jueves, 31 de julio de 2014

Scorsese y la mirada desacoplada (De Taxi Driver a El lobo de Wall Street)



por Oscar Cuervo *

En Taxi Driver, despu√©s del ba√Īo de sangre con el que Travis Biclke (Robert De Niro) ajusta cuentas con la resaca de la sociedad, el final parece situarlo en el lugar del ganador desapegado del g√©nero noir, que logra la haza√Īa de poner las cosas en su lugar y gana el reconocimiento de la sociedad que hasta ese momento lo hab√≠a despreciado. La dama rubia que antes lo ve√≠a como un freak parece ahora seducida por su valent√≠a: su mirada arrobada condensa el encanto con que siempre nos cautivan los h√©roes cinematogr√°ficos. Pero esa resoluci√≥n es chirriante: de pronto una s√ļbita inquietud en la mirada del Travis sacude la escena, como si desde el fondo de su suficiencia un rel√°mpago de locura pugnara por hacerse ver: ¿podemos confiar en ese happy ending? ¿no enmascara esa felicidad la violencia reprimida en los deseos imaginarios del espectador? Esta interrogaci√≥n es lo espec√≠fico scorseseano, lo que una y otra vez se malentiende como su ambivalencia moral. Como si un director debiera condenar las acciones reprobables de su personaje para asegurarnos que al final todo quede en orden.

Esa misma perturbaci√≥n vuelve a encontrarse en El lobo de Wall Street, otra variaci√≥n del tema del winner / loser. Jordan Belfort (Leonardo Di Caprio) es un corredor de bolsa que se enriquece a costa de vender acciones basura a sus clientes incautos. Todo lo que hace Jordan Belfort es reprobable, pero no es una reprobaci√≥n obvia lo que organiza el relato. Belfort lo cuenta (se trata de la autobiograf√≠a de un personaje real) y significativamente su historia se inscribe en el cuerpo de uno de los actores m√°s carism√°ticos de Hollywood. La violencia de los fraudes y las v√≠ctimas que deparan casi no aparecen en pantalla (en la superficie, El lobo… es una de las pel√≠culas menos violentas de Scorsese).

Un ejemplo del desacople entre la voz narradora y la mirada est√° estrat√©gicamente colocado al comienzo de la pel√≠cula, en medio de una fiesta bizarra en la que est√°n practicando tiro al blanco con un enano, cuando desde el off el protagonista se presenta: “Mi nombre es Jordan Belfort”, sobre la imagen congelada del enano arrojado. Inmediatamente la voz aclara: “No √©l, yo”, y por corte se pasa a otra imagen congelada del propio Belfort con gesto feroz, mientras sigue diciendo “ahora s√≠: soy un ex miembro de la clase media criado por dos contadores...”.

* Fragmento de "El héroe distorsionado" una nota aparecida en la revista mexicana La Tempestad. Se puede leer la versión completa en el blog Un Largo.


Todo es culpa del gobierno


miércoles, 30 de julio de 2014

Los bancos argentinos compran el 100 % de la deuda y el default va a durar pocas horas, dice Ambito Financiero


EXCLUSIVO: YA HAY ACUERDO DE BUITRES CON BANCOS Y EL DEFAULT SER√Ā EF√ćMERO

Tras arduas gestiones entre los representanates de los bancos argentinos y los fondos buitre hoy en Nueva York se lleg√≥ hace minutos a un acuerdo para comprar el 100% de la deuda. Ayer √°mbito.com hab√≠a anticipadoque se estudiaban dos alternativas y finalmente se lleg√≥ a un acuerdo para que Argentina este s√≥lo un tiempo corto en default.

En total son unos u$s 1.600 millones que pondr√°n los bancos. En minutos se har√° el anuncio desde Wall Street.

Ciencia, política y cientificismo

La otra.-radio para escuchar clickeando ac√° (link nuevo)


Desde principios del siglo XX, la filosof√≠a de las ciencias viene poniendo en cuesti√≥n la certeza de que la ciencia y la tecnolog√≠a conducen a un progreso indefinido que mejora la calidad de existencia humana. A pesar de estos cuestionamientos filos√≥ficos, el impacto del desarrollo tecnol√≥gico logr√≥ instalar la idea de que la ciencia progresa y conduce a verdades irrefutables, y que este progreso implica saber m√°s y vivir mejor, La ciencia y la tecnolog√≠a son hoy objeto de una idolatr√≠a que domina el sentido com√ļn m√°s craso. 

En 1969 el argentino Oscar Varsavsky escribi√≥ un librito extraordinario y hasta hoy insuperado, Ciencia, pol√≠tica y cientificismo, cuya perspicacia consiste en tratar a la ciencia como parte de un dispositivo m√°s amplio: el de la sociedad consumista. La ciencia no es lo que la epistemolog√≠a cl√°sica nos ha venido diciendo, un conocimiento cuya distinci√≥n radica en la rigurosidad de sus m√©todos de descubrimiento o validaci√≥n. El sentido que organiza la ciencia actual ("ciencia adaptada", para Varsavsky) es econ√≥mico, y su fin es alimentar la cadena insaciable del consumo. A fines de los 60 y en pol√©mica con el progresismo cientificista que postulaba el ideal de la libertad de investigaci√≥n como clave de un progreso cognoscitivo que contribuir√≠a a mejorar las condiciones de la vida humana en general, Varsavsky tuvo la osad√≠a de denunciar que la aceleraci√≥n del cambio cient√≠fico no va en pos de saber cada vez m√°s, sino de perfeccionar la obsolescencia programada * de la cadena del consumo. Saber m√°s es saber vender m√°s. 

De estos temas empezamos a hablar en La otra.-radio el domingo pasado, hasta que se cort√≥ la luz y por eso mismo la trasmisi√≥n del programa. El domingo que viene la seguimos. Para escuchar el audio del bloque del programa pasado donde hablamos del tema, clickear ac√°).

La luz justo se cortó cuando empezábamos a leer estos pasajes del libro de Oscar Varsavsky, Ciencia, política y cientificismo:




El cientificismo

por Oscar Varsavsky  **

Hemos llenado de elogios a la Ciencia que tenemos. Su prestigio es tan grande que seguramente est√° bien como est√°. ¿Qu√© necesidad hay de otro tipo de Ciencia cuando esta ha tenido tantos √©xitos? Y sin embargo –observaci√≥n trivial que ha perdido fuerza por demasiado repetida- entre sus √©xitos no figura la supresi√≥n de la injusticia, la irracionalidad y dem√°s lacras del sistema social.

En particular no ha suprimido sino aumentado el peligro de suicidio de la especie por guerra total, explosi√≥n demogr√°fica o, en el mejor de los casos, cristalizaci√≥n en un ‘mundo feliz' estilo Huxley. Esta observaci√≥n autoriza a cualquiera a intentar la cr√≠tica global de nuestra Ciencia. Algo debe andar mal en ella.

La cl√°sica respuesta es que esos no son problemas cient√≠ficos: la ciencia da instrumentos neutros, y son la fuerzas pol√≠ticas quienes deben usarlos justicieramente. Si no lo hacen, no es culpa de la ciencia. Esta respuesta es falsa: la ciencia actual no crea toda clase de instrumentos, sino s√≥lo aquellos que el sistema le estimula a crear. Para bienestar individual de algunos o muchos, heladeras y corazones artificiales, y para asegurar el orden, o sea la permanencia del sistema, propaganda, la readaptaci√≥n del individuo alienado o del grupo disconforme. No se ha ocupado tanto, en cambio, de crear instrumentos para eliminar esos problemas de fondo del sistema: m√©todos de educaci√≥n, de participaci√≥n, de distribuci√≥n, que sean tan eficientes, pr√°cticos y atrayentes como un autom√≥vil. Aun los instrumentos de uso m√°s flexible, como las computadoras, est√°n hechos pensando m√°s en unos fines que en otros. Aunque el poder pol√≠tico pasara de pronto a manos bien inspiradas, ellas carecer√≠an de la tecnolog√≠a adecuada para transformar socialmente, culturalmente –no s√≥lo industrialmente- al pueblo, sin sacrificios incalculables e in√ļtiles.

(...) La sociedad actual, dirigida por el hemisferio Norte, tiene un estilo propio que hoy se est√° llamando ‘consumismo’. Confiesa tener como meta un ‘bienestar’ definido por la posibilidad de que una parte cada vez m√°s grande de la poblaci√≥n consuma muchos bienes y servicios siempre novedosos y variados. 

Producción masiva y cambiante en la medida estrictamente necesaria para hacer anticuado lo que se vendió y crear una nueva necesidad de comprar, es ley de la sociedad. Que al hacerlo eleva poco a poco el nivel de vida material de la gente es su aspecto positivo, que tantos defensores le proporciona entre los que no sufren sus injusticias. Al mismo tiempo está obligada a imponer gustos, costumbres y valores homogéneos a toda su clientela potencial: la humanidad; cosa no tan bien vista ni siquiera por sus defensores.

(...) Para hacer esto posible es necesaria una altísima productividad industrial, con rápida obsolencia de equipos por la continua aparición de nuevos productos. Esto requiere una tecnología física muy sofisticada, que a su vez se basa en el desarrollo rápido de un cierto tipo de ciencia, que tiene como ejemplo y líder a la Física.

Se perfeccionan entonces ciertos métodos: standarización, normas precisas, control de calidad, eficiencia y racionalización de las operaciones, estimación de riesgos y ganancias, que a su vez implican entronizar los métodos cuantitativos, la medición, la estadística, la experimentación en condiciones muy controladas, los problemas bien definidos, la superespecialización, métodos que no tienen por qué ser los mejores para otros problemas.

La investigaci√≥n y sus aplicaciones dejan de ser aventuras creativas para transformarse en una inversi√≥n rentable que figura en la cuenta de capital de las empresas con su etiqueta masificadora –R&D: Research and Development- y se hace con empleados, con subsidios a universidades o con institutos y hasta universidades propias. No se ha demostrado que esto sea lo m√°s eficiente para toda la ciencia.
La productividad del hombre que fabrica, dise√Īa o descubre, se estimula mediante la √©tica de la competitividad, empresarial o stajovanista. El hombre tiene s√≥lo dos facetas importantes: producir y consumir en el mercado (capitalista o socialista). Sea artista, cient√≠fico, campesino o militar, lo que produzca ser√° puesto en venta en alg√ļn mercado, si es que satisface las normas del sistema, y su √©xito depender√°, tanto o m√°s, de la propaganda o de las relaciones p√ļblicas que de su valor intr√≠nseco. Y como consumidor est√° sujeto a las mismas presiones.

Basta examinar los anuncios de un n√ļmero cualquiera del Scientific American para darse cuenta del tama√Īo del mercado cient√≠fico para instrumental y libros. Estos equipos son tan variados y cambiantes como los modelos de autom√≥viles, y no hay dinero que alcance para estar al d√≠a. Ocurre entonces que, como en cualquier empresa, los problemas financieros terminan siendo decisivos...

* Varsavsky vislumbra en los 60 con asombrosa precisi√≥n la clave de la expansi√≥n capitalista que hoy es mucho m√°s evidente que cuando √©l lo describi√≥. Este domingo en el suplemento Cash de P√°gina 12 Mariano Kestelboim escribe: "las empresas renuevan sus estrategias de producci√≥n y venta. Estimulan el consumo, desarrollan departamentos que estudian c√≥mo reducir, de forma programada, la vida √ļtil de lo que elaboran y tambi√©n se forman carteles para segmentar mercados, acordar niveles de precios m√≠nimos o de producci√≥n m√°xima. Peri√≥dicamente eso no es suficiente y se generan crisis de sobreproducci√≥n o subconsumo, como la que afecta a la periferia de la Uni√≥n Europea. La industria del Viejo Continente acumula stocks de mercader√≠a, despide trabajadores y cierra f√°bricas porque la producci√≥n asi√°tica ocup√≥ su mercado". (Completo ac√°)

Para leer Ciencia, política y cientificismo completo, copiar este link:
http://www.fenasinpres.org/documentos/Oscar_Varsavsky_Ciencia.politica.y.cientificismo.pdf

martes, 29 de julio de 2014

El viejo bicho grande es el nuevo bebé ahora

The Flaming Lips - Zaireeka


Tenemos tres perros a los que les encanta masticar cosas, as√≠ que siempre estamos llev√°ndoles algunos juguetes y animales de peluche y otras cosas para que puedan destrozarlas. Y usualmente todo lo que les llevamos lo destrozan en un par de d√≠as. Y un d√≠a me di cuenta de que un animal de peluche que hab√≠amos conseguido, ellos lo hab√≠an tenido alrededor de una semana y se hab√≠a mantenido relativamente sano, un poco sucio, pero en realidad no ten√≠a ning√ļn da√Īo.

As√≠ que yo estuve observ√°ndolos un par de d√≠as y me di cuenta de que por alguna extra√Īa raz√≥n este peque√Īo animal de peluche parec√≠a que les gustaba, que era especial para ellos, no s√≥lo no se lo hab√≠an manducado, sino que parec√≠an tratarlo como si fuera su beb√©. Lo trataban como si fuera su propio hijo, as√≠ que pens√©, "esto es raro." Qu√© raro que es esto. De todos los juguetes y las cosas que les llevamos, por alguna extra√Īa raz√≥n, esto, que no era realmente diferente del resto, lo tomaron como algo especial. Y eso es todo...

As√≠ que pas√≥ un tiempo y un d√≠a me di cuenta de que una caja de grandes insectos de pl√°stico que yo hab√≠a estado guardando en un estante en el ba√Īo estaba tirada y desgraciamente parec√≠a que los perros ya hab√≠an destrozado la mayor√≠a de las cosas que hab√≠a adentro, las grandes ara√Īas gigantes, las hormigas y cucarachas y otras cosas que hab√≠a adentro. Y mientras caminaba alrededor de la casa recogiendo los pedazos destrozados de estos insectos de pl√°stico me cruc√© ... mi amor... ya sab√©s, ¡el cachorrito de peluche! Ah√≠ estaba hecho jirones, como todo lo dem√°s... todo lo dem√°s, finalmente lo hab√≠an hecho pedazos. Luego, m√°s tarde, me encontr√© con uno de los saltamontes gigantes que por alguna raz√≥n no lo hab√≠an masticado, ni siquiera estaba un poco mordido. As√≠ que pienso un poco y se me ocurre que por alguna raz√≥n sus afectos han cambiado. Y puedo ver claramente que, en lugar del cachorrito de peluche, el viejo bicho grande es el nuevo beb√© ahora.

El viejo bicho grande es el nuevo beb√© ahora 
el viejo bicho grande es el nuevo beb√© ahora 
el viejo bicho grande es el nuevo beb√© ahora 
el viejo bicho grande es el nuevo beb√© ahora .

[Texto: The Flaming Lips]

En 1997 la banda norteamericana The Flaming Lips lanzaron Zaireeka, una caja de cuatro cds, cuya particularidad es que cada uno de ellos contiene una pista diferente de una misma secuecnia de 8 canciones. Para escuchar la canci√≥n √≠ntegra hay que hacer sonar los cuatro cds al mismo tiempo en distintos equipos de audio. Pero tambi√©n es posible escuchar cada disco por separado, o combinar dos o tres de las cuatro pistas, y en cada una de estas combinaciones se escucha algo distinto. En 2013 lanzaron una edici√≥n especial que incluye un vinilo que contiene las cuatro pistas juntas de cada tema. Ac√° pueden escuchar "The  big ol' bug is the new baby now", uno de los temas del disco. En el youtube est√° la versi√≥n  que incluye las 4 pistas juntas y m√°s abajo pueden escucharse las 4 por separado.


Big Ol' Bug Is The New Baby Now by The Flaming Lips on Grooveshark The Big Ol' Bug Is The New B.. by The Flaming Lips on Grooveshark The Big Ol' Bug Is the New Baby Now by The Flaming Lips on Grooveshark
The Big Ol' Bug Is the New Baby Now by The Flaming Lips on Grooveshark

lunes, 28 de julio de 2014

"Lanata miente para complacer a Magnetto" (Víctor Hugo a Mauro Viale)

"La carrera en TN es para ver qui√©n es m√°s olfa" / "Boudou hizo una operaci√≥n pol√≠tica para el gobierno para evitar que Bold se quedara con Ciccone" / "Para Magnetto ser√≠a un triunfo comprarme" / "Tengo una libertad que hasta a m√≠ me asusta" / "Creo que Continental me echa antes de fin de a√Īo"



La extensa entrevista que ayer V√≠ctor Hugo Morales le dio a Mauro Viale tiene un extraordinario inter√©s por la cantidad de temas que tratan, pol√≠ticos y medi√°ticos, tambi√©n por la franqueza y claridad con la que hablan de ellos. El kirchnerismo, Alfons√≠n, el menemismo, Clar√≠n, Torneos y Competencia, Grondona, Maradona, Lanata, los periodistas de TN, N√©stor, Cristina, Boudou, Lijo, el Grupo Prisa, las reacciones del p√ļblico ante las campa√Īas de Clar√≠n, el diario Cr√≠tica, La Naci√≥n, Massa... son algunos de los temas que aparecen en la conversaci√≥n. V√≠ctor Hugo es un gran comunicador que, parad√≥jicamente, en sus propios programas televisivos nunca encuentra el relax ni el tiempo para hablar con la soltura con que ac√° lo hace. Es m√©rito de Mauro Viale, entonces, haber logrado el clima para que V√≠ctor Hugo despliegue toda su elocuencia y convenza con su tono franco. Imperdible.

domingo, 27 de julio de 2014

Maten al mensajero

Hoy viene a La otra.-radio Santiago Kahn, director de la revista Maten al Mensajero. FM La Tribu. 88,7. www.fmlatribu.com



Maten al Mensajero es una publicaci√≥n gestada en 2013 a trav√©s de convocatorias por las redes sociales y una campa√Īa en la plataforma de financiamiento colectivo Idea.me. Su primer n√ļmero sali√≥ en mayo de 2014. La apuesta, seg√ļn la describen sus realizadores,  es que "el √ļnico mensajero sea el papel; que las historias se narren a s√≠ mismas, en el mejor de los casos, con la voz y el pulso de quien las lea". Incluye historietas de Federico Reggiani - Angel Mosquito; Chelo Candia; Hotel de las Ideas; Max Aguirre; y un bio-comic sobre Rodolfo Walsh a cargo de CJ Camba y Gonzalo Penas.

También incluye novelas de folletín escritas por Federico Reggiani, Elizabeth Lerner, Florencia Castellano y Susy Shock, ilustradas por Max Aguirre, Fabián Zalazar, Diana Benzecry, Erica Villar y Florencia Pastorella. Y tiene una sección de Aguafuertes que edita Luján Tilli y Literatura Juvenil editada por Laura Di Marzo. El colectivo M.A.f.I.A. edita una sección de fotografía con producciones inéditas y colectivos latinoamericanos invitados mes a mes, a todo color y en papel ilustración.

En el segundo n√ļmero se suman la escritora Silvia Schujer en la secci√≥n “Medianeras”, de literatura juvenil, editada por Laura Di Marzo e ilustrada por Clara Muslera; nuevos aguafuertistas como Alejandro Dramis, Guido Coll, Juan Moretti; y escritores de la secci√≥n “Literatura breve”, que en esta ocasi√≥n aterriza en la Regi√≥n Pampeana, con textos de Sergio De Matteo, Cristian Acevedo, Rodrigo Ferreiro, Daniela Pascual y Fernanda L√≥pez.

La calidad del dise√Īo y edici√≥n de la revista es notable no solo considerando que se trata de una publicaci√≥n independiente, sino comparada incluso con cualquier revista comercial.

Puede comprarse en kioscos de diarios de Capital Federal y Gran Buenos Aires, en librerías de todo el país y a través de suscripción escribiendo a redaccion@matenalmensajero.com.

¿Habr√° que seguirlo llamando "maestro" a Hermenegildo?


La identificación del decrépito dibujante uruguayo con el juez decrépito es inocultable. La intención de ultrajar la figura de nuestra presidenta resulta fallida por el grado de grosería en que se hunde el caricaturista, lo que lo pone muy en evidencia. Para ofender, hay que poder ser ofensivo. Y Sabat no lo logra porque en primer lugar aparece su declinante sexualidad. Pero hay algo más: no se trata solo del dibujo soez de un viejo verde. El mamarracho es también un índice de la impotencia gorila, que no puede resarcir su inferioridad política respecto de Cristina con ninguna ofensa.

s√°bado, 26 de julio de 2014

"¿Qu√© relaci√≥n yo tengo con el cine argentino? Ninguna" (Ra√ļl Perrone)

Una entrevista que le hicimos al cineasta que ituzaingó el universo en el programa Patologías Culturales del sábado pasado. Escuchar acá


"Hace poco me preguntaban, a propósito de la proyección de Fávula en Locarno, qué relación yo tengo con el cine argentino. Ninguna. No tengo vínculos. Tampoco sé si los tengo con el cine mundial".


"Yo no creo formar parte de nada y quiz√°s forme parte de todo. Yo lo veo todo desde ac√° y desde ac√° lo disfruto."




Para escuchar el audio completo de la entrevista que tuvimos con Perrone el sábado pasado en Patologías Culturales, clickear acá.

Patologías culturales sale al aire todos los sábados a las 17:00 hs. en FM La Tribu. 88,7. www.fmlatribu.com

viernes, 25 de julio de 2014

Massa desesperado: así se disputa con Carrió el electorado republicano

Busca desesperadamente que le presten atención



por Oscar Cuervo

Lilita sabemos que está más allá del bien y del mal, por eso puede construir y destruir sus propias fuerzas políticas, terminar ahuyentando a todos sus seguidores, sacarse fotos ridículas, lanzar las hipótesis más disparatadas, pasar de salir segunda fuerza nacional a sacar el 1,5% de los votos... Es una especie de show-woman de la tele-política de la que nadie espera que llegue jamás a la presidencia (nadie desea que llegue jamás a la presidencia), pero tiene su rol mediático bastante pintoresco.

Con Massa la cosa está más complicada, porque el hombre se ve asechado por el fantasma de De Narváez: después de ganar la provincia de Buenos Aires en elecciones de medio término esperaba el afamado salto con garrocha de los dirigentes del peronismo hacia su espacio, que no se produjo. Por el contrario, algunos han empezado a abandonarlo: Amadeo, los Pro de la provincia de Buenos Aires, el fiscal Lanusse... y otros peronistas que apuestan a lo seguro se pusieron a pensar si habrán hecho bien al sumarse a su aventura.

La imagen de Massa se estanca, le cuesta horrores conseguir visibilidad en un momento en el que el ataque de los fondos buitres contra los intereses nacionales pone en el centro de la escena una vez m√°s a Cristina y a su ministro Kicillof; y por ende a desvanecer la presencia medi√°tica de Massa. Por eso recurre a golpes de efecto de duraci√≥n vaporosa (un pedo en una canasta) como juntar millones de firmas contra un proyecto legislativo que nunca se present√≥, o ahora, m√°s pat√©ticamente, juntar un mill√≥n de firmas contra el narcotr√°fico... ¿esos ser√°n los ejes de campa√Īa que le devuelvan la atenci√≥n de un electorado que no se deja conmover por su pirotecnia barata?

En los √ļltimos meses Massa se lanz√≥ a recoger votos. o al menos a que alguien le preste atenci√≥n. en el electorado gorila, donde tiene que disputar voto a voto con figuras como Macri, Carri√≥, Sanza, Cobos, Moyano, Ahuad o Sanz... Uno m√°s de ese montoncito, se ve que la tiene dif√≠cil. Por eso le habr√° dolido
la campa√Īa de la Coalici√≥n C√≠vica comandada por Carri√≥ que tiende a dejarlo pegado a su paso por un momento muy controvertido del kirchnerismo, en pleno conflicto con el campo y hasta la derrota de medio t√©rmino en 2009, con Massa como candidato testimonial del kirchnerismo y a la vez con amplia sospechas de traici√≥n de parte de N√©stor, quien lo repudi√≥ y lo ech√≥ del gobierno.




