Historia(s) - Octubre - Noviembre - Sábados 19:30 - Ayacucho 483

jueves, 4 de agosto de 2011

Una Alameda llena de sombras


La Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR) presentó este comunicado, en el que se refiere a la denuncia de la Asociación La Alameda contra el Juez Zaffaroni:

Buenos Aires, 3 de agosto de 2011- La Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina pone de manifiesto su preocupación en torno al rumbo que ha tomado la discusión sobre la ampliación de denuncia que la Asociación La Alameda presentó recientemente en la justicia. Se trata de una causa promovida en diciembre de 2009 sobre una presunta red de “prostitución”. En la actualidad la causa se está investigando y aún no se ha comprobado que haya delito de explotación en los establecimientos denunciados. Mas allá de que la causa aún no esté resuelta, nos preocupa la deliberada forma en la que se está desviando el tema en los medios de prensa.

La discusión se está centrando en si las mujeres ejercían o no el trabajo sexual, y sí el juez Zaffaroni, uno de los dueños de los departamentos denunciados, lo sabía o no. En todo caso, lo que la justicia deberá demostrar, es si las mujeres eran explotadas por un tercero. En la República Argentina, el ejercicio de la prostitución no se encuentra prohibido, aunque tampoco está regulado. Sí se constituye como un delito la explotación por parte de un tercero.

Técnicamente, hasta ahora no habría un delito en el caso de los departamentos del Magistrado, aunque gran cantidad de medios de comunicación se esmeren en presentar el ejercicio del trabajo sexual por si mismo como uno. Y esto nos preocupa. Nos preocupa porque la ética y la moral de algunos sectores no son vinculantes en nuestro sistema de justicia.

Nos gustaría que se pudiera pensar porqué razón la organización “La Alameda” presenta en la denuncia notas periodisticas que carecen de valor probatorio dónde se asegura entre otras cosas que “las prostitutas” se promocionan de otra forma a pesar de la prohibición del rubro de servicios sexuales “sus volanteros” reparten anuncios de “caramelitos y masajes 24 horas en la zona y en los mismos departamentos”. Todo indicaría que la organización está denunciando el ejercicio del trabajo sexual, o la contratación por nuestra parte de volanteros, lo cual no constituye de modo alguno un delito. Y desde ese garrafal error conceptual de una ignorancia jurídica sin explicación, es que parte la confusión a la que asistimos hoy en prácticamente todos los medios de comunicación. Criminalizar el trabajo sexual es una violación de los más fundamentales derechos contenidos en nuestra constitución nacional y tratados internacionales con rango constitucional de todas las personas adultas que por opción optamos por ésta actividad para llevar el pan a nuestras mesas.


AMMAR defiende el derecho de las trabajadoras sexuales al libre ejercicio de su actividad, y no a un Juez en particular. Exigimos que se haga justicia al verdadero debate que subyace y no al debate que poderes particulares quieren hacer del tema.

El Juez Zaffaroni pidió el desalojo de las compañeras trabajadoras sexuales alegando que los términos del contrato no estipulaban que el inmueble se utilice con fines comerciales. Es entonces una excelente oportunidad para reflexionar, sobre la urgente necesidad de regular el trabajo sexual, para que podamos cumplir con todas las obligaciones que tenemos que tener como trabajadoras, pero también gozar de los beneficios del derecho laboral.


Celebramos que se haya abierto la puerta para este debate pero no somos inocentes. Sabemos que no es solo ignorancia lo que lleva a muchos periodistas a desviar la discusión a cuestiones de orden moral. El Juez Zaffaroni representa para gran parte del poder político y de la iglesia (dueños de muchos medios de comunicación del país), un peligro por sus posicionamientos acerca de temas tales como la baja de la ley de imputabilidad, la pena de muerte, el aborto, la despenalización de la marihuana, y sobre todo el traspaso y la compra de papel prensa. Por ello, el tema toma tal estado público. Por todo ello llamamos a todas las personas y a la prensa en particular, a reflexionar profundamente sobre estos temas y generar debates genuinos. Trabajo Sexual no es igual a Trata de Personas. La trata de personas con fines de explotación sexual y el proxenetismo son delito. El trabajo sexual es una fuente legítima de vida para muchas mujeres de nuestro país. Y es obligación de todos y de todas reconocerlo.

19 comentarios:

Lukas dijo...

