Historia(s) - Octubre - Noviembre - Sábados 19:30 - Ayacucho 483

sábado, 25 de agosto de 2018

Cristina es perseguida porque es la única que no le garantiza al establishment la continuidad de sus intereses

"El neoliberalismo es incompatible con el estado de derecho y la democracia". Análisis político de Artemio López para Radio Gráfica


El pseudo-juez Bonadío sale al rescate de la debacle macrista mediante una feroz persecución a la  única líder que no garantiza la continuidad del régimen neoliberal. Esta es la clave política del desmesurado activismo de estos tribunales que arrasan con el estado de derecho en Argentina: el kirchnerismo es la única oposición real, algo que este régimen de espanto no está dispuesto a admitir.

Así lo explicaba ayer a la tarde Artemio López, en conversación con el periodista Gabriel Fernández en los Especiales de la Gráfica:

"Las circunstancias comienzan a perfilar a Cristina como una figura insustituible -decía ayer Artemio López-. Siempre lo fue, pero ahora lo es cada vez más. Y lo es a medida que se acrecienta la persecución, ya que claramente hoy es víctima de una persecución judicial y mediática como nunca antes. Ella siempre estuvo sometida a operaciones judiciales y mediáticas, pero esta es la más profunda. ¿Qué observa el establishment  local e internacional? Que por primera vez desde la recuperación democrática la oposición, encabezada por Cristina Kirchner, no les garantiza la continuidad de sus intereses. Lo que propone Cristina ya no es una alternancia de gobierno, es una modificación en el régimen de acumulación y eso no están dispuestos a tolerarlo. Por eso esta persecución puntual sobre la figura de la principal opositora. 

"Néstor los tomó sorprendidos, nadie se imaginaba lo que efectivamente iba a hacer Néstor Kirchner y luego profundizó Cristina. Desde el 83 hasta 2003 las alternancias habían sido más o menos diversas en matices, pero garantizaban la continuidad de sus intereses. Alfonsín con el Plan Austral, que era de corte neoliberal pleno, alternaba con Menem que garantizaba la continuidad, después vino De La Rúa... No había ninguna disputa por el formato del régimen. Ahora tienen a una opositora que, además de disputarles el gobierno, les disputa el régimen y eso es lo que no pueden tolerar los sectores del establishment. Ese es el motivo de tanta saña. 

"El neoliberalismo gobierna Argentina desde el 76 hasta 2003 casi sin solución de continuidad, salvo la etapa Grispun, que fue una ventana de oportunidad que rápidamente se clausuró en los inicios de la recuperación democrática. Bueno, sabemos las tropelías que cometen en el campo económico: desde los 6 puntos de pobreza que dejó Perón en los 70, en 2003 recibimos el país con 54. Néstor asumió con 54 puntos de pobreza y 30 puntos de indigencia. Perón lo había dejado con 2 puntos de indigencia, 3 puntos de desempleo y los neoliberales en 2003 dejaron el desempleo en 24%. Esto de ahora es lo mismo pero peor y en corto tiempo. Esta es la peor transferencia de ingresos desde la recuperación democrática. 

"En cuanto a la vigencia del estado de derecho, la única que puede garantizar el estado de derecho en Argentina por el lugar que ocupa en el diseño institucional es Cristina. El neoliberalismo no garantiza ni siquiera el estado de derecho, ni la democracia. Fijate las restricciones a las libertades y las garantías individuales que existen. Fijate lo que está pasando institucionalmente -le dice Artemio a Gabriel Fernández-. Olvidate de la cuestión económica, que es directamente una tropelía tras otra. Institucionalmente Argentina ha retrocedido a niveles que creíamos haber superado desde el 83. Es insólito lo que está pasando en términos institucionales. El neoliberalismo es incompatible con el estado de derecho y la democracia y esto está patentizado de una manera contundente: presos políticos, muertos con severas sospechas y en algunos casos certezas de que fueron muertos por el aparato represivo del estado. Y ahora lo que faltaba, una persecución nunca vista sobre la principal líder opositora. El neoliberalismo es precivilizatorio. No se puede sostener una civilización ordenada en función del estado de derecho y con garantías democráticas bajo el régimen neoliberal" -concluye Artemio para Radio Gráfica.

No hay comentarios: