Cadete





Hormiguita Ocaña, primera candidata a diputada nacional de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires,
desconoce el caso Maldonado: "Ni el gobierno va a durar...".

domingo, 26 de enero de 2014

Las películas del momento: Escándalo americano, El lobo de Wall Street, La vida de Adele, Gravity, Museum Hours, Blue Jasmine...

Esta noche hablamos de cine en La otra.-radio. FM La Tribu. 88, 7. Online



Escándalo Americano: ¿La favorita del Oscar? ¿Cómo dijo? ¿10 nominaciones? ¿Le puede llegar a ganar a El lobo de Wall Street o Gravity? ¿Me está jodiendo? ¿Este subscorsese? ¿Este patchwork de oldies de los 70? ¿David O. Russell? Me está cachando, ¿no?


El lobo de Wall Street

POR QUÉ ALGUIEN COMO SCORSESE ES UN GRAN AUTOR CINEMATOGRÁFICO

Este es Scorsese por sí mismo. Uno de los últimos creadores de formas del cine americano. 

Scorsese hace lo que mejor sabe, abismar la conciencia subjetiva de los winners/losers de la sociedad USA. Pregunta qué es el punto de vista.

¿Por qué alguien es un buen director? Porque está del lado correcto: no. Porque juzga a sus personajes: no. Porque hace lindas imágenes: no.

¿Porque está en el bando de los buenos? No. ¿Porque condena a los malos? NO ¿Por ser llevadero? NO!

Scorsese hace la cosa tan bien que algunos se desorientan totalmente: esperan que condene la delación o condenan que perdone a los delatores. Como si el cine fuera el lugar del Juicio, un dispositivo judicial. ¿Debería Hitchcock condenar el asesinato en las bañeras?

¿Tendría Fassbinder que condenar el suicidio? ¿Tod Browning condenar el vampirismo?

Si el cine se dedica a condenar, ¿los jueces van a hacer películas?

Mucha confusión al respecto. Difícil que gane el Oscar: demasiado buena. (Hay más sobre esta película acá).


La vida de Adele: de Abdellatif Kechiche, película que me resulta difícil de analizar, quizás porque las ideas involucradas son demasiado sencillas: hasta diría simplonas. Pero efectiva en su funcionamiento orgánico. Se sostiene bien en su larga duración y se va diluyendo en el recuerdo. Un melo, en el fondo demasiado convencional en su concepto, a pesar de su audacia erótica, que parece exigir una respuesta intensa. A muchos críticos les ha encantado.Un sector menor la odia. Yo ni ni. Un interrogante a develar en el futuro de Kechiche. 


Gravity: de Alfonso Cuarón. Un milagro del mainstream. El cine americano (aunque el director sea mexicano) todavía puede encontrar formas nuevas para géneros que parecen haberlo dado todo. Su estilismo tan elegante, su forma tan depurada, parecen decirnos que aún el cine puede ser clásico sin parodiar ni restaurar ni ironizar ni camelear. Gravity plantea preguntas cruciales en la era de la imagen digital: ¿qué es el espacio cinematográfico? ¿qué son la pesadez y la ligereza? Cuarón muestra que tiene una gran visión cinematográfica y la viene desplegando sin prisa y sin pausa. Si sigue así, se va para la estratósfera.


Museum Hours: quedan pocas funciones para ver esta hermosa película de Jem Cohen. El hilo conductor no son las cavilaciones sobre los museos y las artes plásticas. Más bien forman parte de una deriva conversacional donde a los momentos hablados les siguen otros meramente mudos, o cantados. A veces las palabras pronunciadas aparecen en simultaneidad con imágenes aparentemente (o realmente) desconectadas de ellas: vistas de la ciudad de Viena, escenas callejeras, edificios, palomas, árboles, cielos, cables que atraviesan el cielo, restos de objetos tirados por la calle, basura, gente sola o acompañada.Conviene no perdérsela en las funciones que quedan: será difícil de conseguir una vez que baje de cartel. Más comentarios acá.



Blue Jasmine: ¿Queda algo por decir de Woody Allen? Mientras él mantenga su pulso cinematográfico inigualable, queda todo por decir. Larga vida a Woody.

Esta noche hablamos de cine en La otra.-radio. Crítico invitado: Lautaro García Candela. También viene Federico Kucher, periodista especializado en economía, para hablar de imaginen qué. FM La Tribu. 88, 7. Online

4 comentarios:

Analia dijo...

Dale amigo que veo? me interesa mas lo de cohen me parece q va mas con mi estilo. a Leo no me lo banco. dime tu.

julieta eme dijo...

de esta lista solamente vimos El lobo... y Blue Jasmine. el otro día leí que Gravedad se re estrena a fines de febrero...

Oscar Cuervo dijo...

Analia: Museum hours y El lobo son ambas muy buenas y muy distintas. El lobo es Scorsese autentico, Museum es mas reposada e intimista.

Juieta:
Cuando se reestrene Gravity, ojala sea en el Imax. Es muy buena!

comentandocine.com dijo...

Pensemos por un momento que el título del filme habla de “la vida de Adèle”. De toda su vida, no solo la amorosa. Es más, el subtítulo dice: “Capítulos 1 y 2″, sugiriendo que puede continuar, más allá de la relación de Adèle con Emma. Los títulos nunca son inocentes, y si el director se decidió a bautizar con este nombre a su obra, debemos tomarlo como un dato importante.
Me sorprende que casi el 100% de las críticas, ya sean a favor o en contra, se dediquen solo a polemizar sobre la naturaleza del vínculo amoroso y descuiden el análisis de otros aspectos muy importantes del filme, que son muchos menos emocionantes, pero que deben ser evaluados si vamos a formarnos un juicio completo de los aciertos y errores de esta película.
¿Cual es la mirada que posa Kechiche sobre las instituciones que retrata?
Las familias muestran a padres e hijos sin peleas ni incomprensiones. Ninguna de las dos protagonistas tiene hermanos, lo que elimina la posibilidad de que por ese lado aparezca algún problema.
La acción política se muestra tibiamente por medio de una manifestación que parece
más un corso de carnaval que el reclamo por mejor educación. ¿Y la policía, y la
represión, y las sanciones? ¡Que distinta la manera de retratar las luchas estudiantiles de Kechiche con la de Assayas, por ejemplo, en “Después de mayo”! Los dos directores franceses, de edades parecidas, divergen radicalmente también en la presentación del tiempo histórico. La de Kechiche no se sabe en que época transcurre, y por lo tanto contra quienes se enfrentan los manifestantes. En “Después de mayo” ya desde el título nos ubica en el periodo del filme.
La educación, es otra institución retratada con una falta de rigor crítico sorprendente y que ningún analista ha remarcado. Muchas escenas se desarrollan en el ámbito de la escuela. Kechiche repite en esta película un interés que ya demostraba por el tema en su anterior “Juegos de amor esquivo”. Un grupo de estudiantes secundarios que conviven en un clima por demás armonioso entre ellos y lo que resulta más inverosímil, con sus profesores. La concentración e interés que muestran Adèle y sus compañeros en las clases, hace que parezcan habitantes de otro mundo. En “Juegos de amor esquivo” el comportamiento de los alumnos es similar, y hasta más irreal, porque se trataba de una escuela marginal. En ambas películas hay una mirada autoritaria de la acción educativa, donde el monopolio del saber está en los docentes, y los alumnos participan solo a requerimiento de éstos ¿no tienen ninguna idea propia para esbozar? ¿están de acuerdo
con todo lo que dicen los profesores? Adèle, que se declara una lectora voraz, a la que no le gustan que le expliquen demasiado las obras, ¿por qué no cuestiona esto en clase o da su punto de vista de lo que leen sin que se lo pida el docente? La violencia, el racismo, el bullying o las drogas, por poner algunos ejemplos de los problemas más comunes en casi todo el mundo, están ausentes en las dos películas de Kechiche.