Excelente la nota de AMMAR. Deja bien claro quienes estan por detras de todo esto. Un poco vomitivas las fotos. Un buen contrapunto!!
Por otro lado me resuenan algunos temas que se intercambiaron a proposito del texto de Julieta. Reglamentar es la tarea parece y nunca ni prohibir, ni abolir .

guillermo dijo...

Coincido con Lucas, muy buena la nota de las chicas. Con respecto al debatre que hubo hace unos dìas con el tema del rubro 59 me parece que lo mejor es preguntarle a los trabajadores organizados. Leì gran parte de los comentarios y me resonaban medio troskos ya que tambien se puede decir que uno esta en contra de la explotaciòn del hombre. Estas minas laburan de trabajadores sexuales y exigen una regulacion de sus derechos y obligaciones como cualquier otro trabajador. No nos miran con caras tristes de pobrecitas sino que estan organizadas y se defienden con mucha fuerza e inteligencia. Los invito a visitar la pàgina de AMMAR para que conozcan lo que piensan.

Martha dijo...

Cierto Lukas. Yo que ando con el estomago medio revuelto y encima el cura éste. Puaj!

Mellamabanrosicler

julieta dijo...

guillermo: tu comentario me parece prejuicioso. AMMAR está divido en AMMAR y AMMAR Capital. precisamente el tema que las dividió fue la consideración o no de la prostitución como trabajo sexual. y creeme que las mujeres de AMMAR Capital tampoco te mirarían con cara de pobrecitas y luchan y se defienden y son fuertes e inteligentes. dejo el blog de ellas:

http://ammar-capital.blogspot.com/

por otro lado, digo un par de cosas. la prostitución nace de una desigualdad e injusticia de género y fue desde siempre una explotación sexual y de género. y realmente no sé qué cambio se supone que haya ocurrido para que dejemos de verla de esa forma. la prostitución era eso y lo sigue siendo. (me refiero a la prostitución femenina, que es la gran y enorme mayoría de la prostitución pasada y presente).

yo entiendo el planteo de AMMAR de hacer de la prostitución un trabajo. puedo entender las razones. y puedo entender que el abolicionismo parezca más cuestionable de lo que debería dada la alta vulnerabilidad en la que se encuentran actualmente las mujeres en situación de prostitución.

pero en cuanto al análisis de fondo del problema creo que el abolicionismo hace el análisis político correcto.

puertacine dijo...

Creo que ambas AMMAR tendrían que volver a juntarse, y amarse. Porque ambas tienen una parte de razón.

puertacine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
julieta dijo...

en el primer renglón donde dice "está divido" debe decir "está dividido".

Jo-Tsé dijo...

Publicar fotos de Gustavo Vera con un cura me parece un argumento de la misma calaña del que culpabiliza a zaffaroni.

Por otra parte es muy gracioso el argumento peronista de la "libertad de las personas adultas" bajo el regimen capitalista, el de la negación de la libertad por excelencia, el de la única libertad, la de mercado.

Aún así, apoyo al juez zaffaroni, frente a toda la maquinaria de desprestigio mediática que no busca más que presionar a la corte en el fallo sobre la "desinversión" de la ley de medios.

Lo que no me parece justo es atacar a ver y a la alameda, si la posición de ellos es antiprostitución por izquierda y trabajan con curas que son antiprostitución por derecha, hay que entender que cuando van en contra de la "reeducción a la servidumbre" en los talleres textiles, reciben el apoyo de los curas del barrio, aunque para algunos de esos curas ahí no haya pecado.

puertacine dijo...

La "libertad de las personas adultas" no es un argumento peronista. Con esto no estoy hablando a favor ni en contra. Aparte: he visto en muchos foros decir que lo que había en los departamentos no eran trabajadoras por cuenta propia ya que estaban "llenos de dominicanas"(sic). Razonamiento que roza la xenofobia o por lo menos la discriminación. Dar por sentado que si son dominicanas o paraguayas no tienen elección. Si alguien no le alquilara un departamento a una persona por ser prostituta, es un delito de discriminación. Por ser dominicana o paraguaya, lo mismo. Creo que el tema de la prostitución es un debate sin dudas pendiente y con retraso. Básicamente hay dos líneas, la de Ammar Capital, que plantea la ayuda y concientizacion de las mujeres, la de Ammar Córdoba, que plantea la regularización como trabajo. En mi opinion deberían volver a unirse, porque ambas tienen una parte de razón. Acá les copio la opinión de la segunda línea cordobesa: "Elena Reynaga, titular de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR), defiende al magistrado, ya que cree que esto no se trata más que de una operación política y le quita toda credibilidad a la Ong denunciante. “Primero que la prostitución no es ilegal. Y segundo si el juez sabía que se alquilaban para prostíbulos ¿cuál es el problema?. ¿Dónde está escrito que no nos pueden alquilar para trabajar?”, señala Reynaga quien está convencida de que esto no es más que una campaña sucia por las elecciones de octubre.
Además, la titular de AMMAR, dice que se puso en contacto con algunas de las mujeres que trabajaban en esos departamentos y que ellas le dijeron que lo alquilaban por su cuenta. “Todavía hoy se tienen ciertos prejuicios. ¿Cuándo van a entender que hay mujeres que le ponen el cuerpo, ejercen la prostitución y lo hacen para seguir estudiando o para criar a sus hijos. Para nosotras la denuncia no tienen ningún tipo de credibilidad”.
Asimismo Reynaga ya había denunciado previamente a La Alameda por haber allanado departamentos donde funcionaban cooperativas de trabajadoras sexuales, sin hacer distinción con la "explotación". Es posible que en algún futuro descubramos que en realidad, los que tienen verdaderos lugares de explotación son los denunciantes. No sería raro.

puertacine dijo...

Nota: La última frase de la entrada anterior corre por cuenta mía. El encomillado perternece a una nota de Gabriela Oprandi. http://crimenyrazon.com.ar/temas/otra-denuncia-contra-zaffaroni-por-los-departamentos-usados-como-prostibulos/

puertacine dijo...

Cuando comento mi opinion sobre la escición de las dos AMMAR, la secretaria de AMMAR Córdoba me responde que "esa es la linea de muchas OGn, que recibieron 2.5 millones de pesos del Gobierno de los EE.UU para luchar contra la trata, (nota diario la voz) pero mas facil es hacer campaña contra las trabajadoras sexuales. abolicionismo = criminalizacion".
Yo coincido en que es muy fácil y perezozo adherir automáticamente a la moralina histórica sobre el tema, la misma que durante siglos perduró en el desprecio social, que incluye la doble moral. Y no me extraña que provenga de EEUU como toda la ola prohibicionista que nos sacude. ¿Avanzarán como con todos los otros prohibicionismos cuyos resultados nefastos ya conocemos? Perseguir meretrices independientes fué siempre la práctica habitual de quienes tienen el negocio (de la trata) cerrado por otro lado. Abusos y asesinatos han sido históricamente y siguen siendo a causa de este negocio, fomentado por el desprecio social. La opinion pública tiende a confundir y meter todo en una bolsa. Recordemos al "loco de la ametralladora" que asoló Mar del Plata asesinando prostitutas. Jamás se comprobó de la existencia de ningún loco. Pero la sociedad no parece consternarse tanto por esto. Si es prostituta, y bueno, que se joda. El tabú sobre el tema solo agrega desprotección, violencia e indiferencia.

Lukas dijo...

Muy claro tu comentario Puerta cine. Totalmente de acuerdo.el otro dia estuve con La Naty y hablamos de vos y de tus peliculas.
Saludos

puertacine dijo...

Que bueno, Lukas. No he sabido cambiar el nombre de usuario por Esteban, pero igual te acordaste. De todas formas quiero agregar que todos estos debates tienen un trasfondo mucho mas amplio, tanto en cuanto a las formas de sexualidad (mandatos culturales) pasadas y presentes, como de todo lo que implica el dinero. Lo que asoma aquí es sólo una punta del iceberg. Una postura como esta se ariesga a malinterpretaciones facilmente. Personalmente desde el fondo de mis ideas en un plano teórico, diría que si la revolucion fuera en serio, entonces lo primero que habría que abolir es el dinero, (lo cual de todas formas podría ser suplantado fácilmente por el trueque). Y para que la sexualidad sea libre, abolir los mandatos culturales al respecto. Pero la realidad es que no vivimos en el "jardín de las delicias". Si salimos de los problemas prácticos, y de la coyuntura, el debate real es mucho mas amplio.

julieta dijo...

9 de agosto de 2011 – CABA

Comunicado – solicitamos su difusión

Campaña Abolicionista
“Ni una Mujer más víctima de las redes de prostitución”
www.campaniaabolicionista.blogspot.com

La Campaña Abolicionista “Ni una Mujer más víctima de las redes de prostitución” expresa su preocupación ante la condena mediática dirigida contra el Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni.

Cuando los derechos y garantías duramente conseguidos, cuando el principio de inocencia –una de las bases constitucionales del derecho penal-, ceden ante una neo inquisición posmoderna en que medios de comunicación masivos y otros actores sociales y políticos presumen la culpabilidad de una persona y se convierten en fiscales y jueces que condenan sin juicio previo, se marcha en dirección a una sociedad autoritaria en la que los derechos de todas/os están en riesgo.

Estas formas de criminalización están dirigidas a instalar el miedo y la desconfianza como principales componentes de la vida en sociedad y a la represión indiscriminada como única respuesta a todos los problemas.

En este contexto, se ha planteado un debate sobre la prostitución, en el que se equipara abolicionismo a prohibicionismo y se muestra su reglamentación en calidad de “trabajo” como una salida aceptable.

Declaramos enfáticamente que ABOLICIONISMO NO ES PROHIBICIONISMO. Desde una perspectiva abolicionista, no corresponde la represión de las personas en estado de prostitución, se encuentren en la calle o en una casa. Por ello, venimos reclamando desde hace años la derogación de los Códigos Contravencionales y de Faltas que las penalizan. Criminalizar a las personas en esta situación social debería ser considerado un delito. Sólo quienes explotan la prostitución de otras personas deben ser perseguidos penalmente, incluidos los que regentean, administran o sostienen prostíbulos, bajo cualquier denominación que se presenten.

La prostitución forma parte del continuo de violencia contra las mujeres, de la misma manera que las violaciones, los golpes, los femicidios. Es un producto de la desigualdad estructural entre varones y mujeres. Recibir violencia, exponer la integridad sexual, física y psicológica, no puede ser considerado un trabajo, es decir, un bien social posible y deseable para todas las mujeres y niñas/os. Considerarla trabajo es consagrar la desigualdad de género.

Lo que se requiere del Estado son políticas públicas que otorguen a quienes se encuentren en prostitución la posibilidad de salir de esa situación: reparaciones, asistencia médica y psicológica, capacitación laboral, trabajo, salud, educación, vivienda, es decir el goce de todos los derechos económicos, sociales, culturales y sexuales de que han sido privadas.

Por todo ello, reclamamos el cese de la condena mediática contra el Dr. Zaffaroni, rechazamos las posiciones prohibicionistas y reglamentaristas en torno a la prostitución y abogamos por un mundo donde las desigualdades sean abolidas.

E mail: niunavictimamas@yahoo.com.ar

Marta Fontenla: atem@cpacf.org.ar, tel.4374-0389, 156-5432152,
Liliana Azaraf: 4304-6325, 156-1913811
Marcela D´Angelo: dangelomarcela@fibertel.com.ar tel: 4433-4010, 153- 0135607
Adriana Garcia:grupodes_pegar@hotmail.com, tel 4952-0658
Angelita Vesentini: angevfemi@yahoo.com.ar, tel 155-5641085

julieta dijo...

Marcela D'Angelo es mi mamá.

julieta dijo...

muchas veces en este debate, me acordé del personaje de Three Times, que mientras luchaba contra un tipo de opresión, otra opresión (la de género) le resultaba invisible.

Oscar Cuervo dijo...

Julieta:
parece que fueras completamente refractaria a todas las argumentaciones que se plantearon en el debate, que no tenían nada que ver con defender a los explotadores. Tu crítica funciona mejor en Taiwan de 1912, con un sistema cerrado y monolítico, que frente a las complejidades que se plantearon en los distintos argumentos del debate. Nadie defendió en el debate la trata de personas ni la explotación de mujeres y niños. Pero por alguna razón vos seguís discutiendo con esa posición inexistente aquí.

julieta dijo...

que ya no exista un sistema monolítico y cerrado no significa que los valores que lo sostenían hayan desaparecido, así como la abolición de la esclavitud no logró abolir el racismo. y hoy tiene sentido hablar de racismo así como tiene sentido hablar de sexismo. yo no digo que nadie defienda la trata, pero sí creo que defender la reglamentación es convalidar la explotación de género.

puertacine dijo...

Para entendernos: ¿Explotacion de quien? ¿Hacia quien?