Cadete





martes, 1 de octubre de 2013

Charly en el Colón

Cómo llegás a ser el que sos

Fotos: La MaGa Fotografia y propias.

CHARLY EN EL TEATRO COLÓN - 30/09/2013 - LISTA DE TEMAS

01. DILEANDO CON UN ALMA
02. NO TE ANIMÁS A DESPEGAR
03. DESARMA Y SANGRA
04. REJAS ELECTRIFICADAS
05. TANGO EN SEGUNDA
06. EL AMOR ESPERA
07. NO TE DEJES DESANIMAR
08. PROMESAS SOBRE EL BIDET
09. MONÓCULO FANTÁSTICO
10. ANHEDONIA
11. RELOJ DE PLASTILINA
12. CONSTANT CONCEPT
INTERVALO
13. YENDO DE LA CAMA AL LIVING
14. 20 TRAJES VERDES
15. LOS DINOSAURIOS
16. CUCHILLOS
17. EITI LEDA
18. VOS TAMBIÉN ESTABAS VERDE
19. FAX U
20. PARTE DE LA RELIGIÓN
21. NO ME VERÁS EN EL SUBTE
22. HAPPY AND REAL
BIS: 23. INCONSCIENTE COLECTIVO

Noche inolvidable, algo más que más música. De su prodigioso repertorio Charly eligió para su llegada al Colón una zona frágil, de delicada melancolía, algo desviada de los hits más reconocidos. No un grandes éxitos, sino sus páginas escogidas. Personalmente, acá estuvieron casi todos mis temas preferidos -falta alguno, obvio, "Andan", "Waitin" o "Kurosawa", que podrían responder tranquilamente a este criterio de selección, es imposible complacer a todos. Pero no sé si a esta altura yo soñaba -creo que ya no- volver a escuchar en vivo "Happy and real", "No me verás en el subte" o "Vos también estabas verde", una verdadera bendición: el tono íntimo, el susurro a punto del quiebre: "otro whisky y ya van mil/ yo me pregunto entonces si aún estarías aquí/ cuando yo no era nadie y no tenía plata en el bolsillo./ Me escapé sin pensar/ escuché a los Beatles y me fui a buscar la soledad/ y vos también estabas verde...". Escuchar un tema así, unos temas así... ¡en el Colón!, por parte del mismísimo en plena posesión de su fina sensibilidad, es algo de lo mejor que yo puedo esperar de la vida. 

Charly viene releyendo su obra desde su "vuelta subacuática" en Velez del 2009. Las estaciones de ese viaje pasaron por las tres veladas diferenciadas de 60 x 60 del año pasado, para desembocar en estas Líneas Paralelas, Colón 2013. Esta ocasión fue pensada no para resaltar el lado más sinfónico de su obra, sino para apreciar los matices tímbricos que aportan a cada canción las secciones de esta formación: los dos cuartetos de cuerdas, la banda de rock, los sintetizadores tocados por Charly y el Zorrito. Y lla particularísima voz de Charly, que reconquista a cada paso una expresividad que compensa la pérdida de volumen.

Un recital para escuchar, para poner en foco las virtudes menos obvias de su obra impar: esa fragilidad, esa línea contingente en el que su inspiración aparece tímida y vacilate, no el poderoso himno épico -que sí aparece en "Eiti-leda", a pesar de que incluso esta canción tiene un núcleo frágil en el que reside su encanto imbatible- sino esas partes donde la secuencia melódica se desarma, y sangra. En ese sentido, antes del intervalo hay un momento en el que Charly reescribe (por primera vez en vivo) un tema muy poco conocido: un instrumental de Say No More llamado "Constant Concept", en el que se suma Bernardo Baraj para aportar una calidez negra a la estructura irregular que dibuja la orquesta. Un momento para dejarse ir por los meandros de la inspiración de un creador al que nunca podremos a reducir a una fórmula. Charly es un genio irreductible. Con un criterio similar, el tema de cierre antes del bis es la desconcertante balada Happy and real, otra gema secreta, cantada con precisión y gusto por Bernard Fowler, cantante de los Stones. Los dos invitados especiales de estos conciertos vinieron así a sumar matices delicados y no espectacularidad.

Cuando Charly se decide a rockear, esta vez no toma decisiones obvias, sino que elige grandes composiciones en las que aflora un dramatismo áspero: "Fax U" o "Dileando con un alma". Quizá los momentos claves del recital, por su mezcla de voltaje emocional y delicadeza extrema, se encuentren en la refinada elegancia de "No te dejes desanimar" y en su inesperado duetto con la voz de Mercedes Sosa en "Cuchillos". No fueron la explosión rítmica ni el coro multitudinario los recursos a los que apeló Charly para dotar a esta noche de su estatura histórica. Cuando la explosión y los coros llegaron (en el final de "Eiti-leda", en la épica de "El amor espera", en la comunión de "Inconciente colectivo"), funcionaron como desembocaduras de una concentración previa.

Una noche hermosa. Otra.

2 comentarios:

ayjblog dijo...

yo tambien estuve ayer, y agradezco las fotos

Oscar Cuervo dijo...

Las mejores fotos del post no las saqué yo, sino de La MaGa Fotografia.

https://www.facebook.com/LaMaGaFotografia?directed_target_id=0

Saludos