A Vidal le cortan el rostro en un timbreo:




martes, 24 de julio de 2018

Majestuosos edificios de aire

Especial Doudou N'Diaye Rose en La otra.-radio del domingo pasado, primera parte, clickeando acá  



La música de Doudou N'Diaye Rose es asombrosa y algo de ese asombro se transfundió en la emisión radial del domingo pasado de La otra. Cristian Bonomo, nuestro magister sapientissimus en el arte de la escucha, lo considera uno de sus maestros. Doudou es la eminencia del ritmo proveniente del Senegal, pero se hizo mundialmente famoso cuando Peter Gabriel editó en su sello musical Real World su disco más conocido, Djabote. Fue a través de ese disco que Cristian lo escuchó por primera vez, quedó fascinado con él y asumió el desafío de comprender su poderosa arquitectura musical, cosa que no resulta posible si uno permanece en los esquemas que regulan la música occidental. Bonomo dice que las composiciones que escuchamos habitualmente se rinden a la tiranía del compás, que es el lecho de Procusto que respeta la música de origen europeo para organizar el arte del sonido y de la escucha. El poder hipnótico de los tambores de Doudou se basa en la tensión que logra el flujo imprevisible de sus dibujos rítmicos, la combinación vertiginosa de las repeticiones y las rupturas, la abrupta y fluida coexistencia de ritmos binarios y ternarios, pum-chácata-pum-pum-pum------chaca-chácatatata pum... Los acentos inesperados y la alternancia de silencios de duraciones cambiantes y golpes precisos necesitan ser pensados con otro léxico que el habitual.

Bonomo construyó una notación especial, liberada de la tiranía del compás:


Al hacer el programa, dejándome llevar por la escucha creativa de Bonomo, descubrí la virtud específica del lenguaje radial, que ningún otro soporte puede alcanzar. En uno de los momentos más disfrutables de toda la historia de La otra.-radio para mí, mientras sonaba el combo de los 50 tambores y las 80 voces que responden majestuosamente a la inspiración del senegalés, la voz de Bonomo se cuela entre la música y construye un metalenguaje que va marcando la construcción formal que miles de palabras no podrían explicar. Es un momento mágico de la radio, inaudito, de una gracia irrepetible. ¡Escúchenlo! Nadie como hizo Cristian en el aire gélido de la trasnoche porteña podrá trasmitir con más exactitud y claridad de qué está hecha la música de Doudou N'Diaye Rose. Una vez que lo hayan hecho van a querer seguir escuchando a Doudou por siempre.

Para completar la experiencia, acá pueden ver la película documental que registra la grabación de Djabote.



En la primera parte del programa del domingo escuchamos también a un par músicos occidentales que se apropiaron -en la medida en que eso fuera posible, es decir: simplificándolos- de algunos pasajes musicales del senegalés: el ya mencionado Peter Gabriel y Trent Reznor. Y marcamos el fin de esta parte del programa con una bellísima composición del barroco François Couperin, cuya música será apreciada en la segunda parte, que voy a subir más tarde.

En esta primera parte también hablamos del ciclo de cine La otra, "Cuerpos capturados", de la película que vimos el sábado pasado, Into the abyss (Werner Herzog) y de la que vamos a ver el sábado que viene, Paris is burning (Jessie Livingston). También hicimos un repaso de la dislocada coyuntura política-económica del macrismo descoyuntado que desafina el tiempo y el compás. Esta primera parte la pueden escuchar y disfrutar clickeando acá.

No hay comentarios: