Cadete





domingo, 19 de agosto de 2012

Ricagno se pone un poco ruso

Hoy medianoche en la MARATÓN BESTIAL de FM La Tribu
Desde la hora 0:00 hasta las 6:00 del lunes
88.7 Y se escucha online acá

Lee poemas de Natalia Litvinova, y de Tsvetaieva, y de Rizhi y propios, y de Forlani - que son casi rusos...-, mientras aúllan las bestias esteparias, es decir los lobos de las tres de la mañana.

Adelanto: un ruso traducido por Litvinova, poeta y traductora que nació en Gome, Bielorusia, ahi cerca de Chernobyl, y vive en alguna estepa de Buenos Aires desde donde traduce y escribe y nieva.

¡Adelante, Natalia, en el móvil desde la estepa!

La cicatriz llamada Boris Rizhiy
por Natalia Litvinova

Boris tenía una cicatriz en la cara, una línea profunda, igual a un un río visto desde un avión. Lo descubrí cuando tenía 19 años y fue más importante que descubrir una cura o una enfermedad. Inmediatamente quise casarme con él pero ya estaba casado, y no estaba. Se quitó la vida a los 26 años cuándo sus poemas alcanzaron el fondo y la superficie de la sensibilidad rusa. Se mató igual que Esenin, aunque a Esenin lo habían matado. Sus poemas despertaron en mí el hambre que nunca pude saciar.

Un poema de
BORIS RIZHIY (1974 - 2001)
(traducciòn Natalia Litvinova)


... Me gustan los cuentos infantiles,

las linternas, los montes, los trineos,
las insignias, los globos, los petardos,
las roscas, los dulces, los juguetes.
... Las semanas de angina
para que alguien se siente en la cama
y no me suelte la mano
— nunca más — en la tortura infernal.

1 comentario:

Salvador dijo...

Hace unos años, en el Bafici, se proyectó un documental sobre el autor se llama simplemente "Boris Rizhy". Es buenísimo. No solo habla de la vida de el sino que muestra como continuaron la vida su mujer y su hijo que en ese momento tenía 12 años. Son casi 20 años de historia sovietica post caida del muro en 60 minutos.