Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

miércoles, 26 de marzo de 2014

BAFICI $26: Geografía Humana, Cheatin, Han Gong-Ju

Una recomendación y dos pálpitos *



por Gabriela Zubiría


Marc Augé acuñó el concepto de "no-lugar" para referirse a aquellos espacios transitorios que no tienen la importancia antropológica o vital en la vida de las personas -esos espacios en los que nos relacionamos- como para ser consderados "lugares". Las estaciones de tren están comprendidas entre lo que Augé en su formulación considera un no-lugar.

Claire Simón, en la mirada, y su amigo Simon Mérabet construyen en Geografía Humana una tesis que se enfrenta directamente con la tesis Augé, pero no sólo con ella, a partir de tratar de conocer las historias de las personas que trabajan y de las que pasan por la estación.

Durante el día el ritmo es impresionante, como en todas las estaciones de tren de las grandes ciudades, imagino, hay turistas, usuarios locales y trabajadores. Es sobre estos últimos que Simon se detiene y serán ellos los que construirán su tesis de Clare du Nord como una "aldea global" en la que se cruzan los que pasan y los que permanecen.

Pero no sólo se trata de migrantes: están las historias de los locales que, en la mayoría de los casos, también están de paso por su terruño. Jóvenes profesionales que emigran a los más variados destinos en busca del mismo futuro promisorio. Y Geografía humana sigue derribando mitos, no sólo el mundo subdesarrollado expulsa a los suyos. El primer mundo también lo hace.

La estación de noche es otro paisaje, guardias con perros, la galería cerrada. Todos afuera.

Hace frío. Ingresamos a la prácticamente desierta Clare du Nord y nos encontramos con una homeless jovencísima y con muletas. Ella contará que es británica, que llegó a Francia en busca de mejores oportunidades laborales (eso será una constante), y que las cosas no salieron tan bien y ahora no tiene los medios como para regresar a su país. Hoy duerme en la calle. Sobre por qué no busca ayuda a través de alguna organización contestará: "las cosas están difíciles".

Son las 4:30 de la mañana y la estación se va poblando. Mérabet siente que se le hace difícil interpelar a la gente, que "en la estación siempre tienes la sensación de que la gente se está yendo, son tan rápidas (urgentes) las conversaciones, como si fuera el último momento..."; a lo que Claire Simon responde: "eso es lo hermoso, un último momento antes de que las personas desaparezcan, dicen solo unas pocas palabras y desaparecen".

Otro mundo es el de los que trabajan en la estación de Gare du Nord, allí hay una constante marcada por el desplazamiento de su tierra natal, por lo general en busca de una vida mejor. Aunque no siempre sea ese el resultado. Es notable que la mayoría de los entrevistados tengan grados universitarios y que, en la mayoría de los casos, estén ocupados en empleos para los que están sobrecalificados.

Un buen ejemplo de esto es la entrevista al guardia de seguridad congolés: formado en política internacional en Bélgica y Francia, tuvo un cargo ejecutivo en Alcatel en el Congo, hasta que la situación política lo obligó a volver a Francia con el estatus de refugiado político; y es ahí dónde su vida es otra: el único trabajo al que puede acceder es el de guardia de seguridad... Su signo es la decepción.

Geografía humana es una película visceralmente política y a la vez luminosa. Se derriban mitos universales como el de la formación, el estudio como el medio de llegar a una vida en mejores condiciones (algo indiscutido desde "Mi hijo, el dotor" hasta hoy) y, por otro lado, se habla de los sueños, la alegría y los lazos que van transformando espacios estériles de relación humana en mundos globales a escala. (Nota: además de este documental de Claire Simon, también se proyecta Gare du Nord, un largo de ficción situado en la misma estación de trenes.


Los pálpitos

Gracias a la existencia de las redes sociales hemos podido disfrutar de los avances del último trabajo de este genial animador (y guionista y, por qué no, contador de cuentos). Realizador purista y clásico, casi un fundamentalista, cada fotograma está dibujado y coloreado por él mismo, dueño de un humor mordaz y una inteligente y divertida visión del mundo y de las relaciones humanas. Siempre un placer, el querido Bill.




Opera prima de Lee Su-Jin, me gustan particularmente las óperas primas y creo que allí los directores ponen en juego todo lo que son, lo que piensas y en lo que creen y dan cuenta de cuestiones que flotan en el espíritu de sus sociedades. Siempre son una sorpresa, aunque no siempre grata.

NOTA DEL EDITOR: A partir de ahora todas las notas de nuestra cobertura sobre el BAFICI van a ir encabezadas por la etiqueta BAFICI $26. Es tan brutal el aumento de las entradas que impusieron Panozzo y Lombardi que cualquier cobertura del festival merece recordar que muchos cinéfilos tendrán que optar por ver pocas películas porque no les alcanza el dinero para más. No queremos olvidarnos nunca de este detalle. Así que este no será el BAFICI [16] ni el BAFICI 2014, sino el BAFICI $26.

Les pedimos a nuestros amigos que nos marquen algunas películas, ya sea porque las vieron y las recomiendan, o porque tienen una intuición de que pueden ser interesantes. En cada caso se indicará si se trata de una recomendación o un pálpito. Clickeando sobre los títulos pueden ir a la página del BAFICI $26 en busca de más información.

No hay comentarios: