Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

martes, 1 de octubre de 2013

El massismo habla así: para que no se entienda un pomo qué se proponen hacer

DESIERTO DE IDEAS

"PARA MÍ EL TIEMPO DE LA ACCIÓN YA PASÓ. ENVEJECÍ. AHORA ES EL TIEMPO DE LA REFLEXIÓN". JEAN LUC GODARD("LE PETIT SOLDAT" 1960)

La letra chica




Paulatinamente, la lógica dinamizadora de la interna peronista bonaerense pos-PASO va dejando atrás clivajes extraños al elector de nuestra tierra que la exportación porteña quiso traficar sin éxito por la vía politológica. Parte de la dialéctica cupular del efepeveísmo gubernamental irradió ese lenguaje electoral rígido que tensionó y debilitó las candidaturas provinciales del oficialismo, partida por la agenda que instaló el FR con una dosificación táctica (a una respuesta, un nuevo tema, y así) que ante cada aceptación fáctica del gobierno, confirmó a Massa como el cauce natural de una mayoría silenciosa que vino a poner en una escena más franca lo que sistemáticamente la administración presidencial escondió detrás del árbol del 54%.


En la región latinoamericana ya se toma nota: hay que armar una gobernanza distributiva compatible con el crecimiento a la baja que se viene. Para los gobiernos esto significa repensar alianzas económicas, manejos estatales de la macro, reformas educativas, cierta clase de concertación sindical que comprenda mejor la tramitación de la contenciosidad, nuevas llegadas a la práctica territorial de la asistencia social que estén un poquito por encima de poner guita en el bolsillo del pobre, es decir, amplios márgenes programáticos que están en la cabeza del nuevo proyecto de poder peronista del 2015, pero que empiezan ya a discutirse después de octubre como parte de la interna política sobre el dominio del Estado, la gestión y los recursos en todos los niveles jurisdiccionales. (Completo acá).

Mientras Luciano Chiconi te enrosca la víbora con una jerigonza pseudo-politolo-sociológica, Massa se reúne con los cumpas de la Rural; Omix te lo dice clarito. Citar a Godard para esto...

No hay comentarios: