Cadete



martes, 1 de mayo de 2012

Corazón olvidadizo

Un programa para descargar: La otra.-radio 30-4-2012
Dylan / Charly 60 x 60 / Aznar-PRO ultrajando a Spinetta
Aristimuño / Bonus track: Cristina en Velez. 
Descargar el programa clickeando en este link:




Suele oponerse erradamente tradición a futuro. Mal, porque solo se oponen si los pensamos de un modo abstracto, como si la tradición fuera una herencia plegada sobre sí misma, auntosuficiente, cerrada. Como si hubiera un futuro posible que nos esperara ahí, un poco más allá de ahora, despegado de lo que el tiempo trae.

Es interesante pensar esa falsa oposición, en lo que su falsedad respecta, en relación a dos artistas, dos músicos, dos tipos que han dejado una huella muy profunda en la música popular, justamente a partir de haber abierto posibilidades que hasta ellos no existían. Dos innovadores: Dylan y García: hombres grandes, viejos guerreros de muchas batallas, con una trayectoria tan extensa que algún distraído podría pensar que sus obras están completamente vueltas al pasado.

Por estos días ambos nos han dado que hablar: Dylan por presentarse por cuarta vez en Buenos Aires, aunque por primera vez en un contexto (el teatro Gran Rex) que permite apreciar su arte en la terminación del detalle: porque Dylan es un maestro del detalle (ampliaremos). Charly por presentar un boxset (60 x 60) que es el más completo compendio de su obra apabullante.

Nos quedamos por tener fe
nos fuimos por amar.
Ganamos algo y algo se fue.
Algunos hijos son padres
y algunas huellas ya son la piel.


Charly se revisita desde una serenidad que prácticamente nunca le conocimos y se coloca como discípulo de sus canciones, para aprender de nuevo todo de ellas. Una obra incandescente, plena de canciones prodigiosas, ahora recuperadas como piezas, estructuras de una precisión que hoy sólo puede ser pensada como clásica. Ese clasicismo solo fue posible como un devenir que alguna vez tuvo el valor de arrojarse a lo incierto: no hay clásicos sin incertidumbre, porque el gran triunfo de los artistas clásicos radica en que lo contingente y frágil parezca necesario e inexpugnable. Esa tensión entre una cosa y la otra puede aprecisarse con toda claridad en 60 x 60, una gran lección para músicos del futuro.

Dylan, la efigie, el tipo que de joven le robó a los clásicos de su tiempo, el viejo que ostenta un cuerpo de obra de una inmensidad intimidante. La vida entera de Dylan abarca el ciclo vital de un género: el rock a secas, más que ningún otro músico, vivo o muerto. Verlo en acción, a pocos metros, ser rozado por el aliento que sale de su boca, él, el dueño de las palabras, no porque haya dicho palabras bellas, sino porque las hizo resonar de un modo que nadie había escuchado. Dylan ahí para decir las palabras como si se acabaran de inventar. Ampliaremos.

Corazón olvidadizo
como una sombra que anda 
por mi cerebro toda la noche
estuve sin dormir 
escuchando el sonido del dolor
la puerta se ha cerrado por siempre
si es que alguna vez hubo una puerta.

Charly dijo hace pocos días que en un momento se pensó que el rock de ahí en más iría a ser siempre Europe y Bon Jovi, pero con el correr de los años, gracias a tipos como Dylan y McCartney, se comprendió que el truco no era tirar un viejo por la ventana cada mes, porque se puede ser viejo y cool, así como se puede ser joven y timorato.

El programa del último domingo nos dedicamos a pensar estas tensiones del rock a partir de dos casos felices, Dylan y Charly. Pero hubo tiempo también para reconcer la promesa y el cumplimiento que encarna un músico joven como Leandro Aristimuño, cuyo disco Mundo anfibio puede colocarlo en la senda de los grandes. Mundo anfibio ya está en nuestra lista de los discos favoritos, esos a los que estamos seguros de que vamos a volver.




Y ya que estamos hablando sobre la tensión entre la obra clásica y el riesgo, tuvimos que referirnos a un caso desgraciado: el de un músico que con aparentes "buenas intenciones" de homenajear a un grande como Spinetta, termina ofendiendo, con su oportunismo, la memoria del supuesto homenajeado, Luis Alberto Spinetta.

Sobre las diversas modalidades de tradición y futuro, quisimos hacer un programa preguntándonos por el presente. Lo pueden escuchar descargando el audio aquí: Link para descargar el programa donde se escucharon los siguientes: Tango en segunda, El amor espera, Ballad of a thin man, Anhedonia, Forgetful heart, Desarma y sangra, Jolene, Elefantes, Un dolar, un reloj y una frase sin sentido, Piano Bar, Plateado sobre plateado, Not dark yet. En La otra.-radio del 29/4/2012.


No hay comentarios: