martes, 31 de enero de 2017

Cristina no descarta ser candidata este a√Īo y piensa en un frente antimacrista muy amplio



El jueves pasado hubo una reuni√≥n en El Calafate. Varios dirigentes del kirchnerismo porte√Īo se encontraron con Cristina en su casa; tambi√©n participaron de la reuni√≥n M√°ximo Kirchner y Carlos Zanini. Los visitantes eran V√≠ctor Santa Mar√≠a, Juan Cabandi√©, Mariano Recalde, Daniel Filmus, Gabriela Cerruti, Eduardo Vald√©s y Victoria Montenegro.

Seg√ļn Vald√©s, hombre cercano al Papa, gran parte de la reuni√≥n se dedic√≥ a analizar la situaci√≥n internacional desde la victoria de Trump y la manera c√≥mo incidir√° esta situaci√≥n a partir del desacierto del macrismo de alinearse con la candidatura de Hillary Clinton. Vald√©s, en declaraciones al programa El Vermucito del domingo pasado, dijo que este no es el primer desacierto grande en pol√≠tica internacional del marcrismo. El a√Īo pasado en Davos, macri se declar√≥ en favor de David Cameron ante la inminencia del plebiscito brit√°nico por el Brexit. Cameron, al ser derrotado en esa consulta, termin√≥ renunciando. Los alineamientos internacionales que macri dise√Ī√≥ en sus primeros meses de gobierno hoy caducaron totalmente. Vald√©s atribuye ese fracaso no principalmente a la impericia de la canciller Malcorra sino a errores gruesos de la lectura que hizo el propio macri de la pol√≠tica internacional. Estos errores el gobierno los va a pagar caro, ya que la expectativa de inversiones productivas que empujen la econom√≠a nacional, actualmente en recesi√≥n, se desvanecen por haber elegido mal a sus principales aliados. Vald√©s tambi√©n anticip√≥ que en la reuni√≥n con Cristina se habl√≥ de un armado pol√≠tico en CABA, lo que seg√ļn Cristina, no puede desligarse de la construcci√≥n de una coalici√≥n opositora en la provincia de Buenos Aires y tambi√©n de la situaci√≥n en el resto del pa√≠s.

Más tarde en el mismo programa, también habló Daniel Filmus, otro participante de esa reunión, quien hizo algunas precisiones más. Los conductores, Carlos Montero y Néstor Sbariggi le preguntaron si se habló de una posible candidatura de Cristina. Dijo Filmus [Sus declaraciones pueden escucharse a partir del minuto 39 de este recorte del programa El Vermucito]:



"Todos ten√≠amos esa ansiedad pero no es el momento de definirlo, dijo ella. Y por supuesto est√° dispuesta a ocupar el lugar que la coyuntura y el proyecto nacional lo requieran, como siempre lo ha hecho, siempre ha estado a la cabeza del proceso de transformaciones que vivimos en estos a√Īos, pero se dej√≥ claro que no es el momento para definirlo, y me parece que es correcto . Todos ten√≠amos esa curiosidad y todos sab√≠amos cu√°l iba a ser la respuesta. Pero le preguntamos dej√°ndole en claro qu√© es lo que nos interesa a nosotros, que ella encabece el movimiento".

N√©stor Sbariggi, un conocedor muy ducho de la interna peronista/kirchnerista de la provincia, hurg√≥ un poco m√°s en esa posibilidad: "Pero, Daniel, que ella no lo descarte es una fuerte se√Īal pol√≠tica, por m√°s que no confirme [a√ļn] la candidatura".

"No, claro, -dijo Filmus- por eso te digo que como militante ella planteó eso, que iba a estar vinculada al lugar que le corresponda o que quiera el movimiento nacional que ella ocupe. Más que una mirada egoísta de conveniencia personal, es una decisión de lo que el país necesite en ese momento".

Montero pregunt√≥: "¿Cristina habl√≥ tambi√©n de [la construcci√≥n del] Frente Ciudadano para llegar a las elecciones con un buen acompa√Īamiento?".

Filmus: "S√≠, por supuesto, el tema central y el que llev√≥ m√°s tiempo es c√≥mo construir y ampliar el Frente que ella plante√≥ a comienzo de 2016, incluyendo a todos aquellos que est√°n siendo perjudicados por las pol√≠ticas de macri!a partir de diciembre de 2015. Todo aquel que est√© peor tiene un lugar en un Frente que permita un triunfo electoral en 2017, con la idea de que el gobierno advierta que tiene que corregir el rumbo. No seguir provocando esta crisis, que golpea a los m√°s humildes, los que m√°s necesitan, y tambi√©n, a los sectores medios, particularmente en la ciudad de Buenos Aires, ¿no?".

Pregunta de Montero: "Hablando de la ciudad, todos los que estaban ah√≠ eran dirigentes porte√Īos de distintas variantes. ¿C√≥mo se plante√≥ esto?".

"Hablamos - dijo Filmus- de que por primera vez se invirti√≥ la situaci√≥n que vivimos hasta 2015, cuando el gobierno porte√Īo ya era un desastre pero todo era sostenido por un gobierno nacional que mejoraba la situaci√≥n econ√≥mica. Esto hac√≠a que la gente estuviera medianamente bien y entonces no viera lo grave que estaba pasando en la Ciudad. Hoy se van a enfrentar a una elecci√≥n donde los porte√Īos por primera vez han sufrido claramente la coyuntura planteada por el neoliberalismo. Me parece que va a ser una campa√Īa nacionalizada y sin lugar a dudas la pol√≠tica econ√≥mica de ajuste, de apertura a las importaciones, de baja de la capacidad adquisitiva de la gente va a pegar. Ahora, no necesariamente porque no voten a macri van a votar al movimiento nacional y popular. Ah√≠ hay que hacer un trabajo program√°tico, de discusi√≥n y elaboraci√≥n para el futuro, y que esto colabore para la construcci√≥n de este frente enorme que tenemos que hacer".

El resultado de esta reuni√≥n en el sur parece ser bastante distinta del que transmitieron los Capos del Movimiento Evita, P√©rsico y Navarro, quienes hace unos meses instalaron la idea de que Cristina no aceptaba conducir nada y que por ende hab√≠a que emprender una pol√≠tica de alianzas con el massismo primero, y m√°s recientemente con Randazzo. Los del Ev√≠tala la quieren a Cristina retirada, as√≠ lo manifestaba P√©rsico a ¡Clar√≠n!:

"Yo la quiero mucho a Cristina pero tenemos que construir algo nuevo, que vuelva a enamorar. Ella puede formar parte pero..."

"No como como candidata" - se entusiasmaba Pablo Ib√°√Īez, de Clar√≠n.

- "Hoy parece difícil".

Anoche un hiperestimulado Juli√°n Dominguez repet√≠a ante Marcelo Zlotogwiazda el verso de que Cristina dijo que ya no quiere conducir y que el peronismo necesita caras nuevas. Se ve que Domńęnguez, otro promotor de Randazzo, no est√° muy al tanto de lo que piensa Cristina o le atribuye a ella sus propios deseos de dejarla fuera de juego. A la l√≠der de la oposici√≥n con mayor apoyo popular del pa√≠s.

Pero dejando a los ortibas que operan para dividir el movimiento popular, ¿qu√© otras pistas hay del armado pol√≠tico de un frente antimacrista propiciado por Cristina? V√≠ctor Santamar√≠a, otro de los participantes de la reuni√≥n en Calafate, adem√°s de titular del PJ porte√Īo y due√Īo de P√°gina 12, hace trascender alguna pista en su propio diario:




"Filmus y Santa Mar√≠a [estuvieron] el jueves en Santa Cruz. All√≠ compartieron mesa con otros dirigentes porte√Īos como Eduardo Vald√©s, Mariano Recalde, Juan Cabandi√©, Gabriela Cerruti, Victoria Montenegro. Cristina Kirchner, obviamente, los recibi√≥ junto a su hijo M√°ximo y con Carlos Zannini. 

[Y, en otro tramo, resalta la nota del diario de Santa María, de primera mano]: La noticia es que CFK no descartó ser candidata en octubre, aunque insistió en la necesidad de un armado amplio en el que ingresen todos los afectados por las políticas del macrismo. Justo ayer, el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández se convirtió en el primer dirigente del Frente Renovador en anunciar que trabajará para una alianza del kirchnerismo y el massismo en la Ciudad".

Da la impresión de que Santa María tiene una versión de las ideas actuales de Cristina más directa y más reciente que el precandidato a vicegobernador por la provincia Julián Dominguez, derrotado en las PASO de agosto.

La pol√≠tica online, un portal cercano al gobierno de derecha, agrega otra perspectiva de la amplitud de ese Frente porte√Īo: "Cristina acepta llevar al legislador del Papa en la lista porte√Īa. Desde el entorno de Gustavo Vera, confirmaron a LPO que "Cristina dio el ok" para que integre la lista del FPV". Considerando que en la reuni√≥n de Calafate estaba Eduardo Vald√©s, las versiones de fuentes distintas, con excepci√≥n del hiper estimulado Domńęnguez, parecen apuntar a la idea de que Cristina propicia un frente muy amplio.

La política online agrega otros posibles aliados, dichos que atribuye al propio Gustavo Vera:

“Me parece que es la hora de que exista un gran frente popular progresista” asever√≥ Vera en una entrevista esta ma√Īana. El presidente del bloque Bien Com√ļn deber√° renovar su banca en la Legislatura porte√Īa en las pr√≥ximas elecciones.

En esa l√≠nea, el titular de La Alameda plante√≥ que ese bloque lo integrar√≠a con “compa√Īeros que hayan demostrado coherencia entre su hacer y su decir”, entre ellos incluy√≥ a Gabriel Fuks, Victor Santa Mar√≠a, Eduardo Vald√©s y Mariano Recalde.

Adem√°s pens√≥ para esa lista a Jorge Taiana, “Pino” Solana, Rub√©n Giustiniani y H√©ctor Polino con quienes ya se hab√≠a reunido en agosto para comenzar a darle forma a una posible alianza de centroizquierda para competir este a√Īo".

Por parte nuestra, no sabemos si todos estos nombres podrían estar en un Frente, pero la idea concuerda con los dos puntos que yo postulé como necesarios para encarar una política frentista. Decíamos el miércoles pasado :

No pasa, creo, por ser o no ser peronistas, ni por reconocer o no el liderazgo de Cristina. Los límites que me parecen innegociables:

1) Hay una incompatibilidad terminante con los que apoyan la prisión preventiva de Milagro Sala. Eso es algo que no puede negociarse. El que apoya eso es el adversario, alguien que se instala del otro lado del estado de derecho, rumbo a un terrorismo de estado. No es Milagro por sí misma -aun con todo lo que de ella podemos reivindicar. Es la dirección hacia la cual se orienta un régimen antipopular y antidemocrático lo que nos hace incompatibles. Todo aquel que se declara expresamente en contra de la prisión preventiva de Milagro es un posible aliado.

2) La flexibilizaci√≥n laboral: no se puede hacer un frente con el que propone siquiera analizar, con devaneos ret√≥ricos y par√°frasis opacas, cualquier reformulaci√≥n de los derechos sociales que los trabajadores argentinos fueron conquistando desde 1945, el debilitamiento de los convenios colectivos, la disminuci√≥n de los aportes patronales, la volatilidad de los empleos, la flexibilizaci√≥n de despidos, la promoci√≥n de pasant√≠as, el llamado "empleo joven" y otras formas m√°s o menos soterradas de precarizaci√≥n del trabajo. Formas encubiertas por las que el r√©gimen quiere "insertarnos en el mundo" del empleo basura. El que dice que se pueden analizar estas propuestas es el adversario y con ese no hay frente posible.

lunes, 30 de enero de 2017

En busca de la melodía perfecta

La otra radio, para escuchar clickeando ac√° 



La m√°s convencional teor√≠a de la m√ļsica dice que tres son sus elementos: armon√≠a, ritmo y melod√≠a. Yo podr√≠a acotar que la m√ļsica es el arte de la escucha, ya que es ah√≠ donde se desvela el mundo en su ser ac√ļstico. El mundo suena y la m√ļsica nos lo dice.

Probablemente el goce m√°s hermoso que d√© la escucha musical sea descubrir la organizaci√≥n temporal del ritmo y la arquitectura (casi) espacial de las armon√≠as. Eso solo aparece cuando uno se detiene a escuchar, demorando el fluir de los instantes: el que escucha las formas r√≠tmicas y las estructuras arm√≥nicas de una canci√≥n logra acceder a la densidad del tiempo, lo dilata de una manera que solo la m√ļsica consigue. La m√ļsica desaf√≠a al imperio imbatible del tiempo.

La melodía es lo primero que cualquiera escucha, lo que todos pueden percibir inmediatamente. Uno enseguida puede silbar: eso se debe a que la melodía es lo que está más al alcance.

Sin embargo, para mí hay un misterio inefable en la melodía que la facilidad con la que la percibimos no nos permite detectar. La melodía es lo más difícil. Ritmo y armonía son formas de organización matemáticas: hay miles, millones de canciones que comparten una misma secuencia de acordes y un ritmo determinado: son efectos de la subdivisión del continuo temporal y del apilamiento de determinadas distancias tonales. Ritmo y armonía son coordenadas cartesianas, la x y la y de toda canción.

La melod√≠a, en cambio, es, me parece, un aut√©ntico misterio. Un dibujo irregular, el resultado del desfasaje permanente del pulso r√≠timico. La m√ļsica avanza o se vuelve, se demora o se apura, enlaza r√°pido una serie de puntos microsc√≥picos, vacila entre dos recorridos posibles, cae vertical en su propio lugar o se desv√≠a en una direcci√≥n inesperada, se anticipa, va anunciando la nota que todav√≠a no son√≥ y que quiz√°s no llegue a sonar nunca.

La melod√≠a es hermosa cuando es impensable. Los grandes m√ļsicos son los que se encuentran esos trayectos fr√°giles e inciertos que, una vez escuchados, ya parecen inevitables. Pero nunca antes.

Una canci√≥n nos conmueve aunque no entendamos una sola palabra del idioma en que est√° escrita: es por la melod√≠a. ¿Qu√© es lo que comprendemos ah√≠ donde no entendemos?

Al mismo tiempo, cada melod√≠a es una posibilidad del aire que cada vez que alguien la canta vuelve a rasgar con su garganta: escuchen a Spinetta recorriendo el camino sutil de Miguel Abuelo en "Mariposas de madera", esc√ļchenlo tomar por un atajo spinetteano e ir a parar a un lugar inaudito.

En el programa de anoche de La otra.-radio nos propusimos, algo al antojo, la busca de la melod√≠a perfecta. No es que haya solo una melod√≠a perfecta: su n√ļmero podr√≠a ser infinito, pero la perfecci√≥n de una nunca va en desmedro de las otras. Creo que varias de las canciones que escuchamos esta noche en la radio rozan ese misterio de la perfecci√≥n.


C√≥mo no morir cada vez que escucho a Amy Winehouse cantar "To know him is to love him", que Phil Spector compuso frente a la tumba de su padre. C√≥mo no caer bajo el agobio de la nada cuando la Negra Sosa y Mar√≠a Gra√Īa cantan

He llegado hasta tu casa
yo no sé cómo he podido
si me han dicho que no est√°s
que ya nunca volver√°s
si me han dicho que te has ido...

Escuché esta canción cientos de veces desde que era chico. Su melodía avanza hacia una melancolía majestuosa, que al final logra una forma dela tristeza que nos ampara de todo. Nunca supe hasta anoche quiénes habían compuesto esta joya: José Dames y Horacio Sanguinetti. Alito Aep, un oyente atento, me esclarece:

"Jos√© Dames fue un gran bandoneonista de la √©poca del tango cl√°sico y un importante compositor, para m√≠, uno de los m√°s grandes. El m√°s famoso de sus tangos es Fuimos, con letra de Manzi, pero tiene much√≠simos que son muy conocidos aunque no para el gran p√ļblico. Como instrumentista, toc√≥ en muchas orquestas importantes, tambi√©n en d√ļos y tr√≠os. Horacio Sanguinetti tambi√©n fue un muy importante letrista del tango cl√°sico: Tristeza marina, Arlette...".



En el programa tambi√©n hablamos del libro High Hitler, del ¿peronismo? de Donald Trump, de la hermosa experiencia que viene siendo el ciclo de cine Los cines posibles, de la pel√≠cula del s√°bado que viene: Morrer como um homem. Y del embole que me com√≠ cuando fui a ver Lalaland. El programa completo se descarga ac√°.


domingo, 29 de enero de 2017

Sala Lugones: la humillación del gobierno macrista hacia la cultura


Comunicado de la p√°gina de facebook Reabran la Lugones.

Nuestra querida Sala Lugones dejó de funcionar normalmente en noviembre de 2013. Los anuncios indicaban que los arreglos insumirían unos meses y que, en marzo de 2014 se produciría la reapertura.

Como se ha encargado de informar esta página, la reapertura se produjo recién en marzo de 2015, con el hermoso ciclo "Seijun Suzuki: el regreso de un rebelde". El regreso de la sala no fue tan hermoso: más allá de la posterior lucha por lograr el ansiado DCP, los ascensores y aire acondicionado no funcionaban, las funciones se suspendían sobre la marcha sin que nadie se hiciera cargo y muchos otros etcéteras.

Cuesti√≥n que en diciembre de 2015: ¡otra vez sopa! La sala nuevamente cerrada, m√°s all√° de alg√ļn ciclo paliativo en el Centro Cultural General San Mart√≠n (que no tiene DCP, con lo que las proyecciones -excepci√≥n, por ejemplo, de los geniales f√≠lmicos de Imamura- han sido mayoritariamente en Blu-ray).

Se dijo que la Lugones reabrir√≠a en julio de 2016. Luego en diciembre de ese a√Īo. La fecha que ahora se baraja es marzo de 2017. Envalentonados profieren: "¡El San Mart√≠n reabre c√≥mo sea!". Por favor: queremos que reabra pero no como sea. Ser√≠an 40 meses de obras... ¡Es inaceptable que abra como sea!

Habr√° que estar atentos y exigir una apertura en condiciones, para no seguir transitando este camino ad infinitum (obras nulas o incompletas-reclamo del p√ļblico-reapertura-cierre-anuncio de obras-obras nulas o incompletas-reclamo del p√ļblico-reapertura-cierre, y as√≠).

Acá (y por las vías que haga faltas, administrativas o judiciales) la seguiremos.

Los mantenemos informados y agradecemos todo lo que se pueda ayudar.

Clickeando acá les contamos cómo empezó todo.

viernes, 27 de enero de 2017

Trump: el otro antagónico en la propia alcoba


por Lidia Ferrari

Interesante cambio se produce a partir de la asunci√≥n de Trump a la presidencia de USA. Una respuesta anti-Trump se desencaden√≥ inmediatamente en el pa√≠s del norte. Hay muchos en su contra, ciertamente de diversa extracci√≥n de clase e intereses. Su asunci√≥n ha logrado que los estadounidenses vuelvan a salir a las calles por las defensas de las libertades y derechos civiles con inusitado fervor (a√ļn antes de que la maquinaria de Trump se ponga en marcha).

Como dice Jorge Alem√°n quiz√° con el acceso de Trump a la Casablanca “se empieza a consumar definitivamente la incompatibilidad entre la Democracia y el Capitalismo”, y se pueda prever el desastre que puede conllevar consigo. Pero tambi√©n hay un aspecto menos previsible que puede provenir de lo que suceda al interior de USA, en tanto parece haberse desatado un antagonismo en la misma sociedad estadounidense. Desde las filas de Trump se ha construido un Otro antag√≥nico, conformado por muchos de los mismos estadounidenses (inmigrantes, negros, hispanos, etc.). Del lado del anti-trumpismo (no s√© c√≥mo llamarlo) el otro antag√≥nico es el mismo Trump y sus pol√≠ticas, que se vuelve el Otro agresor para una parte importante de la sociedad estadounidense. Hasta ayer nom√°s, los enemigos de Usa eran las “dictaduras” que siempre eran ajenas y lejanas mientras USA era el baluarte mundial de la democracia. Desde el comunismo sovi√©tico, el nazismo, los japoneses de Pearl Harbor, la guerra fr√≠a con el bloque oriental, Vietnam y Corea, la Cuba de Fidel, luego las dictaduras sanguinarias de Medio Oriente, la Rusia de Putin, siempre hab√≠a un enemigo exterior que cerraba sus fronteras y compactaba su interior. Hoy parece que el dictador que amenaza (de acuerdo a c√≥mo lo ven muchos de los mismos estadounidenses que identifican a Trump como un nuevo F√ľhrer, no desde mi apreciaci√≥n personal) tambi√©n puede estar adentro.

Con el ascenso de Trump, a trav√©s del America First (si bien no hemos conocido nunca la existencia de un America Second), sus fronteras se cierran al tiempo que se contruye un enemigo interno. A partir de esta potencial cerraz√≥n propuesta, algunos no s√≥lo quieren escapar del pa√≠s sino que muchos est√°n dispuestos a enfrentar a la pol√≠tica de Trump. Algo me parece que se est√° moviendo en el pa√≠s del Norte, ya que el Otro agresor que siempre sostuvo a USA (pero en el exterior) ahora tambi√©n est√° en su interior. Esa lucha interna podr√≠a ser el retorno de lo reprimido de las guerras de secesi√≥n, que no casualmente ten√≠an al racismo y a la exclusi√≥n como uno de sus principales motores. Quiz√° un s√≠ntoma que muestra c√≥mo las guerras fundacionales de un pa√≠s pueden llegar a mantener un n√ļcleo que no ha sido resuelto.

Es cierto que en el 2001 con el atentado a las Torres Gemelas, Estados unidos vivió por primera vez una agresión en su propio territorio, cuando sus guerras siempre se han desplegado más allá de sus confines. Pero fue un atentado producido por un enemigo exterior (en la versión que conocemos).

Ahora la pelea con el Otro agresor parece que se ha vuelto al interior de la misma sociedad estadounidense. Trump quiere una America First unida (con muchos excluidos) y las voces que se alzan en contra también son muchas. En este sentido los estadounidenses, a partir de Trump, parece que van a dormir con el enemigo en su propia alcoba.

jueves, 26 de enero de 2017

Cementerio de esplendor

Los cines posibles IV. Este s√°bado a las 19:30 PUNTUAL en Red Colegiales. Alvarez Thomas 1093


Dijo Jos√© Miccio cuando la vio en el 30° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata:

Cemetery of Splendour es una pel√≠cula tan hermosa como su t√≠tulo en ingl√©s. Parece dif√≠cil no estropearla con lugares comunes. Que se reconoce a su director en cada plano. Que est√° m√°s cerca de Syndrome and a Century que de Uncle Boonmee. Que pasa el tiempo y contin√ļa proyect√°ndose en nuestra memoria.

Pero bueno.

La lenta construcci√≥n de un espacio propio del cine es la tarea a la que se entrega Apichatpong (Api) con mayor esmero. Poco a poco, sin levantar nunca la voz, sus planos de vocaci√≥n realista terminan reuni√©ndose en una superficie completamente nueva, como salida de un sue√Īo. Por algo Cemetery of Splendour trata de lo que trata. En un hospital que fue escuela y mucho antes cementerio de reyes, unos soldados duermen, afectados por una misteriosa enfermedad que les impide despertarse o mantenerse conscientes durante mucho tiempo. Puede que la causa sean esos reyes antiguos, que necesitan su energ√≠a para continuar librando sus batallas en la dimensi√≥n que les es propia. O puede que se trate de un raro problema org√°nico. No hay una versi√≥n privilegiada pero tampoco incertidumbre. Incluso es posible pensar en una alegor√≠a: referencias m√°s o menos indirectas al r√©gimen militar que gobierna Tailandia. Cemetery of Splendour es muchas cosas a la vez. Un tapiz en el que se distribuyen (sin armon√≠as declamadas pero tambi√©n sin conflictos) lo real y lo maravilloso, Oriente y Occidente, sue√Īo y vigilia, presente y pasado, tradiciones antiguas y tecnolog√≠as de √ļltima generaci√≥n. [El comentario se puede leer completo ac√°]

***


La pregunta ¿qu√© es el cine? no promete, ni espera, ni pide el "concepto" de cine.

- Hablamos de los cines posibles, no a partir de especulaciones, ni delimitaciones prematuras y amarretas. "Los cines posibles" es como decir: ¡cu√°ntos cines son posibles!

Hay un cine posible obrando fuera de campo, en cada secuencia de Hitchcock, Kiarostami, Tarantino, Murnau, Mograbi, Apichatpong, Scheffner, Rodrigues, Welles, Visconti, Carpenter, Fassbinder. Obviamente la lista podría seguir, pero nos detenemos ahí, para transitar durante 12 semanas.

La lista de los directores puede parecer antojadiza. Sin embargo, hay un criterio: tratar de abarcar un rango muy amplio en 12 t√≠tulos. En √©pocas: desde 1927 hasta 2015, desde Hollywood hasta Tailandia, pasando por Sicilia, Alemania, Israel, Portugal, un iran√≠ en Jap√≥n, etc. Narraci√≥n lineal, laber√≠ntica, renuencia a narrar, imposibilidad de narrar. Alucinaci√≥n o registro de lo real. Intervenci√≥n chocante en la coyuntura o ilusionismo. El cine puede ser todo esto. ¿Qu√© es el cine? Se lo preguntaremos a cada pel√≠cula, de a una por s√°bado.

miércoles, 25 de enero de 2017

Miserias propias: los peronistas que votaron por Arribas en la AFI


Para comprender la naturaleza del régimen violador del estado jurídico que hoy detenta el poder en Argentina no basta con putear a macri cada día. La trama es más compleja.

