martes, 21 de abril de 2015

BAFICI: Transeúntes

de Luis Aller (2014, España)


por Carmen Cuervo

La película narra varias historias en la ciudad de Barcelona, ligadas a la crisis que afecta a una parte la población de esa ciudad por la falta de empleo y vivienda, a causa del desastre económico de las últimas décadas. Desde el punto de vista político no hay salida, todos los personajes empeoran sus vidas. Pero no se trata sólo de política, la crisis de la ciudad de Barcelona también parece terminal en lo afectivo y no hay mucho lugar para la esperanza.

Pero lo que hace a esta película muy distinta de todas las otras no es su argumento sino su estructura. Fue filmada durante 21 años, tiene más de 7000 planos. Su especial montaje casi nunca deja que el espectador vea un plano más que unos pocos segundos. Si el espectador parpadea se pierde algunos segundos; si no lo hace, podría perder la razón. 

Las imágenes muestran a los personajes con distintas edades, algunas escenas se repiten varias veces a los largo del film, igual que algunos diálogos que van tomando nuevas significaciones. Las escenas pasan del color al blanco y negro y hay que tratar de adjudicarle a eso algún sentido. El sonido y las palabras muchas veces no están sincronizados. Es una especie de Godard español, menos intelectual y estético; pero con más humor.

Transeúntes está en la competencia internacional y tuvo su premiere en Buenos Aires.