Foto: Nadia Albarracin


sábado, 19 de octubre de 2013

Padre e hijo: Tim Buckley & Jeff Buckley

El domingo a la medianoche en La otra.-radio. FM La Tribu. 88,7. Online






Soy una piedra que rueda, solo y perdido
por una vida de pecado yo pagué mi precio
cuando me ven pasar todo el pueblo dice
es un hombre más en la carretera perdida.

Sólo un mazo de cartas y una jarra de vino
y la mentira de una mujer hacen una vida como la mía
ah, el día que nos conocimos, yo me descarrié
y empecé a rodar por esa carretera perdida.

Yo era sólo un chico, de casi 22
ni bueno ni malo, sólo un pibe como vos
y ahora estoy perdido, es demasiado tarde para orar
Seńor, ya pagué mi precio en la carretera perdida.

Ahora, pibe, no empieces a vagabundear
en este camino del pecado destinado al dolor
seguí mi consejo, o vas a maldecir el día
en el que empezaste a rodar por esa carretera perdida.

3 comentarios:

jfc dijo...

Mi tag estupidas (y muy tristes) canciones de amor. Heroina, agua y muerte
el no soy lo quedeberìa.wordpress.com

Coincidencia musical!

jfc dijo...

Una vez escuché un comentario acerca de ¿qué hace una buena canción? según Carmen Guzman, notable guitarrista, compositora, la variedad , tenes una tonada, o melodía, no se el nombre, y según el momento varias, sorprendes un poco al oyente, (Yo) Hoy escuché esta canción del malogrado pibe padre de su malogrado hijo, también escuché la del otro blog, ambas son lo contrario de lo que aconsejaba la vieja Carmen, este tipo de canciones me hacen acordar a las que cantaba Juana Molina con su hermana, en fin, no me gustó. Quizás soy una burra musical, pero prefiero que me seduzcan un poco. sds

Oscar Cuervo dijo...

Quizá.