Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

domingo, 6 de enero de 2013

Asunto que quema 2: "Muchos esperan que todo fracase para vuelva la oscuridad a la Argentina"

Hoy a la medianoche en el primer programa 2012 de La otra.-radio. FM La Tribu, 88.7, online



Hoy a la medianoche en La otra.-radio vamos a tratar otro asunto que quema: la operación contra los derechos humanos llevada a cabo por el diario Clarín esta semana, a propósito del acto desarrollado en la Casa de la Militancia que tiene la Agrupación HIJOS en el Espacio para la Memoria (ex Esma). El pretendido "escándalo" que se quiso instalar por el hecho de que en ese acto de fin de año se consumieron hamburguesas y se hizo un brindis puede ser interpretado como una reacción de la derecha contra los avances realizados en los últimos años en las políticas de Derechos Humanos.

En el año 2012 se produjo un salto cualitativo en el juzgamiento de los crímenes del terrorismo de estado: empezaron a llevarse a cabo los “megajuicios”, causas que unifican crímenes masivos cometidos en centros de detención durante la última dictadura. Estas megacausas permiten unificar muchos casos que hasta ahora se habían encarado por separado e investigar la responsabilidad de numerosos acusados. Algunas de esas megacausas son las de la ESMA en Buenos Aires, La Perla en Córdoba, y Arsenales y Jefatura de Inteligencia en Tucumán. Entre los tres suman delitos contra 1500 víctimas y se juzga a 150 acusados. Gracias a esta nueva forma de encarar los juicios contra el terrorismo de estado en el año que pasó se produjeron 134 condenas por delitos de lesa humanidad y los terroristas de estado condenados ya son 378. En la actualidad hay 232 acusados con juicios orales en proceso y 1013 procesados.

Quizá así pueda entenderse la irritación de la derecha ante este panorama alentador por el avance de la justicia. Tal vez, en contraste con estos logros, el "escándalo" por unas hamburguesas asadas pueda ponerse en un contexto más justo y quienes ponen el grito en el cielo por las actividades que se hacen en el Espacio para la Memoria (el Grupo Clarín, Margarita Stolbizer, Ernesto Sanz y Victoria Donda, entre otros) aparezcan como oportunistas y fariseos.

En el Espacio para la Memoria se realizan diversas experiencias que resignifican las luchas por los derechos humanos y construyen un sentido colectivo de la memoria: ahí funcionan el Espacio Cultural Nuestros Hijos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, la Casa de la Militancia de H.I.J.O.S., el Centro Cultural Haroldo Conti, el Archivo Nacional de la Memoria, el Canal Encuentro, el canal infantil Paka Paka, el Centro Internacional de Educación en Derechos Humanos de la UNESCO, la agrupación Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, la Iniciativa Latinoamericana para la identificación de Personas Desaparecidas, el Instituto de Políticas Públicas de Derechos Humanos del MERCOSUR, el Instituto Espacio Para la Memoria-IEM, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, la redacción de la revista La Garganta Poderosa y la Casa de la Identidad de Abuelas de Plaza de Mayo.

Hoy a la medianoche en La otra.-radio vamos a conversar sobre el sentido de estas experiencias con un militante de HIJOS, Camilo Juarez, que forma parte de la Casa de la Militancia.

El viernes escribió Luis Bruchstein en Página 12:

"El edificio donde se realizó el acto para presentar el Plan Estratégico de Justicia y el famoso asado se llama Casa de la Militancia y es el inmueble donde funciona la agrupación HIJOS. Para ellos es un acto de reconocimiento a sus padres, muchos de los cuales pasaron por la ESMA en la represión. Camilo Juárez es hijo de Quique Juárez, una de esas víctimas, y expresó que ellos transformaron a la ESMA en un lugar para la vida. Tiene más derecho a decir eso que cualquiera de la prensa opositora, así como de los políticos del radicalismo, del peronismo y del progresismo que fueron impotentes, en el mejor de los casos, cuando tuvieron alguna responsabilidad. Quique Juárez era un trabajador del gremio de Luz y Fuerza y seguramente preferiría ver a su hijo en la Casa de la Militancia, impulsando políticas de justicia y derechos humanos como integrante comprometido de esta sociedad y comiendo asado mientras lo hace. Allí funcionan las Madres, muchos de cuyos hijos pasaron por allí también, y las Abuelas, muchos de cuyos nietos fueron apropiados allí y lo mismo puede decirse de Familiares. Sobre ese dolor, así como enfrentaron en su momento a la dictadura –cuando pocos lo hacían– y mantuvieron en alto sus reclamos durante tantos años –cuando pocos lo hicieron– ellos decidieron que el mejor homenaje a sus seres queridos era transformar ese lugar de muerte en un lugar de vida. Nadie con un poco de vergüenza, ni siquiera ex detenidos desaparecidos, puede acusarlas de “banalizar” los derechos humanos y asociarse con esa acusación a campañas de difamación de las organizaciones de derechos humanos con las que la sociedad en su conjunto y esta incipiente democracia están en deuda". (Completo acá).

Hoy a la medianoche Camilo Juarez en La otra.-radio.

No hay comentarios: