Cadete





Hormiguita Ocaña, primera candidata a diputada nacional de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires,
desconoce el caso Maldonado: "Ni el gobierno va a durar...".

viernes, 21 de febrero de 2014

Carrasco ahora apoya a los golpistas de Venezuela: el morbo de verlo autodestruirse a la vista de todos.



En su blog carrasqueroso su editor volvió con nuevo post, que dice que la vieja a que le pagamos como presidenta no trabaja: Desde hace 5 meses dice invariablemente lo mismo, como un paciente de TOC. Sin ideas.

Lo malo de Cara-asco no es que se haya pasado al bando cacerolero, haya abandonado la política y se dedique a la injuria y la extorsión .

Lo triste es que esa extorsión con la que amenaza cuenta con credibilidad cero. Ergo hace reir a sus nuevos amigos como algunos se ríen de un muchacho con problemas mentales.

Lo peor es que sus 3 ideas son simplonas, las había instalado Carrió en 2007,  y Carrasco, con el cerebro estragado por consumo de ego, cansa.

¿Hasta cuándo se puede estirar un blog cuando ya no hay nada que decir, cuando su editor se ve movido por una monomanía zonza y resentida?

La sobrevida de Carrasco, ya políticamente fiambre, consiste en que sus boludeces son inmediatamente replicadas por Fontevecchia

Esta réplica tardía del cacerolismo básico encuentra eco después en nota marginal de Clarin, donde los foristas se le burlan por drogón. Nadie, ya más, jamás, le discute de política.

Carrasco inenta conseguir un bolo en programas y espacios cacerolos, apoyando a golpistas de Venezuela, pero sus nuevos amigos le tienen lastima. Lo tratan como a un freak, como se trata a Zulma Lobato o Guido Suller.

La única atracción que sentimos es un resto de morbo para verlo hacerse mierda. Y, ojo, no hablo de sus consumos químicos, sino de su degradación moral.

Ver a un traidor despechado, despreciado por sus compañeros de ruta, celebrado por los que lo consideran un triste monito, revolverse en su propio lodo, da un poco de morbo. El mismo que lleva a ver a fachos como Iorio o un quemado como Pity con curiosidad malsana.

Verlo desmoronarse en público es un espectáculo triste y magnético: hasta que se derrita como un helado en una noche de verano.

4 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

Es Gunga Din http://poesiayramosgenerales.blogspot.com.ar/2014/02/los-gunda-din-de-la-bloguera-y-tweets.html

Carlos G. dijo...

En la peli Hombres de negro (perdón por mentarla justo en este blog, pero viene a cuento) una nave espacial se estrella muy cerca de una casa en las afueras de la ciudad. El dueño sale a a ver qué pasó pero el monstruo que tripulaba la nave se apropia del tipo y se introduce en él usando su apariencia exterior como una máscara para mezclarse con los humanos. No obstante es evidente que el tipo ya no es el mismo, se advierte en sus movimientos que ya no son naturales. Su esposa al verlo se aterra, "sabe" que ya no es él.
No sé porqué el post disparó este recuerdo.

GrouchoMarx dijo...

Pretendiendo emular a don Harold Pinter, me tomé el trabajo de ir hacia atrás en todos los post que involucran a don lucas.

Antes del cortocircuito hay una nota, que tiene 10 meses: http://tallerlaotra.blogspot.com.ar/2013/04/fm-nacio-mal-no-se-banco-lucas-carrasco.html
Ahí entre otras cosas, sostuviste:
“Lucas es uno de los tipos más interesantes con que puede contar el kirchnerismo para comunicar”
Y una frase lapidaria: “Lucas era un atisbo de un lenguaje distinto para un país distinto. Demasiado divertido, incierto, contradictorio, frontal, valeroso y leal como para caber en un nido de víboras.“ LEAL. Su mayor virtud.
Varios tipos que respeto salieron en malón a defenderlo al pobre lucas maltratado por la burocracia radial.
Salvo uno (el hombre suburbano) que reconoció que el pibe se había ido de mambo, el resto fue absoluta solidaridad. Me abstuve de opinar por ignorar como había sido la cosa (me salvé).

Después de un montón de notas donde el tipo daba profesión de fe K, llego al postre:
http://tallerlaotra.blogspot.com.ar/2012/06/la-otra-banca-lucas-carrasco.html
Y recuerdo que todos le pegamos a Dante Palma (desconociendo los entretelones fuera de cámara) simplemente por su grosera interrupción.
A mí también me cayó mal lo de Palma. Pero hoy tiendo a sospechar cuál fue el motivo que llevó a un tipo generalmente calmo a tan brutal interrupción.
A lo mejor se avivó antes que nosotros.

Hoy, supongo, estarás tentado a olvidar tanta pelota dada a este personaje menor, cuyo blog hoy es más bizarro que una página de Seprin y está pidiendo a gritos que lo lleve Lanata a su programa debut del 2014.

Saludos

Oscar Cuervo dijo...

Nada se olvida: si no hubiera escrito aquello, no estaría escribiendo esto.