domingo, 13 de julio de 2014

El rostro

(Gustavo Font√°n, Argentina, 2014)
Este domingo a medianoche viene Gustavo Font√°n a La otra.-radio. FM La Tribu. 88,7. www.fmlatribu.com



Font√°n tiene una obra considerable y parece regirse exclusivamente por una necesidad de poetizar las posibilidades del cine y su relaci√≥n con el mundo. Un t√≠tulo que sintetizara su filmograf√≠a podr√≠a ser Construir, habitar, pensar. "Po√©ticamente habita el hombre...", como un poema de Holderlin o un ensayo de Heidegger. Pero con una forma y una materia espec√≠ficamente cinematogr√°ficas. Descubrir el hilo que une todas sus pel√≠culas (entre las que se cuentan la notable trilog√≠a de la casa: El √°rbol, Eleg√≠a de abril y La casa; y esa joya secreta que es La orilla que se abisma, l√≠bremente inspirada en la poes√≠a de Juan L. Ortiz) requiere un espacio m√°s extenso que un post como este, pero es evidente que Font√°n usa su cine para desvelar una experiencia del habitar que solo el cine puede darnos. 

Lo familiar se vuelve extra√Īo. La manera en que Font√°n potencia la funci√≥n del sonido, en una tensi√≥n muy fuerte con la imagen, le permite a su cine se√Īalar hacia lo invisible. La cualidad hipn√≥tica de sus pel√≠culas no reside en una belleza aut√≥noma de la imagen, sino en su poder alusivo. El rostro, significativamente, no es una pel√≠cula de primeros planos. En cambio, vemos el r√≠o, el cielo, la tierra, los √°rboles y solo en medio de ellos los cuerpos humanos y en ellos los rostros de visi√≥n fugaz. 

El paso por las distintas texturas f√≠lmicas, la inserci√≥n sutil de material de archivo en medio de las im√°genes "nuevas", la persistente sensaci√≥n de que lo que organiza el cuadro es una mirada corporal que comparte el espacio con los personajes y habita con ellos el paisaje, todo habla de un concepto del cine como extensi√≥n de la experiencia del mundo. 

Hay cineastas que en la era de la desaparici√≥n del f√≠lmico encontraron un camino posible para el cine, que no rompe con su pasado ni se niega al futuro posible. Font√°n es uno de ellos. Para √©l, como para Perrone o para Raya Martin, no parece plantearse un dilema entre aferrarse al f√≠lmico u olvidarse de √©l y entregarse al digital. El cine puede aceptar las posibilidades tecnol√≥gicas actuales, no para celebrarlas ni para sepultar el pasado, sino para abrirlas: es decir, hacerlas ver y hacernos ver con ellas. Font√°n podr√≠a agregar: se√Īalar hacia lo que incluso para las nuevas tecnolog√≠as, o a partir de ellas, permanece invisible. 

Se trata de filmar el aire, la brisa, el hálito, la vacilación, la danza del grano de la imagen y las ausencias que dejan huellas en el plano.

Font√°n hace un cine de fantasmas que no da miedo.

El rostro se eXhibe este domingo y los restantes domingos de julio a las 18:00 en el MALBA.

Simultáneamente, los jueves a las 19:00 se va a proyectar en la misma sala la triología formada por El árbol (2006), Elegía de abril (2010) y La casa (2012). Más información acá.

No hay comentarios: