Foto: Nadia Albarracin


jueves, 3 de mayo de 2012

Homenaje

La defección artística de Aznar explicada al niño


por Oscar Cuervo

No es objetable que Aznar toque contratado por la Ciudad de Bs As, ni que sea con entrada gratis, ni que cobre un cachet por su trabajo.

Tampoco obviamente es un crimen homenajear a Spinetta.

Estoy un poco cansado de decir que nada de eso me parece criticable y tener que volver al inicio: Vergonzoso el manoseo que Aznar permitió hacer a la memoria de Spinetta, poniendo el amarillo PRO asociado a los "puentes amarillos".

Aznar puede cometer tamaña falta de respeto precisamente porque Spinetta está muerto.

A vos, niño, que no sabés qué hay de malo en ello, te pregunto, ¿te interiorizaste sobre la manera cuidadosa en que Spinetta trataba su obra? ¿Las veces que se negó a firmar contrato con las discográficas porque no respetaban sus deseos artísticos? ¿Las veces que se negó a salir en la tapa de las revistas? ¿Vos escuchaste la parrafada que le dedicó a la Rolling Stone en Velez porque habían adulterado la foto en la que él posó junto a Charly?

Bueno, después de tener en cuenta todo eso, pensá si Aznar tenía derecho de entregarle al marketing PRO, a Lombardi, Macri y Durán Barba un afiche y un título de recital donde se vincula una de sus mejores canciones al amarillo PRO.

Ver acá: Foto

Admito que vos seas un niño ingenuo y bienintencionado y no captes la especulación marketinera y la falta de respeto al arte que hay en todo esto.

Admito que tu estado de niñez sea pre-político y quieras deslindar un recital al aire libre en "homenaje" a un músico ya muerto de su dimensión política. Admito que tu niñez te lleve a pensar en la nochecita, la guitarrita y el porrito y por eso te dé paja considerar la posibilidad de que detrás de esta convocatoria hay una determinada política. Admito que tu estado de niñez te lleve a suponer que Spinetta era un ser angélico que en sus 40 años de carrera no desarrolló una política de autor que lo hizo asumir posiciones muy serias y muy jugadas por la integridad de una obra que se resiste a ser manoseada por el marketing. Admito que a los niños todas estas cosas les resultan muy complicadas.

Pero Lombardi y Aznar son tipos de más de 50 años que conocen la política de autor de Spinetta por poner su música en un lugar de cuidado. Ellos, tipos de 50, hicieron cada uno su negocio, Aznar el suyo ("homenajear" a un muerto que ya no podía responderle y ganarse las lágrimas de los niños sensibles y prepolíticos) y Lombardi el de él (darse el gusto de poner un fragmento de poética spinettiana con fondo amarillo Durán Barba).

Amparándose ambos en una triste razón: Spinetta está muerto y no podía responderles.

8 comentarios:

César dijo...

¿Cuanto falta para el homenaje a Cerati "amor amarillo"?

Oscar Cuervo dijo...

Está ensayando Pedro y esperando que ese corazón falle.

Carlos G. dijo...

¿En manos de quién habrán quedado los derechos de Spinetta, persona de la cual se habrá requerido la autorización para éste y futuros "homenajes"?

mariano dijo...

.

hernún dijo...

posiblemente spinetta no fue tan puro cuando abrazó a alberto fernández en la casa rosada, tocando para esa caterva de hijos de puta. posiblemente aznar haya pecado de boludo (no me parece nada acertado acusar a alguien de niño, menos aún en la supuesta defensa del arte spinetteano).

coincido con que les dejó un regalito precioso a las hijos de puta del pro, y eso es horrible. pero tampoco nos pasemos de rosca, y pretendamos hablar en nombre del flaco. yo no sé desde dónde hablás. quizás lo conocías al flaco en profundidad como para decir lo que decís (posta, no tengo idea) pero, en todo caso, me parece que aznar sabía quién era el flaco, y sabía lo que pensaba, y tiene tanto derecho a usar su obra como cualquiera. ni aznar es un mercenario, ni spinetta es la virgen inmaculada. y, convengamos, ni aznar ni spinetta se caracterizaron por su compromiso político. toda la puteada de spinetta contra las discográficas se convirtió en elogios para sony cuando le puso la tarasca. y está bien, porque eso reclamaba. pero eso no es una posición política.

de modo que me parece exagerado asumirse albacea de la pureza de spinetta, ponerse determinar si está bien o no usar así la obra de spinetta. a mi me da asco el gobierno pro. pero me pareció excelente ese concierto. me da asco la casa rosada, pero no se me ocurrió salir a putear al flaco por cómplice, obsecuente, malmenorista o prepolítico. dicho sea de paso: ¿qué es un prepolítico? ¿acaso hay una evolución hacia la política? ¿hacia qué política? ¿hablamos de emancipación, de representación, o de qué? ¿es un otro estado de conciencia, es privativa de iluminados o de adultos cuya evolución los aleja de la inferioridad de la niñez?

en tiempos en los que los músicos (y tantos otros) se obligan a embanderarse a favor o en contra de gobiernos y partidos, en tiempos en los que se trata a los músicos como si pudieran decir políticamente algo que no puede decir cualquiera, es bueno recordar que los músicos pueden ser también idiotas útiles a veces, o sencillamente importarles un carajo ciertas cosas, o quizás comprenderlas de otra forma. yo no aceptaría jamás que mi música le firme los afiches al pro. pero aznar puede hacer lo que se le cante, creo yo. y me resulta más razonable criticarlo por prestarse a eso, que criticarlo por hacerlo con música de spinetta. y entonces habría que criticar (y, posta, hay que hacerlo) a un quilaje enorme de músicos que hacen eso, incluyendo a don luis alberto, qu eha tocado muchas veces con publicidades gubernamentales en conciertos gratuitos cobrando cache. y, para peor, ¡usando la música de spinetta!

por otra parte, ¿de qué carajo vive un músico? ¿puede sustraerse a esa clase de manipulación? en fin, da para largo.

Oscar Cuervo dijo...

Hermún:
no entendiste bien lo que escribí. Volvé a leerlo un par de veces, ahí figuran las respuestas a las preguntas que vos hacés. Solo que lo habrás leído falto de concentración.

hernún dijo...

gracias por tu atención. volví a leer tu texto, muy concentrado, pero no encontré nada que me aclare algo acerca de lo prepolítico, o de la política, por remitirme a las preguntas. ni tampoco un sólo comentario que me aclare algo acerca de todo lo demás.

probá actualizando la página, capaz que leíste solamente el últmo renglón. a veces pasa.

Oscar Cuervo dijo...

Hermún: desde el título en adelante "La defección artística de Aznar explicada al niño" no entendiste nada de la nota. Aznar no es el niño. Bueno, paciencia: vos encontrarás otros textos que se adecuen a tus necesidades y yo otros lectores que me entiendan. Saludos