viernes, 30 de octubre de 2015

Hebe de Bonafini

En cada acto le prometimos a Cristina: “¡acá tenés los pibes para la liberación!" Llegó la hora de eso. (Entrevista a Hebe en el programa La Coca es Pal Fernet, en Radio Nacional, AM 870


“Ciento de pibes y compañeros de lucha vienen a verme todos los días con una tristeza absoluta, tras las elecciones del domingo. Están muy caídos, pero les digo que cada segundo que se pierde lamentándose el enemigo avanza sin piedad. Basta de bronca o lágrimas, la vida es una constante lucha y hay que darla con total valentía. Me preguntan cómo hacemos, sí ellos tienen los medios que bombardean todo el día. Y le contesto que eso es fácil, porque estos hijos de puta hace años que vienen tratándola a Cristina y su familia como no lo hicieron nunca con tantos ladrones y asesinos que nos gobernaron por 30 años, y sin embargo les ganó las elecciones con un 54 %, y hoy la mayoría de la gente la sigue queriendo como antes.

Nosotras no fuimos a la televisión a pelear por nuestros hijos, porque no nos daban bola, por eso vivimos en las calles, en las plazas, pintando paredes, repartiendo panfletos en las estaciones de trenes y micros, pegándolos en las puertas de cada casa, hablando con la gente que nos atendía. Esa fue la manera en la que hicimos saber por qué luchábamos, quiénes eran los milicos, Menem y después De La Rúa. Ustedes cantan en cada acto: "Cristina, corazón, acá tenés los pibes para la liberación” y se les suman todos, porque lo que hizo el kirchnerismo por el pueblo, no lo hizo nadie, desde la época de Evita y Perón. Bueno, ahora es tiempo de demostrar que el cantito no era al pedo, hay que salir a la calle, inundar la paredes con consignas donde la gente sepa quién es Macri, que sepa que, si lo vota, se va a quedar sin laburo, sin asignación, sin jubilaciones, sin escuelas, sin hospitales, sin casa, sin nada, que vamos a volver a cagarnos de hambre. Y lo que es peor, porque este hijo de puta de Macri tiene el objetivo de hacer desaparecer al kirchnerismo, no va a dudar en atacar a los jóvenes, cagarlos a palos, hacerlos mierda si es necesario, tomar los colegios y las universidades con sus grupos de inteligencia. Tienen todo organizado y no debemos darle un segundo más de ventaja. Tenemos que hacer todo lo posible y más para que no tomen el poder, pero si sucediera, no debemos inmovilizarnos, tenemos que ganar las calles y en cada cagada que se mande, o cualquier intento de imponer los métodos de los milicos, hay que enfrentarlo con todas nuestras fuerzas.

Ahora más que nunca hay que estar unidos y preparados para lo que venga, pero primero tenemos que pensar que falta una batalla y es que la que debemos dar con todas las energías. Le tengo mucha fe a los pibes y a la militancia, ellos son los que pueden ganar esta elección. La mayoría de los políticos y sindicalistas no tienen las necesidades del pueblo, y por eso hay que ir con los dirigentes a la cabeza o con las cabezas de los dirigentes, pero jamás dejar de luchar. Néstor dio la vida por nosotros y Cristina nos demostró que es la mejor de la historia. Lo menos que podemos hacer por ellos y nosotros es invadir las calles y mostrarles a esos hijos de puta de Clarín y Macri que van a tener que pasar por encima de nuestros cadáveres. Este no es momento para débiles, porque, si no, va a tener que aguantarse cosas peores, y cuando digo peores, ustedes saben de qué hablo. Las madres los vamos a apoyar en todo lo que podamos y mientras nos podamos mover, ahora es el momento de que ustedes pongan los huevos y los ovarios…

2 comentarios:

LO QUE RESTA DEL DIA dijo...

Más vale decirlo temprano y no tarde. La militancia importa y es sumamente valiosa. Tener esta buena cantidad de pibes que ponen el cuerpo y las ganas es maravilloso y reconforta el espíritu. Pero las elecciones y muchas otras circunstancias de la política, dependen fundamentalmente de los dirigentes y de las estrategias elegidas. Y es de lamentar que esta vuelta, la elegida no fue la mejor y resulta notorio que no hay comunión con el sucesor elegido para continuar este proceso. Cuando la conductora natural, no es capaz de siquiera nombrar al candidato del espacio y hasta se da el lujo de contradecirlo en una de sus consignas de campaña, es difícil después que los militantes salgan convencidos a pelear por Daniel Scioli, que es el candidato. Lo de el candidato es el proyecto era un slogan simpático pero poco efectivo para ganar una elección. Estoy sintiendo y muy dolorosamente una decepción por el proceder de Cristina, a quien amé durante todos estos años. Y la pucha que es feo sentir eso.

Ana Beatriz dijo...

Sí, quizás Cristina no se maneja de la mejor manera, pero me parece que en este punto también importa lo que cada uno pueda hacer desde su lugar. Hoy hablaba con una persona que vive en un barrio pobre de Mar del Plata y me decía que el día de la votación mucha gente no sabía bien a quién votar. El mismo día. También hay que explicar cara a cara, todo lo que se pueda, venciendo un poco la barrera que nos ponen los medios de comunicación dominantes y las palabras "dulces" dictadas por Durán Barba.