todos estamos igual

martes, 19 de marzo de 2024

Que vuelvan las ideas

AM 530 - Somos Radio
 


Comentario a una nota de Oscar Cuervo en el programa "Que vuelvan las ideas" conducido por Pablo Caruso en AM 530 - Somos Radio

El ataque al cine argentino no lo hace milei en primer lugar como política de ajuste sino con fin propagandístico. Como la economía anda mal quiere distraer a su electorado mostrando que ataca "el curro de las películas que no ve nadie". El mismo patrón por el que se ataca "el curro de los DDHH" o "la mafia de la justicia laboral": para dibujar los contornos de la "casta" a la que culpabiliza por la inflación y la pobreza. Parte de su electorado compra que se están desmatelando "los kioscos de la casta". La defensa del sector cinematográfico alegando la importancia social, cultural y económica del cine argentino es necesaria pero es un error limitarse a defender la actividad sectorial. El electorado percibe estas defensas como "casta". Trump lo hace en USA. En estos días milei avanza contra el cine pero también contra docentes, científicos, derechos laborales, feministas, organizaciones sociales, etc. Es FUNCIONAL a este ataque que cada sector se defienda a sí mismo "demostrando" que no hay "curros". Cada sector caracterizado como "curro" reacciona defensivamente y milei dibuja los contornos de la casta. "¿Vos querés que el estado haga películas (o tenga universidades) mientras se mueren de hambre los niños en el Chaco?". Esa idea consolida su base electoral. La defensa sectorial de cineastas, actores, críticos, productores es necesaria pero no suficiente, en tanto la comunidad cinematográfica no asuma que lo que se está atacando no es solo el cine (o la ciencia o los DDHH) sino UNA FORMA DE VIDA. Por lo que creo que toda defensa sectorial (los actores o críticos demostrando que no hay "curros") no alcanza si no se integra a una contraofensiva estratégica que abarque a trabajadores, organizaciones sociales, científicos, universitarios, feministas. En defensa NO SOLO del cine argentino (o las organizaciones sociales o el CONICET) sino de una concepción integral de la comunidad: CGT, CTA, CTERA, CONICET, feministas, cineastas, universitarios deben articular una lucha común en las calles, en los medios, en el Congreso. Si el cine solo defiende al cine, al fascismo de mercado le será más fácil destruirlo.

No hay comentarios: