio, en lo anti, siendo que √©l viene con desparpajo a lanzarlas as√≠ en bruto sobre la mesa para que tampoco seamos tan hip√≥critas de considerar que mucho a lo que alude tiene visos incuestionables de realidad. La agresi√≥n a la ministra de Econom√≠a provincial, Silvina Batakis, la efectu√≥ un docente y la cosa podr√≠a haber terminado realmente muy mal. (Completo, ac√°)

Quiz√° fui apresurado -reformula Daniel- pero ahora -ya sin prisa y habiendo examinado lo que dije- afirmo que es incuestionablemente cierto

Ya no se lo cuestiona. E insiste con la excusa del ladrillazo, un clásico de todos los que quieren restarle legitimidad a un reclamo trabajador magnificando un episodio aislado. El Pájaro dice que durante todo el día consultó a muchos amigos suyos y no encontró a nadie a favor de los docentes. Al Pájaro no se le ocurre preguntarse si la muestra de opiniones que él recogió no está un tanto sesgada, quizás tenga demasiados amigos de su misma posición social, con una formación política similar que los lleva a despreciar a los docentes como si fueran gordas balbinistas, y que piensan así porque cultivan un peronismo rancio y sectario. No quiero sonar ofensivo, pero la imagen de las gordas balbinistas no hace honor a la mejor tradición peronista, sino a su versión más reactiva.

El dato que parecen desconocer sistemáticamente es que las medidas de fuerza y las marchas cuentan con un amplísimo respaldo de las bases y que no se resuelve descalificando a los dirigentes ni magnificando un acto de provocación aislado: esas son formas de esquivar el bulto. Con esos atajos solo muestran su falta de voluntad de asumir el problema como propio y escaparse por la tangente del prejuicio sectario.



El P√°jaro, Daniel y Teodoro tendr√≠an todo el derecho de estar en contra de los docentes y de reforzar su condena incluso despu√©s de haberla examinado entre sus amigos y con m√°s detenimiento. Pero lo que ellos revelan -y esto es m√°s preocupante, si acaso no son solo ellos tres los que piensan as√≠, sino que expresan una opini√≥n muy extendida en las cercan√≠as del kirchnerismo- es que al ponerse en la vereda de enfrente de los docentes no se percatan de que el kirchnerismo no tiene destino contra los docentes. Que no perciban la incongruencia, que caricaturicen a los docentes como viejas gordas balbinistas manijeadas por troscos, que se conformen con esa caracterizaci√≥n para explicar la ra√≠z del conflicto e incluso el deterioro de la educaci√≥n p√ļblica, implica que se cierran la posibilidad de hallar una salida, que asumen que la dirigencia pol√≠tica no es responsable de la educaci√≥n, que los maestros son una raza maldita, que estas gordas que tienen en sus manos la educaci√≥n de sus hijos son malas y despreciables, y listo el pollo.

Nosotros somos magníficos, pero que querés con estos bagayos.



Los recursos argumentales con que un sector del kirchnerismo refuerza su cualunquismo anti-docente son m√°s o menos estos: "a los colegios privados no les hacen huelga", "la gente saca a sus hijos de la educaci√≥n p√ļblica y los manda a la privada", "a los milicos se les cagaron en las patas, a Menem le pusieron una carpita testomonial y luego sus l√≠deres se acomodaron en la pol√≠tica", "v√°yanse al carajo, son impresentables, por ustedes y sus mafiosos gremialistas desde hace dos a√Īos me rompo el culo y mando a mi hija a un privado"; "los docentes no reconocen que nunca estuvieron tan bien como en estos diez a√Īos"... (Cosas le√≠das y escuchadas en estos d√≠as por "defensores" del modelo a ultranza)

