Cadete





Hormiguita Ocaña, primera candidata a diputada nacional de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires,
desconoce el caso Maldonado: "Ni el gobierno va a durar...".

lunes, 20 de abril de 2015

Macri es el elegido del Círculo Rojo para derrotar al pueblo / Massa juega sus últimas fichas para mantenerse dentro del Campo Magnetto

Baylac es el operador de Massa para que lo dejen entrar al Círculo. ¿Se acuerdan de Baylac?


Después de conocerse el resultado de las primeras PASO provinciales, el Círculo Rojo redobló las presiones para que todas las derechas opositoras se junten en un gran frente electoral cuyo primer y único proyecto sea derrotar a Cristina en octubre. Hay que decirlo así porque así es: tratan de derrotar políticamente a quien no pudieron derribar con las brutales operaciones que emprendieron en los últimos meses. El Circulo (dirigido políticamente por Magnetto y Techint) ya no tiene tiempo para derribar a Cristina, que llega a sus últimos meses de mandato con un liderazgo poderoso y una capacidad para seguir incidiendo en el futuro peligrosa para el Círculo. Entonces tratan de derrotarla a ella y exclusivamente a ella, se conforman con este objetivo de mínima. Si pudiera, el Círculo sumaria a Scioli a ese frente, pero eso es imposible porque Scioli necesita a Cristina, que pasa por otro gran momento en la consideración popular, y Scioli necesita también a la base social peronista/kirchnerista para ganar y, eventualmente, gobernar el país. Cristina y su base social serían el alimento del banquete si el Círculo ganara.

Los esfuerzos del Circulo se concentran entonces en el principal obstáculo: la candidatura presidencial de Sergio Massa, quien no puede ganar pero le come votos al elegido: Macri. Massa no puede someterse a la humillación ideal a la que quiere forzarlo el Círculo: bajar a pelear la provincia de Buenos Aires, el único distrito en el que cuenta con una construcción propia. Si Massa se baja, estalla el Frente Renovador y muchos de los que todavía quedan a su lado se volverían al FPV o se subordinarían a Macri. Massa, queda en evidencia, se largó a pelear cuando le faltaba un golpe de horno. No puede ser el candidato del Circulo, no puede ser el representante de Macri en la provincia, no tiene chances en 2015 si va por las suyas.

Recalculando, después de una reunión que tuvo con el Jefe, Magnetto, Massa opera para recuperar la idea de una gran PASO nacional en la que participen todos: el PRO, la UCR, el FR, el peornismo, para que ganarle a Cristina (es decir, igual que ahora, pero que Magnetto le permita competir en unas PASO nacionales contra el Preferido). La idea es desesperada y no tiene ningún destino en términos de gobernabilidad. Y vuelve a dejar a Cristina en el centro del ring. El obstáculo para que esa gran PASO antiK se produzca es que Macri no accedería a competir contra Massa y los radicales para ver quién se queda con la candidatura a presidencia del Círculo en octubre. Massa solo puede aferrarse a esa Gran PASO antiK porque no le queda otra para evitar perder el favor de Magnetto y, así, su futuro político.

Aun si el Circulo tuviera éxito en juntarlos a todos, no tienen garantizado derrotar políticamente a Cristina. Incluso quizás ese amontonamiento favorezca la evidencia de que la unica construcción política con liderazgo y programa es el kirchnerismo/peronismo.

Las aspiraciones de Massa son expresadas en el dialogo en twitter del gran bloguero Nestor Sbariggi, uno de los mejores, con Juan Pablo Baylac, que pueden leer al comienzo de este post. ¿Se acuerdan quien ese Baylac? Este:

1 comentario:

Daniel dijo...

Como diría mi abuela: -"Ya no saben que inventar".