jueves, 1 de abril de 2021

Mandioca

 

Patologías Culturales - 26/3/2021


El sábado pasado volví a participar en Patologías Culturales (sábados 18:00 hs en FM La Tribu) y, a propuesta de Maxi Diomedi, hablamos de Rompan Todo, la serie de Netflix producida por Gustavo Sanatolalla.
  
Apenas un par de meses después de su estreno Rompan Todo ya parece algo viejo. Es que participa de esa caducidad rápida que tienen los productos pensados para el consumo rápido y el olvido. En un intento de defensa de la legitimidad de esta serie, hace poco el periodista Claudio Kleiman -que figura en los créditos como su consultor histórico- resaltaba que algunas semanas después del estreno todavía se ubicaba sexta en el ranking de las series más vistas de Netflix a nivel global. No es el tipo de argumentos que Kleiman hubiera esgrimido en defensa de un disco de la Incredible String Band o de Dylan en la época que escribía en Mordisco

La producción de Santaolalla se publicitó como la "historia del rock en castellano", aunque lo que mejor logra mostrar son los mecanismos del documental de formato que Netflix aplica tanto a la muerte de María Marta García Belsunce como a la secta de Jim Jones. Solo que esta es nuestra historia, escrita por los que ganan. Eso quiere decir que hay otra historia. Conocemos la genealogía del rock argentino porque nuestra sensibilidad está moldeada por él. No seríamos los mismos si de muy tiernos no hubiéramos escuchado "No pibe" o "Es una nube, no hay duda". Hay un sabor único en estas canciones que desbordan los límites de lo que se entiende por "género musical". Esto habla también de la manera argentina de procesar los estímulos artísticos universales. No es simplemente "rock en castellano": en la manera de decir, en el pulso, en la lírica de Manal, Moris, Tanguito, Vox Dei, Pappo o Charly hay algo que no se parece a nada en el mundo y que Rompan Todo no supo captar, a pesar de estar hecha por argentinos. El formato es el sujeto. Mejor ver Mandioca, la madre de los chicos producida hace unos años por la TV Pública. 

Para eso más que nada sirvió conversar el sábado de Rompan Todo: para recordar, recomendar y volver a ver Mandioca. La madre de los chicos.

No hay comentarios: