miércoles, 11 de julio de 2018

No era la ancha avenida del medio, era la ancha avenida del pueblo


Dijo Alejandro “Coco” Garfagnini, referente del Frente Milagro Sala, mirando a la multitud que se congreg√≥ el lunes 9 de julio en la 9 de Julio:

“Esto no es causal: ac√° no hay gente que apaga la televisi√≥n, sale a la calle y viene. No. Son compa√Īeros que est√°n organizados. Esto es posible porque hay miles y miles trabajando en el territorio, una militancia que est√° surgiendo y se est√° haciendo cargo de la agenda de este pa√≠s”.

Yo pienso que en estas plazas convergen todas las plazas que venimos haciendo desde enero de 2016, tan despreciadas por la ortodoxia peronista que banc√≥ al Triunvigato, que a su vez banc√≥ que el macrismo nos llevara a esta situaci√≥n dram√°tica de la que vamos a salir haciendo estas plazas cada vez m√°s anchas. Recuerdo a los desencantados que se re√≠an de las mateadas de Kicillof en el verano del contento macrista. Recuerdo la sorna con que poetastres y lemondiplomatistas se refer√≠an a las plazas de la resistencia que crec√≠an desde el pie. Recuerdo a uno de esos poetastres que, al enterarse de los resultados de las elecciones de octubre pasado, se resignaba con celeridad: "empecemos a pensar en 2023", cosas que solo se les pueden ocurrir a los que creen que van a llegar a 2013 haciendo versos. Yo en cambio encuentro una clara continuidad entre estas plazas multitudinarias de hoy y las primeras mateadas en Parque Chacabuco, Parque Centenario o Bariloche, que en el zenith del macrismo despertaban las burlas de los que apostaban por la ancha avenida del medio. Al final la √ļnica ancha avenida la fuimos construyendo desde las plazas de la resistencia que los ortodoxos del orto y los poetas desencantados ninguneaban.

No hay comentarios: