Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

martes, 15 de enero de 2013

¿Qué nos pasa con las canciones?

Un programa para bajar
Primer bloque: clickear acá 
Segundo bloque: clickear acá 



James Blake es un músico londinense de 24 años que se constituyó para mí en la revelación de este último programa de La otra.-radio, dedicado al misterio de las canciones, con este sugestivo díptico Lindisfarne I y II, que explora diversas combinaciones de la voz humana distorsionada, armonizada, investida de silencio o acompañamiento instrumental mínimo, invitándonos a abandonar nuestras nociones usuales acerca de qué es una canción y aprender a escuchar nuestra escucha.

Lindisfarne I by James Blake on Grooveshark
Lindisfarne I by James Blake on Grooveshark

La propuesta de incluir las canciones de Blake entre las que escuchamos de este domingo vino de nuestro DJ invitado, Cristian Bonomo. El programa había empezado con un ejemplo notable de la canción popular sencilla y perfecta: María bonita, el viejo vals mejicano en su nueva y deliciosa versión a cargo de Natalia Lafourcade. De ahí a la compleja ingeniería musical que logran David Byrne y St. Vincent en Dinner for two (una relectura deforme del clásico Tea for two). Dos baladas de estructura clásica que van escalando el sentimiento a medida que se suman los integrantes de la banda (a la manera de Hey Jude): The scientist por Coldplay y All I can por Sharon Van Etten. Una obra maestra de todos los tiempos: Isolation, de John Lennon, con su extremo de desnudez y exposición emocional. Dos aspectos de Radiohead: la infalible formación clásica de rock en High and dry y el refinado y preciso arte del contrapunto que logran a la altura de Weird fishes. Después llegan mis dos favoritos del momento: el negro Frank Ocean (Think about you y Pilot Jones) y el blanco Cosmo Jarvis (Lacie y Think bigger), los dos en momentos muy altos de inspiración, con canciones de una belleza atónita. La que no podía faltar si se habla de la arquitectura y el misterio de las canciones era Bjork, que se hizo presente con dos de sus cumbres compositivas (Undo y The Triumph of a Heart). La oscuridad y la aspereza tímbrica de las baladas confesionales de Tom Waits, la música propicia para cuando estamos llegando a las 2 de la madrugada (All the world green). Y la sorpresa de Frank James. Y para terminar, el maestro secreto de la canción rioplatense, la gran anomalía, el extraterrestre: Eduardo Mateo y su hermosísima Tras de ti. Un conjunto de canciones tan buenas que el programa solo puede salir bien, a menos que lo arruinemos con nuestras breves intervenciones.