Capa√Īa de la Coalici√≥n C√≠via para mostrar el panquequismo de Massa

Lo peor de ambos mundos: para el oficialismo Massa es emblema de una traici√≥n comparable a Cobos, pero para la derecha antiperonsita Massa estuvo en todo lo malo que puede achac√°rsele al kirchnerismo. ¿A qui√©n seducir entonces? ¿Que sujeto social se propone construir Massa con una l√≠nea vacilante entre el republicanismo sin convicciones y la figura temible del traidor oportunista con que lo ven en el oficialismo? ¿Cu√°ntos peronistas pueden encolumnarse con un tipo tan alejado de la doctrina peronista que en un juego de preguntas y respuestas no es capaz de reconocer una frase de Per√≥n que saben los chicos de la primaria?

Massa est√° preocupado, por eso solo se explica que para responder una campa√Īa de la Coalici√≥n C√≠vica haya salido con un burdo video que ataca a la Carri√≥ con ofensas sobre su f√≠sico, su presunta locura, con un humor de mal gusto. Este video solo puede ser una expresi√≥n de desesperaci√≥n de los massistas que ven esfumarse el espejismo que creyeron reconocer hace unos meses y ahora temen quedarse colgados del pincel.

Video del massimo contra Lilita



jueves, 24 de julio de 2014

Masacres, religiones y racionalidad




por Oscar Cuervo

La masacre en Gaza ha renovado una serie de debates en los cuales se esgrime el lugar com√ļn de que la responsabilidad de la violencia es de las religiones, porque a diferencia de la pol√≠tica o la ciencia, la religi√≥n es irracional y por ende, propicia la violencia. Aprop√≥sito de ello, comparto dos apuntes. El primero me lleg√≥ como comentario a un post anterior, el segundo es de cosecha propia.

I

Dice Gustavo Fainschtein:

"Respecto a la faceta religiosa del conflicto entre palestinos e israelíes:

"La cuesti√≥n religiosa ha sido y es, sobre todo, tomada y explotada por los intolerantes, los antisemitas, los antiisl√°micos y, en general, por los ignorantes. Seg√ļn mi criterio, se trata de un problema colateral del conflicto en s√≠, aunque, como expres√©, explotado por muchos para sus propios fines.

"Si realmente se quisiera introducir la religión en el conflicto, claramente no sería un problema sino, quizá, un principio de la solución (soy consciente de la ingenuidad de mi postura).

"Soy un jud√≠o creyente, aunque un practicante en mora para la ortodoxia. Si hay algo que me importa -y mucho- del juda√≠smo son sus ense√Īanzas √©ticas. Es fundamentalmente en ellas que baso mi religiosidad, procurando ser cada vez m√°s un mejor jud√≠o, es decir, un mejor ser humano.

"Todo esto viene a cuento de que hay mandatos ("mitzvot" *) que muchos de los que se dicen "religiosos", "creyentes" o "devotos" ignoran amplia e hip√≥critamente, a√ļn cuando pretenden vivir cumpliendo con el ritual, pero lo hacen "ritualmente", burocr√°ticamente, y, por cierto, tambi√©n con una gran dosis de hipocres√≠a en la mayor√≠a de los casos.

"El mandato es claro y contundente: nadie que se precie de buen jud√≠o puede ignorarlo. Hace muchos a√Īos que la cuesti√≥n ha sido abordada por el juda√≠smo y se sintetiza en la conocida leyenda talm√ļdica * que cuenta que un gentil se acerc√≥ al sabio Hillel  * y le manifest√≥ su deseo de convertirse al juda√≠smo, pero s√≥lo si Hillel le ense√Īaba toda la Tor√° * mientras √©l lograse estar parado en un solo pie. Hillel le respondi√≥: "Lo que es odioso para ti, no lo hagas a tus semejantes. Esa es toda la Tor√°, el resto es comentario".

"Esa regla, conocida universalmente como la "regla de oro", puede hallarse -formulada de diversas maneras- en muchas otras religiones, culturas y pensamientos filos√≥ficos. En el islamismo (no es casual mi ejemplo) hay una "hadiz" * que dice: “Ninguno de vosotros habr√° de completar su fe hasta que quiera para su hermano lo que quiere para s√≠ mismo”.

"Por todo esto, considero que los mandatos de la religión o, mejor, de las religiones, si fueran seguidos sincera y lealmente, no podrían se utilizados para justificar absolutamente nada del conflicto palestino-israelí y, en todo caso, ayudarían mucho para su solución".

* Para los que desconocen algunos de los términos, incluyo un glosario de definiciones elementales y muy simplificadas:

- Talm√ļdico/a: del Talmud, un libro que compila discusiones rab√≠nicas sobre leyes jud√≠as, tradiciones, costumbres, narraciones y dichos, par√°bolas, historias y leyendas.

- Hillel (también conocido como "Hillel, el Anciano" o "Hillel, el Sabio"): eminente rabino y maestro judío que vivió entre el 70 a. C. y 10 d. C.

- Torá: la Biblia hebrea, también conocida como Pentateuco, Primer Testamento.

- Hadiz: en el islamismo, narración o relato referido al profeta Mahoma."

II

Digo yo:

¿A diferencia de la pol√≠tica o la ciencia, la religi√≥n es irracional?

Me permito dudar de esa simpleza.

Dice alguien en un foro de debates: "Lo que hace un gobierno es analizable desde un punto de vista estrictamente racional, con datos concretos con los cuales se podrá estar de acuerdo o no. Una religión es una cuestión de fe, es decir totalmente irracional". Equivocado de punta a punta: todo es analizable: lo que hace un gobierno y lo que dice una religión. Los gobiernos pueden ser en sus actos racionales o irracionales.

Creo que quien dice que las religiones son irracionales mientras que la política y la ciencia son racionales confunde el discurso (sea político, religioso, filosófico o científico) con las acciones que se hacen en nombre de ellos, con la posibilidad de analizar cada uno de estos asuntos. Todo se puede analizar y criticar racionalmente, incluso el racionalismo, que no es una filosofía muy racional que digamos.

Actos de fe hay en política, donde uno decide adherir a una posición por motivos tanto racionales como por confianza en un colectivo o es sus líderes.

Actos de fe hay en la ciencia, donde los principios básicos de cualquier ciencia, incluso las que se consideran "exactas" o "duras", son siempre ideales e indemostrables. Hay actos de fe hay en la ciencia, donde nunca son concluyentes las demostraciones de verdad de una teoría ni tampoco las refutaciones. Así que muchas veces hay un mito de la razón que es tan religioso como cualquier religión.

Por otro lado, quiero agregar algo sobre la racionalidad: la racionalidad nunca nos proporciona motivos determinantes acerca de por qu√© es mejor no matar que matar. Matar no es irracional. Los campos de concentraci√≥n son racionales. Masacrar es un acto perfectamente argumentable, tanto como no hacerlo. El capitalismo mata con su racionalidad financiera y b√©lica, as√≠ como el comunismo mat√≥ con su racionalidad revolucionaria. Cuando uno quiere encontrar motivos para optar por no matar, hay algo que no proviene de la ciencia ni de la pol√≠tica, son mandatos que fueron dichos hace miles de a√Īos: No matar√°s, Ama al pr√≥jimo como a ti mismo, √Āmense los unos a los otros. Ninguna ciencia ha llegado a formular principios tan rotundos acerca del respeto amoroso entre seres humanos.

Por √ļltimo, aclaro, por si hay alg√ļn cazafantasmas de la secta atea: no practico NINGUNA religi√≥n y no me siento superior a nadie por ello.

10 puntos sobre Palestina e Israel




Foto ilustración de 2010. Bombas racimo de fósforo blanco cayendo sobre población civil en Franja de Gaza.

por E.A.

1. Israel debe terminar con la ocupación en Palestina y ser el primero en cesar el fuego, por asimetría y por responsabilidad histórica.

2. La condena mundial al terrorismo de Estado que ejerce la derecha israel√≠ debe estar acompa√Īada por una condena de igual sentido e intensidad contra la acci√≥n terrorista de los resabios minoritarios de Hamas que no quieren avanzar en negociaciones de paz. Ambos sectores pol√≠ticos son enemigos del √ļnico proyecto estrat√©gico viable para la regi√≥n: Dos Pueblos – Dos Estados, soberan√≠a, cooperaci√≥n y reconstrucci√≥n de Gaza.

3. La falacia ideol√≥gica y la estrategia interna y externa de las “fronteras seguras” * debe cesar. No s√≥lo es un fracaso, sino especialmente el pretexto para una econom√≠a de guerra y una cultura militarista que, adem√°s de intoxicar a muchas generaciones y entronizar al Miedo como primer adhesivo social de Israel, ha instalado una oligarqu√≠a corrupta.

4. Israel no es el “Estado Jud√≠o”. Ni siquiera es ya el “Estado Sionista”; el sionismo ha cambiado de sentido tantas veces en m√°s de un siglo que se ha quedado sin ninguno. Tal vez me pierdo de algo porque nunca fui sionista ni miembro activo de “la cole” –y por eso me llamaban “asimilado”-, pero no encuentro ning√ļn antecedente hist√≥rico, geopol√≠tico o filos√≥fico como para llamar “sionista” a la alianza neoconservadora que gobierna Israel.

5. Israel est√° matando civiles de un modo atroz, y con un notorio componente racista. Pero eso no significa, ni siquiera como met√°fora, que est√© “reproduciendo el Holocausto”. El Holocausto es irreproducible e incomparable.

6. Los oportunismos jude√≥fobos son groseros. Aqu√©l que, con el prop√≥sito alegado de abogar por la soberan√≠a palestina, publica que “los jud√≠os est√°n haciendo lo que DICEN QUE LES HICIERON a ellos” no tiene ning√ļn inter√©s en Palestina, solamente aprovecha para hacer propaganda anisemita y negacionismo del Holocausto.

7. Los oportunismos islam√≥fobos son igualmente groseros. Si alguien –jud√≠o o no- quiere erigir a la entente militar financiera que sostiene a Israel como ariete “blanco y occidental” contra la barbarie musulmana, que no lo haga en mi nombre, ni en nombre de la democracia. Los intentos de relativizar las muertes en Gaza denunciando las otras muertes en otros lugares son, en el mejor de los casos, torpezas bien intencionadas. En todo caso, opong√°monos a TODAS las guerras y, en consecuencia, a TODA la propaganda y manipulaci√≥n pro b√©lica, que es lo que corresponde. La guerra es, esencialmente, un crimen.

8. Al lado, por encima o por debajo de los escombros y los muertos existen también muchos y variados movimientos de convergencia entre palestinos e israelíes, que incluyen desde partidos políticos y ONGs hasta ex combatientes de las fuerzas regulares e irregulares de ambas orillas. También de esto hay fotos. Muchas, de hoy, de ayer y de anteayer.

9. S√≠ durante a√Īos, m√°s all√° de las intencionadas simplificaciones de la prensa y los reduccionismos de los estrategas, los intelectuales rehusamos encasillar el conflicto del Ulster en la falacia “cat√≥licos contra protestantes”, no logro entender por qu√© persiste en nuestro lenguaje la falacia “jud√≠os contra musulmanes” o “√°rabes” en las referencias a la cuesti√≥n de Medio Oriente. La guerra dej√≥ de ser un asunto religioso hace mucho tiempo –si alguna vez lo fue– y ya hoy ni siquiera es un asunto territorial.

10. Mi posición es: paz ahora, desocupación de territorios invadidos, desmilitarización, dos pueblos-dos estados, cooperación, reconstrucción y el deseo profundo de que la mayoría de la población israelí rompa con la cultura del miedo y lleve al gobierno a una fuerza que exprese las convicciones y perspectivas del mártir Yitzhak Rabin, y de que la mayoría de los palestinos desarmen a sus bandas de delincuentes camuflados de insurrectos y los sometan a juicio justo.

Paz, soberanía, derechos humanos y democracia sí. Guerra, judeofobia e islamofobia no.

Shalom Salam.

* Sostenida por Israel

miércoles, 23 de julio de 2014

La verg√ľenza

"Nunca estuve tan avergonzado de ser israelí. Nunca estuve tan avergonzado de ser Judío", termina diciendo la nota del rabino Mijael Even David que reproduje ayer.



Creo que la verg√ľenza es un indicador personal de lo que uno podr√≠a hacer y no hizo ni est√° haciendo. Quiz√° alguien que asumi√≥ la misi√≥n de contribuir a un proyecto, un cierto proyecto de naci√≥n jud√≠a, puede sentir remordimiento por ver lo que termin√≥ haci√©ndose con eso. En este caso no me parece ni absurdo ni tampoco incuestionable que alguien sienta verg√ľenza. De todos modos, la verg√ľenza y el remordimiento son sentimientos personales. Yo no soy jud√≠o y no conozco bien el contenido del juda√≠smo, as√≠ que no puedo terminar de comprender del todo qu√© connota esa verg√ľenza. Si yo fuera cristiano, me escandalizar√≠a de ver a la iglesia cristiana, no podr√≠a compartir el mismo espacio con otros cristianos que consienten las abominaciones de la iglesia. Tampoco soy cristiano, pero comprendo un poco mejor los motivos por los que un cristiano tendr√≠a que repudiar a su iglesia.

Pero la verg√ľenza y el remordimiento son pol√≠ticamente v√°lidos si eso te lleva a mover algo de tu posici√≥n pol√≠tica, si milit√°s por una reparaci√≥n del bien mancillado. Si solo se reduce a verg√ľenza o remordimiento, queda en un plano puramente subjetivo.

Dice Mijael Even David: "Hoy perdimos cualquier superioridad moral que queríamos creer que teníamos. Somos exactamente como ellos".

No dice "√©ramos superiores", sino "quer√≠amos creer que ten√≠amos". "Somos exactamente como ellos" significa: Ellos son como nosotros, nosotros somos como ellos. Hemos matado a un ni√Īo por su raza y su etnicidad y eso desbarata nuestra fe. (Todo lo que de aqu√≠ en m√°s pongo en it√°licas es mi interpretaci√≥n de los dichos de David).

Lo que para David termina de evidenciar el extrav√≠o que √©l siente como jud√≠o es que la comunidad a la que se dirige no comprenda que al matar a un ni√Īo palestino pierde raz√≥n de ser toda superioridad moral: Somos asesinos como cualquier asesino, no hay atajo de superioridad para justificar lo horrible que hicimos. No digamos que somos superiores porque no estamos a la altura de esas palabras. Somos una sociedad manchada por los brutales asesinatos que cometemos.

Y dice algo m√°s, que para m√≠ es la clave de todo el texto: [matamos] "con odio asesino y salvaje, sin ver al otro, s√≥lo viendo que somos diferentes...". 

No somos capaces de ver al otro: creemos que somos diferentes pero somos iguales, para lo bueno o para lo malo.

Es decir: veamos al otro.

Es un mensaje de amor al prójimo. Y algo más.

Dice: "En el futuro, cuando estudien las leyendas sobre la destrucción de nuestra sociedad, de nuestro Estado, ellos leerán: 'Por el asesinato, la quema, el salvaje homicidio de Muhammad Abu Jdeir, nuestro Templo fue destruido, nuestra Tierra fue desolada y fuimos exiliados entre las Naciones'".

Me impresiona que profetice la destrucción de su Templo y la desolación de su Tierra. Creo que esta profecía demanda una interpretación: no está anunciando un evento futuro, que pueda ocurrir o no. Está diciendo: nosotros, asesinando a ese chico, hemos destruido nuestro templo y hemos desolado nuestra tierra...

"Pero no es sobre ellos, Dios Alt√≠simo, ¡es sobre nosotros! Es sobre perdernos a nosotros mismos".

No conozco a este rabino, no soy experto en la fe judía, pero me conmueve la radicalidad existencial con que asume una responsabilidad comunitaria: por nuestros actos podemos perdernos.

Por √ļltimo, creo que cuando uno habla, por m√°s desesperado que est√©, a√ļn guarda un resto de esperanza. La gravedad de las palabras de Mijael Even-David guardan la esperanza de que sus semejantes lo escuchen y recapaciten.

martes, 22 de julio de 2014

"Hoy dejamos de ser pueblo elegido"

Rabino Mijael Even David *



Hoy nos hemos unido a los fuegos de la Inquisici√≥n. Quemamos personas vivas de una fe diferente a la nuestra y decimos que es nuestro Dios que lo requiere. Hoy nos unimos a las hordas de los cosacos, con odio asesino y salvaje, sin ver al otro, s√≥lo viendo que somos diferentes. Hoy nos unimos a los asesinos nazis, matando a un ni√Īo brutalmente por su raza y etnicidad.

Hoy dejamos de ser el Pueblo Elegido, porque para esto no fuimos elegidos. Tal vez necesitemos otros dos mil a√Īos de Exilio para recordar qui√©nes deber√≠amos ser. Hoy perdimos cualquier superioridad moral que quer√≠amos creer que ten√≠amos. Somos exactamente como ellos. Tambi√©n somos asesinos. Todos nosotros. Los que lo prendieron en llamas, los que gritaron "muerte a los √°rabes", los que declararon que la Tor√° nos pide matar y asesinar y vengarnos. Aquellos que vieron todo esto y no hicieron nada, aquellos que ma√Īana a√ļn no har√°n nada.

Especialmente aquellos que tratan de encontrar paz para sus conciencias en las comparaciones: "Ah, pero nosotros no celebramos asesinatos", "nosotros no ense√Īamos a odiar en nuestras escuelas", "nosotros no consideramos a los terroristas, h√©roes". Pero no es sobre ellos, Dios Alt√≠simo, ¡es sobre nosotros! Es sobre perdernos a nosotros mismos, sobre nuestro fracaso como naci√≥n. Evidentemente hemos fallado.

En el futuro, cuando estudien las leyendas sobre la destrucción de nuestra sociedad, de nuestro Estado, ellos leerán: "Por el asesinato, la quema, el salvaje homicidio de Muhammad Abu Jdeir, nuestro Templo fue destruido, nuestra Tierra fue desolada y fuimos exiliados entre las Naciones".

Nunca la paz se vio más lejana. Nunca estuve tan avergonzado de ser israelí. Nunca estuve tan avergonzado de ser Judío.

* Fuente: EL DIARIO JUD√ćO . Mijael Even-David es un rabino que pertenece a la Comunidad Masorti de habla hispana en Karmiel, en el coraz√≥n de Galilea.

lunes, 21 de julio de 2014

Masacre de Gaza - Atentado a la AMIA - Polémica Brieger / Szpolski - El Papa en Medio Oriente

Alejandro Kaufman en La otra.-radio. Una apuesta a la reflexión en medio de un clima crispado. Para escuchar el programa clickear acá.


por Oscar Cuervo

El notable texto de Horacio González aparecido ayer en Página 12 sobre el conflicto en Medio Oriente, "Los dos Estados", puede servir de preludio a la conversación que anoche tuvimos con Alejandro Kaufman en La otra.-radio. Dice Horacio González:

"Pues todos sentimos la puntada profunda cuando el misil cae sobre pueblos enteros (y en su singularidad dram√°tica, cuando mueren ni√Īos en una playa o parroquianos en un caf√© de Gaza viendo el mundial de f√ļtbol, que millones en el mundo festejaron de maneras bien otras), pero una palabra nuestra mal dicha, s√≥lo satisfactoria para nuestros ensue√Īos revolucionarios antes acariciados, s√≥lo satisfactoria para nuestra valoraci√≥n indulgente de antiguos militantes deseosos de complacencias con nuestros recordados ritos insurrectos, una sola palabra, digo, mal dicha, puede ser una profunda irresponsabilidad que ocasione m√°s muertes en vez de conjurarlas". (Completo ac√°)

El texto fue le√≠do ayer en el programa en el que recibimos la vista de Kaufman, para hablar de la forma en que el conflicto en Medio Oriente nos implica como sociedad. Estos d√≠as nuestra vida estuvo atravesada por debates acerca del aniversario del atentado a la AMIA, de la masacre que est√° llevando a cabo Israel contra los palestinos de Gaza, de lo que se puede y de lo que se debe hacer desde Argentina respecto de estas duras cuestiones. 

Cualquiera que haya frecuentado las redes sociales durante esta semana pudo ver, incluso pudo verse envuelto en la virulencia que estos debates generan entre nosotros.  Es entendible que estos conflictos nos interpelen, por varios motivos: porque los atentados a la embajada israel√≠ y a la AMIA nos pusieron violentamente en el escenario de violencia global. Estas bombas no solo dejaron cr√°teres f√≠sicos, sino que produjeron un cr√°ter simb√≥lico en el seno de nuestra historia. Fue inevitable que esta irrupci√≥n del conflicto en Medio Oriente entre nosotros se entrelazara con los conflictos locales: la conexi√≥n local de los atentados, el encubrimiento propiciado por dirigentes pol√≠ticos argentinos, las internas de las organizaciones comunitarias, la inconfiabilidad de nuestro poder judicial, tan voluble a todo tipo de presiones pol√≠ticas y econ√≥micas, la presi√≥n de Israel y EEUU para alinearnos en un proyecto b√©lico que no puede nunca ser el nuestro, todo hizo que la onda expansiva de las bombas a√ļn no cesen entre nosotros.

Además en Argentina tenemos a una de las comunidades judías más numerosas del mundo. También tenemos a muchos descendientes de inmigantes árabes: yo mismo lo soy. Nuestra tradición ha sido, afortunadamente, la de una convivencia pacífica de las comunidades inmigrantes provenientes de diversos lugares del mundo. Todo esto también hace que el conflicto en Medio Oriente repercuta en nuestra política cotidiana. Con dolor e ira.

¿C√≥mo asumir una posici√≥n sobre las bombas a la Embajada y AMIA y ante la actual masacre en Gaza que sea pol√≠ticamente consistente con nuestro proyecto como sociedad? ¿C√≥mo defender a rajatabla la necesidad de la resoluci√≥n pac√≠fica, pol√≠tica y negociada de estos conflictos, ante quienes alimentan el espiral de violencia, desde trincheras discursivas pro-israel√≠es o pro-palestinas? 

No se trata de dos demonios: se trata de encontrar palabras que ayuden a que la masacre cese y que los pueblos puedan convivir en paz. Se trata de no ceder ante quienes con diversos artilugios verbales no quieren el cese del fuego y abogan todo el tiempo para resignarnos a la violencia. 

En el programa también nos referimos al Memorándum firmado con Irán, los zigzagueos de las entidades comunitarias judías argentinas ante esta propuesta, la oposición cerril a la iniciativa, la polémica entre Szpolski y Brieger y la línea política del Papa en Medio Oriente. Para escucharlo, clickear acá.

domingo, 20 de julio de 2014

Fin del ciclo Caparrós: lo echaron de El País



El viernes pasado Mart√≠n Caparr√≥s anunci√≥ el cierre de su blog Pamplinas en la p√°gina web del diario espa√Īol El Pa√≠s:

Chau

Por:  18 de julio de 2014

Pamplinas se termina. La direcci√≥n de El Pa√≠s ha decidido dejar de publicarlo. A todos los que, con las m√°s diversas intenciones, sol√≠an visitar esta pantalla, quiero decirles que fue un gusto haber acampado aqu√≠ estos tres a√Īos, esforz√°ndome por leer las confusiones argentinas, publicando esas lecturas sin la menor interferencia, recibiendo sus insultos pertinaces -e incluso sus halagos.
Imagino que no pasar√° mucho tiempo hasta que empiece a hacerlo en otro sitio.
O sí, quién sabe.
Salud.

La direcci√≥n de El Pa√≠s no aclar√≥ si el cierre del blog se debe al recorte presupuestario que el diario est√° llevando a cabo por la indetenible ca√≠da de las ventas de la edici√≥n en papel, que ya hab√≠a motivado numerosos despidos de personal que en su momento solo obtuvieron el silencio indiferente de Caparr√≥s; o si, en cambio, el cierre del blog fue decidido por el aluvi√≥n de repudios de sus lectores que Caparr√≥s supo cosechar en cada uno de sus posts. El tono canchero despectivo de Caparr√≥s lo conocemos largamente: el tipo se las sabe todas, desprecia profundamente la reanudaci√≥n de las pr√°cticas pol√≠ticas emancipatorias que se vivieron en Argentina durante esta √ļltima d√©cada, detesta al peronismo. Su paso por el montonerismo de los 70 le dejaron un talante amargo, resentido y c√≠nico. No concibe que generaciones de j√≥venes hayan vuelto a creer en la militancia como forma de ser en el mundo y de transformarlo. Alguna vez se arrog√≥ ser el relator del fin de la historia, con su inmenso mamotreto La Voluntad, una recopilaci√≥n de testimonios montoneros escritos desde la derrota. Una vez asumida su derrota hist√≥rica generacional, Caparr√≥s se decidi√≥ a convertirse en un c√≠nico profesional. La historia no se cerr√≥: Mart√≠n qued√≥, literalmente, offside.

En uno de sus √ļltimos posts se dedic√≥ a caracterizar la naturaleza del "Ser Nacional" a partir de una curiosa interpretaci√≥n de una jugada del arquero de la Selecci√≥n Nacional Sergio Romero en el final del partido contra Holanda:

PamplinasMundial 30. Lo que somos

Por:  10 de julio de 2014
En el minuto 120, cuando quedaba uno, el arquero argentino ten√≠a la pelota. Pod√≠a patearla al terreno contrario para un √ļltimo intento; la guard√≥ para dejar pasar el tiempo –y yo cre√≠ que hab√≠a entendido algo.
Quiz√° somos esto; quiz√°s el error –tan argentino– de muchos argentinos fue haber cre√≠do que pod√≠amos ser otra cosa: una que, en principio, parec√≠a mejor.
(...)
Despu√©s, ya en el suplementario, las chances de Palacio y de Maxi, que tampoco supieron concretar. Y enseguida el arquero guard√°ndose la pelota, dejando pasar ese √ļltimo minuto por si acaso.
Fue entonces cuando pens√© que hab√≠a entendido por fin esa obviedad: lo que queremos no es jugar al f√ļtbol, es ganar el Mundial. Que creemos que podemos ganarlo haciendo esto porque no creemos que podemos ganarlo haciendo lo otro: defendiendo porque no atacando, temiendo porque no asustando. Quiz√° sea cierto: quiz√°s, una vez m√°s, nos cre√≠mos que √©ramos m√°s que lo que √©ramos –y, de nuevo, la realidad nos cay√≥ encima. No creo que me guste, pero ese tipo de verdades nunca gustan: para bien y para mal, esto es lo que somos. Aunque suene amargo –y no d√© cuenta de mis saltos, de mis gritos, de mi gozo.
Ganamos, llegamos: Romero fue la s√≠ntesis. Criticado, dudado, fue el h√©roe defensivo que llev√≥ a la Argentina a la final. Justo despu√©s de los abrazos, los cantos y los llantos, un periodista le pidi√≥ que mantuviera la c√°bala: que no se afeitara: No, no me afeito ni en pedo –dijo √©l, todo sonrisa–; aunque sea horrible yo sigo, loco, sigo.

No hay que ser un genio del f√ļtbol para advertir la imposibilidad de la escena a partir de la cual Caparr√≥s extrae la clave del "extrav√≠o argentino". Caparr√≥s dice haber visto que el arquero argentino se guard√≥ la pelota durante el √ļltimo minuto... ¡Romero retuvo la pelota un minuto! Es tan risible el relato, adem√°s de su ostensible falsedad, que uno se pregunta si Caparr√≥s desprecia tan profundamente la inteligencia de sus lectores. ¿Un escritor que se supone diestro en el manejo del lenguaje cree que puede hacer pasar como cierto este episodio imposible, que nadie se va a dar cuenta de que la escena que describe no pudo haber sucedido? No hablemos ya del recurso berreta de inferir caracter√≠sticas de "lo que somos" a partir de la jugada de un arquero (jugada, repito, imposible de que haya sucedido).

...una vez m√°s, nos cre√≠mos que √©ramos m√°s que lo que √©ramos –y, de nuevo, la realidad nos cay√≥ encima..

Hay una sola forma admisible de leer este párrafo: Caparrós esconde su fracaso vital detrás de esa primera persona del plural. Nos atribuye a todos los argentinos lo que es su propio extravío.

Tanto hablar del fin de ciclo kirchnerista, tanto sarcasmo dirigido a la "impostura K", y ahora resulta que lo que ha terminado es el ciclo de Caparr√≥s dedicado a despreciar a la sociedad argentina en El Pa√≠s de Espa√Īa. 

Quizás le quede todavía un recurso; convertirse en columnista de su amigo Jorge Lanata en los productos del Grupo Clarín. Al menos mientras Clarín le prolongue el contrato a George.

s√°bado, 19 de julio de 2014

20 a√Īos del atentado a la AMIA: un asunto denso

Alejandro Kaufman, el domingo a medianoche en La otra.-radio. FM La Tribu. 88,7. www.fmlatribu.com



por Oscar Cuervo

Ayer se cumplieron 20 a√Īos del atentado a la AMIA y se hicieron cuatro actos conmemorativos, lo que da cuenta de las tensiones que respecto de esta cuesti√≥n atraviesan a la comunidad jud√≠a argentina y a los familiares de las v√≠ctimas. El acto oficial de la comunidad, convocado por AMIA y DAIA, se hizo como siempre frente al edificio reconstruido de la mutual, en la calle Pasteur. Los discursos de los oradores principales pusieron su mayor √©nfasis en criticar al gobierno, a causa del Memor√°ndum de Entendimiento firmado con Ir√°n. Estas entidades parecen alinearse acr√≠ticamente con el eje Israel / EEUU, cuya prioridad no es esclarecer el atentado ni reparar sus da√Īos, sino escalar en la confrontaci√≥n contra Ir√°n y forzar a la Argentina a subordinarse a este objetivo. No sorprende entonces que las entidades comunitarias hayan desechado la √ļnica iniciativa que podr√≠a mover una causa estancada desde hace d√©cadas. As√≠ como tampoco sorprende que estas entidades hagan la vista gorda a la cercan√≠a del PRO con sujetos imputados de encubrimiento del atentado, como el Fino Palacio, o que no remarquen la gravedad de las escuchas que realiz√≥ el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, entre otros a Sergio Burstein, familiar de v√≠ctimas del atentado e integrante de la Asociaci√≥n 18J. Burnstein habl√≥ por √ļltima vez en el acto de AMIA y DAIA de 2011,cuando hizo duras cr√≠ticas a Macri, al rabino Bergman y al Fino Palacios, y denunci√≥ desde el palco la complacencia de algunos dirigentes comunitarios con estos sectores pol√≠ticos. Burstein dijo en 2011 que hubo dirigentes comunitarios que presionaron al poder judicial para evitar que los encubridores locales del atentado llegaran a juicio oral y p√ļblic. Tambi√©n fue dur√≠simo contra el periodista Pepe Eliaschev, a quien acus√≥ de ser un operador de los que quieren que el atentado no se esclarezca jam√°s y para ello es capaz de utilizar la memoria de las v√≠ctimas.



La causa AMIA est√° atravesada por internas de la comunidad jud√≠a argentina, por las presiones internacionales de la derecha israel√≠ y tambi√©n por otras tensiones pol√≠ticas locales. Una prueba es que el duro discurso de Burstein en 2011 fue el √ļltimo que pudo pronunciar en un acto oficial y a partir de 2012 se le impidi√≥ participar en ellos. El que ayer habl√≥ en el acto oficial de la AMIA fue Alfredo Leuco, uno de los voceros m√°s bizarros de la derecha clarinista, que hizo un discurso previsiblemente apocal√≠ptico, de furia opositora contra el gobierno, ensa√Ī√°ndose con el canciller Timerman, al que acus√≥ de "alta traici√≥n" por la firma del Memor√°ndum. Leuco dijo que "un canciller no jud√≠o no se hubiera atrevido a tanto” y acu√Ī√≥ el disparate sem√°ntico de atribuir al gobierno un "crimen de lesa impunidad", una expresi√≥n absurda que sustituye la palabra "humanidad" por la de "impunidad", como si esa equivalencia fuera posible. Lo que muestra el uso brutal de las palabras en el que se suele incurrir cuando se trata de atacar al gobierno con cualquier motivo, banalizando asuntos muy delicados.

La dirigencia jud√≠a local, al haber decidido bajar a Burstein del palco y al ponerlo a Leuco, parece haber optado por alinearse con la m√°s rancia derecha opositora, la que demoniza cualquier iniciativa del gobierno y es capaz tanto de defender los intereses de los fondos buitres como de boicotear el Memor√°ndum. Este Memor√°ndum fue una audaz inciativa kirchnerista para destrabar la causa, ejerciendo una muy visible presi√≥n diplom√°tica sobre el gobierno iran√≠ sin alinearse con el belicismo de la derecha israel√≠. El gobierno en el foro de las Naciones Unidas hab√≠a exigido tiempo antes que Ir√°n colabore en la investigaci√≥n, as√≠ que mal puede considerarse que haya propiciado una pol√≠tica pro-iran√≠.

La causa AMIA es un tema de una gran complejidad, donde se cruzan m√ļltiples factores que resisten cualquier simplificaci√≥n. Alejandro Kaufman sostiene que este atentado y las secuelas que sigui√≥ produciendo en la pol√≠tica argentina e internacional durante estos 20 a√Īos requieren una "descripci√≥n densa", que d√© cuenta de esta complejidad, sin ceder a la tentaci√≥n de las operaciones pol√≠ticas que lo reducen a un esquema simple. Ma√Īana en La otra.-radio viene Kaufman y vamos a hablar largamente del tema, analizando en perspectiva estos 20 a√Īos transcurridos desde aquel atentado terrorista.

viernes, 18 de julio de 2014

Estreno internacional de FAVULA, la genial pel√≠cula de Ra√ļl Perrone

La otra te lo adelant√≥ hace un a√Īo. Ma√Īana s√°bado a las 17:00 hs. habla Perrone en Patolog√≠as Culturales. FM La Tribu. 88,7.


Hace justo un a√Īo que ve√≠a por primera vez F√ĀVULA de Ra√ļl Perrone, y ahora me llega la noticia de que ¡al fin! se estrena. Se va a dar en la 67° edici√≥n del Festival Internacional de Cine de Locarno, uno de los m√°s importantes del mundo.

De un a√Īo a esta parte vi algunas cosas m√°s del Perro que ituzaing√≥ el universo. Y se me ocurre lo siguiente: su cine se va alejando de la literatura y se acerca m√°s y m√°s a la m√ļsica. Si uno oye una sinfon√≠a de Mahler, no puede contarle a otro c√≥mo es: podr√≠amos intentar tararear una parte de la melod√≠a, pero la idea que se llevar√≠a el otro de la sinfon√≠a a trav√©s de nuestro tarareo es sumamente lejana a la obra misma. Perrone parece estar trabajando sobre las part√≠culas elementales del cine: la luz y la sombra, los movimientos y velocidades, la composici√≥n del cuadro, las sobreimpresiones, el corte del montaje, el blanco, el negro y el color, la voz en off, el ritmo, el contrapunto entre im√°genes y sonidos, el registro directo y la truca... son todos elementos con los que el cine lidia desde sus or√≠genes, que en las pel√≠culas regulares funcionan de una manera relativamente naturalizada. Pero ahora es como si Perrone hubiera dicho:

A partir de este momento cesan todas las normas que organizaron estos recursos cinematogr√°ficos y cada uno de ellos debe volver a legitimarse de una manera nueva. No es que el cine vuelva hacia la etapa primitiva, ni que se olvide la historia del cine. Todo lo que se ha hecho est√° en alguna parte de la memoria, pero ahora debe volver a descubrirse. Veamos la voz en off, veamos c√≥mo se relaciona con el subtitulado, c√≥mo se vincula con la lengua, c√≥mo intercambia sentidos con la imagen. Todo se ha usado de una manera, ahora lo vamos a seguir usando, pero tenemos que encontrar otra manera, cada pel√≠cula debe crear una relaci√≥n distinta entre la voz, el subt√≠tulo, la imagen y la narraci√≥n. Ning√ļn procedimiento se da por establecido". 


Entonces el efecto que produce en el espectador está enrarecido, porque ya tenemos experiencia de qué es la voz en off, ya la conocíamos de antes, pero ahora se muestra de manera distinta. Y esto pasa no solo con la voz en off, sino con cada uno de los elementos de los que se vale el cine. Es como si viéramos a alguien que nos resulta conocido, pero lo notamos muy cambiado...

Perrone ituzaing√≥ el universo: si violentamos un poco la palabra, para hacer de un nombre propio un verbo, creo que estamos d√°ndonos un permiso que √©l mismo se da, cuando los t√≠tulos de sus pel√≠culas deforman las palabras, o mejor dicho, las alteraran: P3ND3JO5 mezcla letras y n√ļmeros, en F√ĀVULA se cambia la b (que en la ra√≠z etimol√≥gica nos remite al verbo “hablar”) por la v. Ah√≠ es cuando los mismos personajes empiezan a hablar un idioma alterado (hay todav√≠a ah√≠ una huella del habla real, no se trata de un idioma inventado, sino intervenido). La deformaci√≥n de los t√≠tulos nos indica una alteraci√≥n gen√©tica, como si Perrone estuviera en un laboratorio creando una especie animal nueva, pero que conserva rasgos de otras especies que antes exist√≠an… ¿Nos habremos ido muy al carajo con todo lo que estamos diciendo? 

Calma, radicales! Ya falta poco y el mundo va a conocer F√ĀVULA.

"Los argentinos somos un país raro": Betty Sarlo lee el Frakfurter Zeitung y lo que más le gustó del mundial son los colores de la bandera alemana en el Empire State

Es cierto, fue hermosísimo ese momento, algo que no se veía desde los tiempos de Albert Speer. Pero acá en la Argentina este momento maravilloso fue censurado por 678 y así toda la población, cautiva de la impostura kirchnerista, ya no sabe apreciar la belleza.




Beatriz Sarlo: "Yo ayer a la tarde, porque soy una enajenada, porque se puede decir que soy elitista, porque se puede decir todo lo que se quiera de mí., ayer a las dos de la tarde fui a uno de los museos nuevos y con mejor colección de Buenos Aires (sic) a ver una exhibición. Cuando llego a las tres menos veinte de la tarde a ese museo, me encuentro con un cartel que el museo está cerrado desde la dos y media..".



Dice Juan Strocovsky:

Beatriz Sarlo ha devenido en ser una nadadora de alta competencia en tarros de dulce de leche repostero. Ese tipo de declaraciones s√≥lo sirve para preguntarnos qu√© tan inteligente puede llegar a ser una acad√©mica y por ende sus trabajos de investigaci√≥n del pasado, o de c√≥mo una persona que supo elaborar con alg√ļn √©xito cierto an√°lisis de sociolog√≠a literaria y cultural, aunque con ninguna escuela posterior que siguiera sus pasos √°giles, puede decrepitar y advenir en un ser con un discurso dirigido s√≥lo hacia la laceraci√≥n (no digo cr√≠tica, porque parece que ha decidido abdicar de sus lauros como la cr√≠tica n√ļmero 1 de la Argentina) de un gobierno que le causa una urticaria que ni cien potes de crema antial√©rgica podr√≠an evitar tanta sensibilidad epid√©rmica. S√≠, lo de Beatriz Sarlo, es una enfermedad epid√©rmica, quiz√°s sea psoriasis goril√≠stica o algo parecido. Creo que tendr√≠a que volver a la cr√≠tica literaria y abandonar el an√°lisis pol√≠tico: al menos su cr√≠tica era admirada por alguien. No creo que sus an√°lisis pol√≠ticos pervivan m√°s all√° del impacto inicial. Si fuera as√≠, seria de esperar que mejore su carisma medi√°tico con una cara menos fruncida y con alg√ļn manejo de la iron√≠a simp√°tica; al menos acertar√≠a a traslucir que a√ļn conserva algo de su malograda inteligencia.