sábado, 18 de junio de 2016

Terrorista es quien aterroriza al pueblo y ellos, desde el estado capital, son los expertos


Yo sería criminal si fuera un ladrón de juventud
que impone a sus trabajadores condiciones de esclavitud.
Sería criminal si lucrara con la salud
obligando al pobre a escoger endeudamiento o ataúd.
Sería criminal si fuera el dueño de FASA
y pagara una multa con que ni se inmutan mis ganancias.
o si fuera un buitre, un pirata de la educación
que no gasta en pupitres ni la mitad de su plata de subvención.

Yo sería ladrón si me llamara Piñera
y si mi principal inversión estuviera en La Moneda.
Si cobrara tazas usureras por viviendas sociales
o construyera edificios letales pa’ ahorrar en materiales.
Si reabriera la mina sabiendo que es peligroso,
sin importarme las vidas, solo mi lucrativo negocio.
Si tratara con una vara al tramposo que es famoso
pero con otra vara al que yo considero menos valioso.

Yo sería antisocial si fuera un cardenal
que oculta información de la verdad de un violador con sotana.
O si acordara pagar estudios de impacto ambiental
inexistentes pa’ seguir contaminando legalmente.
Yo sería malhechor si pusiera en la tele
los programas que hoy día educan a muchos niños de ocho y nueve.
Seguramente, si yo fuera diputado, sería un delincuente organizado
haciendo negocios con el estado.

Yo sería criminal si hiciera todo eso
pero lo más vergonzoso es que no iría nunca preso.
Y si ahora constituye delito decir lo que pienso,
la Violeta ya lo dijo: “preso voy también sargento”.
Sería justificado criminalizarme
si yo del Transantiago fuera de los principales responsables.
pero ya ven, los pobres son los que siempre cumplen condena,
dentro o fuera de la cana, con o sin cadena.

Yo quisiera encerrar a mucha gente
comenzando por el mismo presidente.
En las Condes viven muchos delincuentes,
pero no viven en okupas precisamente.
¿Quiénes son los responsables del terror
con que crecen siempre los niños de la población?
¿Quién tortura con la economía lentamente?
¿Y a cuántos de mi pueblo han matado impunemente?

Yo sería terrorista si fuera carabinero
y escudado en mi placa asustara y abusara del mundo entero.
Si fuera Fuerzas Especiales pa’ asesinar tendría fuero,
y si alguna vez me devolvieran mis balas, sería bueno.
Yo sería el terrorista si persiguiera por sus ideas
a cualquiera que no piensa como yo en el tema que sea.
Sería terrorista si fuera un tribunal de justicia
y terrorista sería si aplicara la ley antiterrorista.

Sería terrorista si disparara a quien luche
por recuperar su tierra ancestral, como los mapuches.
Violentista sería si mando a reprimir cualquier movilización
que cuestione este orden injusto que nos toca vivir.
Yo sería terrorista si tuviera una lista de organizaciones y activistas
a quienes puedo hacer visitas a cualquier hora de la noche,
sacándolos en pelotas, a punta de escopeta,
en el piso, sin preguntas, sólo con golpes.

Sería terrorista si infundiera el terror
a partir de puras evidencias plantadas y especulación.
Sería terrorista si usara cualquier excusa
pa’ tratar de justificar cazas de brujas en casas okupas.
Sería terrorista si fuera capitalista
y orquestara toda esta mafia judicial que me beneficia
con testigos pagados, fiscales coimeados, tribunales militares,
cargos inventados y juicios abreviados.

Sería terrorista y mucho peor que Al-Qaeda,
si fuera la sesgada prensa que una sola versión entrega,
demonizando al que lucha, con la capucha o sin ella,
por el simple hecho de defender derechos que el rico nos niega.
Terrorista es quien aterroriza al pueblo y ellos,
desde el estado capital, son los expertos.
pues si estuviera vivo y volviera al templo Jesucristo,
lo arrestarían y acusarían de subversivo a él mismo.

Yo quisiera encerrar a mucha gente
comenzando por el mismo presidente.
En las Condes viven muchos delincuentes,
pero no viven en okupas precisamente.
¿Quiénes son los responsables del terror
con que crecen siempre los niños de la población?
¿Quién tortura con la economía lentamente?
¿Y a cuántos de mi pueblo han matado impunemente?

Soy un eterno enamorado de mi hermoso pueblo amado
pero lamentablemente a muchos de ustedes los tienen engañados.
No es su culpa, ellos nos infunden temor,
nos inventan enemigos y nos educan en el terror.
Es toda una gran maniobra de distracción
para desviar la atención del único verdadero ladrón y asesino.
Pa’ prevenir cualquier atisbo de rebelión.
todos saben que no hay mejor estrategia que la división.

Esta canción no la tomen como confesión,
usen comprensión de lectura pa’ adivinar mi intención.
Son cosas que muchos de ustedes mismos las han vivido,
pero es difícil conectarlas y analizarlas pa’ que tengan sentido.
Se los digo: creo que aún nos falta mucho,
pero mientras tanto, pa’ aprender, yo canto y lucho.

Cada cual va a buscar su lugar y su aporte,
dice “Rap” en mi carnet, “Rebelde” en mi pasaporte.
Y, por si acaso, yo de anarquista no tengo un pelo,
pero sí se lo que es tener en cana a un compañero.
Si el capital mundial no tiene fronteras,
entre revolucionarios, bueno, tampoco debe haberlas.
Esto no se trata de a quién uno le pone o no la fianza.
Políticamente con los cabros tengo mi distancia
pero de algo estoy seguro: yo lucho por la misma razón:
liberar al mundo del yugo de la opresión.