sábado, 21 de noviembre de 2015

La homofobia de Cambiemos


Algunos han querido ver en Cambiemos un modelo cultural superador de la vieja derecha ultramontana, fascista y homofóbica. Se trataría, según esta interpretación, de una nueva "centroderecha" libertaria, aggiornada, con una agenda que adopta la revindicación de la diversidad y los derechos civiles de última generación. "Piter" Robledo es, según esta construcción de marketing, el gay del PRO que muestra la apertura de ese espacio. Esto no se condice con la militancia de la candidata a vicepresidenta contra el matrimonio igualitario en 2010 ni con las famosas declaraciones de Macri en 2007, cuando caracterizaba a los homosexuales como enfermos. 


Algunos episodios de violencia discriminatoria protagonizados por integrantes de Cambiemos en distintos puntos del país parecen evocar más a la vieja derecha expresada por Macri y Michetti que a la trabajosa construcción marketinera de modernidad. Un ejemplo reciente son las agresiones de los neonazis marplatenses del Foro Nacional Patriótico liderado por Carlos Pampillón (alineado con el intendente electo de Cambiemos, Carlos Arroyo) contra las manifestantes del Encuentro Nacional de Mujeres frente a la catedral.


Un grave episodio de violencia homofóbica se produjo el miércoles pasado en Rafaela, provincia de Santa Fe. Algunos miembros del colectivo Revuelo Diversidad asistieron al cierre de campaña de Cambiemos, manifestándose contra la homofobia de Macri. De pronto un militante de Cambiemos empezó a insultar y golpear a Mauricio Aguilera, de Revuelo. En el video filmado por otro miembro de Revuelo puede verse al partidario de Cambiemos golpeando a Aguilera.



Mauricio Aguilera contó que ellos fueron a la Plaza 25 de Mayo de Rafaela a hacer una pintada con la consigna: “Macri es homofóbico. Reutemann es inundador”. Al verlos llegar, los militantes del PRO los agredieron con insultos machistas y homofóbicos, y después empezaron a tirarles cascotazos. En el video (censurado en Facebook) puede verse a Adrián Turina, referente político y asesor de concejales del PRO, pegándole un cabezazo a Aguilera, mientras otros macristas empujan a los militantes de Revuelo y les quitan con violencia sus aerosoles. “Sinceramente no esperábamos esa violencia como respuesta y nos retiramos para radicar la denuncia”, dijo uno de los militantes. Caminaron cinco cuadras y aparecieron cinco patrulleros de la Policía Santafesina... ¡para detener a los agredidos! Aguilera y sus compañeros preguntaron qué denuncia había contra ellos, por qué los estaban deteniendo y quién era responsable del operativo. Los policías interpretaron estas preguntas como “resistencia a la autoridad”.