Cine y pensamiento







El próximo sábado:
La Pivellina + una yapa. Alvarez Thomas 1093 - 19:30.

miércoles, 13 de julio de 2016

El Chino Navarro salió a distanciarse de Massa y se reivindica kirchnerista

El Movimiento Evita convoca a acompañar las movilizaciones de este jueves contra el tarifazo




El domingo pasado en La otra (FM 89,3, Radio Gráfica) le dedicamos un bloque a analizar la ruptura de los diputados del Movimiento Evita con el bloque del FPV y las declaraciones en las que el Chino Navarro aparecía tratando de integrar a Massa en una interna panperonista. Después, Navarro salió a relativizar ese acercamiento en una nota que le hizo Gabriel Fernández para La Señal Medios. Para ese entonces, la ruptura del bloque de diputados y la mención de Massa como posible aliado habían provocado malestar dentro del Movimiento Evita, lo que incluso causó una escisión interna: Pablo Vera, jefe de gabinete del partido de Avellaneda y co-fundador del Evita, anunció la semana pasada la creación de un espacio disidente de la conducción.

Movimiento Evita: “Vamos a armar un espacio interno para proteger la identidad kirchnerista”


AGENCIA PACO URONDO: ¿Cuál es tu opinión sobre la ruptura del Movimiento Evita del bloque del Frente para la Victoria en Diputados?

PABLO VERA: Muy en desacuerdo, por varias razones. Uno, la ruptura es funcional al macrismo, porque debilita al principal espacio opositor del Congreso. Dos, desconoce el liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner (CFK), que está bajo un ataque del partido judicial. Tres, responde más a internas administrativas y a la lógica legislativa que al hacer concreto de la militancia y a las urgencias de la gente de a pie. Cuatro, algo muy grave, está al servicio de la agenda mediática. Las explicaciones posteriores son aún más preocupantes. Se convoca a una unidad en abstracto. Para construir un frente antimacrista tiene que haber actores reales, un sujeto social. Se parte articulando ese frente social y después se convoca a la unidad. Sino, es un frente de dirigentes. Hay que pensar en términos movimientistas ¡no en acuerdos de cúpulas! 

El debate interno debe haber sido fuerte, ya que la mesa nacional del Movimiento Evita tuvo que sacar un comunicado: "Ni nos vamos del Proyecto ni, mucho menos, renunciamos a concretarlo".

Como para terminar de despejar dudas acerca de la viabilidad de un acuerdo del Evita con Massa, anoche en el programa de Roberto Navarro en C5N el Chino salió a distanciarse del jefe del FR y a reafirmar su condición kirchnerista e incluso afirmando que se siente parte del FPV:




"Darle al gobierno los instrumentos para que ajuste no es gobernabilidad, es ser socios en el ajuste, por más que después nos diferenciemos con una carta o con una declaración -dijo ahora el Chino en alusión a Massa-. La única forma de garantizar una gobernabilidad es pensar en el bienestar de los 40 millones de argentinos; por supuesto, que haya institucionalidad, y para eso en el Congreso la oposición, el Frente para la Victoria, las distintas variantes del peronismo que hoy se extresan en el Congreso, y también el Frente Renovador, hay que tomar medidas concretas que beneficien a los usuarios. Porque Massa escribe una carta y le dice al Presidente que vuelva atrás con el tarifazo. ¿Por qué no se convoca a una sesión extraordinaria y los diputados de la oposición, que somos absoluta mayoría, votamos que se retrotraiga ese tarifazo?

- Ahora, Chino, cuando ustedes se van del bloque del FPV y se van dividiendo -pregunta Roberto Navarro-, ¿eso no lo fotalece al gobierno? ¿el gobierno no piensa que puede salir caminando, total ustedes están cada vez más segmentados?

Chino: Si no hacemos nada, es cierto, pero si en este aspecto estamos todos de acuerdo: si nadie difiere con que hay que frenar el tarifazo, con convocar a una extraordinaria los diputados de todas las fuerzas, no importa que seamos tres, cuatro, cinco o seis bloques, todos coinicidimos que el tarifazo y el ajuste de macri es salvaje, es injusto y antipopular, bueno, hay que demostrarlo en el Congreso. Ahí se va a ver quién de verdad es oposición o quién es oposición para la foto, para la carta o para quedar bien. El tiempo se acaba para las dobles actuaciones. Hay que hacerlo urgente. Primero, nadie quiere una situación de conflicto donde los que van a pagar los platos rotos son los humildes, los trabajadores, los pequeños y medianos comerciantes y la clase media. Todos aprendimos la lección del 2001. Nadie quiere retroceder. Pero para no retroceder hay que frenar el ajuste. Ya hay despidos, ya hay suspendidos, estamos hablando de miles de personas, comercios que cierran, restaurantes, kioscos, ejemplos sobran. Por eso me parece que el Congreso es un lugar donde se puede revertir esto con medidas concretas. Pero después también está la calle. Y por ejemplo el jueves va a haber protestas, va a haber reclamos, nosotros planteamos que tenemos que estar todos en la calle. Incluso dejar de lado la cuestión política partidaria, que sea una cuestión política de la Argentina. Porque si Argentina no tiene un mínimo de dignidad, de equidad, de inclusión, es muy difícil pensar un futuro mediato. Ni que hablar de inversiones. Hablemos de convivir con un mínimo de razonabilidad.

- Más allá de que ustedes se hayan apartado del FPV, -dice el periodista-, ¿seguís considerando el liderazgo de Cristina?

- Yo soy peronista -contesta el Chino-, sigo siendo kirchnerista, no reniego de los últimos 12 años, ni de Néstor ni de Cristina. Y también me siento parte del Frente para la Victoria. Lo que no compartíamos era la estrategia en la cámara de diputados, de estar encerrados. Tenemos que estar abiertos para articular con todos los sectores de la oposición para frenar el ajuste. El tema es que acá se pongan las cartas sobre la mesa. Todos decimos que somos oposición. Nosotros [al macrismo] no le votamos ninguna ley: ni los fondos buitres, ni poner en riesgo el sistema previsional. Porque esto cómo termina si no lo resolvemos y no vienen las inversiones? Van a ir por el fondo de sustentabilidad que tiene el ANSES en las empresas con la excusa de que le van a pagar a los jubilados, igual que hizo Menem en los 90. Para frenar esto lo están demostrando en la calle los trabajadores, los vecinos, las organizaciones de consumidores. Pero lo que falta a los diputados y a los entre comillas "líderes de la oposición" es poner el cuerpo en el Congreso, votar en contra del tarifazo y decirle a macri: "frenamos el tarifazo".

- Ahora, ¿quién es el líder de la oposición?

- No, hay que reconstruir el liderazgo. Cuando vos me preguntabas por Cristina, el liderazgo de Cristina trasciende el FPV y el peronsimo, pero ella decidió jugar ese rol y no está mal. Imaginate a Cristina activando: la estarían acusando de que propicia un golpe. Creo que actúa con responsabilidad y con inteligencia. En el resto de la oposición no hay un liderazgo.

- Pero la democracia necesita un liderazgo.

- Pero lo que hoy nos tiene que conducir es la política y la política es muy clara: si todos coincidimos en que el gobierno de macri ajusta, se va a poner al frente de la oposición aquel que tenga el valor de frenarlo a macri. Hoy por hoy me parece que muchos amagan, yo quisiera, pero a mí no me da el cuero, no soy un dirigente tan importante ni tan conocido. Pero hay dirigentes que tienen que ponerse el saco de opositores y defender los intereses de la gente. Cada uno aportaremos desde el lugar que nos corresponde. Nosotros [el Movimiento Evita] por ejemplo el jueves vamos a acompañar humildemente, desde un segundo plano la movilización, porque el protagonista es el pueblo.


En nuestro programa del domingo pasado, también nos referimos a la caracterización que hizo Verbitsky de Massa en un reciente reportaje que le hizo La Izquierda Diario:

Durante la campaña, cuando él [macri] hizo la referencia al “círculo rojo” hubo una especie de confusión generalizada en el sentido de que era él quien expresaba el “círculo rojo”. En realidad, él estaba denunciándolo, no expresándolo. La expresión del “círculo rojo”, en la política argentina hoy, es Sergio Massa; es allí donde está el “círculo rojo”. La transnacional italiana Techint, los grupos económicos locales, el grupo Clarín, están allí, no están en el gobierno de la alianza Cambiemos. Por supuesto, frente a los sectores populares todos cierran filas y son uno, pero hay contradicciones entre ellos que yo creo que se van a desarrollar y se van a expresar a lo largo de los meses y los años próximos.

Para escuchar este tramo de La otra.-radio (en el que también hablamos del ataque de una patota protegida por la Policía Federal al diario Tiempo Argentino y pasamos canciones de Martín Buscaglia & Antolín, Eduardo Mateo y más temas del nuevo disco de Los Cadillacs), pueden clickear acá.

2 comentarios:

Angel dijo...

este sorete parece alumno de sola. "Hay que hacerse el boludo". Mando fruta cuando navarro lo apuro con los tiempos de la oposicion.

Oscar Cuervo dijo...

Creo que en estos últimos días, quizás por causa del debate interno, el Evita salió a explicar mejor su posición y me parece respetable que muestren algunas diferencias tácticas pero mantengan el proyecto estratégico. También me parece correcto que propongan lograr mayorías parlamentarias para oponerse al macrismo, no importa de dónde vengan esos votos. Lo mismo dijo Cristina en Comodoro Py: no preguntemos de dónde vienen, sino a dónde van. Está bien que el Evita proponga también salir a reclamar en la calle. Por último, es cierto que sus diputados, aún los que se fueron del bloque NUNCA votaron las leyes que le dan "gobernabilidad" al macrismo en el Congreso nacional: ni la de los buitres ni el paquete de blanqueo. Recordemos que parte de los que sí se quedaron en el FPV votaron algunas de esas leyes del macrismo. Así que es momento de ser amplios y no tildar de traidor a cualquiera. Hay que ver cómo cada uno se va desempeñando día a día. Este reposicionamiento del Evita me parece positivo y necesitamos contar con ellos para reconstruirnos. El límite es Massa.