jueves, 9 de junio de 2016

Roma gobernada por una Mujer (y del M5S)




por Lidia Ferrari

Quizá Roma, la Ciudad Eterna, tenga la primera jefa de gobierno desde hace tres milenios. Roma, la ciudad fundada por Rómulo y Remo, el centro del mundo de Occidente por tanto tiempo. Roma, Caput Mundis, quizá tenga la primera mujer sindaco (intendente) de su historia. Y el acontecimiento no es solamente porque se trata de una mujer, claro. También son mujeres la Merkel, lo fue la Thatcher, la Clinton… No es sólo el acontecimiento que, en un mundo del poder secular masculino, gobierne una mujer. Se trata de una joven e inteligente mujer que, además, proviene de las filas de un movimiento también joven, también atípico, también fuera de los milenarios feudos que han gobernado Roma, la sede de la burocracia italiana por excelencia. Es cierto que los romanos ya no son los de la Roma Antigua. Se han modernizado. Sus mafias son capitales –así se llamó la última investigación que hizo caer al Sindaco de Roma, donde se enlazaban mafia y partidos de izquierda y derecha: todos. Mafia Capital mostró que Roma está infestada de mafia, de corrupción, de degradación cultural, de “inciucio” (negociados) entre la clase política, la mafia y las empresas. Es en este contexto pos berlusconiano, donde Renzi es adalid desde la supuesta izquierda de un proyecto neoliberal bien entrazado como en muchas partes del mundo, en este contexto, donde una mujer del Movimiento 5 Stelle sacó 35,25 contra el candidato del PD, que sacó 24,87. Tiene muchas posibilidades de ganar el ballotage y convertirse en la primera mujer Sindaco de la historia de Roma (es necesario aclarar que en Italia no hay demasiados nombres femeninos en la política).

Lo que hay que decir es que Virginia Raggi, la joven política del M5S, forma parte de un conjunto de jóvenes que han llegado a la política de la mano de Beppe Grillo, pero que han tomado vuelo propio, en un mundo en el que para ellos están dirigidos todos los golpes y todas las acusaciones. Todos los medios están en contra del M5S. Están fuera de la casta heredera de un corporativismo ancestral, donde la política es uno de los grandes negocios italianos. Como lo dice un periodista, la nueva Mafia 2.0 no hace “inciucio” (pactos secretos) con la política. Los políticos son la mafia. En este contexto tan viciado surge este movimiento reciente, por fuera de los cánones conocidos de la política. Por eso los acusan de antipolíticos. También desde cierta izquierda académica o “radical chic” se los ve como un engendro populista: conocemos bien las acepciones que la palabra populista conlleva. 

El M5S no responde a los cánones clásicos de la política. Hasta se podría decir por fortuna, en esta Europa donde los partidos de izquierda han llegado al poder a implementar las recetas neoliberales con las cuales se enfrentaban en campaña electoral. Es en este contexto que surge este movimiento con la dirección de Beppe Grillo, que no es candidato a nada pero ha encendido la llama de una parte del pueblo italiano. Estos jóvenes recorren todo el país, pueblo por pueblo, llevando su voz que declama varias cosas, algunas casi surreales para el discurso de la política italiana. Ellos proclaman la “honestà”, dicen que la honestidad se pondrá de moda. Como los sueldos de los políticos en Italia son enormes, ellos todos los meses se descuentan un porcentaje importante de su salario, que va a un fondo común, junto con el dinero del reembolso electoral, que en Italia es millonario. En estos tres años que han llegado al Parlamento han reunido mucho dinero que fue a parar a fondos de ayuda a las Pymes. Pero son las principales víctimas de los poderes mediáticos. Cuando uno ve quiénes los critican, algunas cosas se aclaran.

Es interesante escuchar a estos jóvenes que están tratando de enfrentar a una de las marcas registradas de la política italiana: la corrupción. Si vencerán la pelea frente a estos colosos, está por verse. Mientras tanto hay más de 130 parlamentarios y también intendentes del M5S en algunas ciudades de Italia. Que en Roma, el 6 de junio, haya alcanzado Virginia Raggi el primer lugar en la votación es una noticia de ruptura con un mundo, el italiano, muy, pero muy habituado a que nada cambie. Roma, gobernada por una Mujer y del M5S. Suena imposible, pero quizá se convierta en real.