Dan vergüenza





lunes, 18 de marzo de 2013

Dicen que después de ser designado Papa, Bergoglio conversó largamente con un político argentino. Confirmado: estuvo dos horas con Cristina.


La reunión de Cristina y Bergoglio desactivó el intento de la derecha golpista de transformar al Espíritu Santo en vocero de la oposición. Ahora deben encolumnarse otra vez tras Videla.

Los diarios de la derecha y los políticos sin rumbo instalaron al Papa como Jefe Espiritual de la Nación. Hoy el Jefe almorzó con Ella.

Los chupacirios esperaban transformar la asunción de Pope Francis en un gran cacerolazo. Después del almuerzo de hoy, esta noche en la Catedral habrá lo de siempre: una gran reunión de chupacirios.

El cacerolo tuitero bajó sus expectativas: esperaban lapidar a Cristina desde el Campo Papal. Ahora se conforman con burlarse de Horacio González y Horacio Verbitsky. ¿González y Verbitsky quedaron desautorizados por el almuerzo con el Pope? NO. ¿Quedan afuera del kirchnerismo? NO. El kirchnerismo es plural. Fracasado el plan "El Mundo derrota a CFK con la Papización de Bergoglio", ahora intentan "El kirchnerismo se divide por Bergoglio" Fracasarán de nuevo.

¿El almuerzo de hoy transforma a Papa en un santo sin pasado? NO: Bergoglio sigue siendo el mismo Bergoglio. Ahora Jefe de Estado.

¿Los que no lo queríamos a Pope Francis lo vamos a querer? NO. ¿Vamos a dejar de ser cristinistas? NO, por supuesto. Por más besitos y mates entre el Jefe y la Jefa, Bergoglio sigue siendo hombre de cuidado. Pero la oposición tiene que seguir laburando, pensar un programa y buscar un candidato: no crecerán con un golpe de suerte externo. Esperaban ver a Cristina desquiciada, ofuscada, despechada. En cambio, tuvieron a una estadista más viva que todos sus oponentes. Cristina hizo lo que hace una gran dirigente: la preservación del proyecto político popular. Con gran intuición quebró la maniobra derechista. Lamentablemente para el mundo cacerolo, ellos volvieron a quedar más cerca de Videla y los genocidas procesados que del Pontifex.

¿Qué es eso de la derecha de instalar la figura del Gran Santo Opositor para que la foto y el rédito político se lo lleven la Yegua?

Bueno, cacerolos: lo de Francisco Pope por ahora no va: prueben con Francisco De Narváez.

2 comentarios:

Maloperobueno dijo...

Los kirchneristas son así, se amoldan absolutamente a todo mientras la guita fluya y los bolsillo no enflaquezcan.

Me gusto eso de "Jefe y la Jefa"...

Lidia Ferrari dijo...

Muy claro y contundente, Oscar. En términos de Argentina, es así. A mí me preocupa lo que este Francisco venga a representar para toda América Latina. Por eso hay que seguir el pensamiento de Horacio Gonzalez sobre el retroceso en términos del proceso en A.L. Me preocupa y creo que es para preocuparse. A.L. con la densidad más alta de católicos del mundo. Me impresiona lo que puede lo mediático unido a un papa ecuménico, es decir, universal. Se trata de religión y misticismo. Eso es muy poderoso. Lo veo aquí en Italia y en Europa. Cuando nadie daba 2 mangos por el papa y el vaticano gracias a sus chanchullos nauseabundos ahora todos se convierten a la nueva iglesia de los pobres. No es política, es religión. ¿No es inquietante que con dos buenos días de más, una toga más sencilla, un anillo de plata y alguna otra modestia por televisión, todo se transforme? Por mucho menos a cualquier político latinoamericano lo denuncian como demagogo y populista. Ahora Francisco es un héroe. ¿Cómo? ¿Se me escapa alguna cosa o es que se levantan las banderas del otro para apropiarse de sus tesoros?