Gustavo Arribas es el titular de la AFI nombrado por macri. Est√° imputado por una causa de maniobras financieras ilegales conocida en Brasil como Lava Jato. Desde hace d√©cadas se lo identifica por el cobro de coimas en la venta millonaria de jugadores de f√ļtbol. Hasta Clar√≠n lo denunci√≥. Roberto Dig√≥n, quien fue vicepresidente de Boca, dice que Arribas es testaferro de macri.

El domingo pasado Eduardo van der Kooy le atribuye a macri una frase temeraria que confirma las más oscuras presunciones: "'Si lo atacan a Gustavo, me atacan a mi'. Esa frase circula como un reguero en el poder macrista" escribió van der Kooy.

Esta semana Arribas volv√≠a de sus vacaciones y se esperaba su regreso para que d√© la cara ante las graves denuncias de corrupci√≥n en su contra. Justo ese d√≠a, Luis Majul, el operador medi√°tico vinculado a los services macristas, difunde la escucha ilegal de una conversaci√≥n entre Cristina y Oscar Parrilli. Opereta desdichada porque el √ļnico delito que prueba es la ilegitimidad de la escucha de una conversaci√≥n privada no vinculada con ninguna investigaci√≥n judicial, su filtraci√≥n irregular y su difusi√≥n mafiosa. Por supuesto, los responsables de la escucha son, en primer lugar, Arribas -que la grab√≥ y presumiblemente orden√≥ difundirla el d√≠a que volv√≠a al pa√≠s-; y Ricardo Lorenzetti, bajo cuyo jurisdicci√≥n quedaron las escuchas por decisi√≥n de macri ni bien asumi√≥.

Pero esto no termina ac√°: el pliego de Arribas al frente de la AFI fue aprobado en el senado el a√Īo pasado, a pesar de que su fama de coimero y testaferro de macri se conoc√≠an hace mucho.

Acá viene lo interesante: quienes votaron en contra de la designación de Arribas fueron la senadora rionegrina de la Coalición Cívica Magdalena Odarda, Jaime Linares del GEN, y Pino Solanas de Proyecto Sur.

En cambio estos senadores del FPV votaron a favor de la designaci√≥n de Arribas: Jos√© Alperovich, Beatriz Mirkin, Miguel Angel Pichetto, Rodolfo Urtubey, Gerardo Zamora, Ada It√ļrrez de Cappellini, Jos√© Mayans, Dalmacio Mera, Walter Barrionuevo, Jos√© Ojeda, Omar Perotti, In√©s Blas, Carlos “Camau” Esp√≠nola, Pedro Guastavino, Sigrid Kunath, Juan Manuel Irraz√°bal, Graciela De la Rosa y Julio C√©sar Catal√°n Magni.

Los senadores del FPV que se abstuvieron son Ana Almirón, Virginia García, María Ester Labado, Anabel Fernández Sagasti, María Inés Pilatti, Liliana Fellner, Mirtha Teresita Luna, Hilda Aguirre, Juan Manuel Abal Medina, Silvina García Larraburu, Ruperto Godoy, Eduardo Aguilar, Juan Mario País, María Sacnun, Marina Riofrío y Nancy González.

Como se suele decir: "es más complejo". Si votaste a alguno de estos senadores, les podés pedir explicaciones. Y la próxima vez que votes, fijate si están en la boleta.

Lo innegociable

Construcción de un frente popular y democrático


Por estos d√≠as participo de muchas conversaciones, debates e incluso peleas entre los que queremos derrotar pol√≠ticamente a este nefasto r√©gimen que intenta desandar la historia argentina hacia la d√©cada infame, por m√°s que quieran presentarla como una derecha "nueva". 

Un tema que persiste en nuestras discusiones es por d√≥nde pasa el l√≠mite posible de las alianzas para construir un frente nacional y popular.  Se me ocurren dos puntos que podr√≠an funcionar como parteaguas. 

No pasa, creo, por ser o no ser peronistas, ni por reconocer o no el liderazgo de Cristina. Los l√≠mites que me parecen innegociables: 

1) Hay una incompatibilidad terminante con los que apoyan la prisi√≥n preventiva de Milagro Sala. Eso es algo que no puede negociarse. El que apoya eso es el adversario, alguien que se instala del otro lado del estado de derecho, rumbo a un terrorismo de estado. No es Milagro por s√≠ misma -aun con todo lo que de ella podemos reivindicar. Es la direcci√≥n hacia la cual se orienta un r√©gimen antipopular y antidemocr√°tico lo que nos hace incompatibles. Todo aquel que se declara expresamente en contra de la prisi√≥n preventiva de Milagro es un posible aliado. 


2) La flexibilización laboral: no se puede hacer un frente con el que propone siquiera analizar, con devaneos retóricos y paráfrasis opacas, cualquier reformulación de los derechos sociales que los trabajadores argentinos fueron conquistando desde 1945, el debilitamiento de los convenios colectivos, la disminución de los aportes patronales, la volatilidad de los empleos, la flexibilización de despidos, la promoción de pasantías, el llamado "empleo joven" y otras formas más o menos soterradas de precarización del trabajo. Formas encubiertas por las que el régimen quiere "insertarnos en el mundo" del empleo basura. El que dice que se pueden analizar estas propuestas es el adversario y con ese no hay frente posible.

Es un programa mínimo que orienta la reconstrucción de una coalición social que frene la restauración del orden conservador que estamos vivendo.

martes, 24 de enero de 2017

Escenas de violencia social en la Costa


por Pata Durruti

El s√°bado en La Lucila del Mar, la tierra donde existe una calle que se llama fiscal Alberto Nisman, un hombre joven que quiso estacionar su lujoso autom√≥vil en doble raya amarilla, parada de colectivo (que ac√° tarda una hora) me dijo, entre otras beldades, "vieja trola", "vieja puta", me grit√≥ que no le toque el auto ni me acerque a √©l, que no ose hablar con su mujer, la que tambi√©n me puteaba, etc, etc, etc. Todo eso porque yo estaba parada donde el quer√≠a meter su auto. Imposible cualquier di√°logo. ¿El amor vence al odio?

Tambi√©n hay gente buena y razonable en el Partido de la Costa. El churrero, que el a√Īo pasado estaba muy contento de haber votado a MM, ahora dice que a veces no duerme porque tiene que laburar mucho y consigui√≥ un puesto de sereno en San Bernardo. De d√≠a vende churrooo y de noche cuida un lugar. Va entendiendo como viene la mano para el laburante con estos monos.

Todxs estamos en situacion de vulnerabilidad. Se me ocurre que voy a elaborar un protocolo de actuación callejera, para no tener que improvisar cada vez. Estos hdp andan empoderados y pasa cosas como lo de Mar del Plata, ciudad habitada por patotas nazis si las hay. Fue así: en una casa de comidas rápidas, los patovicas cagaron a palos a un hombre joven que se acercó a recoger sobras de comida. Solo uno de cada diez comensales reacciono. El resto siguió comiendo como si nada, mientras algunos querían defenderlo de las patadas.

Digo establecer un protocolo para no salir lastimados nosotros tambi√©n. En el caso de La Lucila, de no haber sido yo una mujer grande, imaginen los insultos que me habr√≠a ganado si hubiera sido negra, india, de aspecto humilde, gorda, muy flaca, con bast√≥n, con sindrome de down, muy viejita, etc. Si no hubiera sido nada de esto, si  yo fuera una mina rubia, 90 60 90, bella seg√ļn los c√°nones de belleza establecidos, tal vez el insulto habr√≠a sido "cheta del orto, correte". El psic√≥pata social siempre va a encontrar el ep√≠teto adecuado para descalificarnos y pretender imponer sus necesidades ego√≠stas sobre los derechos de los otros. Como muchos de nosotros nos metemos a ayudar al m√°s d√©bil, urge ese protocolo, adem√°s de llevar medio ladrillo en la cartera, para revolear en leg√≠tima defensa. O si no, en el mejor de los casos, luchar mucho para volvernos mejores.

lunes, 23 de enero de 2017

Historia de la solución final e historias sin solución ni finalfinal

El libro de Daniel Rafecas sobre las etapas que llevaron al exterminio de los judíos europeos: La otra.-radio, para escuchar acá


El libro del Juez Daniel Rafecas aparecido en 2012, sobre la mutaci√≥n desde un estado de derecho hacia un estado genocida durante la Alemania nazi, empieza citando las √ļltimas palabras de Sim√≥n Dubnov, un historiador jud√≠o que antes que lo fusilen por la espalda, en el Gueto de Riga (Estonia), dijo: “Schreibt un farschreibt!” [“Escriban y registren”]. Y termina diciendo:  “A menudo los perpetradores transmit√≠an a los cautivos jud√≠os esa perversa estrategia de ocultamiento e impunidad; es muy frecuente leer en las cr√≥nicas y biograf√≠as de sobrevivientes de la Sho√° las soberbias y desafiantes arengas de los captores: nadie quedar√≠a entre las v√≠ctimas para contar lo sucedido, y aun cuando alguien escapara al exterminio, ¿qui√©n le creer√≠a a un jud√≠o pobre, privado de familia, amistades y comunidad, frente a la “verdad” monol√≠tica del nazismo victorioso?".

Rafecas analiza c√≥mo fue gest√°ndose la "soluci√≥n final", el exterminio sistem√°ticamente planificado y ejecutado por el estado del Tercer Reich. No se trat√≥ solamente de un pu√Īado de fan√°ticos antisemitas encabezados por Adolfo Hitler. Adem√°s exist√≠an los hombres grises; los bur√≥cratas como Adolf Eichman, que intentaban cumplir las √≥rdenes de sus jefes a rajatablas. Tambi√©n existi√≥ una sociedad que hac√≠a o√≠dos sordos sobre lo que pasaba. Y hay una responsabilidad de la comunidad internacional que asisiti√≥ al avance del plan criminal a lo largo de varios a√Īos. 

El genocidio fue cometido por hombres civilizados que utilizaron para esto los √ļltimos avances de ciencia y tecnolog√≠a. 

Me pregunto por qu√© el autor dicidi√≥ escribir sobre el Holocausto en la Argentina actual. ¿Qu√© quiere que pensemos y qu√© tendr√° que ver con nosotros? ¿En qu√© nos podr√≠amos parecer a los nazis? ¿Esto es s√≥lo producto de unas circunstancias hist√≥ricas irrepetibles o esta singularidad expresa un s√≠ntoma de la civilizaci√≥ mundial?

Una vez, no hace mucho, le√≠ un texto en la revista Parte de Guerra (1999)que se llamaba Hitler y nosotros, ¿tendr√° que ver con nosotros?

Alejandro Brain

Para verla m√°s grande, clicke√° sobre la imagen

Toda comparaci√≥n hist√≥rica con el nazismo siempre va a sonar excesiva, dada la magnitud de los cr√≠menes concretados ah√≠. Pero las condiciones de posibilidad de los campos de exterminio se ligan con una trama de relaciones de poder y de saber, tecnolog√≠as, sistemas pol√≠ticos y jur√≠dicos, suave naturalizaci√≥n cotidiana del crimen de estado y la violencia sist√©mica, opresiones invisibilizadas, maquinaciones, eficiencias e indiferencias que preceden, exceden y subsisten al hecho singular e irrepetible. A lo mejor no habr√° otro Hitler, pero el lento desliz de una sociedad hacia la negaci√≥n del estado de derecho, el consentimiento blando ante esos microsc√≥picos deslices diarios, semanales, mensuales, el alimento de las xenofobias y de cualquier otra fobia colectiva, el dejar hacer, el mirar para otro lado cuando a un sector social se le lesiona su dignidad, la ofensa in crescendo, el ingenio lesivo de un estado contra una clase, contra una etnia, contra una condici√≥n particular, la instrumentaci√≥n del resentimiento que segrega el trabajo alienado y las frustraciones masivas, nada de eso fue derrotado junto con el suicidio de Hitler ni con la rendici√≥n de las fuerzas nazis. 

Eso sigue operando hoy entre nosotros, en el mundo de los vencedores. Estamos de un lado o de otro de esa m√°quina trituradora, incluso de un lado y de otro al mismo tiempo.

Oscar Cuervo

En La otra.-radio de anoche, adem√°s de hablar de este tema, escuchamos algunas nuevas canciones de Devendr√° Banhart y The Magnetic Fields.

Y, no casualmente, hablamos de Jujuy.

Y de la indolencia del triunvirato cegetista ante el avance de la flexibilizaci√≥n laboral. ¡Esto s√≠ que es Argentina! 

El programa completo se descarga desde ac√°.

domingo, 22 de enero de 2017

La flexibilización laboral y Schmid, el opaco: "Hay una serie de formulaciones que seguramente se van a empezar a discutir, alrededor de donde por supuesto se abren interrogantes que habrá que ver cómo se despejan..."

La jerga incomprensible de la burocracia entreguista


¿Qu√© carajo dice Juan Carlos Schmid sobre el proyecto de flexibilizaci√≥n laboral que el macrismo est√° logrando imponer en la agenda de discusi√≥n pol√≠tico-sindical?

Schmid es el "ala izquierda", por as√≠ decirlo, de la actual conducci√≥n tripartita de la CGT. Al lado de √©l est√°n H√©ctor Daer (es decir, Massa) -el que pidi√≥ perd√≥n en TN por el paro de transportes que se hizo el 18 de diciembre- y Carlos Acu√Īa (es decir, Barrionuevo). Hay quienes le ponen fichas a Schmid, sucesor del moyanismo, como garante de una posici√≥n de defensa de los intereses del movimiento obrero organizado. Schmid es l√≠der del Sindicato de Dragado y Balizamiento en una direcci√≥n cegetista donde no hay representantes de gremios industriales.

El jueves 19 el triunvirato se reunió con el ministro de trabajo Jorge Triaca y el vicejefe del gabinete Mario Quintana para hablar de la flexibilización laboral que impulsa el gobierno. Quintana llevó a la reunión un pliego de propuestas: la Ley de Primer Empleo, el blanqueo laboral de trabajadores no registrados con una rebaja de los aportes patronales, el relanzamiento de las pasantías y una nueva reforma de la ley de ART que el Gobierno se propone modificar por decreto.

"Vinimos a escuchar" dijo Schmid. En la reuni√≥n acordaron volver a juntar la Mesa de Di√°logo para la Producci√≥n y el Trabajo, integrada por las c√°maras empresarias, el gobierno y la CGT. En la anterior reuni√≥n de la Mesa de Di√°logo, en noviembre pasado,  se lleg√≥ a un "compromiso" (?) para frenar los despidos y suspensiones hasta el mes de abril pr√≥ximo, algo que, como es p√ļblico y notorio, ni empresarios ni gobierno cumplieron.


"En 2017 vamos a estar mejor", les hab√≠a dicho el jefe de gabinete Marcos Pe√Īa en noviembre. La memoria de Schmid no puede ser tan fr√°gil como para haberse olvidado de lo pactado en la anterior reuni√≥n. Sin embargo, "vinimos a escuchar". En mayo del a√Īo pasado, luego de vetar la ley antidespidos, macri hab√≠a firmado un papel con 200 empresarios (no se supo nunca qui√©nes firmaron) que se compromet√≠an "simb√≥licamente" a "no reducir los planteles de empleados durante los pr√≥ximos 90 d√≠as". Compromiso simb√≥lico que no se cumpli√≥. Un hombre de la trayectoria sindical de Schmid no puede haber borrado de su memoria ninguno de estos antecedentes. Pero este jueves "vinimos a escuchar".

La flexibilización laboral ya empezó para los trabajadores petroleros de Vaca Muerta. En ese caso, los empresarios del sector consideraron esta reforma necesaria "ya que la explotación de los recursos no convencionales acarrean más costos que los tradicionales". Los trabajadores cedieron beneficios para atraer inversiones y conservar así el empleo.

Pero la agenda flexibilizadora no se agota ahí: en el Foro Económico Mundial de Davos, el ministro de Producción Francisco Cabrera anticipó que el gobierno buscará extender el acuerdo laboral de Vaca Muerta hacia el sector metalmecánico. "Queremos hacer un acuerdo global donde ya estén claramente tranquilos inversores, trabajadores y los consumidores sobre hacia dónde va la industria" dijo Cabrera a la radio Cadena 3.

El lenguaje del gobierno es trasparente y cada declaraci√≥n al respecto apenas antecede a un avance en el terreno de la flexibilizaci√≥n, es decir: a un retroceso de los derechos de los trabajadores, con la incierta excusa de las inversiones productivas que ya van a venir. La inmediata concreci√≥n de los prop√≥sitos oficiales en materia de precarizaci√≥n del trabajo contrasta con la postergaci√≥n indefinida de la creaci√≥n de empleos y la multiplicaci√≥n cotidiana de despidos y suspensiones. Cuando Schmid va a escuchar la propuesta de Triaca, ¿no sabe lo que est√° pasando?

Hace un par de d√≠as, los periodistas de un programa de Radio Splendid llamaron a Schmid para preguntarle por su reuni√≥n con el gobierno y la mentada flexibilizaci√≥n. √Čl dijo:

"Creo que hay que precisar el t√≠tulo, porque "reformas laborales" han sonado siempre perjudiciales para el inter√©s de los que est√°n en relaci√≥n de dependencia y dem√°s. [En cambio] estamos discutiendo simplemente el n√ļcleo de informalidad que hay en la Argentina, donde hay m√°s de... alrededor de cuatro millones de personas, y ver c√≥mo se puede ir incorporando ese trabajo que est√° en la econom√≠a opaca al sector formal, con registros. Y ah√≠ hay una serie de formulaciones que seguramente se van a empezar a discutir, alrededor de donde por supuesto se abren interrogantes que habr√° que ver c√≥mo se despejan acerca de los fondos para la seguridad social, los aportes en las contribuciones, cu√°les son las condiciones de los que ir√≠an a ingresar al mercado de trabajo y c√≥mo los actuales planes de asistencialismo se van transfiriendo desde lo asistencial al trabajo registrado, etc√©tera. De manera que estamos discutiendo eso, no estamos discutiendo sobre los actuales convenios colectivos de trabajo que rigen cada una de las actividades que representan la CGT".

¿Qu√© dice exactamente Schmid? Habla de la "econom√≠a opaca" pero lo verdaderamente opaco es su l√©xico. ¿Con qu√© par√°frasis se puede sostener en su opacidad discursiva la blanda resignaci√≥n ante un avance del neoliberalismo por la p√©rdida de los derechos de los trabajadores (jornada laboral, paritarias, aguinaldo y vacaciones, cobertura social, aportes jubilatorios, indemnizaci√≥n, entre otros), paralela a los despidos y la baja del poder adquisitvo de los salarios?

Cuando en el mismo programa se le pregunta a Schmid por el prop√≥sito oficial de negociar paritarias alrededor del 17%, Schmid desestima esas intenciones. "El a√Īo anterior tambi√©n se hab√≠a anunciado una determinada referencia en cuanto a la inflaci√≥n y, finalmente, la discusi√≥n termin√≥ bien. Es un cl√°sico. Cada principio de a√Īo aparece el folclore sobre en cu√°nto van a cerrar las paritarias". En realidad, a comienzos del a√Īo pasado el entonces ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay proyect√≥ una inflaci√≥n de entre el 20 y el 25 %, y amenaz√≥: "Cada gremio sabr√° hasta qu√© punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos". La inflaci√≥n termin√≥ siendo del 40,3%, la m√°s alta desde 2002. El promedio de los convenios colectivos anduvo por un incremento de entre 28% y 33%,  (una p√©rdida entre 7 y 12 puntos porcentuales, de acuerdo a la rama de actividad). Eso es para Schmid "terminar bien".

El truco es visible: el gobierno tira al principio un n√ļmero baj√≠simo que sabe que no se va a cumplir, los economistas del establishment generan expectativas un poco por encima de ese n√ļmero, el promedio de los sindicatos negocian en base a esas expectativas y la inflaci√≥n termina desbordando todas las previsiones, con una ca√≠da del salario real. Ahora el jueguito ya empez√≥. El gobierno dice 17, los gur√ļes tiran 20 y tratan de que el sindicalismo se conforme con un 22%.

Al final todo termina bien. 


viernes, 20 de enero de 2017

Kicillof:" Quieren que el trabajador argentino gane un tercio de lo que gana": ¿y la CGT?




Ayer a la tarde, el compa√Īero Gabriel Fern√°ndez anotaba en el Facebook de Radio Gr√°fica/ Se√Īal Medios:

Gr√°ficos Bonaerenses / UOM / CGT / GOBIERNO / KICILLOF. La delegaci√≥n de la Federaci√≥n Gr√°fica Bonaerense se reuni√≥ hace minutos con el ministerio de Trabajo, que no consider√≥ los reclamos ante los despidos en AGR. Est√°n deliberando c√≥mo sigue la pelea. Recordamos que en este momento se realiza un paro general de actividades del sector, as√≠ como un acto de espera ante la cartera laboral.

Simult√°neamente, la CGT encabezada por Juan Carlos Schmidt est√° reunida con el ministro Jorge Triaca. Est√°n debatiendo sobre modificaciones a las condiciones laborales generales en todos los rubros. Se conocieron los datos oficiales sobre despidos: el Indec inform√≥ que hubo 128 mil en el per√≠odo macrista, cifras que Triaca rechaz√≥. (Ver ac√° videos para romper el cerco medi√°tico que sufren los compa√Īeros de AGR - Clar√≠n)


En ese marco, la Uni√≥n Obrera Metal√ļrgica representada por su titular Antonio Cal√≥, se acerc√≥ a la convocatoria de la FGB para solidarizarse. En estas horas, la UOM sufri√≥ el embate de dos centenares de cesant√≠as y convoc√≥ a sus afiliados a movilizarse al ministerio de Trabajo.


Reci√©n hablamos con el ex ministro Axel Kicillof. Adem√°s de manifestar su solidaridad con los trabajadores, indic√≥ que no se trata de errores de aplicaci√≥n sino de un proyecto neoliberal que tiende a reducir los ingresos y por lo tanto la producci√≥n nacional. Dese√≥ que los empresarios ligados al mercado interno no se dejen enga√Īar por esta flexibilizaci√≥n que tambi√©n los perjudica a ellos.

Hasta ac√° la palabra de Gabriel Fern√°ndez.

Dijo ayer Axel Kicillof en su entrevista con la Gr√°fica: 

"Lo llamativo de este proceso no son las medidas [del gobierno] ni sus consecuencias, porque tampoco hay que tener un doctorado para saber que si empiezan a bajar los salarios - y es una fechor√≠a que piensan volver a cometer este a√Īo, ya lo est√°n anticipando, quieren que las paritarias vuelvan a quedar por debajo de la inflaci√≥n, pretenden flexibilizar las relaciones laborales y reducir los costos salariales-, cuando baja el poder adquisitivo de los salarios, de las jubilaciones, de todo tipo de ingreso, las empresas argentinas no tienen a qui√©n venderles. Si las tasas de inter√©s las mantienen alt√≠simas, la empresas nacionales no tienen c√≥mo financiarse; si sobre eso adem√°s la competencia externa no tiene ning√ļn tipo de restricci√≥n... y, bueno, si uno tuviera que hacer un plan encaminado a fundir la industria nacional, no har√≠a cosas muy distintas a estas. No son errores que cometen, es su proyecto. Siempre han pensado que Argentina no tiene que dedicarse a ese tipo de actividades, y si lo hace, tiene que ser en base a condiciones laborales parecidas a los pa√≠ses con los salarios m√°s bajos del mundo. Para ellos Argentina tiene que ser un pa√≠s agr√≠cola-ganadero, con alguna capacidad de recursos minerales; y todo lo dem√°s lo tienen que hacer con salarios similares a los pa√≠ses del sudeste asi√°tico. Si quieren que el salario argentino sea similar al de China, nos est√°n diciendo que el trabajador argentino tiene que ganar un tercio de lo que gana. Gonz√°lez Fraga, ahora nombrado presidente del Banco Naci√≥n, ha dicho que era una fantas√≠a que la gente tenga cuatro comidas por d√≠a; que comprarse un plasma o irse de vacaciones es algo que la gente no se merece".

Otros importantes se√Īalamientos de Kicillof:

- Cuando dicen que la medida más exitosa del gobierno es la salida del cepo, en realidad olvidan que esa salida fue una gigantesca devaluación, que le restó capacidad adquisitiva a los salarios y quitó capacidad de ahorro a grandes sectores de trabajadores.

- El endeudamiento, como en todos los procesos anteriores, esta destinado a una fenomenal fuga de capitales, no hay endeudamiento para inversiones productivas. En 2016 la fuga de capitales se duplicó en comparación con 2015.

- Con pol√≠ticas recesivas, baja la actividad econ√≥mica y el estado recauda menos impuestos. Crece un 50% el d√©ficit fiscal en comparaci√≥n con el √ļltimo a√Īo del gobierno anterior y, para tapar ese bache, se recurre a la peor salida: se endeuda al pa√≠s en d√≥lares. No hay que ser un doctor econom√≠a para notar que esto lleva a fundir la Argentina.

- Tiene que plantearse un frente pol√≠tico de rescate nacional. Siempre hay un desfasaje entre la situaci√≥n social y la respuesta pol√≠tica de los dirigentes, que vienen un poco atr√°s. Pero la defraudaci√≥n electoral cometida por Cambiemos, que no era esto lo que prometi√≥ en su campa√Īa de marketing, porque vendieron un envase y adentro hab√≠a otra cosa, es un grave agravio al sistema democr√°tico. Un frente de rescate nacional es la √ļnica salida con que los dirigentes pueden responder a este proceso de defraudaci√≥n democr√°tica.

Axel Kicillof en di√°logo con Gabriel Fern√°ndez en La Se√Īal, Radio Gr√°fica, FM 89,3.




Post-data del editor de La otra: tiene razón Axel en que no hay ninguna sorpresa en la orientación de este proyecto neoliberal ni en los resultados obtenidos. Era previsible que iban a hacer esto y con estos resultados. No hay sorpresa por ahí, responden a la naturaleza del escorpión, que no podrá nunca hacer otra cosa que esto.

Una curiosidad menor es la desorientaci√≥n de algunos comentaristas que se propusieron como el relevo, la "generaci√≥n intermedia", que desde una mirada de pretendida lucidez descarnada auguraban un giro de la sociedad al centro y el fin del "negocio del pa√≠s dividido". Sus hip√≥tesis, que hace 18 meses pronunciaban con tono canchero, han sido rotundamente falsadas por los hechos emp√≠ricos. ¿Existe la mala praxis de comentaristas pol√≠ticos? ¿No forman parte ellos tambi√©n, aunque en un grado menor, de la trampa que se le tendi√≥ al pueblo argentino? ¿Qu√© qued√≥ del giro al centro?

Una anomal√≠a ya un poco m√°s grave puede describirse con sencillez: los intereses de las clases dominantes son ejecutados con una coherencia, claridad e impudicia pocas veces vistas. Como son ellos mismos los que se apoderaron del estado, no esconden su falta de escr√ļpulos ni su impiedad con ninguna ret√≥rica bals√°mica, se muestran con obscenidad. Pero en todo este cuadro hay un agujero alarmante, al que Fern√°ndez y Kicillof se√Īalan de modo indirecto, aunque se trata del dato clave. Los intereses populares se encuentran, como nunca antes, sub-representados. Es lo llamativo que Kicillof no termina de decir. Es an√≥malo que el sistema pol√≠tico se halle tan corrido a la derecha y que a√ļn no se vea emerger una dirigencia que se ponga al frente de esa representaci√≥n popular vacante. Pienso que el sistema pol√≠tico tiene horror al vac√≠o y que, a pesar del cancherismo de la generaci√≥n intermedia, que va a quedarse en la mitad del r√≠o, ese vac√≠o va a ser ocupado con contundencia en un plazo mediano. 

O el pueblo argentino se libra de una vez de una burocracia sindical fofa, blandengue e hiper-corrupta, o se suicida como pueblo. Creo que era Per√≥n el que dec√≠a que ning√ļn pueblo se suicida.

jueves, 19 de enero de 2017

El mundo podr√≠a estar y√©ndose al carajo pero hay una raz√≥n por la que a√ļn vale la pena

50 song memoir, el nuevo disco de The Magnetic Fields, a punto de salir


Tengo algo suficientemente grande para dos
palpita con amor suficiente para dos
apuesto a que las estaciones sigan cambiando
tal como yo sigo am√°ndote.

Quiz√°s aprendas a gozar de que te amen
o incluso aprendas a amarme en cierta forma
este corazón es lo suficientemente grande para los dos
pero est√°s a tres mil millas de distancia.

Tres mil millas de distancia
Tres mil millas de distancia.

Hay algo bastante grande para ambos
es parte de mi anatomía
sabes que me encantaría dártelo todo
y puedes qued√°rtelo sin pagar.

Cuando te vi sentí agitarse
esa parte especial de mi cuerpo
ojal√° lo tomes en tu mano
porque es mi corazón.

Tres mil millas de distancia
Tres mil millas de distancia
Tres mil millas de distancia

Tengo algo suficientemente grande para dos
palpita con amor suficiente para dos
apuesto a que las estaciones sigan cambiando
tal como yo sigo am√°ndote.



√öltimamente leer las noticias da un poco de miedo. ¿Cre√©s que podr√≠a ponerse todo a√ļn peor? El mundo podr√≠a estar y√©ndose al carajo, pero hay una raz√≥n por la que todav√≠a vale la pena: The Magnetic Fields anuncia para marzo la salida de un disco con 50 nuevas canciones, una por cada a√Īo vivido por su fact√≥tum, Stephin Merritt: 50 song memoir. El hombre que en obras geniales como 69 love songs o I se mostr√≥ dotado de una inventiva inagotable para encontrarle otra vuelta a las canciones de amor -tiernas, ir√≥nicas, graciosas, desoladas, despechadas o rom√°nticas- vuelve por su cetro mundial indisputado. Hace pocas semanas Merrit dio a conocer un anticipo de 5 de esas nuevas canciones (¡apenas el 10% de las que habr√° en el √°lbum!). Y est√°n buen√≠simas. Parece que en el disco Merritt, adem√°s de cantar, toca m√°s de 100 instrumentos: ukelele, piano, m√°quinas de ritmo, sintetizadores vintage, instrumentos reci√©n inventados y 96 m√°s. Para presentar el disco en vivo Merritt ampli√≥ la formaci√≥n de The Magnetic Fields a 7 integrantes. Este domingo en La otra.-radio vamos a escuchar un anticipo de algo que, m√°s adelante, dar√° para, al menos, ... ¿6 programas?
A las 0:00 en 89,3.

Estas dos lo acosaron hasta llevarlo al suicidio: ahora la DAIA las invita a homenajear a su víctima


También se hizo presente el Movimiento Obrero Organizado para homenajear al malogrado.

miércoles, 18 de enero de 2017

Los archivos de la Media Luna

Los cines posibles III - Este s√°bado 19:30 en Alvarez Thomas 1093


Es sabido que, desde que el cine existe, documenta: siempre se cita el ejemplo de las filmaciones de los hermanos Lumiere con los obreros saliendo de la f√°brica o el tren llegando a la estaci√≥n. Desde entonces se han acumulado durante m√°s de un siglo innumerables documentos f√≠lmicos. Puede decirse que la tecnolog√≠a de los √ļltimos siglos le dio a la ciencia hist√≥rica instrumentos documentales de una potencia in√©dita, como las grabaciones fonogr√°ficas, el cine, el video, los registros digitales, capaces de producir y guardar documentos en una cantidad y variedad hasta entonces insospechados. Como en el Mapa del Imperio imaginado por Borges, que ten√≠a el tama√Īo del Imperio y coincid√≠a puntualmente con √©l, es posible que no est√© muy lejano el momento en que los registros de la vida humana reproduzcan cada detalle de las existencias particulares de todas las personas.

La función documental constituye una de las vertientes posibles del uso de este invento del siglo xix, el cinematógrafo, que usualmente se liga a la práctica científica. La otra vertiente estaría constituida por las películas de ficción, a las que se atribuye una función estética o de mero entretenimiento. Documental o ficción, realidad o fantasía, ciencia o arte, conocimiento objetivo o goce estético: es tentador encadenar el primer elemento de cada uno de esos pares para formar dos series. Pero también puede ser productivo desencadenarlos. Podemos problematizar la idea de que existen dos conjuntos de objetos: las "películas de ficción" y los "documentales". Son dos etiquetas bajo las cuales se intentan agrupar las películas, pero esta clasificación fracasa cada vez que aparece un film de categoría indecidible (lo que es cada vez más frecuente).

En las √ļltimas d√©cadas se empezaron a producir algunos movimientos en estos bloques: por un lado, cierto agotamiento del modelo narrativo industrial proveniente de Hollywood (la "f√°brica de sue√Īos") que llev√≥ al mainstream a recurrir a sagas, trasposiciones de historietas, series televisivas y bests sellers, remakes, secuelas, precuelas, reboots: un aprovechamiento comercial extenuante de un conjunto mezquino de ideas. Por el otro, una proliferaci√≥n del registro documental, facilitado por los avances tecnol√≥gicos (c√°maras de video y luego digitales) que hacen que almacenar registros audiovisuales sea cada vez m√°s accesible. Esto puede explicar que en la producci√≥n independiente -aquella que no est√° necesariamente atada a los circuitos de distribuci√≥n comercial- la vertiente documental tenga una presencia cada vez m√°s descollante. As√≠, se produce una mutaci√≥n del modelo que se distancia de la funci√≥n cient√≠fica y se permite explorar las formas po√©ticas. The Halfmoon files (Los archivos de la Media Luna, 2007, Alemania) es un exponente de esta tendencia. Lo que aparece en una pel√≠cula como esta es una interrogaci√≥n dirigida hacia la materia misma con que se construyen los "documentales". The Halfmoon files vuelve a preguntar: ¿qu√© es un documento?

La pel√≠cula de Philip Scheffner parte de un archivo de registros ling√ľ√≠sticos y etnogr√°ficos depositados en un museo alem√°n para terminar desvelando en qu√© condiciones fueron realizados estos registros.


“Hab√≠a una vez un hombre.
El hombre fue a parar a la guerra europea.
Los alemanes capturaron a este hombre.
√Čl quiere volver a la India.
Si Dios tiene piedad, har√° pronto la paz.
Este hombre se ir√° de aqu√≠.”

La voz de este hombre sale de un disco de pasta y es escuchada en el a√Īo 2006 en una sala de la Universidad Humboldt de Berl√≠n. Pero proviene de 90 a√Īos atr√°s. Fue grabada el 11 de diciembre de 1916 en la ciudad de W√ľnsdorf.

La película está narrada en primera persona y su narrador la presenta como una historia de fantasmas. Con este gesto logra ponerse en contacto, a la distancia, con esas personas reales cuyas huellas quedaron impresas en los documentos. Mientras la ciencia que produjo, clasificó y archivó estos registros pretendía capturar en ellos ejemplares de objetos de estudio, The Halfmoon files quiere hacer emerger a ese prisionero desconocido que una tarde de 1916 fue obligado a dejar la huella de su voz sobre un disco de pasta. Ese fantasma ha esperado un siglo para decirnos otra cosa que lo que le quisieron hacer decir.


NOTA: El texto que antecede es un fragmento de "Historias de fantasmas. Los archivos de la Medialuna y los cines posibles", que se puede leer completo en el blog Un Largo, clickeando ac√°.

- The Halfmoon files se proyectar√° y analizar√° este s√°bado a las 19:30 (PUNTUAL) en Red Colegiales, Alvarez Thomas 1093, dentro del ciclo Los cines posibles. Informes: escribiendo a tallerlaotra@gmail.com o a Facebook, ac√°.

martes, 17 de enero de 2017

Consumir, trabajar, prostituirse, robar, mendigar, consumir...

La otra.-radio, para escuchar clickeando ac√° 

Dibujos: El Tomi

Nadie sabe lo que puede un cuerpo: En el programa del domingo de La otra, Alejandro Brain recordaba que hace unos a√Īos le hicimos una entrevista a Enrique Symns para la revista Parte de guerra, en la que Symns dec√≠a que en esta sociedad las personas tenemos cuatro formas de trabajo: el empleo asalariado, la prostituci√≥n, el robo y la mendicidad. Lo notable es que Symns consideraba que hab√≠a cierta familiaridad entre estas cuatro posibilidades: prostituirse es un trabajo, tanto como robar un banco o pedir limosnas. El empleo asalariado tambi√©n tiene algo de prostituci√≥n y de limosna, as√≠ como el robo requiere un esfuerzo, una organizaci√≥n y un tiempo quiz√°s m√°s duro que el de ir a trabajar a una oficina o pedir limosna. En los cuatro casos sobrevuela la sombra de la alienaci√≥n y un avacilaci√≥n entre encajar o no poder. Lo que el sistema exige es funcionar. El que no puede funcionar se vuelve un problema. Algunas de estas posibilidades est√°n m√°s cerca de la funcionalidad y otras se alejan de ese centro. Cada una de ellas tiene un rasgo de las otras, aunque se distingue de las dem√°s por el predominio de uno de esos rasgos sobre los otros. Trabajar, prostituirse, robar o pedir limosna nos acercan con distintos grados de funcionalidad a las variantes del consumo. Consumir es, en esta √©poca, la forma de definir nuestro ser en el mundo

Ahora Brain trabaja como psiquiatra en el Hospital √Ālvarez y desde esa posici√≥n tiene la oportuidad de tomar contacto con personas que tienen problemas para encajar en la normalidad de una existencia funcional. Al hospital recurren algunas personas que no logran encajar en los empleos formales: porque no funcionan (otros est√°n tan capturados por su conflicto que ni siquiera pueden llegar al hospital). Muchos de los problemas que esas personas traen se vinculan con lo que se denomina el consumo problem√°tico. Brain ley√≥ algunos pasajes del libro D√°rsela en la pera:

"Estamos ante una nueva realidad cultural en cuanto al consumo y sus límites. El consumo de sustancias psicoactivas se inscribe en una sociedad en la que el consumo es uno de sus principales valores. Un consumo se transforma en problemático cuando se establece un vínculo compulsivo que fragmenta los lazos sociales y afecta el proyecto de vida de las personas o revela la ausencia del mismo. (...) A través de la noción de consumo problemático intentamos remover el estigma del término adicto, que vincula a los sujetos usuarios de sustancias con la enfermedad o con la delincuencia".

As√≠, la noci√≥n de consumo problem√°tico pretende se√Īalar la pertenencia del consumidor a un entramado social, para no criminalizarlo ni tratarlo como un enfermo. D√°rsela en la pera est√° escrito por un grupo interdisciplinario (polit√≥logos, psic√≥logos, soci√≥logos, dirigentes pol√≠ticos, periodistas) que investigaron la realidad de la violencia y la adicciones en los barrios del conurbano profundo, centr√°ndose especialmente en los j√≥venes m√°s expuestos a estas situaciones.

Brain vino acompa√Īado por dos de sus compa√Īeros psiquiatras, Luciano Ros√© y Rodrigo Videtta, que tambi√©n est√°n trabajando en el territorio del conurbano, para llegar a esos j√≥venes que ni siquiera alcanzan a acudir a los hospitales. Nos detuvimos a analizar las deficiencias de una formaci√≥n m√©dica que carece de una perspectiva antropol√≥gica para encarar problemas que superan por mucho el modelo de relaci√≥n entre el m√©dico y el paciente. Hay en el v√≠nculo entre los m√©dicos y sus pacientes una distancia de clase que debe pensarse como una variable m√°s del conflicto. Si los consumidores problem√°ticos forman parte de una trama social en la que el consumo es un valor, hay que pensar que los agentes sanitarios tambi√©n son parte del problema: en trato cotidiano con pacientes en situaci√≥n de crisis personal, familiar, laboral y social, los m√©dicos se ven exigidos a buscar un equilibrio siempre inestable para responder con una sensibilidad justa, sin volverse indiferentes a las personas que tratan ni terminar desbordados por su propia angustia. La conversaci√≥n estuvo muy interesante y la pueden escuchar clickeando ac√°.


***

Durante el programa, hablamos de cine (el ciclo Los cines posibles, Invasi√≥n zombie, Hasta el √ļltimo hombre), guardamos unos minutos para reconocer el aporte de Ricardo Piglia a nuestra propia formaci√≥n filos√≥fica y cr√≠tica, y escuchamos m√ļsica: lo nuevo de los Rolling Stones, una canci√≥n en dos versiones (la de Spinetta, su autor, y la de Lidia Borda), y algo de Antony Hegarty junto a Bjork y tambi√©n con Cocorosie: "Beautiful Boyz".


No m√°s chicos hermosos
no m√°s chicos hermosos.

Nacido ilegítimo
casi seguro que de una puta
se convirtió en huérfano
oh qué hermoso huérfano
lo mandaron al reformatorio
con diez a√Īos, esa fue su primer gloria,
lo agarraron rob√°ndole a una monja
así empezó su historia de amor.

Treinta a√Īos a la deriva
un hijo del demonio con alas de paloma
oh terminó en la cárcel
en cada lugar en que hizo pie
oh cu√°nto amaba, amaba la c√°rcel
qué horriblemente linda era la cárcel.

Todos esos chicos hermosos
fiolos, reinas y maricas criminales
todos esos hermosos chicos
con tatuajes de barcos y tatuajes de l√°grimas.

Su m√°s grande amor fue ejecutado
el romance puro era innegable
rufianes angélicos y santos
rufianes angélicos y santos.

Todos esos chicos hermosos
no m√°s chicos hermosos
no m√°s chicos hermosos.