lunes, 6 de junio de 2016

Anoche Lopérfido fue repudiado otra vez en el Teatro Colón


Otro sonoro abucheo se ganó el ministro de cultura porteño y director del Teatro Colón, el negacionista Darío Lopérfido. Anoche lo repudiaron en su propio ámbito, el Colón, mientras se llevaba a cabo el ensayo general con público de la ópera Dido y Eneas. Cuando la gente advirtió su desagradable presencia, comenzó a multiplicarse una repulsa colectiva: ¡Renunciá, Lopérfido! En el estilo pendenciero que lo hizo tristemente célebre, Lopérfido se puso a farfullar incoherencias sobre los Montoneros. En el hall se comportó como si fuera el dueño del Colón. Una mujer del público se le acerca y le dice:

Nos das mucha vergüenza.

Y a él se le ocurre contestar:

- Viniste acá a escuchar una ópera porque yo lo hago gratis y lo dispuse yo.

Un señor escucha azorado la jactancia de adjudicarse el tradicional ensayo general gratuito, financiado con fondos públicos, como si fuera una concesión monárquica:

- Pagamos todos, usted no nos regala nada -dice el hombre-. No se crea omnipotente, usted no nos regala nada. Y hay que revisar su antigua gestión, usted tiene causas pendientes con la justicia. (El señor se puede referir al desempeño de Lopérfido como asesor De La Rúa cuando éste declaró el estado de sitio que terminó con 38 asesinatos cometidos por las fuerzas de seguridad; o quizás a las denuncias sobre las cuentas offshore que Lopérfido tiene en paraísos fiscales).

Al no saber qué decir, Lopérfido intenta agraviar a sus interlocutores. Le dice a la mujer que le discutía:

- ¡Estalinista! -y sale de escena con gesto despechado. (Ver la escena acá)

En una escena similar producida durante el BAFICI, cuando empezó a ser cuestionado por los que estábamos en el hall del Village, Lopérfido esa vez me lanzó un "¡Fascista!" y se escabulló.

Peculiar situación de la cultura porteña. El funcionario que la maneja como si fuera su estancia no puede asomar su empolvada nariz sin ser repudiado y siempre huye insultando a los ciudadanos que le expresan su rechazo. ¿Cuándo será el día en que la ciudad tenga un ministro que pueda aparecer en público sin que pasen estos papelones?

El spot realizado por los trabajadores de la cultura que exige la renuncia del actual ministro de cultura porteño acá: