viernes, 10 de junio de 2016

Horacio Verbitsky en Radio Gráfica: la tensión política después del primer semestre



Esta semana el periodista Horacio Verbitsky fue entrevistado por el programa Sindical Federal (Radio Gráfica, 89,3, ver acá) y se refirió a varios temas de actualidad:

- La tensión política en los primeros meses de gobierno de la Alianza Cambiemos (escuchar completo clickeando acá).

"Hay una tensión fuerte porque Macri ganó por poca diferencia, pero ganó la elección, hace pocos meses, y hay una inercia del electorado. Vos fijate que el único presidente que perdió la primera elección posterior a su elección fue Fernando De La Rúa en octubre de 2001 y en diciembre se acabó su gobierno. El resto de los presidentes de la democracia argentina ganaron la primera elección legislativa posterior a su elección. Hay una inercia por la cual los cambios de posición son más lentos. Ahora la política que está llevando adelante la Alianza Cambiemos es tan extrema que está provocando reacciones muy fuertes. Habrá que ver -y esto se sabrá el año que viene- si se repite la historia de todas las presidencias democráticas o la excepción de De La Rúa".

- ¿Habrá unidad de las cúpulas sindicales? (Escuchar completo clickeando acá):

"Yo no sé si va a haber esa unidad o no. Se ha hablado mucho de esa unidad, en el acto del 29 de abril se anunció que el 22 de agosto iba a estar la nueva conducción unitaria, pero ese mismo día el sector de Barrionuevo se bajó. Y además hay en este momento una disputa muy fuerte porque Hugo Moyano exige que el secretario adjunto de la nueva conducción sea su hijo Pablo y el resto de las conducciones sindicales no lo aceptan, de modo que habrá que ver si eso se produce. Está anunciada la posibilidad, existe la posibilidad, la probabilidad no es baja, pero yo no lo daría por seguro todavía. Y al margen de esta posibilidad de esa reunificación de las cúpulas, también está el tema de la movilización contra las políticas del actual gobierno, donde hay muchas diferencias entre sindicatos. Además una cosa es aquí, en la Capital o en el Gran Buenos Aires, y otra cosa es en el interior del país. En el interior del país la unidad existe de hecho, ustedes conocen muy bien lo que fue el plenario de Rosario, la declaración de la Corriente Sindical Federal, ahí participaron gremios de las distintas CGTs, de las CTAs, sin diferencias entre ellos y con una declaración muy distinta de las que manejan las cúpulas nacionales de las distintas centrales. Son realidades muy distintas que coexisten y hay que contar con todas ellas porque todas tienen un elemento de la realidad.

El proyecto de blanqueo y la amenaza a la libertad de información (escuchar completo clickeando acá). [El proyecto inicial de la ley de blanqueo de capitales intentaba imponer el más absoluto secreto de toda la información fiscal -obtenida por la AFIP, la UIF, los jueces o empleados judiciales- sobre el proceso de blanqueo. Este secreto incluía el castigo a periodistas o a ONGs que pudieran filtrar información sobre los capitales blanqueados].

"Leí completo el proyecto de ley y encontré esto, el artículo 85, que me llamó mucho la atención, lo publiqué el domingo. Ya ha habido una serie de reacciones a partir de entonces muy fuertes y desde el gobierno están diciendo que lo van a modificar. Ahora, que lo hayan incluido es muy llamativo. (...) Acá lo más llamativo no es el secreto fiscal [que siempre existe] sino, por un lado la extensión al periodismo, y por el otro la contundencia del castigo: [si se difunde periodísticamente un caso de blanqueo]: una multa equivalente al dinero blanqueado por la persona sobre la cual se informe. Lo cual plantea una situación absolutamente intolerable, porque se supone que, cuanto más grande es la cantidad blanqueada y cuanto más notoria sea la personalidad de quien lo hace, mayor será el interés público [por conocer la información]. Y eso justamente es lo que más se castiga. (...) Es un disparate que no se va a poder sostener".