Una l√≠nea argumental que supone que los maestros son cuidadores de chicos, para que ellos vayan al trabajo, absolutamente peque√Īoburguesa ("yo me rompo el culo y al final mando a mi hija a un privado": el ciudadano que paga sus impuestos y exige que una clase subalterna le d√© una contrapartida), negadora de los derechos laborales (de qu√© se quejanlos maestros nunca estuvieron tan bien como en estos diez a√Īos, no tienen derecho a luchar por sus salarios deteriorados en los √ļltimos meses, que no me jodan que tengo otras cosas que hacer), cualunquista y ombliguista. Y lo peor: sin una visi√≥n estrat√©gica del proyecto pol√≠tico al que dicen alentar: ¿c√≥mo se sostiene el kirchnerismo sin los docentes? ¿c√≥mo se sostiene el pa√≠s sin docentes? ¿c√≥mo se le transfiere a un sector del trabajo la responsabilidad de llevar bajo sus solas espaldas un sistema educativo en el que falla el estado?

Si el n√ļcleo duro de la militancia K piensa as√≠ (y ojal√° que no), entonces estamos perdidos. El kirchnerismo terminar√° expulsando a los docentes de su proyecto y los entregar√° servido en bandejas a la oposici√≥n. Y no se perder√° a cualquier sector, sino al que tiene que ponerle el cuerpo a los planes sociales, que son lo mejor que el kirchnerismo dejar√°: la AUH, el plan Progresar. Se promueve que entren muchos chicos a las escuelas y  a la vez se rebaja, insulta, chicanea, demoniza y se retacea el derecho a luchar a los que tienen que recibir a estos chicos en las escuelas. 



Habrá que decirle adiós entonces a ese país diferente del que hablaba Néstor en mayo de 2003, ese primer gesto será borrado por sus partidarios más obtusos. habrá que olvidarse de todos los discursos de Cristina acerca de la importancia del conocimiento en el siglo XXI, habrá que considerar a Tecnópolis una cáscara vacía, puro relato, como dicen Sarlo y Lanata: el conocimiento no se puede desarrollar si se expulsa del proyecto a los encargados de ponerlo en marcha.

Los maestros van a seguir luchando, contra Scioli, contra Massa o contra UNEN. Pero as√≠ este n√ļcleo rancio del kirchnerismo dogm√°tico y sectario se arroja a s√≠ mismo al tacho de basura de la historia.

En el programa de anoche discutimos arduamente este tema con el P√°jaro. 

Tambi√©n estuvo nuestro especialista en Econom√≠a, Federico Kucher, con quien hablamos no solo de paritarias, sino de nuevas normativas para los bancos, de la baja de las reservas, de las expectativas devaluatorias que vuelve a hacer flamear la derecha econ√≥mica. 

El asunto m√°s delicado es lo que oponemos desde nuestro lado a esa derecha. ¿Estaremos a la altura?

Para escuchar el programa clickear ac√°.

Hoy se empiezan a vender las entradas del BAFICI: 10 recomendaciones

A cargo de Roger Koza

Roger Koza es un gran amigo y adem√°s es mi cr√≠tico de cabecera. Aun las veces que discrepo con √©l su mirada es valiosa y reveladora. Adem√°s, como programador de varios festivales internacionales, se pasa el a√Īo viajando y viendo muchas de las pel√≠culas que finalmente llegan al BAFICI. As√≠ que sus recomendaciones son una gu√≠a imprescindible. Ayer public√≥ un exhaustivo informe en su blog, que pueden leer completo ac√°. De ese post extraigo 10 recomendaciones que hago m√≠as y comparto:



- La √ļltima pel√≠cula, de Raya Martin y Mark Peranson 
(Canadá / México / Filipinas / Dinamarca)

Hay que gente que la odia; hay gente que me odia porque la defiendo; se trata, a mi juicio, de un film radical, divertido y libre (por este √ļltimo adjetivo casi me env√≠an a tomar clases de cr√≠tica y programaci√≥n con David Bordwell).

(...) La puesta en abismo es sistem√°tica. La √ļltima pel√≠cula que se est√° filmando es la pel√≠cula que vemos y a su vez vemos c√≥mo se est√° haciendo la pel√≠cula que vemos. Esto implica versatilidad de texturas, combinaciones po√©ticas, experimentos formales y citas cin√©filas. Si la angustia del director (Alex Ross Perry) pasa por hacer un film que trascienda su tiempo, como las pir√°mides, Peranson y Martin han lanzado una flecha al futuro. Algunos de sus planos merecen la eternidad.



- Redemption, de Miguel Gomes 
(Portugal / Francia / Alemania / Italia)

Es increíble. La he visto muchas veces. Tengo solamente una objeción. Trataré de escribir sobre el film.



- 3X3D, de Edgar P√™ra, Peter Greenaway y Jean-Luc Godard 
(Portugal)

Lo de Godard es sencillamente extraordinario y políticamente clave.

(...) ¿Cu√°l es la novedad de Godard en 3D? El fundido encadenado. En el tr√°nsito de un plano a otro, en la necesaria yuxtaposici√≥n en tiempo y espacio, un plano se despega del otro respecto del fondo y el frente pero en un mismo tiempo. El 3D recaer√≠a m√°s en el montaje que en el registro y su reproducci√≥n. Es un efecto visual del orden de la alucinaci√≥n y de una belleza desconocida. En alguna ocasi√≥n Godard utiliza el 3D para incorporar un texto y una imagen y en la desproporci√≥n entre las dos im√°genes en el plano surge una figura in√©dita. Lo mismo sucede cuando una suerte de tela casi transparente se antepone a un plano de fondo que no pertenece a un mismo registro. Pero lo m√°s interesante en este juego misterioso de montaje es el trabajo sonoro. ¿Por qu√© no pensar las capas sonoras y la distribuci√≥n sonora respecto del plano bajo una l√≥gica tridimensional? El 3D es sonoro antes que visual. Esta disyunci√≥n entre im√°genes y sonidos inaugurar√≠a una camino cognitivo y est√©tico que Godard viene delineando desde el inicio de su carrera.



- Le Dernier des injustes, de Claude Lanzmann 
(Francia / Austria)

Es increíble; un verdadero must para los lectores de Arendt.

(...) A partir de un material excluido de su monumental Shoah, un film esencialmente tr√°gico, Lanzmann vuelve sobre la primera entrevista que le hizo, en 1975 en Roma, a un personaje controversial: Benjamin Murmelstein. La naturaleza de la conversaci√≥n y las caracter√≠sticas del personaje no parec√≠an coincidir con el tono de Shoah. Murmelstein no es cualquier sobreviviente del Holocausto: es el √ļltimo (y el √ļnico) presidente del consejo jud√≠o del campo de concentraci√≥n de Terez√≠n (Rep√ļblica Checa) que sigui√≥ vivo despu√©s de 1945. ¿Un traidor? ¿Un colaborador? ¿C√≥mo se puede ser inocente si se trabaj√≥ durante a√Īos al lado de Eichmann? La justicia determin√≥ que no, pero su reputaci√≥n siempre fue dudosa.



- Norte, the End of History, de Lav Diaz
(Filipinas)

La película más accesible de Diaz. (Crítica a la brevedad)



- Our Sunhi, de Hong Sang-soo
(Corea del Sur)

Ligereza l√ļcida para retratar los desencuentros entre una mujer y varios hombres.

(...) Como en casi todas sus películas, aquí los personajes son cineastas o estudiantes de cine de clase media. Sunhi, una joven hermosa, quiere proseguir sus estudios cinematográficos en EE.UU. y necesita una carta de recomendación de uno de sus profesores. Mientras espera por la carta, Sunhi se encontrará con un viejo amor y más tarde otro profesor que no ve hace tiempo se sentirá atraído por ella. Todos los hombres involucrados sienten algo por Suhni, pero nunca queda del todo claro qué siente ella. El deseo de la mujer es un misterio y, si bien todos intentarán describir quién y cómo es Sunhi, la perplejidad se impondrá sobre el género masculino, como puede constatarse en el magnífico plano general final en el Palacio Changgyeong con los tres hombres en el fondo.




- O corpo de Afonso, de Jo√£o Pedro Rodrigues
(Portugal)

Buenísima.

(...) Algunos planos generales de la estatua gigante del primer rey de Portugal, Afonso Henriques, imponen un presunto respeto, basado en una haza√Īa: la expulsi√≥n de los moros. Algunos textos le√≠dos contextualizan la figura esculpida en piedra, pero no es el pasado lo que le interesa a Rodrigues sino su total insignificancia en el presente para los hombres comunes. Como si se tratara de un casting, distintos hombres musculosos van posando frente a c√°mara. Se desvisten de a poco, leen, posan y responden preguntas que formula el propio Rodrigues. Los entrevistados son espa√Īoles, pero sus historias son tan portuguesas como universales: el desempleo se revela como una amenaza general, trabajar como stripper una soluci√≥n parcial. Rodrigues filma el cuerpo de los hombres comunes como si fueran fragmentos sin historia, acaso palimpsestos de carne y hueso pose√≠dos por el olvido; tal vez intentan conjurar ese destino tatu√°ndose, y sus explicaciones sobre los signos y s√≠mbolos en sus cuerpos revelan delirio, dignidad y desamparo.



- Mahjong, Joao Pedro Rodrigues y Joao Rui Guerra da Mata
(Portugal, 2013)

Lo que parece ser una continuaci√≥n de La √ļltima vez que vi Macao es en realidad la exposici√≥n de un estilo y una b√ļsqueda compartida en torno al g√©nero policial. (...) Una ficha de Mahjong, un zapato, una br√ļjula y unos insectos artificiales que vuelan a poca distancia del suelo son los elementos materiales de una puesta en escena concebida para enrarecer el relato y diferirlo siempre. La atm√≥sfera sustituye a la narraci√≥n, y ya en el plano inicial se percibe un universo crepuscular en la subjetiva elegida para mostrar lo que observa el conductor. ¿Es una de Lynch? Ser testigos de una b√ļsqueda po√©tica, como en este caso, es interesante; revisar el film noir e inventar algo nuevo, como en La √ļltima vez que vi Macao, es un gesto admirable. En esta b√ļsqueda narrativa los directores han encontrado un modo de filmar el cuerpo y el espacio, una po√©tica propia que sugiere un camino poco transitado en el cine de g√©nero. Pel√≠cula de transici√≥n, Mahjong es la prueba l√ļdica de la evoluci√≥n de un estilo.



- Dialogue d’ombres, de Jean-Marie Straub y Dani√®le Huillet
(Francia / Suiza)

La película del festival, aunque muy pocos dirán que es así y estarán en conformidad con mi juicio.

(...) Dialogue d’ombres es un film importante, absolutamente personal, acaso espiritista. Dani√®le Huillet ha muerto. El gran amor del director, su compa√Īera de siempre, ya no est√°. ¿Podr√° un texto de Bernanos traerla de otro mundo? Los tres primeros planos (un p√°jaro en una jaula, Huillet acostada y el paso lento de las nubes) provienen del pasado y tambi√©n de un m√°s all√°. Huillet revive. A continuaci√≥n, dos actores leen “Di√°logo de sombras” de Georges Bernanos en el medio de un paisaje natural. Una pareja discute sobre el amor y sus actos, pero tambi√©n sobre la (in)existencia de Dios y el miedo a la muerte. Dani√®le Huillet y Jean-Marie Straub se conocieron en 1954, cuando el texto de Bernanos reci√©n se publicaba. (...) Di√°logo amoroso y tenso, di√°logo que parece m√°s una confrontaci√≥n dial√©ctica signada por un erotismo sublimado. Y al final llegar√° la s√≠ntesis: los amantes se re√ļnen en un mismo plano; ella dir√° algo y quedar√°n mir√°ndose en silencio.



- Why Don’t You Play in Hell?, de Sono Sion
(Japón)

Obra maestra.

El informe completo de Roger Koza aquí.

Venta de entradas: desde hoy a través del sitio www.buenosaires.gob.ar/festivales o personalmente en los siguientes puntos de venta:

-Village Recoleta: Vicente López y Junín, Boleterías ubicadas en PB, todos los días de 10 a 20 horas.

-Casa de la Cultura: Av. de Mayo 575, de lunes a viernes de 10 a 20 horas, a partir del 25.