La otra.-cine presenta MUJER NÓMADE. Desde este domingo en el MALBA.

martes, 5 de junio de 2018

Se suspendió el "amistoso" entre las selecciones de Argentina e Israel en Jerusalem, después del repudio internacional




Gracias a la presión internacional y pese a las presiones del gobierno argentino férreamente alineado a la ultraderecha israelí y norteamericana, la Selección Argentina de fútbol tuvo que suspender el partido "amistoso" que Argentina e Israel iban a jugar en Jerusalem, cerca de la zona donde los palestinos están siendo masacrados por el ejército israelí. Esta presión se hizo sentir hasta en Barcelona, en el alojamiento en el que están situados los multimillonarios (algunos notorios evasores de impuestos) que integran la Selección Argentina. 

Por las redes circularon imágenes donde jóvenes militantes palestinos pisoteaban la camiseta de Lionel Messi (quien hace pocos días se sacó una foto sonriente con Macri).

La Federación de Fútbol de Palestina pidió a los "millones de fanáticos palestinos y árabes que quemen la camiseta de Lionel Messi" si Argentina juega ante Israel un amistoso antes del Mundial de Rusia. Lo declaró el titular de la federación palestina y general de división, Jibril Rajoub, al finalizar un encuentro con Eduardo Lionel, representante diplomático argentina en Ramalá, Cisjordania. Rajoub afirmó que los palestinos "no aceptarán en ningún caso el amistoso"que se juega el sábado 9 en Jerusalén. El partido iba a ser jugado en Haifa, sede original, por presión política del gobierno de ultraderecha que está masacrando a los palestinos a pocos kilómetros de la cancha donde esta vez se iba a jugar.

"Messi no debe jugar para limpiar la imagen de la ocupación israelí y sus crímenes", afirmó Rajoub. En el comunicado difundido por la federación palestina pidió a su par argentina que reviera la decisión de disputar el amistoso. Rajoub comparó lo que está pasando "en Palestina con lo que ocurría en Europa en los años 30" y luego invitó a Messi a no jugar a riesgo de "perder millones de fanáticos".

El amistoso se iba a jugar en el estadio Teddy Kollek, en el vecindario de Malha, Jerusalén, donde fue destruida una ex aldea palestina durante la guerra con Israel hace 70 años. Rajoub recordó a Lionel que los jugadores palestinos viven "bajo ocupación y que muchos de ellos fueron arrestados, asesinados y expuestos a restricciones además de la destrucción de las estructuras deportivas".

Desde que se anunció el "amistoso" el movimiento de Boicot y Desinversión de Israel (BDS) y los diputados árabes en el parlamento del estado judío buscaron la forma de frustrar el duelo ante la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). También se instó a los jugadores dirigidos por Jorge Sampaoli a no participar del amistoso, cuyas entradas se agotaron en veinte minutos por la demanda de los fanáticos locales, tras el traslado desde Haifa, norte del país donde hay una fuerte presencia de árabes israelíes. En cuanto se confirmó el partido, se decidió que se jugaría en Jerusalén, con la dudosa excusa de que es "el lugar más adaptado para un partido tan prestigioso", según destacó el ministro de Cultura y Deportes de Israel, Miri Regev. Ahora el clamor internacional hizo retroceder al gobierno macrista y las autoridades de la AFA.

El DT argentino Jorge Sampaoli ya había manifestado su disconformidad con la disputa del "amistoso", porque el arreglo implicaba interrumpir la preparación para el Mundial e incluía traslado desde Barcelona hasta Israel y actividades como la visita al Muro de los Lamentos, que cercenaban minutos de descanso o entrenamiento

Había dicho Claudio Morresi:

"La única razón por lo que la Selecion argentina juegue en Jerusalén es por una presión del gobierno a la AFA. Llevar a Leo Messi y al resto del equipo a una ciudad donde existe un conflicto internacional, solo se entiende por algun negociado del gobierno, que expone a un peligro innecesario al equipo nacional. Si el pueblo Israeli quiere ver a la selecion argentina lo lógico sería que la lleven a jugar al El estadio Ramat Gav de Tel Aviv que tiene capacidad para 10.000 personas más que el Teddy Kolen de Jerusalén. Según la Asociación de Futbol de Palestina el campo originario donde se iba a jugar era el Sami Ofen de Haifa y que por la presión política se trasladó al Estadio de Jerusalen. De esta forma se esta usando un partido de fútbol como una herramienta política del gobierno Israelí para normalizar la anexión ilegal del ocupado Jerusalén Este. Permitir que la selección argentina sea utilizada en un conflicto internacional es una irresponsabilidad del macrismo".

1 comentario:

guillermo p dijo...

Grosero error diplomático de Israel.
Jugaba Messi estúpidos. Mañana es tapa en todos los medios del mundo.
"Cuando veas al enemigo equivocarse, no lo distraigas"

La mejor jugada en la historia del futbol argentino.
Un homenaje a J. Cruyff.
Esto mueve más el amperímetro mundial que el traslado de la embajada de USA y sus socios menores, que parece ahora que nuesta diplomacia no va a convalidar (no es que no quieran,después de esto no pueden).