Cadete





miércoles, 1 de octubre de 2014

"El gobierno nacional debe endeudarse en U$S 20.000 millones si pretende tener una salida pacífica": lo dice un asesor massista, pero parece un ultimatum de la Embajada

Guillermo Nielsen: por decir cosas así, Scioli lo echó del BAPRO


Desde hace semanas viene comportándose como el vocero de los buitres en la escena política local. El fin de semana pasado anunció su pase al Frente Renovador de Massa. Hasta hace un par de días fue director de Provincia Seguros, pero su posición en ese alto cargo del BAPRO se volvió insostenible, Scioli lo terminó echando. 

Lo interesante es que, como reciente adquisición del massismo, Nielsen expresa con desenfado la salida que la derecha financiera internacional anhela para esta situación. No hace falta tramar ninguna lectura conspirativa: el flamante asesor del massismo lo dice con todas las letras: el gobierno tiene que endeudarse en 20 mil millones de dólares para pagarle a los buitres o tendrá que irse antes del fin del mandato. Parece empezar a definirse el programa económico del massismo, en consonancia con la Embajada yanqui a la que el renovador es tan asiduo visitante.

El economista Guillermo Nielsen, recientemente incorporado al Frente Renovador que conduce Sergio Massa, afirmó que el gobierno nacional "debería endeudarse en U$S 20.000 millones" si pretende tener "una salida pacífica" en diciembre de 2015. Suena a ultimatum buitre, ¿no?

Nielsen también consideró que "el gran error del Gobierno es no haberse avenido a lo que dispuso" el juez federal de Nueva York Thomas Griesa de pagar lo que reclaman los fondos buitre, porque, según explicó, esas "son las reglas de juego" de los mercados financieros.

"Uno tiene que bailar lo que se baila en ese mercado. Son las reglas del juego", remarcó Nielsen, quien asimismo sostuvo que "Argentina tiene que volver al mercado internacional, a la normalidad".

Al respecto, afirmó a las radios Latina y La Red que "la Argentina debería estar buscando entre U$S 15.000 y U$S 20.,000 millones de dólares para que esta administración entregue pacífica y sensatamente el gobierno".

Consultado sobre si en caso de que la Argentina no obtenga financiamiento no habrá una "salida pacífica" a fines del año próximo, el asesor de Massa respondió: "Me temo que no. Fíjense en los indicadores del nivel de actividad: pésimos. La economía va a seguir barranca abajo".

No hay comentarios: